Reflexiones Musicales: RONALDO´s Vs MESSI´s

La vida es un juego. Y las personas somos como las fichas del ajedrez y por lo general nos parecemos más a los demás de lo que uno se piensa incluso hacemos los mismos movimientos. Porque como simios que fuimos reproducimos patrones de comportamiento que vemos en ídolos y famosos. Palabra de Punset.

En este post y aprovechando el despliegue mediático de los clásicos coperos del Madrid-Barça, queremos demostrar cuanto se parecen los jugadores de fútbol a los músicos y en general a las personas. Y como vivimos en una búsqueda constante del balón de oro. Lo primero que hay que pensar es que el fútbol es el deporte rey en España.

Lejos de gustos y manías, es un hecho que cuando hay un partido importante se para por completo la ciudad. Podremos discutir si es más negocio que deporte (radicalmente es más lo primero). Podremos hablar hasta la extenuación si se merece ese puesto, mientras que otros deportes más sanos e interesantes no ocupan ni dos líneas en los diarios, etc.

Podemos decir lo que queramos, pero lo que es un hecho es que si nos suben los impuestos, si cierran centros de investigación, o mueren escritores famosos, la gente no sale a la calle. Pero como gane su equipo una copa, millones de personas salimos a celebralo (y me incluyo). El fútbol es el opio del pueblo.

Teniendo esto claro, es normal que en la primera posición en la cúspide social se mantenga en parte gracias al poderoso influjo de los gladiadores modernos: los futbolistas. Y que por tanto cada niño sueñe con imitar a sus ídolos futbolísticos mientras no tengan ni idea de quien escribió la Celestina.

El sistema por su parte aprovecha este hecho para ensalzar hasta la categoría de héroe a un jugador que como cualquier persona tendrá sus cosas buenas y sus cosas malas, sus virtudes y sus fantasmas. Y utilizarle como reclamo y gancho. Pues en la música pasa lo mismo, también hay gladiadores mediáticos que también tiene sus talentos y sus traumas. Vamos a ver cuanto se pueden llegar a parecer.

LOS XAVIS Y XABIS

Todos conocemos ejemplos de futbolistas profesionales que se han formado en las canteras en unos valores de equipo y compromiso y que dominan la técnica a la perfección sin la cual un equipo no se sostiene. Son los Xav/bis (Xavi Hernández y Xabi Alonso por ejemplo). En un grupo musical pasa lo mismo, hay músicos en la formación que son la clave del éxito y sin los cuales el frontmen (vocalista de turno) no es nada. Sin embargo mediáticamente no son valorados como se merecen. Nunca ganan balones de oro aunque si campeonatos del mundo. Llevan la música en la sangre pero casi siempre viven bajo la alargada sombra de los cantantes.

En la música son gente como George Harrison, Rory Gallagher o Ron Wood. Pura esencia primaria origen de todo. Beluga del bueno a un precio popular.

Axioma 1.- Si quieres ganar un mundial rodéate de los mejores y trabaja en equipo.

Los Xavis/Xabis

 

LOS GUTIS Y RONALDINHOS

Son genios. Pueden no entrenar ni ensayar, pero su arte es tan grande que son capaces de hacer genialidades que otros currándoselo toda su vida no podrían ni imaginar. Son chispa, son fuego. Aunque por desgracia muchas veces su mala cabeza o su mala suerte les impide llegar a más. Son verdaderas estrellas. tan deslumbrantes como fugaces.

En la música son todos esos genios malditos, que murieron de pura genialidad. Ahogados en ellos mismos por unas vidas atormentadas o simple destino, pero que nos dejaron obras de arte inmortales. Se nos vienen a la cabeza gente como Antonio Vega, Jeff Buckley, Kurt Cobain o Amy Winehouse por ejemplo.

San Antonio que estás en el cielo 

LOS RAÚLES

Son lo opuesto a los Gutis. Son gente con un talento limitado pero con una pasión y un carisma tan desbordante que consiguen cosas increíbles. Y lo mejor de todo disfrutan, del proceso porque aman y creen en lo que hacen. Realmente son el ejemplo a seguir porque son gente que lleguen o no lleguen a ser reconocidos disfrutan al máximo de su pasión y la gente lo recordará por ello eternamente.

En la música por suerte hay miles de ejemplos de trabajadores incansables que al final el tiempo pone en su lugar. Les cuesta llegar arriba porque otros destacan más a priori, pero cuando lo hacen su personalidad y su trabajo les mantiene toda la vida. Te pueden gustar o no,  pero quien dude de su calidad que mire la lista de sus discos vendidos. Como por ejemplo Madonna, Julio Iglesias, REM o Leonard Cohen, por decir alguno.

Axioma 2.- Los Gutis se nacen, los Raúles se hacen. Si no has nacido Guti lucha toda tu vida para ser un Raúl y aprende de lo que hacen los Gutis, aunque pienses que jamás puedas llegar a hacerlo.

Raúl, en aquellos años cuando se podía callar al Nou Camp

 

LOS KAKAS

Son aquellos que no han sabido o no han podido administrar su talento. Balones de Oro de un día que por distintas circunstancias se ahogaron en sus propias expectativas.

En la música son los One Hit Wonders, o aquellos que sólo serán recordados por una o dos canciones: Spin Doctors, Sinéad O´Connor, The Bangles, o Dover y Los del Río en España

Pero sin embargo destacan sobremanera en la actualidad dos prototipos de jugadores y que en esencia son como el Yin y el Yan de la esencia musical y futbolística: Cristiano Ronaldo y Lionel Messi. La esencia de cada uno se ha convertido en un estudio antropológico entre el bien y el mal, rematado por nuestras ganas de colorear todo de blanco y negro.

Valga este post para romper esquemas injustos y rebuscar en estos dos grandes talentos estímulos para mejorar como personas y profesionales sea cual sea nuestro campo de acción.

The Bangles, el súper grupo de los 80

 

LOS MESSIS

Messi es Dios y el balón es su Biblia. Es mucho más que un ídolo. Pone en ridículo a campeones del mundo, hace cosas imposibles, juega como si jugara contra niños y encima cae bien, porque su pose cuitada empatiza con la gente. Los humanos somos así, nuestros mecanismos de adoración comienzan con la conexión con nuestros ídolos.

Si alguien aparenta modestia y encima nos deslumbra nos conquista, como en el caso de Leo. Sin embargo a veces uno piensa que es casi imposible mantener la humildad cuando la gente te considera un Dios. Y más cuando tienes 24 años y perdón por la expresión pero una cabeza aun por amueblar. Porque en el fondo todos sabemos que a la sociedad demanda ídolos jóvenes como para renovar el armario. Pero sucede.

El caso de Iniesta por ejemplo podría encajar también dentro de este alucinante patrón. ¿Y es que alguien conoce alguna persona que le caiga mal Iniesta?. Pero es que lo mejor de todo es que es probablemente el mejor futbolista español, y encima nos dio un mundial. Pero oh! cruda realidad, Hristo Stoichkov tiene un balón de Oro y él no.

Axioma 3.- No aspires solo a ganar un balón de oro. Aprende a disfrutar del proceso de perderlo.

Pero sin embargo este tipo de jugadores que podrían haber sido unos One Hits Wonders han sabido seguir entrenado duro para ser los mejores, y desde su humildad demuestran que para ser el mejor no hay que aparentarlo sino demostrarlo. Pero es curioso que en la música cuesta bastante más encontrar  a ídolos mundiales que lleven o hayan llevado una vida ordenada y que además sean verdaderos referentes. Por una tradición heredada, en la música es más fácil encontrar a un vocalista egocentrista y excesivo que uno modesto y humilde.

Gente de vida atormentada que retroalimentan sus egos por la adoración del público y eso les hace perder la cabeza. De hecho se pueden contar con los dedos gente que viva una vida equilibrada sin excesos y que llega a ser un ídolo de masas. ¿Por qué? como diría Mourinho. No digo que no los haya pero que cuesta encontrarlos.

Así de cabeza se me ocurre que el Maestro Joan Manuel Serrat pudiera ser el Iniesta en la música. Un ejemplo tanto arriba como abajo de un escenario, como músico y como persona.

Iniesta, componiendo su inmortal Mediterráneo

 

LOS RONALDOS

Ahora muchos de vosotros pensaréis que voy a tratar a Ronaldo como el típico Frontman ególatra y acaparador pero no es así. En contra de lo que mucha gente piensa personalmente creo que Ronaldo es todo un ejemplo a seguir y me explico. No digo que sin motivo, pero la figura de Cristiano ha sido a lo largo de su vida encasillada en un patrón de comportamiento para mí injusto.

Es obvio que la personalidad ambiciosa y chulesca de CR7 le haga flaco favor para empatizar con la gente. Pero creo sinceramente que su demonización es totalmente injusta. Por el Madrid han pasado miles de jugadores con un talento fuera de lo común, muchos llegaron por unas cantidades de dinero que podrían ser perfectamente el producto interior bruto de algún país.

Muchos por no decir la mayoría de los jugadores se encontraron en una situación límite: jóvenes, dinero y mucha presión. Estos tres factores fueron como una losa que les mató como futbolistas. Así de cabeza me viene Prosineski, Anelka, Ronaldo (el gordo), Cassano, Woodgate y actualmente Kaká. Muchos ni os sonaran. Otros dilapidaron su talento por no estar a la altura de las circunstancias.

Prosikito amigo mío

Sin embargo Ronaldo (el flaco) no sólo no se ha amilanado por costar más de 100 millones de Euros sino que ha justificado su valía con creces, y eso para mi entender solo es capaz de hacerlo alguien con una personalidad límite. Evidentemente Messi es Messi y actualmente está un paso por encima del resto pero hay que reconocer que Ronaldo le sigue de cerca aunque nos caiga peor. ¿O es que vamos a valorar menos sus goles y su trabajo porque pensemos que es de una forma o de otra, cuando ninguno le conocemos personalmente?

Pero a lo que vamos, lejos de empatías lógicas, creo y defiendo que la ambición personal, el querer siempre más, el querer meter 6 goles mejor que 5, no debe ser considerado un gesto de chulería, sino una virtud para mí muy positiva para alcanzar las metas. Y yo al menos me quedo con eso para aplicarlo a mi vida personal. Hay que quererse más y creer más en uno mismo, no lo digo desde el egocentrismo, sino desde el trabajo, el compromiso y el afán de superación.

Por tanto aspirar siempre a más es una virtud aunque mucha gente piense lo contrario.

 

Axioma 4.- Querer ser el mejor no significa creerte que lo eres. Lucha por serlo, eso sí, mejor siendo tú mismo.

 

Y en la música sin embargo me vienen mil millones de ejemplos de cracks que son vistos por el público como gente ególatra y chulesca pero sin embargo nos encantan y son nuestros héroes. ¿Por qué en el fútbol no pasa? diría otra vez Mourinho.

Por ejemplo en España Joaquín Sabina canalla por excelencia, Lichis genio arrabalero, Tarque pura furia, Pereza hijos de los Stones o los Los Ronaldos nunca mejor dicho. Destacan porque a pesar de su impronta exhibicionista y arrolladora, nos enganchan y nos encantan. Incluso que nos sorprenderíamos de cómo son realmente si les conociéramos personalmente, para bien y para mal. Por no hablar de los Oasis, Los Rolling, The Who, The Doors, Michael Jackson, James Brown, Phil Spector, etc. Grandes artistas de vida radical de los que debemos disfrutar de lo que han hecho, simple y llanamente.

 

Los Ronaldos, grupazo donde los haya

 

CONCLUSIÓN

Pero bueno para concluir la reflexión final, lo que si me gustaría decir es que creo que debemos acostumbrarnos más a disfrutar de las obras del artista o del futbolista sin tratar de hacer un juicio de su vida paralelo. Dejarnos seducir por el gol de tacón de Guti de Riazor o por el disco (What’s the Story) Morning Glory? sin pensar en que ni a Guti ni a Lian Gallagher jamás le dejaríamos a cargo de nuestros hijos.

Por otra parte también hay que saber que para llegar al máximo es mejor conseguirlo si tienes cerca a los mejores. Y para ello la ambición personal tanto en la música como en el fútbol jamás puede ser considerado como algo negativo, sino un estímulo más para alcanzar nuestras metas. Y ante todo jamás hay que olvidar que el fútbol, la música y la vida es un juego (colectivo).

Y el verdadero objetivo es disfrutar de ello, con la gente que te apoya y te rodea. Si tenemos esto claro ningún trofeo será más importante que lo que disfrutamos para conseguirlo. Pues eso: ¡Que viva el fútbol que viva la música y que viva la vida!

El balón de oro musical

 

Este post tambien está disponible en:

 

http://nomark.es/el-balon-de-oro/

¿Te gustó este artículo?
1
Comentarios
  • #1 por crudiviris el 17/01/2012
    Muy buen paralelo, me recuerda a lo que decía Ayrton Senna (campeón en la F1): "Hay que ser el mejor, pero no creérselo". Yo por mi parte solo aspiro ha ser la mejor versión de mi mismo.
  • #2 por No Mark! el 18/01/2012
    Sí, tienes toda la razón!!
  • Ban
    #3 por Bobby el 21/04/2014
    Una buena inyección de sabiduría y motivación.

    Me ha gustado mucho
  • Ban
    #4 por Bobby el 21/04/2014
    Una buena inyección de sabiduría y motivación.

    Me ha gustado mucho