"Autoplagio"

Hubo una melodía que hice de niño, durante una época era la que más me gustaba, no recuerdo que título tenía. Pero había algo que me preocupaba, tenía la sensación de que no la había hecho yo. Bueno, sí la había escrito yo pero tras hacerla percibía que quizá podía ser algo que hubiera escuchado anteriormente sin darme cuenta. Me resultaba familiar. Lo curioso es que esta sensación se produjo días después de hacerla, no en el momento en que se me ocurrió.

Con el tiempo descubrí que no existía ninguna melodía como aquella, quizá por intuición o de casualidad había logrado componer una melodía que me evocaba la misma sensación que otras que me gustaban, eso me llevó a pensar que esa melodía ya la había escuchado. En realidad lo que se repetía en mí era la sensación, no la música que la transmitía.

Más adelante, conforme me he ido formando (el proceso continúa actualmente y dudo que deje de hacerlo nunca...) he ido llegando a la misma “conclusión” musical que otros autores, es decir, he acabado realizando movimientos musicales muy similares a otros conocidos. Cuando esto ocurre automáticamente lo rechazo, no por las consecuencias legales que pudiera tener (probablemente ninguna ya que se tratan de elementos muy breves y que no llegan a ser realmente idénticos) , sino porque eso ya lo ha dicho otro/a tipo/a. ¿Qué me aporta a mí o qué le aporta a quien la escuche que vuelva a repetirlo yo?

De chiquillo mi intención era emular las sensaciones que me transmitían los temas que a mí más me gustaban, quería sonar como ellos. No en cuanto a sonido, sino a la emoción que recibía de esos temas que me ponía una y otra vez sin cansarme de escucharlos.

Ahora quiero lograr transmitir las sensaciones que me gustaría escuchar en piezas que no existen y que no encuentro en ningún sitio (otra cosa es que lo consiga), salvo que me vea obligado si es un encargo. En todo caso, suelo separar bastante el concepto de la música de encargo, algo más funcional, de la música que te encargas a ti mismo para proyectos propios, libre completamente. Ahora distingo claramente esos dos conceptos. No sé cuando fue el punto de inflexión, probablemente fuera algo progresivo. La cuestión es que ya no percibo la sensación de que pueda estar “copiando”. Salvo, en ocasiones, a mi mismo.

El autoplagio es un delito, lo es cuando has firmado un contrato de exclusividad para un tema y luego realizas uno muy similar (lo suficiente para que se considere plagio) para otro proyecto.

Pero al margen de contratos y conflictos legales, el autoplagio o el “semi”autoplagio es algo habitual en muchos artistas. No pondré ejemplos por no molestar a nadie en particular, pero dudo que haya alguien al que no se le ocurran un gran número de artistas, del panorama musical nacional e internacional, que realizan canciones que recuerdan “demasiado” a otras que ya habían hecho en el pasado (quedándose, habitualmente, a un nivel más bajo que las originales, en una sombra de ellas). Esto, para mí, en algunos casos llega a su máxima expresión cuando el artista directamente realiza versiones, o “revisiones” de temas que publicó años atrás (en la mayoría de casos deteriorando la versión original).

Intentar repetir algo que tuvo éxito en el pasado para mí no es algo bueno musicalmente hablando. Quizá sí lo sea comercialmente (¿quizá?...), y que sea así pienso que, en parte, es culpa del público que lo consiente, tal vez porque también quiere revivir ese éxito, esa sensación, de nuevo (a mí me ha pasado) o porque en algunos casos no es muy exigente (hablo de la "masa").

En muchos casos se plagia por accidente. Algunos casos famosos de plagio no creo que hayan sido realizados a propósito (igual soy demasiado inocente). Pero el autoplagio no debería ser por accidente, se presupone que uno se conoce a si mismo y las piezas que hace.

De todos modos al igual que existe colesterol del bueno y colesterol del malo, pienso que también existe una forma de “autoplagio” (quizá no sea correcta del todo a partir de aquí esta palabra pero creo que se me va a entender) “buena” y otra “mala”.

La buena es aquella que te hace avanzar, es decir, partir desde donde lo dejaste para evolucionar.

En un tema que hiciste aprendiste algo, en el siguiente desarrollas ese algo e incorporas algo más y así sucesivamente. Probablemente en cada tema haya algo de los anteriores pero también aparecen cosas nuevas y la intención no es la de repetir (esto es lo importante) si no la de avanzar. Todos, además, con el tiempo vamos adquiriendo un estilo personal, eso no es nada malo eso, si se consigue, es fantástico. A eso no le vamos a llamar copiar, le llamamos “estilo”.

El “autoplagio malo” es aquel que no deja fluir la creatividad, que obstruye esas “arterias” por las que ha de pasar esa creatividad, la inspiración, etc. Ese “colesterol malo” está en muchas partes, en las imposiciones de la industria, en la falta de creatividad de algunos autores (quizá por falta de formación también), en parte del público que sólo “busca” escuchar “lo mismo”, en los “talibanes” de un determinado género que lo consideran inamovible y “sagrado”, etc...

El ser humano está programado para avanzar, la naturaleza es así, no se está quieta, evoluciona.

El arte es crear y crear no es repetir, no es tampoco tirar los dados esperando a que sumen doce. Porque entonces uno depende de cómo sople el viento. Un artista controla y prevee que el viento pueda soplar desde cualquier dirección y con más o menos fuerza, pero sabe que el camino no lo condiciona el viento y que la dirección a recorrer va a ser la misma aunque ese viento sople en contra. Uno no es artista porque en su día hizo la canción “A”, uno es artista porque después de la “A” hizo la “B”, luego la “C”, etc...

En un artista sus mejores obras siempre suelen estar por llegar. Pero no llegan a la puerta de casa, normalmente hay que salir a buscarlas. Y es que al público hay que decirle lo mismo: ¡las mejores obras aún no las has escuchado! Y que no espere encontrarlas en la emisora de radio más fácil de sintonizar (llámalo radio, llámalo X), ha de salir a buscarlas.

Juan Ramos

 

¿Te gustó este artículo?
2
Comentarios
  • 1
  • 2
  • #1 por fernando_srap el 03/03/2012
    yo tuve una conversación de un tema muy similar hace tiempo, y lo que si coincidimos los dos es que los autoautores si tienden a modelar de manera bastante parecida sus temas. A mi me pasa muchas veces cuando cojo el teclado y quiero crear una melodía nueva en forma de sample-loop, que inevitablemente toco una melodía que llevo tocando desde que tengo teclado, jejeje , a veces avanzo y otras lo dejo por imposible.Un saludo
  • #2 por MisterOwn el 03/03/2012
    Completamente de acuerdo Juan...
    a mí me ha ocurrido , hablo desde mi posición de aficionadillo a la composición, que he conseguido algún movimiento musical "perfecto" y pensar: No puede ser, mola tanto... que seguro que no es mío... esto ya lo he escuchado :razz:
    1
  • #3 por Blueviolets el 03/03/2012
    Al fin y al cabo nuestra musica siempre es el resultado de todo lo que aprendimos antes y evidentemente eso implica las melodias de otra gente que hemos aprendido a tocar.Por eso yo me negue muchas veces a aprenderme partituras de otra gente.La gente con la que he tocado en el transcurrir de los años tienden a imitar a unos y otros por esa cuestion que aprendieron a base de tocar versiones de otra gente.De todas maneras si no suenas como los demas siempre te tienden a tachar de raro cuando en realidad deberia ser diferente.De todas formas cada musico sabe una forma de tocar que es la que le sale mejor y siempre se cae en el error de ser repetitivo,pero esto es algo que le ocurre a los grandes a los medianos y a todos los demas.Normalmente con escuchar algo de alguien ya sabes que es de el o de alguien que le imita muy bien jejej.
    1
  • #4 por Mahler el 03/03/2012
    Totalmente de acuerdo con todos. También tengo la misma sensación, creo que somos tan humildes con nosotros mismos que hasta nos flagelamos, que cuando nos sale unos cuantos compases que son la leche, enseguida dudamos que sean nuestros y nos rallamos pensando si será de alguien a quien hemos escuchado.
    Pero como también comentáis, esto le pasa a la gran mayoría por no decir a todo el mundo. Ejemplo, Zimmer enseguida lo reconocemos por su típico patrón bestial de percusiones, John Williams siempre repite sus adornitos de flautitas semifusas diabolicas... en fin, supongo que será como el numero de bastidor de cada musico xDD
    1
  • #5 por Malve el 03/03/2012
    Yo creo que es normal, hasta cierto punto que el mismo artista cree varios trabajos similares... Má que intención comercial, siempre he pensado que nuestras capacidades dan para lo que dan.

    Incluso gente como Moby o Mike Oldfield (no me refiero a los Tubular Bells :desdentado: ) que han compuesto diferentes estilos acaban sonando a ellos... Sinceramente creo que es automático.
  • #6 por enriquemateu el 03/03/2012
    Decía el compositor Luis de Pablo a sus alumnos que una regla de oro era estudiar lo que habían hecho los demás para no repetirlo. Creo que Juan Ramón Jiménez dijo que el primero que comparó la lágrima de una mujer a una perla fue un genio y el segundo un cursi. Compartiendo esta visión también comparto el punto de vista del Copyleft que parte de que toda creación es el fruto de creaciones anteriores. Es ya muy conocido como en sitios distantes, entre personas que no se conocían ni mantenían contacto indirecto alguno, "surgían" estilos, propuestas artísticas e incluso descubrimientos científicos simultáneamente. Recuerdo también un estudio del Dr. Sheldrake sobre la teoría de los campos morfogenéticos que supuestamente permiten la transmisión de información entre organismos de la misma especie sin tener contacto físico. Sea como sea, si hablamos de "canciones" hay que reconocer que resulta muy fácil tararear una la primera vez que la oyes. Y esa sensación de que ya la has oído no es más porque, efectivamente, ya lo has hecho millones de veces. Pero escucha música en vez de canciones, o una obra de un estilo ignoto, de un país lejano y verás como no te pasa... O sí :-)
  • #7 por Rubinetto (aka Klóniko) el 03/03/2012
    Estilo, limitación de recursos, comodidad... las causas son múltiples y todos terminamos cayendo en ellas. Se me ocurre que es un recurso más, un punto del que partir, como el que guarda sus plantillas de trabajo para agilizar el proceso creativo.

    Por otro lado, la música popular se basa en patrones y, como tal, están en todas partes, máxime en la actualidad. Pero aunque los ingredientes sean los mismos, depende de la capacidad de quien la cocina para desarrollar algo digno a pesar de que no sea necesariamente original al cien por cien. Por eso pienso que no nos podemos obsesionar buscando esa originalidad perdida, que será loable si se alcanza, pero de lo que se trata es de poner esfuerzo y tesón puesto que el goce está en el camino.

    Me resulta interesante este artículo precisamente ahora que me he impuesto la revisión (por actualizar el sonido) de algunos de mis temas y la utilización de algún boceto guardado para la gestación de canciones futuras.
  • #8 por peritn el 03/03/2012
    Muy bueno, yo creo que a todos los que componemos nos ha pasado alguna vez.
  • #9 por flakolara el 03/03/2012
    Gracias Juan
  • #10 por Solar Seed el 03/03/2012
    ......en mi opinion, es imposible ke tus referencias no florezcan en tus composiciones, los ingredientes son los mismos, es imposible ke el gazpacho no tenga un ligero sabor a tomate, uuummmm no se si me explico :fumeta:
    1
  • #11 por nudillos el 03/03/2012
    Gracias juan por que siempre nos das algo en que reflexionar todo el fin de semana
    Excelente articulo
  • #12 por PYP el 03/03/2012
    Pues si ni James Horner con su famoso "Parabará" que sale en todas sus obras y es plagiado de la sinfonía 1 de rachmaninov, ni John Williams con sus constantes plagios de Chaikovski, son capaces de hacer algo totalmente original, vamos a ser capaces nosotros.

    El plagio es copiar, no "parecerse a".
  • #13 por pacon el 03/03/2012
    Comparto lo que han escrito todos, que bueno es poder compartir estas sensaciones que nos invaden tan a menudo!
    Me quedo con la acertada frase de solar_seed: "es imposible que el gazpacho no tenga un ligero sabor a tomate"... genial!!!
    1
  • #14 por Dj Alion el 03/03/2012
    Un articulazo, en mi caso por ejemplo soy capaz de captar sentimientos de artistas y luego plasmarlos pero adaptarlos a los míos.

    Por ejemplo puedo hacer una improvisación ahora mismo en Fl Studio y puedo guiarme de algunos temas muy conocidos pero cuando ya dejo todo eso a un lado y no me guío en que tenga que salir algo comercial, apunto más a mis sentimientos verdaderos y siento cada nota.

    Será una exageración pero a veces he llegado a llorar creando melodías, porque puedo llegar a plasmar realmente esa tristeza, melancolía o alegría que siento en ese momento.
  • #15 por jBetances el 03/03/2012
    #12

    "El plagio es copiar, no "parecerse a".

    Buff. Has dado en el clavo.

    Hay serios problemas conceptuales en este ensayo, porque si nos ceñimos a la definicion que da el DRAE al plagio:

    "Copiar en lo sustancial obras AJENAS, dándolas como PROPIAS", nos damos cuenta de que tal cosa como el "autoplagio" es algo contradictorio en si mismo.

    No puedes ser tu, y ademas, alguien externo a ti mismo.

    Un artista tiene todo el derecho del mundo de repetir incansablemente algo (y mejor aun si es algo propio. Algo característico). Eso es lo que se conoce como "estilo", como bien ya has dicho en tu ensayo. Fernando Botero tiene medio siglo pintando y esculpiendo la misma gorda. Todo el mundo lo conoce por ser el pintor de las gordas, y se ha hecho millonario pintando gordas. Habrá quien diga que Botero truncó su creatividad por andar complaciendo al público con las mismas gordas de toda la vida, pero esa fue su eleccion (o capaz no tiene otra cosa para ofrecer. Solo el lo sabe).

    Por otro lado, tus influencias, si solo la tomas como eso: Influencias, no son un plagio como tal. Hay millones de compositores que por siglos han hecho millones y millones de obras. Lo más natural, en pleno siglo XXI, es que te parezcas a alguien. No puede temer uno a dejarse influenciar, porque nada, absolutamente nada puede salir de la nada.

    Parecerte demasiado a alguien con la clara intención de hacerlo no tiene que ser malo obligatoriamente. Es un camino, de los muchos que hay. Hay artistas que se dedican a copiar estilos. Hay quien te pinta un Botero que el mismo Botero lo ve y podria jurar que lo pintó el mismo, y son famosos por ser capaces de copiar idénticamente a alguien.

    Hay quien copia una obra o un estilo descaradamente con intenciones muy artísticas y que les queda de maravilla el garabato. Dudley Moore hizo una paródia de las sonatas de Beethoven que eso da gusto verlo, y miren que el tipo tenia profundos conocimientos sobre el estilo, porque su parodia lo tiene todo. Si la hubiese desarrollado un poco más podria meterle el gato por liebre a cualquiera de que ha conseguido el manuscrito de la sonata Nº 33 de Beethoven.

    Por otro lado, el arte siempre puede tomar prestado del pasado, cosa que no pasa, por ejemplo, en la medicina. Yo, en pleno siglo XXI puedo escribir una fuga tal como la hubiese escrito Bach hace siglos, pero no me imagino hoy dia un odontólogo tratandome una caries como lo hubiesen hecho hace 300 años.

    Charlye Zaa se hizo millonario copiando descaradamente el estilo de los boleristas latinoamericanos de mediados del siglo XX. Cuando quiso imponer su propio estilo, las ventas se desinflaron. Lo bueno de todo, es que pudo vivir de su arte. Que era kitsch? Bueno, ya eso es opinión de cada quien. Hay quien dura 60 años haciendo música que no gusta a nadie, y mueren pobres. :desdentado:

    Innovar en el arte, y gustar en tu innovacion, es algo dificil, muy dificil. Es casi que un asunto de suerte. Cuando eres millonario, como Charles Ives, puede que poco te importe si gustas o no. Pero cuando eres padre de familia y tienes que sudarte el pan que pones en la mesa, puede que necesites copiar descaradamente para ganar dinero y vivir.

    A demás, no siempre se tiene que evolucionar "hacia adelante" (avanzar). Se puede ser muy de "vanguardia", y con los años suavizar las cosas y volver a los viejos modos preestablecidas. Schoenberg luego de viejo se puso a dar forma a sus obras, cuando durante toda su juventud se dedicó a pisotear la forma. Arvo Pärt estaba a la vanguardia con el serialismo, y despues estaba escribiendo música muy simple, que recordaba muchisimo a lo que ya habia hecho Satié mucho antes.

    En fin... Todos los caminos conducen al señor. Lo importante, es que seamos felices con lo que hacemos. ;-)

    Saludos.
    2
  • #16 por angelmus el 03/03/2012
    #15
    Fue un placer leer tu escrito.

    Yo adhiero a un concepto Zen que dice:
    La música consiste en realidad en Una Única Melodía que es continuada infinitamente en diferentes momentos y lugares del Cosmos por los diferentes Artistas que se acercan a Ella.

    Dicho de otra forma, el Artista se acerca a la música (que ya estaba previamente), la percibe, la interpreta y la continúa según su propia naturaleza, luego la deja y otro Artista la continúa. En fin, la Música es una suma de infinitos fragmentos parecidos algunos y diferentes otros, pero todos atemporales.

    Por supuesto que mas abajo de estos quizás sutiles conceptos existe el comercio musical que simplemente Clona para comer :)))
    1
  • #17 por AntQuart el 03/03/2012
    Bien, acabo de aterrizar en el foro y de leer lo que habéis escrito todos. Estoy de acuerdo con todos vosotros. SIempre me ha parecido que las canciones de Supertramp sonaban a Supertramp, las de Sabina a Sabina o, como dice el compañero Betances, las gordas de Botero eran calcadas a las anteriores del mismo Botero. También me ha dado la misma sensación a veces con compositores clásicos o con poetas (por ejemplo, las poesías de Lorca tienen un punto en común que no podemos evitar sentir).
    A mí incluso me ha fastidiado a veces que me digan "Oye, esa canción que estás tocando me suena como las demás tuyas", sin embargo, con el tiempo me he dado cuenta de que eso es es algo normal, mi música es parte de mí, una extensión mía por así decirlo, y obviamente tiene factores, cadencias, resoluciones,... con las que me identifico, incluso inconscientemente.
    Por otra parte y ya termino, creo que a mayor diferencia de las cosas que uno compone corresponde mayor genialidad.
    Bueno, ahí queda eso. Saludos
  • #18 por buendiainside el 03/03/2012
    Magnífico artículo y magníficos los comentarios. Yo aportaría otro punto de vista, complementario y relacionado con
    Alguien escribió:
    #6
    y
    Alguien escribió:
    #15
    :

    A grandes rasgos, según la teoría de los ISOs de Rolando Benenzon sobre musicoterapia, hay una Identidad SOnora universal, común en todo individuo, que heredamos desde el principio de los tiempos y que está relacionada con los sonidos de la naturaleza. Aparte hay otras identidades sonoras relacionadas con la interiorización por parte del individuo de los sonidos durante su propia gestación, infancia, cultura, grupo social,...
    Teniendo en cuenta esto, sin mediar intereses de mercado, somos un vehículo de expresión de la propia música y de nuestra naturaleza; es lógico que haya similitudes y también detalles característicos definitorios; forma parte de nuestra comunicación no verbal, que es la que funciona realmente. Lo demás es parte de una intelectualización con fines varios y aquí yo incluiría el plagio, como una imitación o una proyección personal sobre algo ya creado, intencional o no, que no tendría por qué ser negativo... pero sí poco genuino.

    En fin, no sé si me he liado mucho...
    Gracias Juan Ramos por tus artículos.
    :hola:
  • #19 por buendiainside el 03/03/2012
    Un detalle: mi segunda cita hacía referencia más bien al compañero angelmus (de lo escrito se deduce) sin quitar mérito al tan bien expuesto comentario del compañero betances.
    Un saludo.
  • #20 por carakita el 03/03/2012
    David guetta!!!...
  • #21 por the_can_opener el 04/03/2012
    Me gusta y estoy de acuerdo con el artículo...

    Como miscelánea cito un caso interesante que me hizo recordar el siguiente párrafo del artículo (("El autoplagio es un delito, lo es cuando has firmado un contrato de exclusividad para un tema y luego realizas uno muy similar (lo suficiente para que se considere plagio) para otro proyecto.")) en el que se utiliza este absurdo de que el autoplagio sea un delito para intentar dañar a un artista...

    http://popdose.com/rock-court-fantasy-v-fogerty/
  • #22 por Rubinetto (aka Klóniko) el 04/03/2012
    Me habéis hecho recordar algo que decían los Siniestro Total (grupo no de mis preferencias) pero que comentaban con sorna que sí, que había que copiar pero mal, para sonar diferente y original. Si copias bien siempre serás una mera copia de alguien.
  • #23 por chinonet el 04/03/2012
    Autoplagio = estilo personal.

    Segundo, creo que se puede empezar con las mismas "formulas" para terminar en distintos lugares.

    Tercero, si los todas tus canciones suenan iguales no es un problema de autoplagio sino de falta de creatividad.
  • #24 por angelmus el 04/03/2012
    Gracias Juan Ramos por comenzar este interesante hilo.

    Viene al caso que una vez sintonicé por varios días una Radio On Line que solo se ocupaba de temas de J.S.Bach por cierto uno de los Grandes.

    Grande fue mi sorpresa al escuchar y escuchar, y descubrir que a el también le pasaba lo que a tantos menores, eso de tener temas parecidos y fragmentos que aparecen en mas de un tema, simplemente porque nos mueven desde lo profundo.

    El tiempo trabaja como un rastrillo y deja en la superficie generalmente las composiciones mas valiosas, pero hay mucho en la obra de un músico, aun en los G.Maestros, que no llega a la genialidad de Joya, pero que está allí, como en un edificio sus fuertes basamentos.

    Me tomo el atrevimiento de recurrir al conocimiento del foro, ¿alguien conoce el nombre de esta composición musical y su Autor?

    link : http://www.amatistamusic.com/catalogo/laotraorilla.mp3

    Le puse un nombre de fantasía hasta conocer el verdadero y a quien fuera su Autor, es un trabajo que me mueve las tripas y saca lo mas sutil de mi, ustedes entenderán de estas cosas. Cualquier dato que puedan aportar para ilustrarme, agradecido.

    Un abrazo a todos.
  • #25 por jim218 el 04/03/2012
    Me viene a la cabeza Martin Solveig jaja
    De todos modos, ya está (casi) todo inventado. No considero esto una mala práctica (excepto si se hace por falta de recursos o tiempo).
    Creo que hay algo en algunas melodías que hace que triunfen en todo el mundo y, luego, aparece otra canción clavadita y vuelve a triunfar. Sinceramente, creo que nos queda mucho por aprender acerca de qué hace que la música nos guste o no (y la verdad es que eso me alegra) :)
  • 1
  • 2