Los roles en la música electrónica (I)

Contenido patrocinado

La música electrónica empezó, en su origen, sintetizando timbres que imitaban a los instrumentos acústicos o que estaban inspirados en ellos, aunque no fueran especialmente similares en el aspecto externo ni la articulación. Podemos ver el caso del theremin, cuyo sonido puede recordar al de un violín cuando es ejecutado por una virtuosa del mismo (como Clara Rockmore u otros), o el de los timbres orquestales creados mediante sintetizadores Moog en gran parte de la obra de Walter Carlos.

Con posterioridad se ha seguido un criterio similar al crear timbres sintéticos en la electrónica de baile. Las cajas de ritmo, por ejemplo, se han organizado siguiendo el esquema de una percusión muy concreta: la batería de jazz. A pesar de los años transcurridos seguimos hablando de sonidos de bombo, caja o charles a pesar de que el audio no es generado en absoluto por un tambor o un platillo, sino por osciladores de onda seno y ruido blanco o por otras técnicas de síntesis.

Batería y TR-909

Ello quiere decir que cuando nos referimos a un sonido de percusión de tipo bombo generado por un instrumento electrónico asumimos que estamos usando un sonido con unas características similares a la de un bombo acústico. ¿Cuáles son esas características? Pues que es un sonido percusivo, grave y que musicalmente sustenta los patrones de muchos estilos que usan patrones rectos del tipo cuatro-abajo, como el house o el techno, como otros en los que la rítmica es más quebrada como el hip-hop o el drum’n’bass. 

Evidentemente cada género tiene su estética y no suenan igual los timbres de percusión en un género musical que en otro. Lo importante, no obstante, es que en todos esos géneros el timbre de tipo bombo tiene el mismo rol.

Al abordar una selección de timbres de percusión utilizamos frecuentemente kits o conjuntos organizados de percusión, como por ejemplo en Ultrabeat de Logic. La caja de ritmos permite cargar en bloque un conjunto de sonidos mapeados al teclado musical de una forma concreta, de manera que al cambiar de kit seguimos utilizando los mismos roles aproximadamente. Por ejemplo C1-bombo, D1-caja etc.

Por otra parte, en tendencias musicales más vanguardistas puede ser que los timbres de percusión lleguen a deformarse tanto que pierdan ese rol y se transformen en otro timbre. Por ejemplo, manipulando adecuadamente el timbre y las características dinámicas de un bombo electrónico mediante síntesis podríamos convertirlo en un bajo o en otra cosa. Transformar el timbre de esa forma es similar a las manipulaciones de la forma y el color en la pintura abstracta. En el arte figurativo los colores y las formas pueden ser muy similares al modelo del que se ha tomado como ejemplo, a diferencia de lo que ocurre en el arte abstracto, en el que se puede llegar a perder toda conexión con aquel.

En la música electrónica hay tendencias continuistas en parte, puesto que se respetan algunos roles básicos que imitan los sonidos utilizados en los precedentes de la disco, el funk o el reggae entre otros. También existen tendencias más vanguardistas que deforman los timbres hasta hacerlos irreconocibles. 

Estos dos enfoques coexisten en muchos géneros, como por ejemplo en el house: tenemos por un lado el garage clásico, con timbres y estructuras rítmicas deudoras de la disco music, pero también tenemos el acid house, que modula el timbre de las melodías generadas por la TB303 creando sonidos radicalmente distintos.

Roland TB-303

No solo los sonidos de percusión tienen roles, sino que los sonidos sintéticos en general suelen organizarse en categorías que en origen están inspiradas en la orquestación tradicional, y pueden ir de lo imitativo a lo muy abstracto. De esta forma tenemos timbres de tipo bajo, de tipo solista o monofónico, de tipo pad, de tipo teclado o polifónico, de tipo efecto, de tipo evolutivo, etc

Cada una de estas categorías tiene una peculiaridad en cuanto a la posición que ocupa en el arreglo musical, así como las características dinámicas y estáticas del timbre. 

Por Ramir Martínez (profesor microFusa)

¿Te gustó este artículo?
10
Comentarios
  • #1 por Paltian el 03/09/2014
    ¡Muy interesante! No conocía yo el theremin.
  • #2 por serio el 03/09/2014
  • #3 por berni20 el 03/09/2014
    Tr-909+Tb-303= música electrónica
    1
  • #4 por Aum Project el 03/09/2014
    #3 Ableton + los mismos presets reventados= EDM… :paletas:
  • #5 por Replicante el 03/09/2014
    El sampler abrió una nueva perspectiva de lo que puede ser un kit de percusión. Un patrón rítmico ya no tenía por que estar basado en muestras de sonidos de percusión acústica. Un grito, un ladrido, una plancha de metal, una piedra rodando por el suelo... las posibilidades son casi, casi infinitas. Es una pena que los samplers se hayan convertido en tan solo reproductores de muestras y no en las máquinas experimentales con la que pasarse la tarde retorciendo sonidos... Quizás es por una cuestión de economizar el tiempo invertido en el estudio, pero antes parecía que la gente se enfrascaba mucho más en intentar editar sus propios kits a la antigua usanza...

    Saludos,
    10
  • #6 por pasota™ el 03/09/2014
    Al infinito de acuerdo contigo.
    1
  • avatar
    #7 por --421767-- el 03/09/2014
    Pues no es cierto, no pretendamos convertir a la música electrónica de baile como el destino de la música electrónica, porque es ilegítimamente falso.
    Música electrónica de baile=consumo=99% basura.
    El término música electrónica en los 20/30 fue emparejado a la creación de sonidos generados electrónicamente, mediante equipos muy rudimentarios y sólo fue hasta mediados de los 60 (63 y 64) cuando algunas lumbreras querían imitar sonidos acústicos con los primeros Moogs y Buchlas...
    Las primeras inquietudes de los creadores de la música electrónica eran integrar los sus "aparatos" como un "instrumento" más; otros, sin embargo, pretendían un nuevo lenguaje sonoro; también existieron esos imitadores de sonidos electrónicos (no sólamente Carlos, el más conocido por aquel entonces y quien más ha perdurado simplemente por su concienzudo trabajo, su acercamiento a la clásica y el respaldo que ello obtiene, por el apoyo de su discográfica y por su supuesto morbo... para quien lo vea).
    A partir de finales de los 60 surgió la categoría más amplia, la que empezó a darle prestigio, la más densa y, luego, la que más la acercó al gran público (Jarre), hasta que en los 80 los aprendices de Kraftwerk, poppies, bacalaeros y similares transformaron e incluso expropiaron el nombre con la anuencia de los medios ($$$) y convertirse en lo que es hoy, el dance en todas sus ramificaciones.
    He ahí una historia muy breve y más objetiva de lo que es la única electrónica (vista desde dentro).
    6
  • avatar
    #8 por --468990-- el 03/09/2014
    #7 ...
  • avatar
    #9 por --468990-- el 03/09/2014
    #7 Qué genuino te ha quedado eso de que el 99% de la música electrónica de baile es basura... Te aseguro que hay mucho, mucho más de 1% de música Dance, electrónica de baile -música para bailar, para entendernos- que es digna de escuchar, y por ello me metí en esto.

    Esos comentarios son explícitamente desmesurados y sensacionalistas a lo destructivo.
    6
  • avatar
    #10 por --421767-- el 03/09/2014
    Perdón, me he expresado fatal, quise decir, lo digo ahora, que cuando unas composiciones musicales no son más que producto de consumo es bastante probable que tenga nulo interés intelectual (para quienes disfrutamos escuchando y no consumiendo).
    Consumir, gastar, utilizar son antónimos de disfrutar.
    1
  • avatar
    #11 por --468990-- el 03/09/2014
    En ese caso, no te quito razón.
  • #12 por dhisot el 03/09/2014
    Muy interesante artículo. Las tradiciones son difíciles de dejar... He oído mucho esto: ¿Por qué tantos sonidos al tiempo como si el baterista tuviese 4 manos? En música electrónica no existe baterista, si no quiero que exista. Para muchos es difícil convivir con este tipo de situaciones. O lidiar con lo que se ha vuelto el bajo en el dubstep por ejemplo, cada vez más lejos del sonido percusivo de un bajo de cuerdas.
    En cuanto a los roles, ¿Por qué se extinguió la viola da gamba?, pregunto yo, a parte de una rara presentación en la que se le ve. Cuál era su rol? Qué instrumento lo tomó? Algunos instrumentos actuales no electrónicos serán desplazados en su rol? Desaparecerán pronto?
  • #13 por Cone Stone el 03/09/2014
    Música electrónica... que aburrida para algunos.
    Y cuanto truco conocido... y por conocer.

    El rol más peligroso es el rol "T", o sea; el T-rol.
  • #14 por Fernando Monreal el 04/09/2014
    Bueno profesor, no creo que los pioneros de la música electrónica, como Klaus Schulze, Ash Ra Tempel, Tangerine Dream, Procol Harum, he incluso un poco Pink Floyd en sus comienzos, sin olvidar el ¨hallazgo del house¨, una rallada de tripi, del señor Manuel Göttsching ¨E2-E4¨, fuese precisamente emular a los instrumentos acústicos, al menos estos supieron darle una utilidad a la tecnología sintética mucho mas creativa
    2
  • #15 por HECTOR el 05/09/2014
    Excelente información. :dj:
    1
  • #16 por Julius@Wikter el 06/09/2014
    De todo ha habido a lomlargo de la historia de la sintesis. Por suerte, al aparecer el sampling los sintesistas empezaron a dejarse de tonterías y se dedicaron a buscarle el sonido a los sintetizadores, independientemente de la música que tuviesen en mente.
    Sonido y música no han sido nunca lo mismo...
  • #17 por TKNGROUP el 07/09/2014
    o si si, te doy la razón... o no..?? esa es la cuestión!
    :)

    Como se podría experimentar con un sampler??
  • #18 por Hans-G el 10/09/2014
    Interesante pero el resumen del articulo es palabreria sobre algo obvio, sin animo de ofender.
  • #19 por iilfabbiogonzalez el 12/09/2014
    #7 sos en primero por no decir el unico en que veo unos cuantos años que piensa exactamente como yo
  • #20 por iilfabbiogonzalez el 12/09/2014
    #7 sos en primero por no decir el unico en que veo unos cuantos años que piensa exactamente como yo
  • #21 por the_can_opener el 08/01/2015
    Creo, que por una cuestión de respeto, habría que tener un poco de cuidado en la manera de nombrar una persona. Sobre todo, si como creo que es en este caso, se intenta destacar su trabajo.

    http://en.wikipedia.org/wiki/Wendy_Carlos
    .