En el nombre del planeta.

El cambio climático existe. Alteraciones aparentemente insignificantes en la temperatura global de la Tierra están teniendo ya consecuencias alarmantes. Hay que actuar ya, porque una pequeña decisión ahora sería mucho más efectiva que una gran decisión más adelante, cuando el problema sea gigantesco. Por eso, 11 academias mundiales de las ciencias han publicado esta semana dos manifiestos que urgen a los países más poderosos de la Tierra a frenar el cambio climático y a desarrollar la ciencia y la tecnología en una de las áreas que saldrán más perjudicadas por él, la paupérrima África.

En numerosas ocasiones las grandes potencias se han escudado en la falta de pruebas sobre el cambio climático para no tomar decisiones. Los científicos proclaman que hay ya "numerosas evidencias de que está ocurriendo un significativo calentamiento global", como señalan las mediciones en la superficie terrestre y los océanos, que están provocando fenómenos como un incremento del nivel del mar, el retraimiento de los glaciares y cambios en los sistemas físicos y geológicos. Ese calentamiento es consecuencia de la actividad humana "y ha llevado ya a cambios en el clima de la Tierra".

Los gases de efecto invernadero en la atmósfera "son esenciales, y su ausencia provocaría un descenso de 30 grados en la temperatura de la Tierra", reconocen, "pero las actividades humanas están causando ahora concentraciones atmosféricas de esos gases -dióxido de carbono, metano, ozono troposférico, óxido nítrico y otros- que se elevan muy por encima de los niveles preindustriales". Como consecuencia de ello, "la temperatura de la superficie de la Tierra ha aumentado 0,6 grados a lo largo del siglo XX" y "continuará incrementándose entre 1,4 y 5,8 grados por encima de los niveles de 1990 para el año 2100".

El cambio climático tendrá tanto efectos negativos como positivos a nivel regional, por ejemplo en lo que se refiere a los recursos acuáticos, los ecosistemas naturales y la salud humana, pero "cuanto mayor y más rápido sea el cambio, más probabilidades hay de que predominen las consecuencias negativas". Un aumento de las temperaturas "incrementará la frecuencia e intensidad de fenómenos meteorológicos como las olas de calor y las lluvias torrenciales" y llevará a largo plazo al deshielo de gran parte de los polos, elevando el nivel del mar entre 10 y 90 centímetros, lo que bastaría para hacer desaparecer países como Bangladesh. Son los países más pobres los que más sufrirán el cambio climático porque carecen de infraestructuras para atenuar su impacto.

El manifiesto acaba con un llamamiento directo "a los líderes del mundo, incluyendo a aquellos que se van a reunir en Gleneagles en la cumbre del G-8 en julio de 2005" para que:

- Reconozcan que la amenaza del cambio climático es real y va en aumento.

Fuente: EL PAÍS - Sociedad - 12-06-2005

ESPAÑA Y EL CAMBIO CLIMATICO

-Los datos muestran que este año es el más seco vivido en España en los últimos 60, por lo que podríamos estar ante el inicio de un "ciclo de sequía severa". Así lo ha asegurado hoy en el Senado la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona. Según la ministra, España debe prepararse para afrontar una "disminución de las lluvias y un aumento de las temperaturas" como consecuencia del cambio climático y el inicio de un nuevo ciclo de sequía que se prolongará durante varios años.

Fuente: ELPAIS.es - España - 14-06-2005

PD.

Podemos seguir pensando que es una mentira o una exageración, pero ¿durante cuánto tiempo más? Todos contribuimos de un modo u otro al calentamiento global, por ejemplo con los gases de nuestros vehículos o con al aire acondicionado, pero si todos tomáramos conciencia de que el problema existe y de su dimensión real, quizás consiguiéramos que nuestros dirigentes hicieran lo que es necesario para evitar la posible muerte del planeta.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
No hay comentarios todavía. Se el primero en escribir uno.