Lomax the Songhunter

#1 por La Cantante Muda el 29/11/2013
Anoche disfruté del documental "Lomax the Songhunter".
Alan Lomax viajó durante décadas por todo el mundo grabando a miles de músicos populares con el propósito de confeccionar un Atlas del folclore, y todo ello para evitar la desaparición y el olvido al que se abocan. La película nos muestra a Lomax enfermo en su casa de California, incapacitado por una hemorragía cerebral para articular frases coherentes, sonriendo cuando escucha la música que grabó hace años o cuando le hablan de ella. Un hombre feliz al contemplar su obra, a pesar de su imposible culminación. Estas imágenes de Lomax enfermo se intercalan con las de la reconstrucción que de sus viajes realiza el director del documental, la búsqueda de algunos de los lugares que visitó y de las personas que trató Lomax en Escocia, el sur de Estados Unidos, España (Galicia, Castilla y Aragón) e Italia, mezclando imágenes actuales y otras de archivo.
El director se acerca con delicadeza a esos pastores, agricultores, pescadores, y recuerda con ellos la visita de Lomax de hace décadas.
Independientemente de su belleza y emotividad, innegables, la película presenta los claroscuros de un personaje abnegado en su labor y extremo en sus posicionamientos.
Desde lo personal: su hija evoca el amor a un padre ausente que, desde su infancia, le manifiesta expresamente que nunca podrá ofrecer estabilidad a su familia; a lo musical: Lomax desprecia el Jazz como una música snob, deshecha frontalmente la música comercial, afirma vehementemente que la mejor música es el folclore, que es la que vehicula el alma y sentimiento de los pueblos, y así, clama en pro del derecho a la cultura propia y en contra de la comunicación unidireccional de los medios de masas. Especialmente curioso es el revolcón que se llevó de los especialistas de la época en cuanto a la teoría que planteó relacionando la forma de cantar con la represión sexual existente en distintos lugares (poniendo de ejemplo el norte y el sur de España).
El documental está grabado antes de la muerte del protagonista (2002). Viendo la película me preguntaba que opinaría hoy Lomax de internet y del flujo de contenidos multidireccional o de donde se produce actualmente el folclore según su definición.
Me gustaría leer vuestras opiniones sobre estas cuestiones.
¿Donde está hoy el folclore como expresión del sentimiento y el alma del pueblo?
¿Ha acabado internet realmente con la comunicación unidireccional de un polo emisor de contenidos y una infinidad de sujetos que meramente los reciben sin interactuar?

El sueño de la autoconfianza produce monstruos

Subir
2
#2 por fritzl el 29/11/2013
Yo creo que el folclore es la forma de música mas directa y "pura" y que mejor refleja la identidad de una cultura o una sociedad. No creo que internet perjudique este tipo de música. Simplemente hace que llegue a más gente. Y que nosotros en nuestro pueblo o ciudad podamos conocer la cultura musical de otros pueblos. Hoy dia quizás no nos identifiquemos tanto con "nuestra" música, debido a todas las influencias que nos llegan de este mundo globalizado. Podemos definir nuestros gustos mejor que hace 1 siglo!¿Ha acabado internet realmente con la comunicación unidireccional de un polo emisor de contenidos y una infinidad de sujetos que meramente los reciben sin interactuar? Afortunadamente SÍ
Gran reflexión la que planteas compañero.

Pásate por bandcamp y Facebook y escucha nuestra música. Gracias!
https://facebook.com/destinopluton?fref=ts&_rdr
http://destinopluton.bandcamp.com/album/accidentes-creativos

Subir
1
#3 por La Cantante Muda el 30/11/2013
A mi también me gusta el folclore y espero que no desaparezca. De hecho creo que no hay ningún tipo de música que no me pueda llegar a gustar (incluido el reggaeton). Pero lo que hoy llamamos folclore (éstilos y músicas que vienen de hace muchos años) ¿es lo "nuestro"? Me gustan las jotas y los fandangos extremeños pero... creo que a mi no me identifican; ni a la gente que me rodea. Hoy en día nos identifica más lo que nos ha llegado y hemos picoteado del mundo globalizado.
El flamenco sí que mantiene una conexión real con una identidad (además de que transcienda universalmente). Pero un músico con una zanfoña o un grupo de chicas bailando con enagauas poco tienen que ver con el pulso real del pueblo. Sin negarle su belleza y su mérito.
Hoy el pueblo es radiofórmula, revival y poco más (en ese poco más incluyo al ejército de aficionados que producimos "música" desde nuestros home studios). Y eso es lo que nos define.
Saludos.

El sueño de la autoconfianza produce monstruos

Subir
#4 por dsn el 30/11/2013
Si a alguien le interesan las grabaciones, están disponibles en la web de la Association for Cultural Equity (fundada por el propio Lomax): http://research.culturalequity.org/home-audio.jsp
Subir
1
#5 por La Cantante Muda el 30/11/2013
#4
Pedazo de aporte. La cantidad de bobadas que he soltado al final han servido para algo positivo.
:plasplas: :cascos: :campeon:

El sueño de la autoconfianza produce monstruos

Subir
Respuesta rápida

Regístrate o para poder postear en este hilo