.

  • Peligros y enfermedades que produce el aspartamo
 

En experimentos efectuados a lo largo de la década de los 90, se ha descubierto resultados extremadamente alarmantes sobre esta sustancia. A menos de 30º Celsius el aspartamo no causa mayores problemas. Pero cuando el químico supera esa temperatura, el metanol que se encuentra en buena proporción en el aspartamo se convierte en formaldehído y luego en ácido fórmico. ¿Es peligroso esto? Claro que sí. El formaldehído es una sustancia que se emplea en el embalsamamiento y el ácido fórmico se encuentra en varias sustancias ponzoñosas producidas por ciertos insectos. Por esto, se ha descubierto que el aspartamo puede cuasar: tumores cerebrales, torácicos, uterinos, migraña, túnel carpiano, artritis, epilepsia, fobias, alzheimer, fibromialgia, lupus, enfermedades cardíacas, síndrome de fatiga crónica, depresión, derrame cerebral, y se especula que puede causar otras enfermedades que la ciencia médica aún desconoce o que sean muy difíciles de diagnosticar. ¿Suena peligroso? Lo es. Esto ha llevado a que en los países miembros de la Unión Europea prohibieran el empleo de esta sustancia en alimentos y medicamentos. En Canadá también han prohibido su utilización. Pero cabe preguntar, ¿por qué no se ha eliminado el uso de esta sustancia a escala mundial, si hace más de una década que se conocen sus efectos nocivos? La respuesta es simple: no conviene. A muchas empresas que lo utilizan, y ni hablar de aquellos laboratorios que lo producen, les significaría un revés económico muy grande cambiar sus fórmulas. Además, sería muy perjudicial para su imagen comercial reconocer que durante años han utilizado un producto nocivo para la salud de sus clientes. Por todo esto, se trata de encubrir la verdad sobre el aspartamo.
¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
No hay comentarios todavía. Se el primero en escribir uno.