DIARIO. El Músico

Hoy he jugado con un músico.

Le dije,

si no tienes dedos,

¿cómo vas a tocar?

Y si no tienes lengua,

¿cómo vas a cantar?

Hoy quiero hacer una nueva Melodía.

La Melodía del Lago.

Me hace gracia ver cómo intenta agarrarme.

Se le olvida que no tiene dedos.

Lo llevo hasta la orilla del Lago

y sumerjo su cabeza boca arriba.

Ya veo las burbujas ascendiendo.

¡Ahí viene!, ¡ahí viene!

Ya suena la Melodía.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
No hay comentarios todavía. Se el primero en escribir uno.