SID, ayer el Commodore 64, mañana el mundo

Peter Kirn

sid commodore 64 ron hubbard commando 1985 elite

El chip que dominaría el mundo. Cerca de un cuarto de siglo después, su sonido renace en los nuevos terminales móviles.

La versión larga de la historia la escribe el Commodore 64. Sigue siendo el ordenador más popular de todos los tiempos. ¿Y esta pequeña cosa llamada iPhone? Bueno, de alguna forma es como el C64. Le da a la gente lo que realmente quiere. En este caso un reproductor de la música del C64 de bolsillo.

¿Cómo explicar que mi bandeja de entrada está llena de trucos para el nuevo SID Player del iTouch y el iPhone? ¿Quién necesita los MP3 cuando tienes un SID? Una pequeña descarga te da hasta 33.000 pistas, y el reproductor en sí mismo es de código abierto. La moraleja perfecta para este día de la música de videojuegos que nadie había planeado.

Sería demasiado fácil dejarte vencer por la nostalgia, tanto como dejar pasar la última novedad para tu iPhone. Considera que tienes muy buenos motivos para hacerte con el SID Player.

Composiciones: No se trata sólo de nostalgia, aún si consideras los tonos de juegos clásicos como Commando o Arkanoid. Compositores como Ron Hubbard eran tremendamente inventivos e ingeniosamente compactos. A la mierda con la instrumentación, y la sintonía todavía funciona. No se puede decir esto de casi toda la música moderna para videojuegos, pero sí de hits como Still Alive.

Partituras, no sonido: Seguimos peleados con la idea de que la música grabada es superior a la secuenciada para sintetizadores. Nadie sabe en realidad dar un motivo. Vale, si intentas simular una orquesta tiene sentido, incluso usando los más sofisticados samplers. Pero para composiciones electrónicas esto no tiene ningún sentido. Puedes empaquetar bien de contenido musical en una partitura. Si el MIDI te supera, es porque te superan los sintes que lo tocan, o las limitaciones del formato. O las dos cosas.

SID forever: Sigue siendo uno de los grandes diseños para un sintetizador de todos los tiempos, por su economía y su personalidad. Pero no hay motivos para que su éxito no pueda ser replicado ahora por los fans del DIY o los programadores de sintetizadores para terminales móviles e incrustados.

No tengo nada contra la nostalgia, pero tampoco contra un escepticismo saludable. Pero si miras este reproductor SID del 2009, sabes que tiene algo que durará siempre, aunque la historia arrastre al SID y al iPhone al olvido.

Éste es el enlace a la página del proyecto SID Player en iTunes, demostración por cierto de que es posible cobrar 2,99$ por una aplicación de código abierto. Vía Synthtopia y el Twitter de James Lewin entre otros.

¿Insuperable? No creas. También te puedes construir un reproductor SID de bolsillo que no haga ninguna otra cosa.

Visto en Chip on the Go: SID Player for iPod Touch, iPhone Plays C64 Tunes, Says Something publicado en Create Digital Music.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios