Poesía desahogo II

Hasta la luz del sol se apaga

y dudo si podré encontrar

lo que antes me sobraba,

no sé si es una prueba más,

una piedra más

un pozo sin luz

en el que nadar,

buscando sin encontrar.

Como en el sueño que anoche soñé

en una cueva en el fondo del mar

y un remolino

me arrastra

me absorbe

no puedo respirar!

Pero logro despertar,

no sé qué es peor.

Hasta la luz del sol se apaga.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
No hay comentarios todavía. Se el primero en escribir uno.