Poesía desahogo

Anudado sin piedad

por el fascismo del idioma,

engreido por la chulería

del adolescente que se las sabe_todas.

Abatido mudo y ciego,

desgarrado por la hoja

de la vida,

que aún herida

lucha por sí misma,

yace perdiéndola

mi espíritu,

alma,

ser.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
No hay comentarios todavía. Se el primero en escribir uno.