The Rainbow Thief

Los tenues rayos del sol ahuyentaban lentamente la grisácea tempestad. Un sutil y tierno haz de luz traspasó enamorado una inmensa nube.

El arcoiris atravesó el cielo con su formula en siete. Ellos saliendo del colegio se detuvieron a mirarlo.

Ya con la cara barnizada de amarillos, azules, verdes y violetas, un chispazo de conciencia sutil llegó posándose sobre sus almas.

-dice mamá- Decía Clovis. – que cuando un arcoiris se manifiesta; allá, muy a lo lejos, en su remoto final se encuentra un gnomo y su tesoro, y que si eres lo suficientemente hábil y valiente para llegar hasta allá puedes fácilmente robarle al gnomo su preciada riqueza-.

Ambos continuaron mirando el hermoso fenómeno en silencio mientras las frescas brisas re rocío se colaban en el aire hasta llegar a sus pulmones.

-¿no seria grandioso?- preguntó Clovis a su buen amigo.

- Pues sí. Respondió Fando con un tono irónico. – pero soy muy malo en eso de invertir dinero; ahora dime, ¿No sabrá tu mamá algún método o algo para robar el arcoiris en vez del tesoro?

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
  • #1 por Moiré el 07/04/2010
    un homenaje al título de Alejandro Jodorowsky... (solamente al título)