EL PETRÓLEO SE AGOTA Envenenar el cielo, envenenar la t

El Premio Nobel de la Paz de este año, Mohamed el Baradei, director del Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA), pronosticó hace unos años que el declive nuclear provocado por el accidente de Chernóbil sería pasajero. Pocas personas como él han luchado por evitar la proliferación de armas nucleares, pero pocas tienen tanta influencia para legitimar el uso civil de esta energía. Por eso, la concesión del Premio Nobel ha dejado en el movimiento ecologista antinuclear un sabor agridulce. El Baradei apuesta por el renacimiento de la energía de fisión, convencido de que los nuevos desarrollos tecnológicos van a dar respuesta a las preocupaciones de la población. Pero ¿puede ser la energía nuclear una alternativa a los combustibles fósiles?

Para que pueda tener un impacto en la reducción del efecto invernadero, la energía nuclear debería poder satisfacer, según este informe, gran parte de la nueva demanda de energía o, como mínimo, mantener su actual cuota de producción de electricidad, que es del 17%. Ello obligaría a construir entre 1.000 y 1.500 nuevos reactores en todo el mundo. Es decir, que de aquí a 2050 habría que triplicar o incluso cuadruplicar el número actual de centrales, que es de 441, para poder satisfacer el 19% del consumo previsto para esa fecha.

"Es cierto que eso evitaría verter a la atmósfera entre 800 y 1.800 millones de toneladas anuales de CO2, pero eso tendría un impacto global relativamente pequeño sobre el cambio climático, pues si el resto de la energía se obtuviera de combustibles fósiles, apenas reduciría las emisiones en un 10%", argumenta Marcel Coderch, secretario de la Asociación para el Estudio de los Recursos Energéticos. "Luego no puede afirmarse que la energía nuclear resuelva el problema medioambiental. Podría ayudar, pero no sería la solución".

Con los actuales parámetros, la energía nuclear tampoco sería competitiva. Para serlo, el informe del MIT recomienda reducir un 25% los costes de construcción y un 8% los de explotación, además de rebajar el tiempo de edificación a cuatro años, algo que parece factible, pero no fácil. Las últimas plantas construidas en Estados Unidos necesitaron entre 10 y 12 años para ser operativas, aunque los últimos cálculos de la compañía Dominon estiman que ahora tardarían seis años y medio.

El organismo que en España investiga sobre energías es el Ciemat, y Enrique González, responsable del área de fisión, uno de los expertos que mejor las conoce. "No existen soluciones mágicas. La nuclear no es la única solución, cierto, pero si de lo que se trata es de potenciar una fuente que pueda producir electricidad de la forma más eficiente posible, sin emitir CO2 a la atmósfera y con capacidad de producción masiva, sin duda es la mejor candidata". Para Marcel Coderch, eso es salir del fuego para caer en las brasas, "porque las nucleares no emiten CO2 que envenena la atmósfera, pero sí producen residuos radiactivos, que envenenan la tierra".

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
  • #1 por Sonicbalalaika el 26/10/2005
    No se tío, a mi MAD MAX me gustó...
  • #2 por Hiperdream el 26/10/2005
    vivir o no vivir esa es la cuestión, lo que sembramos es lo que recogeremos.
  • #3 por neomad el 31/10/2005
    Porque no eolicos ?
  • #4 por Hiperdream el 02/11/2005
    Eolicos, solares, seguro que si buscan encuentran fuentes de energia alternativa que no contamine.