La promesa Grenli

Pues me uno a la causa en pro de la liberación y libertad de expresión del grenli como minoría opositora al status de la seriedad y la pompa y nata que obliga a la gente a reprimir el humor y las buenas costumbres.

Las buenas costumbres del grenli.

-No interrumpiré hilos. Sólamente daré una nota de colorido al mismo viniendo a cuento.

-Desviaré la atención lo justo, siempre guardando relación directa o indirecta a lo que nos trata.

-Contra atacaré la excesiva seriedad de algún tema.

En este momento de la ceremonía los convoco hermanos Grenli a poner la mano en su pecho en señal de promesa Grenli.

He dicho.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
No hay comentarios todavía. Se el primero en escribir uno.