La sagrada libertad de un fulano con bigote

En realidad, ya lo sabía desde hace algunos años. Al señor Aznar no le gusta que le digan lo que puede hacer. Ha salido en televisión diciendo que no le gusta que le digan cuánto vino puede beber, que no puede pisarle al acelerador y que...
Bueno, eso. Está claro, ¿no? Pero en realidad, todos sabíamos desde hace mucho tiempo que al señor Aznar no le gusta que le digan lo que puede hacer. Y lo sabíamos porque se lo dijimos hace unos años de forma razonablemente clara, cuando todavía era presidente, y tuvo a bien ignorarnos a nosotros y a nuestro claro y razonable mensaje. Pocas veces este país se ha manifestado con tanta vehemencia como cuando le hicimos saber al señor Aznar que no queríamos que nos metiera en la segunda guerra de Irak. Si lo quería alto, bien alto se lo dijimos, si lo quería claro, "no a la guerra" no parece una frase especialmente difícil de entender. Y bien que se limpió el culo con nuestra manifestación, nuestra opinión y con el pueblo español en general. Si fue capaz de limpiarse el culo con la opinión del pueblo español en algo tan importante como entrar en una guerra, a saber lo que será capaz de hacer cuando hablamos de beber vino, coger un coche y pisarle al acelerador. Porque, total, como él dice, ¿quiénes son esos de la DGT para decirle a nadie lo que puede o no puede hacer? Se ve que nadie de su familia ha sido asesinado un lunes a las doce de la noche por un conductor borracho que se metió en la acera. A lo mejor en ese caso sería capaz de hablar con un mínimo de sensatez. Aunque yo no lo creo.
¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
  • #1 por Laescaleradejacob el 14/05/2007
    vaya tela, el ansar este, menos mal que ya no esta en activo.........
  • #2 por weld el 15/05/2007
    Iñaki Gabilondo for President y Aznar a la Horca como Sadam Hussein

    cada vez dan mas arcadas y vomitos varios...

    salud