Reflexiones Musicales: LOS DIEZ MANDAMIENTOS DEL ROCK

Contenido patrocinado

El Rock es como una religión. Cuando a uno le visita el espíritu musical, poco puede hacer más que dejarse llevar por el poder de su fuerza en sostenido. No lo entenderán ni tu familia, ni tus amigos del colegio, ni tus parejas, pero es algo tan poderoso y adictivo que cuando se conoce, uno solo puede dejarse llevar por los designios que surgen de las pentatónicas.

En este post respetuoso pero irreverente, analizaremos los diez mandamientos a los que uno debe honrar si quiere ser digno de pertenecer a esta bendita secta, aunque por supuesto como en toda religión, hay muchos caminos para llegar al mismo sitio, pero en concreto estas son las reglas que pensamos que uno nunca debiera olvidar.

Suena mientras escribo esto: I want to break free de Queen,  Lost in a bottle de NoNver, The man comes around de Johnny Cash, I wanna rock n roll all night de los Kiss, y My sweet Lord de Sir Lord G. Harrison.

Moises en primer Indie 

Por tanto amadísimos hermanos, sin más dilación vamos a enumerar una serie de mandamientos que en el fondo no son mandamientos, sino recomendaciones. Porque lo primero que hay que saber es que en el rock nada es obligatorio, todo tiene que fluir. Si uno quiere expresar su fe rockera con gafas de sol y pañuelo de seda como Keith Richards, lo puede hacer.

Si prefiere hacerlo pintándose la cara como un mimo como los Kiss, pues también es libre de hacerlo. Si cree que para el el rock es dejarse bigote e ir en mallas como Freddy Mercury, pues también. Lo importante de todo no es lo que hagas, sino que hagas lo que hagas estés convencido de ello. Por tanto lejos que estoy sea un tratado de fe queremos exponer unas recomendaciones que bajo nuestra humilde opinión, pueden ayudar a poder crear el mejor caldo de cultivo posible, que nos ayude a caminar por este sacrificado mundo del cuero y los Shure SM58.  

1.- Amarás tocar sobre todas las cosas. Esta es la gran premisa. Si estas leyendo esto es porque tienes claro lo que quieres en la vida, disfrutar con y de la música. Simplemente hazlo con fe, ama y ensancha el alma.

  Está claro que la música tiene muchos caminos, uno puede ser guitarrista, vocalista, teclista, productor o técnico de sonido e incluso se puedes ser un músico genial solo sabiendo tocar cuatro acordes. El caso es que elijas el camino que elijas nunca deberás perder la fe en lo que haces.

Por otro lado es cierto que en esta época de Juanes Palomos que nos ha tocado vivir, el conocimiento pluridisciplinar es un punto básico tanto para crecer como para desarrollarte como músico. Sé humilde y nunca pares de aprender.

Sí señores, esto también es Rock. Palabra del Profeta Freddy

Por eso a veces tendrás que recorrer muchos caminos cenagosos para poder avanzar, incluso habrá cosas muy sacrificadas y sumisas que tendrás que hacer, spamear, repartir flyers o aspirar la casa vestido de mujer como el gran Profeta Freddy Mercury. No pasa nada, hazlo con rock y amor, y aprende a disfrutar con ellas. All is full of rock.  

2.- Tocarás en vano. A veces la inspiración nos debe pillar trabajando. No pienses que hay que ponerse trabajar solo con ideas geniales, juega a componer y grabar muchas ideas, alguna terminará siéndolo.

  Está claro que en el rock hay que ser fiel devoto de la religión de las tres “P”, Practicar, Practicar, Practicar. Primero porque cuando practicas, pruebas y aprendes, y segundo porque aprendes, luego pruebas y practicas más cosas. Evitarás eso sí tener que pagar para tocar, ya que en la religión del rock el dinero no es un precepto, es simplemente un medio que sirve para comprarte instrumentos.

Si tu escaso dinero lo empleas en hacer ricos a las salas de conciertos, no podrás meterte en Thomman de vez en cuando y eso es sagrado. Utiliza el dinero como medio y no como fin.  

3.- Madrugarás las fiestas. Los buenos corredores lo saben bien, cuanto más pasan los años menos tiempo libre tienes y más obligaciones de hijos, parejas, familia, trabajo, etc. Tener una pasión te hace tener un compromiso con ella, hay que sacar tiempo de debajo de las piedras.

  Focalizar nuestro tiempo libre es algo que suele ser bastante difícil pero es a lo que debemos aspirar. Al igual que un corredor madruga o trasnocha por no perder un entreno, un buen músico a pesar de los falsos tópicos también lo hará. El tiempo es oro, como el diafragma de un micro bueno de condensador.

Si sientes pereza por ensayar, grabar o simplemente leer tutoriales, sé fuerte. La tentación es muy poderosa y a veces se presentará en forma de programa  de Discovery Channel, notificación de facebook o twitter gracioso de @NoMarkBand. Pero tienes que ser fuerte y que nada te haga desviarte de tu camino de tachuelas metálicas.  

 4.- Honrarás a Elvis y a los Beatles. Sea cual sea tu estilo, respeta a tus mayores. Igual que el ser humano viene del mono pero también del pez. Los músicos somos lo que somos ya que antes ha habido gente luchadora que ha inventado equipos, técnicas, ritmos, todo para que ahora nosotros los podamos disfrutar. Respeta y te respetarán.

  El respeto siempre debe ser la base de todo, aprende de tus ídolos pero respeta también de igual modo a todo aquel que aunque no te llene, haya dedicado su vida a noble arte de la música. Gracias a ellos ahora podemos disfrutar de todo esto.

Y a poder ser nunca harás la pregunta de ¿Beatles o Rolling?. Es como preguntarle a un niño de cinco años a quien quiere más a su padre o a su madre, se traumatizará seguro. Por suerte en el rock no se trata de elegir, se puede disfrutar de todo y con todos, menos con el Techno-house más radical a poder ser.

Los mamas and the papas del rock

 

5.- No matarás tu sueño. No importa, pase lo que pase nunca dejes asesinar tu sueño, porque tu sueño lo es todo, si él muere, tú también morirás un poco con él.

  Habrá días difíciles que te pongas delante del ordenador y pienses si todo esto sirve para algo, no lo dudes, sí sirve. Puede que no te llegue nunca la fama ni el respeto de tus compañeros, como a Rodríguez de la peli “Searching for Sugarman” pero si no te respetas a ti mismo nadie lo hará. Manténte siempre vivo.

Y el día que te sientas agotado y necesites descansar, hazlo, todo el mundo tiene derecho a dudar porque la fe es frágil. Además dudar te hará más fuerte, cuando veas como es tu vida sin música, verás que no puedes vivir sin ella. Aprovecha las dudas para crecer.  

6.- No grabarás voces con golpes y puros. Sé perfeccionista y cuidadoso en lo que haces. El humo o los golpes son muy malos para la membrana de los micros de condensador, cuida siempre tus instrumentos y te durarán muchos años.

  Un cirujano nunca utilizará su bisturí para abrir cartas o cortar el pan, valora tus instrumentos y utilízalos apropiadamente. Si tienes dos ordenadores utiliza uno para currar y otro para bajar porno, tu software te lo agradecerá.

Por otro lado por supuesto trata bien a tus compañeros de camino, eso te hará que también ellos te respeten y te duren muchos años sobre todo si son buenos. Volvemos al punto uno, ama y respeta a todo lo que respire música.

  7.- No plagiarás. Aunque ser original es casi imposible, crear lo ya creado es como comer lo ya comido. Respeta la obra de los demás así como te gustaría que respetasen la tuya moral y económicamente.

  Todos descargamos canciones ajenas, porque el pecado siempre está bajo la sotana. Pero crear un ambiente sostenible donde el creador tenga su recompensa en el fondo también es nuestra misión. El equilibrio como en todo es lo ideal. Si los músicos no respetamos el trabajo de otros músicos mal vamos.

Si una banda te gusta trata de que eso repercuta en su esfuerzo y su refuerzo positivo. En el fondo es algo egoísta porque al final eso repercutirá en que tú sigas disfrutando de ello. Respeta el trabajo de los demás.  

8.-  No mentirás a los de tu grupo. Podrás mentir al programador de la sala, en las redes sociales o en una entrevista de radio, pero jamás mentirás a un miembro de tu banda. Uno se puede pelear, gritar o incluso insultar, pero nunca mentir.

  Estar en un grupo exige el mismo compromiso que una hipoteca o un matrimonio, compartes un proyecto común y por mucho que suba el Euribor uno siempre tiene que saber que los del grupo son tu familia, incluso compartes más sangre y sudor que con tu tío de Albacete. Y si llega la ruptura, deja que fluya y canalízalo en canción, que bastantes ataduras tiene ya el resto de la vida pagana, pero siempre hazlo con honestidad y elegancia.

Además nunca sabes con quien acabará tu ex. Sé claro y honesto en el adiós.   Y para ejemplo el gran profeta Eric Clapton que enamorado de Pattie Boyd la mujer de George Harrison le compuso la canción “Layla”. Años más tarde Pattie se divorció de Harrison y se casó con Clapton, asistiendo incluso a la boda de su amigo con su ex. Esto demuestra que el camino del rock está lleno de carreteras secundarias que se cruzan y que Harrison era un señor de los pies a la cabeza.  

9.- No consentirás deseos impuros. Establecer unos objetivos realistas será la clave para no sentir la frustración de no conseguir algo que no está en nuestras manos.

  El objetivo vital es hacer música, grabar tocar y disfrutar con ello, eso sí depende de nosotros, el que esa música haga disfrutar a los demás ya no es algo que nosotros podamos conseguir. No esperes mucho de los demás y espera lo justo y razonable de ti mismo. A veces nos dejamos llevar por las ínfulas y los postureos y nos colonizan delirios de grandeza, eso no hará más que desviarnos de nuestro camino.

Si tu camino es de tierra no  esperes que llegue el de asfalto, puede que si sigues avanzando llegue pero también puede que estés toda tu vida caminando por caminos de arena sin haber disfrutado de por ejemplo poder ir descalzo ya que con el asfalto te saldrían ampollas. Disfruta del camino sea cual sea.  

10. No codiciarás los Grammys ajenos. Cada cual tiene sus habilidades, su potencial y su estrella. La música es un arte y como tal el éxito no se compite se comp”arte”.

  El triunfo de tus amigos, ex-guitarristas y compañeros siempre te repercutirá positivamente, a menos que te dejes llevar por la envidia, en cuyo caso, solo te servirá para frustrarte y para no centrarte en tus propios objetivos. Volvemos al punto uno: Ama, respeta y ensancha el tema.

Ama, ama y ensancha el alma, ya lo dijo García

 

CONCLUSIÓN

Lejos de querer ser irrespetuoso con rockeros y religiosos (o ambos como Bono, Alice Cooper o Johnny Cash) sí es cierto que como en cualquier actividad pasional como en nuestro caso es la música, nos deberíamos regir por unas normas éticas de sentido común.

Muchas de estas normas no son más que la demostración de que detrás de una guitarra, de unos cables o de un  micro siempre hay una persona, que en el fondo es lo que importa. Y como en toda maquinaria industrial las oscuras turbulencias están presentes pero en ocasiones hay que alejarse lo más posible de egoísmos, intereses, y falsos negocios ya que en el fondo jamás tendremos que olvidar que estamos en este camino porque nos apasiona caminar, y el destino a veces es lo de menos.

Muchas veces por mucho que las ganas de avanzar nos haga ser algo egocentristas, la música no es un medio para competir y dejarnos cegar por su poder, es algo para compartir y hacernos crecer como personas. Y por supuesto que habrá muy malos momentos, pero las cuestas también son parte del camino, y sin cuestas no hay bajadas. Y por suerte el la música cosa que pasa menos en otras artes, muchas veces cuando recorres este camino sentirás a un montón de gente que te apoya desde la cuneta, como cuando pasas por el puente de Pacífico de la San Silvestre que la gente parece que empuja a subir la Avenida Ciudad de Barcelona. El esfuerzo es parte del disfrute.

  Por tanto si eres fiel a esta religión nunca olvides estos diez preceptos, por muy obvios que parezcan, y los cuales se pueden resumir en uno solo:  

“Amarás a la música como a ti mismo” 

  Y con la música incluimos a compañeros, profesionales, aficionados, y hasta instrumentos, todo lo que de algún modo forme parte de esta gran pasión de la que tenemos la suerte de poder disfrutar. Que el rock os bendiga hermanos!  

 

Este post también está disponible en:

http://nomark.es/los-diez-mandamientos-del-rock/

¿Te gustó este artículo?
5
Comentarios
  • #1 por mala-estrella el 14/05/2013
    Precioso tio.
    1
  • #2 por joanxiberta el 28/11/2013
    Increíble, pero cierto.Si todos cumpliéramos los diez mandamientos quizás el rock volvería a estar donde estaba en los 60s y 70s.
    2
  • #3 por luis67 el 12/03/2014
    Muy bueno.
    1
  • #4 por Alejandro el 14/05/2014
    Gracias por recordarnos algo que por muy evidente que suene, algunos olvidan...
    1
  • #5 por Jacqueline Aramiz el 14/10/2014
    Realmente esta definición personal es muy emotiva para poder recordar lo que es la música,, increíbles pensamientos felicidades c: