Balas

En casas de lata,

armados hasta los dientes,

relucientes de odio,

sumidos en una espiral de violencia,

se resisten.

"¡Entreguen las armas!",

se escucha desde una vieja furgoneta.

Pero le están apuntando

hasta que se da la vuelta.

"¡Dispárenle a todo!",

"¡dispárenle a todos!"

Nadie se acerca a tu casa.

Mañana será mañana,

pero hoy es el día de las balas.

"¡Entreguen las armas!"

"¡Y una mierda!", responden.

Mascarillas manchadas de cocaína,

cocaína entre las uñas, por el suelo,

polvo de coca en la boca de los biberones,

cocaína y armas.

Cuando veas una mancha parduzca,

en la acera, en las puertas,

son manchas de sangre.

Amor por las armas, por las drogas, por la violencia...

no te jode, ¿qué esperabas?

¿que jugaran al paddle?

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
  • #1 por klos el 19/04/2011
    La poesía es una fuerza destructiva y la prosa es un revólver en tu mano
  • #2 por Monster el 19/04/2011
    Estaba en la tienda (hoy he estado todo el día en la tienda) y he visto en el periódico que Brasil ha hecho un llamamiento a la población civil a entregar sus armas y destruirlas en público para evitar su redistribución, que es uno de los motivos que habían hecho fracasar una medida similar anteriormente. Instantáneamente me he transportado a una de esas casas. Y cómo no, era precisamente una de las peores. No veas lo que había allí dentro.
  • #3 por JRB Marcia el 20/04/2011
    "hoy es el dia de las balas..." Mañana soñare con monstruos de cinco ojos que escriben poesia y, cuando me duerma, me restaré un poco.