931

Desprenderse de esa adicción, arrancarse, con rabia, el ancla que te arrastra a la comodidad cuando sabes que esa comodidad es el final del camino que elegiste.

O bien darte cuenta de que no hace falta la movilidad física para sentirte en crecimiento.

Lo peor no es arrepentirte de lo que hiciste o de lo que no hiciste.

Lo que me atormenta es la duda antes de dar el salto al vacío.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
No hay comentarios todavía. Se el primero en escribir uno.