Lo que posees acabará poseyéndote

Este fin de semana ha sido una mierda como un castillo. Mi novia y yo hemos ido a Granada de visita para ver a su familia y demás. Teníamos algo menos de cuarenta y ocho horas para ver a los amigos, y nos hemos dedicado a...

Mi ordenaodr de sobremesa había muerto. La muerte de la placa me obligaba a cambiar también de micor, tarjeta gráfica y fuente de alimentación. Total, 250 pepinos. Ya puestos, la placa fue de las caras, de lo más alto que tiene ASUS en su catálogo.

Esa misma noche, al coche de un amigo se le estropeó la cerradura y la electrónica no estaba codificada, y por descuido lo habíamos aparcado en una parada de taxis. Estábamos de retirada a las dos y no nos acostamos hasta las tres y pico sin tener ni ideade qué hacer con el puto coche. El maletero parecía un búnker, tenía una chapa metálica protegiendo los asientos. Levantarnos temprano y hacer guardia para que no se lo llevara la grúa mientras buscábamos una solución algo más inteligente que la que sugería la grúa del seguro: "romperemos el cristal y llevaremos el coche a ninguna parte porque es sábado y nuestros talleres están cerrados".

Solucionado el coche, voy a pro el ordenador, que no arranca. La estructura del ordenador ha cambiado tanto que Windows 2000 no localiza la partición del fichero de memoria virtual, y no puede arrancar.

Pruebo un Live CD de Linux y por alguna razón ese ratón en esa placa como que no.

Instalo Windows xp64, adiós a Windows 2000. De algo ha de servir haber pagado el software original para mi portátil, coño. Empiezo a copiar datos de una unidad a otra como medida de seguridad.

Por la tarde, a mi novia algún capullo le ha roto el espejo retrovisor y le ha rayado la puerta. El lado que daba a la acera. Un transeúnte hijoputa.

Arreglar el retrovisor.

Al día siguiente, mis queridos antivirus y cortafuegos que tan buen servicio han dado se niegan a instalarse bajo Windows 64 en este ordenador. Puedo pasar sin antivirus, pero ¿sin cortafuegos? Imposible. Y el de Windows ni pensarlo.

Todo el día reinstalando y buscando un reemplazo para ZoneAlarm free que corra bajo Windows xp64.

He vivido dedicado a las máquinas que tenemos.

Lo que posees acabará poseyéndote.

Tyler Durden

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
No hay comentarios todavía. Se el primero en escribir uno.