Vietnam Quartet

01/11/2007 por Ismael Valladolid Torres

La ausencia de una cultura clásica en los Estados Unidos de América —donde no hay catedrales góticas, en admirable síntesis de Shlomo Ben Ami— se traduce en lo político, pero también, y eso es lo que nos interesa, en lo artístico. Sin necesidad de una revolución romántica o futurista, es allí el único lugar de occidente donde los expresionismos se expanden con naturalidad, una expansión sin la que no se entiende el arte durante el siglo XX.

George Crumb

En lo musical, tampoco se entiende la segunda mitad del siglo pasado sin las libertades melódicas introducidas por la jarca de Bartok. Escuchando al norteamericano George Crumb, sorprende que pueda entenderse sin los hallazgos de los maestros de la psicoacústica. Black Angels es su composición que más nos sugiere. Inspirada sobre imágenes de la guerra de Vietnam, habría resultado una arriesgada pero admirablemente coherente elección como banda sonora del Apocalypse Now de Coppola. Por desgracia uno de los tópicos culturales más arraigados del siglo pasado en una y otra acera del fascismo es el uso demagógico de la música de Wagner.

La obra, compuesta para cuarteto de cuerda, requiere que éste sea amplificado. Se invita también a los músicos a susurrar, reir, cantar o incluso gritar durante la interpretación. En algunos momentos se utilizan tubos de cartón o incluso el interior del piano como cajas de resonancia para la voz. Es música que respeta la tradición mientras abraza la innovación y juega la carta del impacto psicológico.

0
Comentarios
  • #1 por soundlab el 15/11/2007
    ya conocia el autor y la obra... simplemente impresionante, tiene más obras con técnicas muy innovadoras, como la obra para piano amplificado, que le da un juego muy particular a este instrumento, que en aspecto de recursos sonoros, para algunos no parecía dar mucho juego...