La Reina está muerta.

Hace mucho me di cuenta de que la única forma de lograr excitarme es escarbar en las tumbas de muertas de las que había oido hablar pero que nunca conocí en vida. Me digo a mí mismo: "francamente, Sr.Vampi, es algo muy triste", pero ninguna jovencita de las de hoy en día logra ponerme lo más mínimo. Hubo una época en la que podía, pero sé que eso pasó. Hace más de diez años. Nunca más volví a tener un orgasmo.

Hoy he vuelto a cruzar las puertas de un viejo conocido cementerio después de mucho tiempo. Y mi corazón se ha disparado saltarín dentro del pecho. ¡Cuánto tiempo hacía ya que no pasaba por aquí! Y he ido abriendo una tumba tras otra, y me he sentido rejuvenecer con cada una.

Mi cabeza me dice que no debería hablar en público de estas cosas, pero el bocazas ataca de nuevo. Y es que no puedo evitarlo: llevo tanto tiempo con la espinita clavada en el costado... después de lo que acabo de sentir, he tenido que contarlo, desahogarme de alguna manera. Todas las jovencitas de hoy en día, que van de modernas, me parecen tan ridículas como un cura vestido con un tutú.

Si no fuera porque los vampiros ya estamos muertos, hace mucho que me hubiera suicidado. Lo único que me mantiene realmente vivo es saber que hay una luz que nunca se apaga. Desgraciadamente, esa luz sólo me guía hacia nuevos cementerios donde dar rienda suelta a mis íntimas aficiones.

Y sé que unas jovencitas son más grandes que otras, pero donde esté una Reina que se quiten las demás. Aunque esté muerta.

Larga vida a los Smiths.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
  • avatar
    #1 por --2301-- el 30/04/2007
    jejeje, mortal de necesidad..

    muy bueno
  • #2 por Chivas el 04/05/2007
    Alguien escribió:
    Todas las jovencitas de hoy en día, que van de modernas, me parecen tan ridículas como un cura vestido con un tutú.

    ¡¡¡AMÉN!!!
    Aunque personalmente prefiero que esten vivas(suelen dar más juego).
    Buen escrito,he disfrutado leyendolo.
  • #3 por Asphericus el 11/05/2007
    Tú lo que quieres es que vuelvan los Smiths, ¿no?