El Arte, y todo lo demás

Seth Godin

La otra noche estuve viendo a Patricia Barber actuar en el Jazz Standard.

Fue una experiencia tremenda. Durante una hora Patricia descubrió un nuevo lugar en el mundo y nos llevó allí a todos con ella. Usó su voz y su piano para hacer arte, allí mismo, en ese preciso momento.

Nadie en la sala dijo «sólo quiere vendernos su disco» o se sintió parte de farsa alguna. Ella estaba allí y sólo pedía que todos en la sala permaneciésemos a su nivel.

Danny Meyer lleva el Standard más o menos de la misma forma. El nivel de servicio y la generosidad que encuentras en sus restaurantes no son manipulaciones diseñadas para mejorar beneficios. Es un arte. Un regalo. Una forma distinta de pensar sobre lo que haces y por qué lo haces.

La maravillosa ironía para ellos y para cualquiera de nosotros es que este tipo de generosidad y esta forma de practicar el arte, generalmente luego paga de sobra. En un mundo en el que cada vez más todo es mercancía, resulta que expresiones genuinas de amabilidad y arte tienen más valor que nunca.

¿Sabes cuál es la parte difícil? No es saber hacer arte. No es el talento, o la capacidad. Es simplemente la decisión. Decidir ser un artista en lugar de otra cosa.

Visto en Seth's Blog. Foto de Motril@Digital.

musica arte marketing sethgodin

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
  • #1 por BroderYon el 03/10/2008
    Amen.
  • #2 por Joice el 04/10/2008
    ...y entonces Godin, que sostenía un enorme cigarro de marihuana elaborado cuidadosamente con tres papeles, sonrió y murmuró: "Esta hierba es la bomba Danny."
  • #3 por tiroriro el 06/10/2008
    Estoy deseando ver que da de si este tema. Más importante que la compresión en el nuevo disco de Metallica o las nuevas funciones de Ableton.
    Detras de todos los temas de mercado, descargas, futuro, ventas, musicos millonarios y demás mandangas, deberiamos poder ver o intuir, aunque fuese solo en algunos casos, verdaderos artistas que te emocionan con una frase, una linea de bajo, un redoble de bateria o simplemente con hacerte sentir que te están explicando algo que es como si lo hubiesen hecho especialmente para tí.