Estrategias para el estudio de piano

#61 por mabraman el 01/02/2014
Pues estoy de acuerdo con casi todo lo que dices. Personalmente esta siendo una gran enseñanza buscar y traducir textos. El debate actual también lo es. Por supuesto, no es necesario conocer todo lo escrito sobre técnicas de estudio del piano, se trata de hallar un equilibrio. Como dice esa frase: la acción sin conocimiento no sirve de mucho, ni tampoco el conocimiento sin acción.
Estoy en la fase final de mi "investigación" casera, que sí, me ha quitado tiempo de darle a la tecla durante un trimestre entero, pero sé que este esfuerzo me devolverá ese tiempo, con creces. Cuando un caballo se come un obstáculo no queda más remedio que recular, pensar y coger de nuevo carrerilla.
Pienso de verdad que un alumno de mi perfil (adulto, activo, aficionado) sólo puede obtener beneficios de un trabajo así. Supone despegar la nariz del teclado y tener una visión de conjunto. Que juzgue el lector si le sirve o no.
Un ejemplo: estoy con una Sonatina de Clementi, que para mi nivel parecía imposible hace unos meses. Bueno, pues he aprendido a trabajar en ella y las cosas van saliendo, pasando menos tiempo al teclado y más en la partitura. Es trabajo del profesor enseñar eso, pero no todos los profesores lo enseñan. A mi no. A mis compas tampoco. Y se nota en los conciertos trimestrales.
Además, estoy aprendiendo a simultanear piezas. Junto a lo de Clementi, trabajo en blues, en una versión facilita de Alice in Wonderland, en una Gnosienne, algo de Calderazzo...Me cuesta pero va saliendo, poco a poco. Y eso en año y medio, y estudiando digamos que regular.
Así que, maduritos del mundo, SE PUEDE.
(Y en un añito o dos, de cabeza a los talleres de la Sedajazz, mi sueño húmedo)
Subir
#62 por Oscar Espinosa el 01/02/2014
Mikolópez escribió:
La improvisación es la clave, desde mi punto de vista, para aunar disfrute, técnica, música, oído, comprensión armónica, pulso, etc... Es la gran ignorada de muchos de estos textos "modernos", y me parece una de esas "técnicas olvidadas" del pasado que jamás debían haberse desterrado de las aulas.


+1

Me niego a digerir la agonía. (Marguerite Yourcenar)

Subir
#63 por mabraman el 02/02/2014
Vale Miko, ya lo he pillado.
Qué te parece si nos dejamos de si algo es viejo o nuevo y lo juzgamos por su utilidad. El otro debate me temo que nos va a llevar a un punto muerto. Pensemos, si os parece bien, en el tiempo de estudio como un espacio en el que se identifica una dificultad y se buscan soluciones, o un espacio para la memorización de música, o el ejercicio de la improvisación o lo que sea.


Unas preguntas, por si alguien de los que leen esto quiere jugar: ¿Cómo estudáis? Cuál es vuestra rutina de estudio, días a la semana, horas diarias, calentamiento, métodos o estilos de memorización, lo que se os ocurra.
¿Tenéis algún problema "crónico" relacionado con el aprendizaje del piano, algo en que no véis la manera de mejorar? ¿Tenéis algún sentimiento de ansiedad relacionado con el tiempo de estudio? ¿Cuáles son vuestros objetivos ahora mismo? Estas preguntas son sólo sugerencias, no pretendo condicionar las respuestas.

¿Jugamos?
Subir
#64 por Oscar Espinosa el 02/02/2014
En mi caso que curiosamente tengo una pésima memoria para las cosas del día a día (me he dado cuenta que el problema real es el de falta de atención y/o desinterés,)en la música me es bastante fácil memorizar.. Cuando me enfrento a una nueva pieza musical estoy muy atento, algo que creo que es esencial. Siempre hago una lectura a primera vista de toda la partitura, donde estoy atento a la forma musical y los movimientos armónicos, rítmicos, modulaciones, identificación de los temas, re-exposiones o variaciones del mismo. Después hago una segunda lectura, pero solamente de la primera sección o tema, esto lo hago un par de veces leyendo la partitura y luego toco de memoria todo lo que recuerde, sin preocuparme de que pueda tocar notas erróneas. Después hago lo mismo con las demás secciones de la obra, hago otra lectura de toda la obra, y repito el proceso de leer y tocar de memoria por secciones.

La idea es aprenderme todo la obra al mismo tiempo, no comenzar de forma lineal de principio a fin, por un lado para evitar el caer en la comodidad de aprenderme la primera sección y comenzar a tocarla una y otra vez por placer, y también para ir estudiando/analizando la forma musical de toda la obra y ser consciente de todo su movimiento: de dónde viene, para donde va, dónde está el climax, las variaciones, etc,. De ahí la importancia de hacer un estudio integral de todo lo que conforma la música: Ritmo, melodía, armonía, forma musical; indispensable practicar y desarrollar una buena lectura a primera vista, ser capaz de hacer una lectura interior de la partitura y reconocer todas las partes que conforman la obra. Y haber hecho muchos estudios, es decir, obras especialmente creadas para superar los problemas técnicos del instrumento, para mi es un error abordar una obra muy compleja y para la cuál uno no está preparado, porque no solamente va a ser un trabajo agotador y frustrante, sino que no se van a obtener buenos resultados musicales por nuestras propias limitaciones técnicas.

Me niego a digerir la agonía. (Marguerite Yourcenar)

Subir
#65 por Oscar Espinosa el 02/02/2014
Siempre memorizo primero y dejo para el final los pasajes problemáticos. Algo que me funciona es tomar el pasaje problemático y convertirlo en un ejercicio: transportándolo a todas las tonalidades, invirtiéndolo, etc.,..

Me niego a digerir la agonía. (Marguerite Yourcenar)

Subir
#66 por mabraman el 03/02/2014
http://pom.sagepub.com/content/19/1/3.short?rss=1&amp%3bssource=mfc

En el enlace de arriba hay un montón de documentación que hace referencia a la psicolología aplicada a la música.
Os dejo también las conclusiones sobre una investigación hecha con alumnos (entre iniciación y octavo) sobre la aplicación de estrategias de estudio. Es interesante, porque en algunos casos los datos no dicen lo que uno esperaría. Es especialmente llamativo que la mayoría de las gráficas coincidan en un "bajón" entre los cursos primero y tercero, y que a partir de ahí el uso inteligente de estrategias y el tiempo total de estudio no hagan más que aumentar. Está en inglés, lo siento. Si a alguien le interesa se podría traducir.
Archivos adjuntos:
Subir
#67 por mabraman el 03/02/2014
Os dejo un párrafo que guarda relación con algunas de las cosas que aquí vamos debatiendo. Ya adelanto que el estudio no permite extraer conclusiones definitivas. La forma de plantear los cuestionarios y la naturaleza de las preguntas a menudo no permiten establecer correlaciones entre fenómenos, aunque sugieren vías de investigación futura y líneas de actuación pedagógica:

Implications for education
The findings show that beginners learning to play an instrument tend to play through the
music that they are required to learn. Initially, this may be an effective strategy as pieces tend
to be short and of similar difficulty throughout. However, the evidence from this research suggests
that, at middling levels of expertise, some learners may not be able to make the transition
to the strategies required to learn the more difficult repertoire needed for further progression.
Clearly they need support from teachers to enable them to work more effectively. Earlier
research has shown that teachers often believe that they are teaching their pupils how to practise
(Barry & McArthur, 1994) while students report that this is not the case to any great
extent (Jørgensen, 1995, 2000; Schatt, 2011). Indeed, there is considerable evidence that
even those studying at higher education music conservatoires do not always adopt very effective
practising strategies (Austin & Berg, 2006; Miksza, 2006; Nielsen, 1999, 2001). This is
despite the evidence that students can be taught to adopt meta-cognitive strategies effectively
during practice and that this leads to enhanced performance (Bathgate, Sims-Knight, &
Schunn, 2011). Clearly teachers need to focus more on this issue, particularly as practising for
very long periods of time can lead to physical injuries and ruin promising musical careers (see
Williamon, 2004).
Subir
#68 por supertorpe el 04/02/2014
Mikolópez escribió:
Pasa que dichas técnicas ponen en el tablero de juego del estudiante muchas más herramientas que tener en cuenta y un criterio amplio sobre formación del oído, memoria, biomecánica, etc. Un buen profesor concreta sus esfuerzos en sintetizar dichas herramientas a lo absolutamente necesario, evitando que el estudiante tenga que ser pedagogo antes que pianista.

Las veces que yo aconsejo un tipo de ejercicio a mis alumnos lo hago para que se concentren en dicha habilidad. Si les doy mucha información sobre el propósito pueden tener que dedicar demasiado tiempo a evaluar por sí mismos lo que me corresponde a mí en las clases.


Pero eso depende mucho de las características del alumno. Un alumno más analítico puede necesitar conocer más acerca del método: el cómo, el por qué y el adónde, ya que en caso contrario puede percibir una falsa sensación de "improvisación" en el propio método, lo que también puede generar un desasosiego. No se trata de una cuestión de desconfianza en el profesor, sino que a algunas personas les funciona mejor el saber que el dejarse guiar ciegamente.

Estudiando piano desde 01/03/2010 hasta 2015.
Mis cosillas
https://www.diigo.com/user/supertorpe

Subir
mod
#69 por Mikolópez el 04/02/2014
supertorpe escribió:
Un alumno más analítico puede necesitar conocer más acerca del método: el cómo, el por qué y el adónde, ya que en caso contrario puede percibir una falsa sensación de "improvisación" en el propio método, lo que también puede generar un desasosiego. No se trata de una cuestión de desconfianza en el profesor


Suele ser una cuestión de "autodesconfianza proyectada"... Así que sí se aprecia cierta desconfianza al profesor y al método, casi de entrada.

De verdad que aquellos alumnos a los que tengo que explicarles de más se llevan menos ejercicios a casa y menos evaluación de mi parte. No es práctico ni oportuno, porque encima suelen ser los que menos estudian (por las razones que sean).

Si tu afición es la pedagogía musical añádela a tu afición del piano, pero que aquélla no sustituya a ésta.

Normalmente yo considero que una práctica profesional de un lenguaje de acordes al piano para comping (por poner un ejemplo) puede llevar de 6 a 8 meses controlarlo. Si hablamos de una práctica amateur esto se puede alargar años. Y si uno quiere observar resultados antes de ese plazo se va a frustrar con frecuencia y va a ralentizar el proceso aún más.

Mi técnica de motivación es enseñar a disfrutar del proceso, ya que no sólo se trata de llegar al dominio de una técnica si no de apreciar el instrumento cada vez que uno hunde las teclas. Si esto no se logra en unos meses, entonces hay que empezar a pensar lamentablemente si el estudiante no se ha equivocado de afición. O por lo menos hay que pensar en que no lleve su afición al punto de obtener la excelencia de interpretación del repertorio propuesto.

De hecho en algunos casos estos estudiantes son felices con el hecho de compartir con el profesor charla y teclas, sin más.

Boreal Project. Vendo Piano Kawai MP11

Subir
1
#70 por mabraman el 04/02/2014
#68 Bueno, depende de las características del alumno, de las del profesor y de la relación que se establece entre ambos y, muy importante, la edad del alumno.
Comenzaré por esto último: en la enseñanza de los adultos no se suele hablar de "profesor" (aunque lo es, y aún maestro) sino de "facilitador" del aprendizaje. Es un matiz importante, pues al alumno adulto es difícil situarlo en una posición de "inferioridad" respecto al profesor (por favor, entiéndase el sentido en que lo digo). La relación entre amobos se da en las dos direccones. A menudo el profesor es más joven que el alumno, o aunque su dominio del tema de estudio sea obviamente mayor que el de éste, es posible que en otros aspectos el alumno tenga más experiencia. Pensemos en un joven profesor de piano, que toca bien pero no sabe enseñar, que a lo mejor ha llegado a la enseñanza porque no encuentra otra cosa, enseñando a un cirujano vascular. Es más que probable que el alumno aventaje al profesor en determinadas cuestiones. Además, los adultos (por suerte y por desgracia) hemos consolidado un estilo de aprendizaje personal que es muy difícil cambiar (que me lo digan a mí). Los adultos rara vez obedecen con gusto, no es lo propio en sus relaciones ni en sus procesos de aprendizaje. Así, el papel del docente en ese contexto consiste fundamentalmente en orientar un aprendizaje que se dará de forma autónoma, o mejor dicho de una forma muchísimo más autónoma que en el caso de los alumnos menores de, digamos, 18 años (por convención).
Si con los menores ya es difícil adaptar los contenidos y métodos a la diversidad de circunstancias (la "casuística" que menciona Lgarrido) imaginemos cuán difícil será hacerlo en un grupo de adultos, mucho menos homogéneo.

¿Por qué dar por sentado que a los adultos ya no hace falta enseñarles a estudiar (o facilitarles ese aprendizaje)?

Mikolopez dice, con razón, que es tarea del profesor seleccionar qué técnicas o recursos de aprendizaje se enseñan al alumno, y decidir en qué momento lo hace. Sobrecargar al alumno no facilita las cosas y, en el caso de los menores, aprender cualquier materia SIEMPRE supone "aprender a aprender". Es un proceso inconsciente que el profesorado se encarga de fomentar (y que en estos tiempos es infinitamente mejor que en los nuestros, diga lo que diga la caverna). Hay generaciones enteras (¡también de pianistas!) que han sido educadas en el valor del esfuerzo, la memorización y la repetición hasta la náusea. Eso puede dar frutos (son componentes necesarios para el aprendizaje, pero no suficientes), aunque otros árboles, podados a conciencia, los dan mucho mejores.

En el caso de los alumnos adultos (ojo, que cada vez vamos a ser más y los profes harían bien en formarse para ese futuro cierto), ¿qué hay de malo en plantear una serie de pasos necesarios, o convenientes para un mejor aprendizaje, desde la primera clase? Preguntar al alumno sobre su vida académica, sus hábitos de estudio si es que alguna vez los tuvo, comentar las dificultades típicas que va a encontrar en el camino (porque se insiste mucho en disfrutar del "camino" pero no se nos da un mapa que señale los barrancos, los ríos y sus vados...).

En fin, de nada sirve quejarse y yo lo hago demasiado. Al igual que el profesorado no es completamente libre para elegir dóne enseña ni a quién, el alumno adulto tiene sus restricciones económicas, de tiempo libre y cercanía respecto al centro de estudios. Todo no se puede tener, y los mejores profesores (o los mejores métodos, con más clases) suelen costar más que lo que muchos nos podemos permitir. Así que lo mejor es detectar cuanto antes las propias carencias y las de tu profesor, y ponerse a remediarlas sin descanso.
Por desgracia los profesores se ofenden en cuanto se sienten cuestionados, pero eso a un adulto no le debe preocupar siempre que se comporte con respeto hacia el profesor. Si vemos que, siendo evidente su necesidad, no hay voluntad de mejora en la otra parte, lo mejor es cambiar cuanto antes de profesor (y de alumno).
Subir
#71 por mabraman el 04/02/2014
Mikolópez escribió:
Suele ser una cuestión de "autodesconfianza proyectada"... Así que sí se aprecia cierta desconfianza al profesor y al método, casi de entrada.


Pues tienes razón (es mi caso), pero que la tengas no quiere decir que otras cosas no sean igualmente ciertas.

Mikolópez escribió:
Si tu afición es la pedagogía musical añádela a tu afición del piano, pero que aquélla no sustituya a ésta.


Hombre, eso es casi un golpe bajo :) y es injusto decirlo .

Mikolópez escribió:
Si hablamos de una práctica amateur esto se puede alargar años. Y si uno quiere observar resultados antes de ese plazo se va a frustrar con frecuencia y va a ralentizar el proceso aún más.


Que no, que no se trata de acelerar sino de procurar, de alguna manera, no tardar aún más de esos años que tú dices, y de que el tiempo de estudio (el famoso camino) sea algo provechoso, si es que es eso lo que se desea. Como la edad restringe las posibilidades, es crucial tener claros los objetivos e ir a por ellos.

Mikolópez escribió:
Si esto no se logra en unos meses, entonces hay que empezar a pensar lamentablemente si el estudiante no se ha equivocado de afición. O por lo menos hay que pensar en que no lleve su afición al punto de obtener la excelencia de interpretación del repertorio propuesto.

De hecho en algunos casos estos estudiantes son felices con el hecho de compartir con el profesor charla y teclas, sin más


Uff...Miko. Eso es muy duro. Y es falso. Ahora imagina que yo le diera la vuelta al argumento...Si pasados unos meses, es evidente que el profesor no tiene ni idea de dar clase, o no domina suficientes recursos pedagógicos, es momento de pensar en cambiar de profesor, y si éste no se habrá equivocado de profesión. O por lo menos en si alcanzará la excelencia en ese terreno y logrará extraer todo tu potencial.
Primero dices que algunas cosas pueden costar años, y luego que ciertos resultados deberían obtenerse en meses, pasados los cuales toda la carga recae sobre la supesta aptitud del alumno. La excelencia es también cuestión de actitud. Yo trato por igual una pieza de principiante, 50 segundos y cuatro acordes, pregunta y respuesta, que una sonatina. Busco esa excelencia, pero porque lo disfruto, no porque la esperen de mi o la provoquen.
Si tu técnica de motivación consiste en insinuar a ciertos alumnos que se han equivocado de afición...No parece que eso sea la mejor técnica ;)
Subir
mod
#72 por Mikolópez el 04/02/2014
Voy a aclarar este punto sobre errar la afición, que creo que no se me ha entendido.

Si le das la vuelta al argumento...

mabraman escribió:
Si pasados unos meses, es evidente que el profesor no tiene ni idea de dar clase, o no domina suficientes recursos pedagógicos, es momento de pensar en cambiar de profesor, y si éste no se habrá equivocado de profesión. O por lo menos en si alcanzará la excelencia en ese terreno y logrará extraer todo tu potencial.


No tengo más que darte la razón, porque así lo considero de algunos colegas de profesión, sobre todo aquellos que "caen" en la enseñanza como alternativa laboral a la labor de escenario, poco deseable para ellos.

Yo procuro que el alumno disfrute con cada pequeño paso dado. Cada ejercicio es un juego (también para adultos). Un voicing o una progresión es la excusa perfecta para ponernos a improvisar (de hecho cada pequeño ejercicio sirve de base de improvisación): le animo a inventar ritmos, a alternar las manos, arpegiar acordes; le imito con frecuencia y a su vez le invito a imitarme, para que vea la necesaria interacción entre escucha y toque; le ofrezco un camino de posibilidades del ejercicio que fomento su creatividad y su iniciativa, y trato de eliminar la idea de error, y la convierto en oportunidad del discurso.

Ninguno de mis alumnos se aburre con esto, así que no me visto en la situación de decir a mis alumnos que cambien de afición. Sí lo he pensado de algunos que arrastraban a clase problemas generales en su vida, y sí les he planteado la posibilidad de un descanso, o de una "bajada de listón", un repaso y disfrute de lo conocido y abandonar momentáneamente la búsqueda.

En cualquier caso descubrir que un alumno se ha equivocado de afición se da cuando se han probado muchas vías de estudio, distintos enfoques de enseñanza. En tal caso no se le dice al alumno: "te equivocaste". Lo que se hace es que se dirige la atención a otros aspectos, por ejemplo aprender a tocar mínimamente para apreciar mejor la escucha de obras (por que lo que sí son muchos supuestos aficionados al piano es ¡grandes melómanos!). Se les presenta el piano como el diagrama mental que tenemos los pianistas para nuestra labor y aprenden más que a tocar mejor a apreciar el trabajo de pianista.

mabraman escribió:
se insiste mucho en disfrutar del "camino" pero no se nos da un mapa que señale los barrancos, los ríos y sus vados...


Yo los tacho del mapa. Algunos barrancos son ficticios, y se convierten en un handicap rápidamente si se muestran. Decir a un alumno "esta obra tiene estas dificultades" puede ser nefasto, ya que generará dicha expectativa en ciertos pasajes. Si en vez de eso se le dice que "hay que prestar cierta atención a este y este compás" el barranco se convierte en una leve cuestecita. Y con el resto lo mismo, para su perar los ríos se le enseña disfrutar de nadar (y que no todo en el piano es dejarse llevar en una balsa mansa), y los vados son momentos de recreo, de intensidad de estudio de atención específica.

Un libro al respecto de "mostrar los barrancos": "Effortless Mastery" ("Maestría sin esfuerzo"), de Kenny Werner

Boreal Project. Vendo Piano Kawai MP11

Subir
3
#73 por m0squis el 04/02/2014
Supongo que los profesores, y sobre todo los buenos, están cansados de que los alumnos adultos planteen dudas a un método ya está más que probado y que saben que funciona. Y a su vez los alumnos adultos tienen dudas de que el profesor sea todo lo bueno y productivo para el poco dinero y tiempo del que disponen.

Yo creo que esto se arreglaría con una mejor comunicación entre ambos. Por parte del profesor una clara exposición de las dificultades que entraña el aprendizaje del piano y una buena explicación de en qué berenjenal se está metiendo el alumno. Y por parte de este último, cuales son sus aspiraciones y hasta donde quiere llegar en las diferentes áreas involucradas como interpretación, teoría, armonía, para que las enseñanzas del profesor se adapten de alguna manera a estas metas.

You can't touch music, but music can touch you. Regular Show.

Subir
#74 por m0squis el 04/02/2014
Mikolópez escribió:
Yo procuro que el alumno disfrute con cada pequeño paso dado. Cada ejercicio es un juego (también para adultos). Un voicing o una progresión es la excusa perfecta para ponernos a improvisar (de hecho cada pequeño ejercicio sirve de base de improvisación): le animo a inventar ritmos, a alternar las manos, arpegiar acordes; le imito con frecuencia y a su vez le invito a imitarme, para que vea la necesaria interacción entre escucha y toque; le ofrezco un camino de posibilidades del ejercicio que fomento su creatividad y su iniciativa, y trato de eliminar la idea de error, y la convierto en oportunidad del discurso.


Con estos comentarios no haces sino aumentar las dudas hacía nuestros profesores, jajajajaja.

You can't touch music, but music can touch you. Regular Show.

Subir
#75 por mabraman el 04/02/2014
#72 Me quito el sombrero. Lo que tú haces es lo que uno sueña cuando se imagina aprendiendo a tocar el piano. ¿Das clase en Valencia? :) Es por esos compañeros de profesión que mencionas, que yo me he dedicado a buscar información. Soy consciente de que "pienso de más" en algunas cosas, pero es por la inercia del propio trabajo que llevo entre manos (trabajo que, insisto, debería dar frutos a medio y largo plazo y que jamás me hubiera planteado, de dar con alguien como tú).
Siendo honesto, es muy fácil buscar textos y traducirlos, y muy, pero que muy difícil aplicarse el cuento.

Respecto a los "barrancos", es cierto lo que dices sobre anticipar las dificultades...hasta cierto punto. No se trata de generar expectativas que creen ansiedad en el alumno (en el documento que dio origen al hilo se menciona todo esto, relacionándolo por ejemplo con la imagen y el resultado sonoro de "esfuerzo" que se produce al interpretar una obra o pasaje que se ha considerado difícil desde el arranque).
Se trata, en mi opinión, de que muy al principio (y yo no sé si tú recibes este tipo de alumnos principiantes) algunas precauciones deberían ser obligatorias. Pensemos en la famosa tensión, que entre otros factores se debe a que la natural tendencia al movimiento por simpatía de las extremidades se inhibe mediante tensión muscular. Lo ideal (¿lo único?) sería inhibir la orden desde el cerebro, con ejercicios sumamente simples que "enseñen" al cuerpo a romper esa "simpatía", ese movimiento involuntario que entorpece al alumno. Todos hemos experimentado esa sensación de "muro", de cerebro que no es capaz de dar una orden tan simple como la de mover sólo el dedo que deseas,imposible al principio. La mayoría lo hemos superado a base de aprender a tocar con tensión, porque nadie nos ha enseñado otra manera, aunque luego se nos recomiende, por ejemplo, "relajar los hombros, las muñecas..."
En ese tipo de minucias, en mi opinión, también reside la grandeza de un buen maestro, y muchos alumnos las podrían comprender sin problemas. En mi caso son las que más me ocupan, porque...bueno ya he dicho por qué. De momento no tengo mejor opción que buscar yo esa información. Eso no supone que piense que el profesorado, en general, es malo. Muy al contrario.
Subir
Respuesta rápida

Regístrate o para poder postear en este hilo