Sociedades Linux

10692_640.jpg

En sus tiempos como entrenador del Club Deportivo Tenerife y del Real Madrid, acuño Jorge Valdano su teoría de las sociedades. Segun ésta, puede suceder en cualquier equipo que dos jugadores desarrollen una sinergia tal que su contribución sumada al equipo sea superior a la que suponía la de cada uno de ellos en solitario. En aquel tiempo se hizo especialmente popular la que formaban Amavisca y Zamorano. Ninguno de ellos podía ser considerado una estrella —aquel equipo disfrutaba de elementos como Raúl, Laudrup o Redondo— y sin embargo juntos hicieron una excelente temporada, sumando gran cantidad de goles en jugada común —incluyendo uno de los marcados al Deportivo de La Coruña, el que dio el título— y convirtiendose habitualmente en el terror de las defensas ajenas.

Cabe sugerir que ocurra algo parecido en el mundo del software libre. Es habitual en el espíritu UNIX el que una aplicación sólo haga una cosa, y excelentemente bien hecha, y sea tarea del sistema operativo comunicar entre las distintas aplicaciones para realizar tareas más complejas sumando la contribución de cada una de aquellas. Así, hay algunas sociedades ilustres en el mundo Linux que, emparejadas, hacen la vida muchísimo más fácil al usuario y al desarrollador de lo que lo harían por separado. He elegido éstas:

SSH/GNU Screen

Es conocido que ssh sustituye ventajosamente a telnet para establecer una sesión en una máquina remota. Y es que, no sólo el intercambio del nombre de usuario y la contraseña viaja cifrado: Toda la comunicación con la máquina remota lo hace. Se permite también tunelar puertos TCP desde la máquina remota hacia la local, lo cual permite establecer una forma limitada pero muy útil de red privada virtual, donde se permite el acceso a multitud de servicios en la red remota. Por supuesto, la información que viaja por los puertos tunelados también lo hace de forma cifrada. Entre otras cosas, yo utilizo ssh para conectar con el ordenador de casa que corre el software P2P, siendo capaz de realizar búsquedas o iniciar descargas como si me encontrara in situ —véase más adelante la sociedad MLdonkey/sancho—.

Por otra parte, screen es un emulador de terminal que permite multiplexar distintas sesiones de shell a través de una única conexión, permitiendo además desconectarse de dicha conexión manteniendo las sesiones de shell abiertas y cualquier programa lanzado desde ellas ejecutándose. Así, para mí es lujosamente sencillo conectar con ssh a casa, abrir una sesión screen, ejecutar MLdonkey, desconectar de la sesión screen manteniendo el programa ejecutándose y, una vez de vuelta a casa, hacer acopio de todo lo descargado.

fetchmail/Mutt

Eric S. Raymond es uno de los grandes gurús de la cultura del software libre, y posiblemente el más controvertido. Es autor de algunos de los ensayos más populares sobre el tema —The Cathedral and the Bazaar, How To Become A Hacker o How To Ask Questions The Smart Way— y es autor también de teorías tan peregrinas como que la posesión y el uso lúdico de armas de fuego es una actividad que todo hacker debería tener entre sus aficiones. De sus contribuciones puramente software, fetchmail es la más popular. Se explica de forma sencilla: fetchmail es capaz de descargar correo desde cualquier servidor utilizando cualquier protocolo hacia tu máquina local. Haciéndolo por supuesto de forma ciento por ciento respetuosa con los estándares establecidos.

Mutt es el más popular cliente de correo para consola —permítanme los usuarios de pine la exageración—. Yo utilizo mutt para la lectura del correo en todas las plataformas, incluyendo Windows, y es generalmente a los usuarios de este último a los que tengo que dar habitualmente una explicación de por qué utilizo una aplicación tan fea. En mi opinión, la lectura y la redacción del correo electrónico tratan sobre leer y escribir. En ese sentido, tener que echar mano del ratón permanentemente para realizar dichas tareas resulta el colmo de lo invasivo. No es casual que el término utilizado para describir la tarea de redactar un nuevo mensaje sea componer. En efecto el proceso de juntar palabras para formar un mensaje idealmente debería ser considerado análogo al de juntar notas para formar una melodía. Utilizando una aplicación como mutt, donde no es necesario en ningún momento apartar las manos del teclado, es además una forma mucho más rápida y eficaz de gestionar el correo electrónico. Para quien como yo está suscrito a decenas de listas de correo, esto se hace imprescindible.

En general utilizar Mutt redefine para quien lo hace la experiencia de utilizar el correo electrónico. La redefine hacia lo que siempre debería haber sido y nunca debería haber dejado de ser.

MPlayer/FFmpeg

MPlayer permite reproducir todos los formatos de vídeo existentes. Incluye la aplicación auxiliar mencoder que permite recodificar entre todos los formatos que MPlayer sea capaz de reproducir. ¿Todos? Bien, si alguno de los formatos, a la manera de la aldea gala, sigue resistiendo al invasor, para eso está FFmpeg, la que sí soporta todo lo que le echen. Ésta es además una de las aplicaciones desarrolladas por Fabrice Bellard, este sí hacker intachable. El tiempo que Raymond pierde reventando latas vacías de sopa a balazos, Bellard lo pierde desarrollando la fórmula más rápida para calcular dígitos sueltos del número Pi en representación binaria.

MLdonkey/sancho

MLdonkey es un cliente P2P que una vez ejecutado funciona como un servidor, al que es posible conectarse mediante telnet o http para gestionar las descargas, iniciar nuevas o realizar búsquedas. Esto tiene especial utilidad corriendo MLdonkey en un servidor doméstico, al que es posible conectarse utilizando ssh desde cualquier otra ubicación.

MLdonkey soporta los protocolos ed2keDonkey, con las variantes Overnet y Kademlia, lo que lo hace enteramente compatible con eMule— y BitTorrent, con lo que cubre practicamente todas las necesidades del descargador más impenitente.

sancho es un cliente gráfico para MLdonkey. De nuevo, sancho puede correr en la misma máquina local donde el servidor MLdonkey está corriendo, o en cualquier máquina remota accesible mediante ssh. sancho es la forma más cómoda de administrar las descargas y de realizar nuevas búsquedas, y en poco tiempo se convierte en imprescindible.

ALSA/jackd

ALSA es el conjunto de drivers de audio de baja latencia, que permite un uso multimedia avanzado de prácticamente cualquier tarjeta de sonido del mercado, incluidas las embutidas en las placas base más populares. jackd —desarrollado inicialmente como parte del proyecto Ardour— es un servidor de audio también de baja latencia, y el responsable de convertir una estación de trabajo basada en Linux en una especie de Reason a lo bestia, donde es posible conectar la salida de audio de cualquier aplicación a la entrada de audio de cualquier otra.

GRUB/Linux

Sin más comentarios.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
No hay comentarios todavía. Se el primero en escribir uno.