El MP7, qué es y, sobre todo, Teddy, qué no es

Mi amigo Damián y yo nos dedicamos unos cuantos días a intentar descifrar qué era eso del MP7 de lo que el amigo Bautista había venido hablando, aparentemente sin saber muy bien qué estaba diciendo. Damián se ha permitido ser el primero en escribir un excelente artículo sobre el tema, y yo no puedo hacer menos que permitirme reproducirlo para vosotros.

Damián Taubaso

El amigo Jorge en Musical Wars me ganó de mano en un asunto que venía tratando de investigar junto a @ivalladt.

Y es que se hizo eco de las palabras que Eduardo Bautista, presidente de la SGAE de España, estuvo diciendo en el marco del MIDEM, palabras que han calado hondo en la prensa, ya que fueron reproducidas a más no poder por distintos medios de España y Latinoamérica.

La cuestión es que se han mencionado conceptos desconocidos por la mayoría, como ser la existencia de un «nuevo formato», el MP7, y muchos se han lanzado a pronosticar un supuesto fin del mp3.

Por ejemplo, dijo:

«Si la industria musical hiciese una campaña global del MP7 y los propios artistas expresaran su compromiso con la calidad podría empezar a cambiar el terreno.»

«El MP7 se me parece mucho al vinilo» y «Nokia y iTunes están haciendo pruebas con el MP7.»

«El MP7 se ha hecho para el criterio de archivo, para que se pueda guardar en alta resolución y después se pueda comercializar en MP3 o MP4.»

«En el MP7 se respeta el ancho de banda —de la música—» y en eso se parece al vinilo «que no posee rango dinámico y en armónicos es fantástico.»

«No se ha digitalizado en alta resolución —la música— para poder recuperar el producto y descatalogan con demasiada facilidad.»

Pues bien, la cuestión es que el MPEG-7 o MP7 es una representación estándar de la información audiovisual. Permite la descripción de contenidos por palabras clave y por significado semántico —quién, qué, cuándo, dónde— y estructural —formas, colores, texturas, movimientos, sonidos—.

El formato MPEG-7 se asocia de forma natural a los contenidos audiovisuales comprimidos por los codificadores MPEG-1 —almacena y descarga archivos audiovisuales—, MPEG-2 —televisión digital— y MPEG-4 —codifica audio y vídeo en forma de objetos—, pero se ha diseñado para que sea independiente del formato del contenido.

En definitiva, MPEG 7 no es un formato de compresión,como se apunta en Wikipedia, con MPEG-7 se busca la forma de enlazar los elementos del contenido audiovisual, encontrar y seleccionar la información que el usuario necesita e identificar y proteger los derechos del contenido.

MPEG-7 ofrece un mecanismo para describir información audiovisual, de manera que sea posible desarrollar sistemas capaces de indexar grandes bases de material multimedia y buscar en estas bases de materiales manual o automáticamente.

En definitiva, y tal como lo explica en el FAQ del MPEG, el MPEG-7 no reemplazará al MPEG-1 —de donde sale el estándar MP3, o MPEG-1 Layer 3—, MPEG-2 o MPEG-4, de hecho está destinado a proporcionar la funcionalidad complementaria a estas otras normas MPEG: representación de la información sobre el contenido, no el contenido en sí mismo —«los bits sobre los bits»—. Esta funcionalidad es la normalización de las descripciones de contenidos multimedia.

Pero, a fin de cuentas, lo único que va a importar es si los próximos aparatitos chinos que salgan al mercado van a ser capaces de leer mi colección de música sin problemas, como sea que se llame el estándar de compresión utilizado, ¿no?

Una última cuestión: estoy abierto a aportes sobre este tema, y si en algo me estoy equivocando, siéntanse libres de corregirme en los comentarios.

Más información sobre MP7.

Visto en El MP7 y el falso fin del MP3 publicado en Noticias del Audio.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
  • #1 por gutypy el 03/04/2012
    que loco aca en mi paraguay se venden unos pseudos celulares los cuales tienen una inscripcion de mp7 en la carcasa y todo el mundo los conoce por ese nombre