concurso tematico

EL RIO

Como cada mañana, la mujer se encaminó hacia el río. Con andar cansado y ojos vacíos, recorría el camino sin apenas percibirlo.

Si acercamos el oído, de su boca entreabierta sale un murmullo, un sonido encadenado, una nana sin alegría que recita como una oración.

Pone un pie delante del otro casi sin levantarlos, los arrastra dejando un surco sobre la tierra, cuchichean a su lado cuando la ven, pero no se da cuenta. La cabeza gacha, los ojos hinchados, el pelo oculto bajo un pañuelo del que asoman algunos cabellos sucios y descuidados, avanza tambaleándose.

Al llegar a la orilla, una barca se distingue en la lejanía y la mujer comienza a revivir el día más triste de su vida.

Hace pocos días, su marido fue a atravesar el río con su bebé arropado entre unas telas para resguardarlo del frío, el bote conducido por el barquero se separa de la orilla para cruzar al otro lado y la mujer contempla cómo clava un remo en la tierra para alejarse hacia la parte más profunda. Siente un enorme vacío sin su hijo, parece que le falte un peso que en lugar de aliviarla, le oprime el corazón. No se mueve de la orilla vislumbrando la canoa que comienza a adentrarse en el corazón del río. Pero antes de llegar, muy cerca de donde se encontraba, el bote zozobra, se desestabiliza y contempla horrorizada cómo el hatillo de ropas donde se duerme su querido bebé cae al agua. Rápidamente se hunde, su esposo no sabe nadar y el barquero gira torpemente sin reaccionar haciendo aspavientos con las manos como un espantapájaros.

El corazón se le aceleró tanto que parecía querer pararse, el aire se volvió de plomo, como sus piernas, no podía respirar ni gritar. En ese momento, la mujer perdió la cordura.

Ahora se dirige al río, como cada día. Entra en el agua arremangándose el vestido en un acto reflejo, se baja el escote, asoma un pecho y lo masajea hasta que la leche brota cayendo sobre el agua cristalina tiñéndola de blanco.

-Mi precioso hijo, no pases hambre, aquí está tu madre -canturrea con los ojos perdidos

AUTOR:
Monster
Málaga, España

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
  • #1 por Duna el 28/01/2010
    Es preciosa la historia Monster, y magnífica tu idea del concurso, dá gusto leerla y oir como la han interpretado cada uno de los músicos que han participado.
    =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D> =D>