¿Qué es mejor, el virtuosismo o el efectismo?

  • 1
#1 por jBetances el 23/05/2007
Hola!

Les traigo acá un tema muy interesante, perfecto como para debatir por 100 años, y que el compositor debe de tener en mente todo el tiempo:

¿Qué es mejor, el virtuosismo o el efectismo?

Cuando digo virtuosismo, me refiero a la capacidad del intérprete de tumbar todas las dificultades habidas y por haber en una partitura, para revertirlas hacia su propio provecho, jactándose, si se quiere, de su grandeza, ante el público que siempre puede impresionarse al ver lo maravilloso que es el intérprete. En tres palabras, un virtuoso es un hijo de su madre que toca como le da la gana!!!

En cambio, efectismo, es la capacidad del compositor, y por qué no, del intérprete, de crear y/o ejecutar una obra que, ante los ojos del público parece muy compleja, aunque en realidad sea muy fácil de tocar. En tres palabras, efectismo es engañar al público pa´ que crea que somos dioses, aun cuando seamos mediocres, jaja!!!

Ahora Bien. Una cosa si es cierta: Al público le fascina un instrumentista que toque del carajo.

El “virtuosismo” aparente en una interpretación, hace que el público se emocione, y se diga la gente entre sí: “que monstruo es ese hombre que toca tal o cual instrumento…”, “viste que arrecho toca ese tipo?”, y siempre se procura, de alguna forma, al menos en la música seria, que el instrumentista muestre sus grandes dotes de intérprete al público que siempre exige admirarse ante sus artistas.

Ahora bien, la pregunta importante sería:

¿Hasta que punto es bueno el virtuosismo y cuando ha de introducirse en efectismo?

Yo, particularmente me decanto siempre (o al menos me he decantado en los últimos tiempos) hacia el efectismo, por tres poderosas y sobradas razones:

- La primera de ellas, es que no siempre se tiene un excelente intérprete que se ofrezca a tocar todas las locuras que puedo escribir en una partitura.

- La segunda, es que si consigo el músico que sea lo suficientemente masoquista como para ofrecerse a tocar eso, no veré interpretarse mi obra hasta después de un buen tiempo (que puede llegar a ser años, si en el momento de componer la obra estaba ebrio, excitado o algo así, jajaja), y la ultima y más peligrosa de todas:

- La obra resultante, por andar buscando lo que no se te ha perdido, puede ser imposible de interpretar. Esto es lo peor que le pueda pasar a un compositor!!! Imagínense que una orquesta sinfónica, después de años de espera, por fin se decida a interpretar esa sinfonía que suena de maravilla en sibelius!!!! Es simplemente VERGONZOSO que los violines tengan que bajar la afinación de sus cuerdas solo por que te saliste de registro una quinta o más, y que el trompetista te odie y quiera matarte porque le pusiste a “parir” tocando una línea sobre agudísima por más de 10 minutos de música. Si pones a sufrir a una orquesta, agárrate, porque más nunca volverá a tener la disposición de tocarte una obra, y si la orquesta es medio famosa, pues ve diciéndole adiós a tu carrera de compositor. Tendrás que dedicarte a componer solo para que tú y tus librerías toquen sin nadie nadie más, Cosa muy lamentable para un compositor orquestal...

Pues bien, hay solo un sitio donde si perdono el virtuosismo y no lo pienso dos veces antes de aplicarlo: A la hora de componer un concierto para instrumento solista y orquesta o para un instrumento solo.

En los conciertos, donde un instrumento literalmente “lucha” contra toda una orquesta sinfónica de a veces centenares de músicos; el pobrecito solista no puede contra todo el ruido y el volumen de un “ejercito” tocando a su espalda, por lo que, desde los tiempos de Vivaldi, el concierto para el instrumento solista y orquesta es, simplemente:

“La lucha del virtuosismo del solista en contra de la fuerza del resto del colectivo”.

Si no hay virtuosismo por parte del solista, pues nadie querrá ir al teatro a ver a un tipo con un instrumento en manos, parado al frente de la orquesta, tocando algo que nadie puede percibir de entre tanto ruido que arroja el resto de la orquesta. Imagínense el concierto para violín y orquesta de Chaikovsky sin las partes brillantes, exuberantes y ultra virtuosísticas del violín!!!! Nadie le haría caso al solista!!!!!

Por eso, solo en estos casos, considero yo, ha de componerse pensando en la grandeza del intérprete y su instrumento, porque dicho sea de paso, hay que conocer bien el instrumento, y si es posible, hay que tener uno en mano y medio saber tocarlo como mínimo, si queremos llegar a componer algo fantástico que aproveche todas las capacidades del instrumento y que sea, a la vez, 100% interpretable.

Del resto, lo mejor que se puede hacer es componer sencillo pero que sea a la vez, muy vistoso desde el punto de vista auditivo. Los intérpretes te lo agradecerán toda la vida, y puede que se te acerquen músicos que quieran tocar tus obras para impresionar al público con pocas cosas.

Si, es cierto, no es demasiado elegante, pero al menos asegura que tocaran tus obras sin demasiados peros, y nada más importante para un compositor que la gente conozca su trabajo…

Quizás me extendí un poco, jeje! Díganme ustedes un opinión!!!!!!!!!!!!

Sin firma, por ahora...

Subir
#2 por josech636 el 24/05/2007
mi opinion es que el efectismo supera al virtuosismo. donde se ponga musica compuesta buena y pensando en el sonido, que se quiten los lucimientos de interpretes, en mi opinion. este debate se produce desde el romanticismo. Personalmente, prefiero a Schuman o Brahms antes que a Thalberg, aunque hay que reconocer que la mezcla puede dar mayor riqueza a una obra. Ej: Chopin. Estoy de acuerdo contigo en que los conciertos para solista son bastante buenos porque digamos que se prodice esa lucha que has descrito bien.
Subir
#3 por josech636 el 24/05/2007
mi opinion es que el efectismo supera al virtuosismo. donde se ponga musica compuesta buena y pensando en el sonido, que se quiten los lucimientos de interpretes, en mi opinion. este debate se produce desde el romanticismo. Personalmente, prefiero a Schuman o Brahms antes que a Thalberg, aunque hay que reconocer que la mezcla puede dar mayor riqueza a una obra. Ej: Chopin. Estoy de acuerdo contigo en que los conciertos para solista son bastante buenos porque digamos que se prodice esa lucha que has descrito bien.
Subir
#4 por jBetances el 26/05/2007
Lo de chopin es cierto... El siempre fue capaz de librar el virtuosismo del piano (vacio de contenido) para lograr un trasfondo musical que interconecta el solista con la orquesta para transmitir el alma de la musica. El virtuosismo solo, tiende a ser aburrido. Yo, me fastidio muchisimo con los caprichos de paganini. Nunca los he escuchado todos juntos porque me aburre demasiado...

Sin firma, por ahora...

Subir
#5 por davidvaldes el 26/05/2007
Buenas noches.

Me gustaría dar mi opinión, tratando de dejar claro que partimos de una premisa falsa (o errónea) en lo que se refiere a la concepción de “virtuoso”.

Según el diccionario, “virtuoso” es aquel que obra con virtud (actividad o fuerza de las cosas para producir o causar sus efectos). Es decir, el músico virtuoso es aquel que, a través de su música, causa el efecto por él deseado en la audiencia. También, específicamente mencionado en el diccionario, el músico virtuoso es aquel que “domina de modo extraordinario la técnica de su instrumento”.

Por el contrario, el diccionario define “efectismo” como “efecto causado por un procedimiento o recurso empleado para impresionar fuertemente el ánimo” (esta impresión puede ser buena, mala, totalmente artificial, o descaradamente interesada).

Pienso que la concepción que la gente suele tener del virtuoso es algo “desvirtuada” (si se me permite el juego de palabras): se tiende a pensar que éste es una simple maquinita que no hace más que tocar notas a la máxima velocidad posible.

Sintiéndolo mucho, esa forma de pensar está bastante lejos de la realidad, lejos de saber lo que se espera de un músico, y de lo que es su verdadero trabajo. Desde luego, un músico puedo ser un mero tocanotas-artista-de-circo, pero el virtuosismo implica mucho más que tocar notas a velocidades de vértigo. Dicho esto, del “circo” se puede vivir (cantidad de músicos así lo hacen), pero vivir de una supuesta “musicalidad”, y no ser capaz de tocar “La canción de los pitufos”, es ciertamente imposible.

Ser un virtuoso implica tener dominio total sobre tu herramienta de trabajo (el instrumento). Esto significa amoldarse a todas y cada una de las situaciones musicales por las que te van a pagar y, ¡ojo!, no tiene porqué ser un chorro de notas a tropecientasmil pulsaciones por minuto. Ser un virtuoso significa tener un sonido que agarre a la audiencia por el cuello de la camisa y te diga ¡escúchame!, ser capaz de tener un piano sublime en una nota larga y todavía poder bajar más para cerrar la frase, poder hacer música con dos miserables notas, expresar algo con “un cacho de hierro” doblado en triángulo, tener una afinación sólida como un muro, tener un piano que se oiga en la última butaca del Albert Hall, poseer un rango dinámico tan amplio, que la expresión sea pan comido, conseguir un sol grave en un violín y que no suene como si estuvieran de matanza, cambiar de arco en una nota sin que se note (y que encima suene a gloria), tener un vibrato en el oboe que te haga aguantar la respiración, cambiar de registro en la madera como si fuera la más fácil del mundo, hacer del solo del “tuba mirum” una cancioncilla apenas silbada, dirigir la segunda de Mahler de memoria porque la tienes “ahí dentro”, hacer oír sin ningún género de dudas todas y cada una de las voces en una fuga de Bach, conseguir un fortísimo en una sinfonía de Shostakovich que haga que el auditorio se derrita (no que se venga abajo)…Todo eso es dominio del instrumento (virtuosismo, ni más ni menos). ¿Hay alguien que no desee eso? Yo lo deseo.

Alguien escribió:

En tres palabras, efectismo es engañar al público pa´ que crea que somos dioses, aun cuando seamos mediocres, jaja!!!


Por tanto, efectismo es artificio. Yo no quiero engañar a nadie. Efectismo es charlatanería de feria puesta al servicio del diletante musical.

Alguien escribió:
Al público le fascina un instrumentista que toque del carajo.


¡Coño, y a quién no…! Yo no voy a un concierto a escuchar a alguien que hace mal su trabajo. Vuelvo a decir que tocar bien no es sólo una simple relación "muchas notas/poco tiempo". Tocar del carajo es más que velocidad pura y dura.

El efectismo es una ilusión (tal como define el diccionario) para tratar de agradar a toda costa. Es la promesa electoral, el “chin-púm” al final de la sinfonía, el wonderbra en la fiesta de instituto...

Alguien escribió:
Yo, particularmente me decanto siempre (o al menos me he decantado en los últimos tiempos) hacia el efectismo, por tres poderosas y sobradas razones:

- La primera de ellas, es que no siempre se tiene un excelente intérprete que se ofrezca a tocar todas las locuras que puedo escribir en una partitura.


Sintiéndolo mucho, ese no es un problema. Las locuras, vuelvo a decir, no tienen por qué ser muchas notas. Muchas veces son cosas mal escritas por un compositor mediocre (es decir, “no virtuoso”, ya que no domina la composición). Cuando Beethoven escribió sus cuartetos, el primer violín se quejaba por lo difíciles que eran; Ludwig le respondía: “a ver si se cree usted que cuando la musa me visita, piensa en lo bueno o malo que pueda ser mi primer violín”. Muchas partes escritas por Strauss, son prácticamente intocables hoy, pero no significa que estuvieran mal escritas. La dificultad bien entendida, no es obstáculo para ningún “dominador de su instrumento” (=virtuoso).

Alguien escribió:
- La segunda, es que si consigo el músico que sea lo suficientemente masoquista como para ofrecerse a tocar eso, no veré interpretarse mi obra hasta después de un buen tiempo (que puede llegar a ser años, si en el momento de componer la obra estaba ebrio, excitado o algo así, jajaja).


Ningún músico es masoca (y si lo es, ha equivocado su profesión). Hoy día, cualquier profesional ha de ser capaz de tocar lo que le echen. Habría que ver por qué los músicos no pueden tocar ciertas cosas:

1.- La partitura que le pasan es ciertamente imposible de tocar (=fallo del compositor).

2.- La partitura es tal truño que, aún tocándose, no merece la pena musicalmente el esfuerzo (esto ocurre hoy en día en cantidades industriales).

Alguien escribió:
La obra resultante, por andar buscando lo que no se te ha perdido, puede ser imposible de interpretar. Esto es lo peor que le pueda pasar a un compositor!!! Imagínense que una orquesta sinfónica, después de años de espera, por fin se decida a interpretar esa sinfonía que suena de maravilla en sibelius!!!! Es simplemente VERGONZOSO que los violines tengan que bajar la afinación de sus cuerdas solo por que te saliste de registro una quinta o más, y que el trompetista te odie y quiera matarte porque le pusiste a “parir” tocando una línea sobre agudísima por más de 10 minutos de música. Si pones a sufrir a una orquesta, agárrate, porque más nunca volverá a tener la disposición de tocarte una obra, y si la orquesta es medio famosa, pues ve diciéndole adiós a tu carrera de compositor. Tendrás que dedicarte a componer solo para que tú y tus librerías toquen sin nadie nadie más, Cosa muy lamentable para un compositor orquestal...


Esto es, simplemente, un ¿compositor? que no tiene ni idea de dónde se mete y rompe el juguete con el que le han dejado trastear (de eso también abundan los ejemplos).

El efecto (impresión hecha en el ánimo) por el efecto es carencia de contenido. Pan para hoy y hambre para mañana.

Alguien escribió:
Si no hay virtuosismo por parte del solista, pues nadie querrá ir al teatro a ver a un tipo con un instrumento en manos, parado al frente de la orquesta, tocando algo que nadie puede percibir de entre tanto ruido que arroja el resto de la orquesta. Imagínense el concierto para violín y orquesta de Chaikovsky sin las partes brillantes, exuberantes y ultra virtuosísticas del violín!!!! Nadie le haría caso al solista!!!!!


Falso. Salvo contadas excepciones, nadie va a una sala de conciertos como si fuera a un circo de tres pistas. Por otra parte, la idea del concierto solista en el que la orquesta se limita a acompañar y dejar que el intrumentista de turno se luzca, hace muuuuucho tiempo que cayó en dususo.

Alguien escribió:
Por eso, solo en estos casos, considero yo, ha de componerse pensando en la grandeza del intérprete y su instrumento, porque dicho sea de paso, hay que conocer bien el instrumento, y si es posible, hay que tener uno en mano y medio saber tocarlo como mínimo, si queremos llegar a componer algo fantástico que aproveche todas las capacidades del instrumento y que sea, a la vez, 100% interpretable.


Pues eso es lo que han hecho Bartok, Shostakovich,, Prokofiev, Williams, Benjamin, Britten,….¡y no les han salido conciertos fáciles, precisamente!

Alguien escribió:
Del resto, lo mejor que se puede hacer es componer sencillo pero que sea a la vez, muy vistoso desde el punto de vista auditivo.


Sí. Así hay miles de “músicos” a lo largo de la Historia que el tiempo ha devorado. También salen cosas como Tata Golosa (“Los Micrófonos”)-ésta sí que salió vistosa...- =P~ , “El Chiringuito” (Gorgie Dan)...

Alguien escribió:
Los intérpretes te lo agradecerán toda la vida, y puede que se te acerquen músicos que quieran tocar tus obras para impresionar al público con pocas cosas.


Pocos músicos agradecerán que les pongan en el atril falsedades o sinsustanciadas que les tomen por idiotas. El músico que quiera impresionar al público con poca cosa

1.- Hoy en día, lo conseguirá difícilmente: aunque poco a poco, las salas de conciertos cada vez se llenan más de gente preparada, con lo que vender duros a cuatro pesetas se me antoja muy difícil.

2.- El músico que pretenda tal, no lo es: es un patán que mejor se dedicaría al sector inmobiliario (si lo que quiere es impresionar con poca cosa).

Alguien escribió:
Si, es cierto, no es demasiado elegante, pero al menos asegura que tocaran tus obras sin demasiados peros, y nada más importante para un compositor que la gente conozca su trabajo...


¿Aunque ese trabajo sea una mierda pinchada en un palo? Pocos "peros", poco elegante...caray ¡casi estás describiendo una despedida de soltero!

Alguien escribió:
Pues bien, hay solo un sitio donde si perdono el virtuosismo y no lo pienso dos veces antes de aplicarlo: A la hora de componer un concierto para instrumento solista y orquesta o para un instrumento solo.


Pues yo, el virtuosimo (buen hacer, control, dominio del instrumento, conocimiento interpretativo, rigor musical…), lo prefiero a todas horas.

Alguien escribió:
mi opinion es que el efectismo supera al virtuosismo


Mi opinión es la contraria, pues el virtuosismo (el dominio del instrumento), es la máxima aspiración que todo músico serio debería albergar.

Alguien escribió:
Chopin. Estoy de acuerdo contigo en que los conciertos para solista son bastante buenos porque digamos que se prodice esa lucha que has descrito bien.


Los conciertos de Chopin son el paradigma de la mala orquestación, del lucimiento al servicio del intérprete. Nada más cercano al virtuosismo mal entendido.

Alguien escribió:
El virtuosismo solo, tiende a ser aburrido


Claro, dependiendo de qué se entienda por virtuosismo, pero según mi opinión, puede ser el alma de la música (y de todo arte o expresión humana).

Esta disyuntiva "virtuosismo-sí-virtuosismo-no" es completamente falsa. Es como el chiste aquél:

- "¿Qué prefieres, tenerla grande, o saber usarla?"
- "Hombre...¡saber usarla!"
- "Ja, ja...¡eso es que la tienes pequeña!"


- "¿Qué prefieres, ser virtuoso o efectista?"
- "Hombre...¡efectista!
- "Pues eso es que......"

El virtuosismo es el mejor camino (que no fin) para llegar a la realización artística.

Es sólo mi opinión, con la que se puede estar de acuerdo o no, pero pienso que esta polémica es artificial (como muchas otras: técnica vs musicalidad, ópera italiana vs ópera francesa, kas naranja vs kas limón...). Al final, creo que es sólo una cuestión de definir qué es ser virtuoso.

Un saludo.

...et in Arcadia ego.

http://www.david-valdes.com

http://www.davidvaldespercusion.blogspot.com

Subir
#6 por Gas_boy el 26/05/2007
Hombre yo creo que el efectismo podría formar parte del virtuisismo no? vamos que va bastante unido...

http://www.myspace.com/gas_boy

[url=http://gas_boy.hispasonic.com]http://gas_boy.hispasonic.com[/url]

Subir
#7 por trovadorhelm el 26/05/2007
cada intérprete debería tocar la complejidad en que se sienta cómodo, porque así aumenta
la expresividad.

Los "tour de force" generan vacío emocional.

Claro que el umbral de cada intérprete es diferente.

-----
Subir
#8 por jBetances el 28/05/2007
Ja! Nuestro amigo davidvaldes ha intentado tumbar todo lo que dije… Me fascina la polémica!

Para empezar, jamás dije que virtuoso era un tipo que toca un montón de notas a una velocidad vertiginosa. Si, es cierto, el que toca de esta forma es una persona que realmente domina su instrumento, pero virtuosismo implica un poco más que solo esto.
Detesto los diccionarios. Son la cosa más escueta que pueda haber, y detesto decir: La RAE dice esto o aquello, por una razón muy simple: Quien coño es la RAE para dar significado a lo que yo digo? La RAE, simplemente, se la dejo a ustedes: Los españoles.
En lo que a mi concierne, virtuoso es un tipo que domina de tal forma su instrumento, que es capaz de tocar convincentemente cualquier cosa tocable, e incluso, aparentemente intocable. Y ya no quiero seguir haciendo uso de mayéutica para parir este concepto.

Ahora bien, un ejemplo clásico es la famosísima chacona de Bach, de su partita Nº para violín.

Esta obra es tan, pero tan compleja, que los grandes concertistas del violín no se atreven a tocarla en público. Y pueden preguntarle a cualquier violinista! Esta obra es tan arrecha, que no importa como se toque, siempre, siempre es posible tocarla mejor! Los concertistas prefieren, aunque ustedes no lo crean, tocar 24 caprichos de paganini, 24 de Wieniawski, o el concierto que sea, antes de tocar la condenada chacona de Bach, por una razón muy simple: Basta que un crítico la escuche, y le parezca que no suena como debiera, y este publicará una cuartilla en un diario… El concertista se puede ir despidiendo de su carrera porque ninguna orquesta lo invitará.

Es muy difícil realmente, conseguir a un Perlman o un Vengerov que se atreva a tocar y hacer una grabación de la chacona, y aun hay gente que se atreve a criticarlos, a pesar de que estos intérpretes son simplemente geniales. Han escuchado acaso la chacona? Es la cosa más lenta que pueda haber! (no es casual, parece y tiene carácter de música de procesión). Han visto la partitura? Algún violinista acá ha intentado tocarla? Llevo ya dos años en ese plan, y aun siento que no la toco como debiera sonar…

Vas a decirme, davidvaldes, que la chacona de Bach, es “tal truño que, aún tocándose, no merece la pena musicalmente el esfuerzo”?
Vas a decirme, que Bach, no era un virtuoso de la composición?
O acaso vas a decirme, que los grandes concertistas, en realidad son unos pésimos concertistas, solo por que no se atreven a tocar todo lo que les echen, Incluyendo la chacona de Bach?

Mucho cuidado con tus respuestas…

Pues bien, hay que tener en cuenta todo lo que dices que es un virtuoso. Si! Es completamente cierto… Virtuoso es aquel que

“agarre a la audiencia por el cuello de la camisa y te diga ¡escúchame!, ser capaz de tener un piano sublime en una nota larga y todavía poder bajar más para cerrar la frase, poder hacer música con dos miserables notas, expresar algo con “un cacho de hierro” doblado en triángulo, tener una afinación sólida como un muro, tener un piano que se oiga en la última butaca del Albert Hall, poseer un rango dinámico tan amplio, que la expresión sea pan comido, conseguir un sol grave en un violín y que no suene como si estuvieran de matanza, cambiar de arco en una nota sin que se note (y que encima suene a gloria), tener un vibrato en el oboe que te haga aguantar…”, etc, etc, etc…

Es cierto todo esto, pero la pregunta es: Hasta que punto es conveniente componer para que tus interpretes cumplan todas estas exigencias???

Haz escuchado la Consagración de la Primavera de Stravinsky???

Hermosa, verdad? Linda, preciosa, perspicaz, emotiva, grandiosa, etc, etc, etc… pero, alguna vez te haz preguntado como sería tocarla?

Alguna vez haz visto la partitura? Te invito, si no lo haz hecho, a leer esa partitura. Aca en Venezuela me costó un mundo conseguirla, y tuve que sacarle copia porque no se vendía en las tiendas. Me imagino que en Europa debe ser más fácil y barato conseguirla. Cómprala, y escucha la música mientras lees la partitura. Hay partes, en donde simplemente, no seguirás en la partitura la música que escuchas, porque es algo tan complejo, pero tan complejo, que simplemente lo que escuchas se te escapará de las manos y llegaras a un momento donde repetirás el track del cd porque ni idea de donde iba la música en la partitura. Después de haberla escuchado y leido (si es que pudiste seguirla del todo), imagínate por un momento tocarla, o tan solo, imagínate dirigiéndola, con 200 músicos a tus ordenes…

Stravinsky, en esta pieza, logró componer algo que causara un efecto esperado sobre el público. Cuando se ensayaba para su estreno, todo el mundo se quejaba de lo horriblemente difícil que era tocarla... Pero se estrenó, y aunque a la gente no le gustó en esa época, esa obra se ha convertido en una de los más grandes trabajos orquestales que ha dado el siglo XX.

Ahora bien, la pregunta del millón de euros: Cuantas orquestas en el mundo han tocado y/o grabado la Consagración de la Primavera? Dime cuantas? Por favor…

Puedo contarlas con los dedos de mis manos, y de seguro me sobraran dedos…

Vas a decirme, davidvaldes, que la Consagración de la Primavera de Stravinsky, es “tal truño que, aún tocándose, no merece la pena musicalmente el esfuerzo”?
Vas a decirme, que Stravinsky, no era un virtuoso de la composición?
O acaso vas a decirme, que las grandes orquestas, en realidad son pésimas orquestas, solo por que no se atreven a tocar todo lo que les echen, Incluyendo la Consagración de la Primavera de Stravinsky?

De nuevo, cuidado con tus respuestas…

En cambio, hay compositores, que logran un efecto esperado sobre su audiencia, aun usando un mínimo de cosas. Un caso famosísimo: El bolero de Ravel.

Es una obra muy simple! Es ultra recurrente (lo mismo repetido mil veces), y Ravel, haciendo uso de su ingenio poderoso, fue capaz de hacer estallar al público en aplausos, con algo tan mínimo como un redoblante, y un tema que se repite casi sin variación, por más de 15 minutos. El no es ni más ni menos genio que Stravinsky, pero fue capaz de lograr lo que quería, con un mínimo de elementos. El fue, en esta obra en rigor, efectista al 100% (aunque para algunos instrumentos, como el fagot, se les haga un poquito difícil tocar el tema, y cueste un poco llevar el tiempo exacto en toda la obra sin variación alguna). Con esta obra, se demuestra que el efectismo no es basura, no es “pan para hoy y hambre para mañana”, si no un recurso del compositor para decirle al público: “Soy el mejor, y mira como hago que te babees ante mi música con esto tan sencillo que he escrito”. Vas a decirme, davidvaldes, que a Maurice Ravel se lo comió el tiempo o la historia??? O vas a decirme que Ravel no era virtuoso componiendo???

En mi opinión, si un compositor logra lo que quiere del público, ya sea usando el virtuosismo o el efectismo del intérprete, ya es grande. Solo le falta el reconocimiento, y solo eso.

Y he acá, el motivo fundamental por la cual, he guindado este tema en el foro:

¿Qué harían o hacen ustedes?

¿COMPONEN VIRTUOSISTICAMENTE (Y POR ENDE, USANDO EL MAXIMO NUMERO DE LEMENTOS DISPONIBLES), O SON DE LOS QUE TRATAN DE EXPRIMIR AL MAXIMO LAS POCAS Y PEQEUÑAS COSAS?

Yo solo expuse las razones por las que Yo soy más efectista que virtuosista en la composición. Hasta ahora he logrado lo que quiero del público, así que estoy satisfecho. No me importa si te parece ridículo o no el tema de este foro, solo quería saber la opinión de la gente! De todo lo que escribiste, solo me importa: “Pues yo, el virtuosimo (buen hacer, control, dominio del instrumento, conocimiento interpretativo, rigor musical…), lo prefiero a todas horas.”. Me haz dado tus razones, y te las respeto.

Y la verdad, te felicito por tu posición. Ha de ser que estas rodeado de Paus Casales, Rachmaninoves, o Jeudies Menuines, y a demás, tienes todos lo millones para pagarles a estos monstruos de la interpretación… Por favor, dame el número de teléfono de alguno de ellos que quiera venir a Venezuela, porque acá, todos los grandes intérpretes les han dado por salir a vivir a gringolandia y Europa…

Ahora bien, el virtuosismo, trae dentro de si, el efectismo, pero cuidado! Porque el efectismo, no es virtuosismo. Si se compone virtuosisticamente, para que se toque virtuosisticamente (ojo! jamás he dicho 1000 notas a 1000 dpm), se puede llamar la atención del público. Pero también, si se compone y toca efectísticamente, se puede llamar la atención del público. Si a mi público le gusta lo que hago, yo, como compositor, he de sentirme feliz. Si no le gusta, tengo que ver como hago para que le guste. Puede ser ajustando lo que hago al gusto del público, o puede ser reafirmando lo que hago e insistiendo hasta que el público le guste. Acá está todo el juego del “toma y dame” de la composición.

Cada quien es libre de elegir el camino a seguir. Este foro, tan solo pretende preguntar que camino eligen ustedes.

En lo que respecta al concierto, puedes estar completamente seguro que el concepto de “virtuosismo frente a volumen” aun esta en uso. De hecho, nunca ha tenido más vigencia. Que existan compositores que pretendan romper con esto, es otra cosa, pero puedes estar seguro que la gran mayoría de los compositores actuales hacen sus conciertos pensando en la grandeza de sus solistas, luchando contra el resto de la orquesta.

No se tu, y si no estas de acuerdo, te respeto la posición. Pero YO quiero que las orquestas toquen mis obras. Si, es cierto, las librerias son muy buenas, pero puedes estar completamente seguro de que nada, absolutamente nada, se compara al sonido de una orquesta real.

No se tu, pero me gustaría que la gente le fascine escuchar mi música, y que los músicos les agrade tocar lo que compongo, y nunca se quejen de mis locuras y por supuesto, que no me trague la historia ni el tiempo, y para esto, procuro que mi música no sea “mierda pinchada con un palo”. Trato de que sea fácilmente interpretable, y que a la gente le guste. Trato de ser moderado en todo. Si a ti te encanta componer truños ultravirtuosisticos porque prefieres “el virtuosismo a todas horas”, realmente es tu problema, y si tienes quien toque tus locuras, pues no puedo dejar de felicitarte! Es envidiable, sin duda alguna, tu situación.

Con respecto a lo de masoquismo, se que sonará extraño, pero todo músico, guarda dentro de sí, un masoquista y un loco. Y piénsalo bien! Cuando uno esta comenzando el violín, lo primero que le enseñan a uno es -aparte de los nombres de las partes del violín-, es la forma con la que el mentón debe sostener el violín sin que la mano izquierda ayude al sustento. Esto, aunque parezca mentira (y puedes confirmarlo con cualquier violinista), es muy doloroso, y lo peor, es que muchos profesores dicen: Si no duele, no lo estas haciendo bien! Sabes que también es muy doloroso? Pulsar por primera vez esas cuerdas de metal que destrozan los dedos y duele horriblemente hasta que por fin salgan los cayos a las yemas de los dedos.. y también duele cuando los trompetistas, trombonistas y etc, tienen que cuadrar la boca y soplar por horas hasta que por fin aprendan a “colocar la nota en su punto”, y aun los profesionales sangran por los labios después de largas jornadas de estudio dedicado a su instrumento… También es fastidiosísimo el mareo perpetuo al que están sujetas aquellas personas que se decidieron a aprender a tocar un instrumento de viento, y aún, después de profesionales, hay técnicas (grandiosas por demás) que demandan un gran esfuerzo físico e incluso, riesgos para la salud (amenaza con destrozar el corazón), para lograr ese sonido largísimo, que parece que el instrumentista nunca toma aire… Y ni hablar de los que son alérgicos a aquellos materiales de los que están hechos los instrumentos, o los que están propensos a tendinitis… Nadie, absolutamente nadie puede negarme que el que se dedica en serio a ser bueno con un instrumento, tiene que sufrir esta clase de dolencias.

Que si “el que es apasionado no le para bolas a eso”, o que si “el que quiere ser grande aprende a vivir con eso”, Si! Es cierto. Pero el dolor está intrínsecamente ligado a la buena práctica del instrumento, sea cual sea el instrumento, y sea cual sea la técnica. Y si a esto le sumamos las cosas fastidiosas y difíciles que puede haber en una partitura, pues, a sufrir se ha dicho!. Los que no quieren dedicarse al sector inmobiliario, han de parir con esto, pero si uno se las puede poner un poco más fácil, porque hacerlos quejarse??? Es que nos gusta demostrar que somos los padres de la composición de esta forma???

Es respetable tu posición con chopin, pero yo al menos, puedo opinar que él siempre se cuidó de librar sus conciertos del virtuosismo vacío de contenido, para ir a la musicalidad. No hace falta ser virtuoso para hacer música, y el alma de la música va muchísimo más allá que ser un virtuoso. Si! Es cierto, todos aspiramos ser virtuosos, pero cuidado! Porque hay tipos que tocan lo más difícil existente con el instrumento, y realmente uno se puede quedar impresionado con la forma con la que tocan (nunca dije 1000 notas a 1000 dpm), pero ni se te ocurra colocarles en una partitura la canción de “los pollitos”, porque se vuelven un desastre!...

Es acaso menos músico aquel tonto que con tres acordes en una guitarra, de la emoción levanta un público de sus asientos con una sola cancioncita de tres estrofas con coro, a aquel músico que necesita toda una orquesta y una composición de una hora para lograr el mismo efecto? No! No es ni menos ni más músico. El ejemplo del guitarrista no es precisamente el de un virtuoso, pero si levanta al público, ¿Acaso no tiene alma su música? Pienso que todo lo que se haga con un mínimo de empeño tiene alma, y si un músico puede ser capaz de levantar públicos y hacerse respetar con “falsedades o sinsustanciadas”, pues lo que toca no son precisamente “falsedades o sinsustanciadas”, verdad??? No es, exactamente, “pan para hoy y hambre para mañana”, O SI????

Davidvaldes, tienes tus buenas razones, pero no creo que puedas convencerme...

Saludos…

Sin firma, por ahora...

Subir
#9 por davidvaldes el 29/05/2007
Buenas noches.

Alguien escribió:
Nuestro amigo davidvaldes ha intentado tumbar todo lo que dije


No he intentado tumbar nada: he expuesto mi opinión, fundada en los pocos o muchos conocimientos que pueda tener. Nada más que eso.

Alguien escribió:
Me fascina la polémica!


A mí no demasiado, pero si la quieres…

Alguien escribió:
Detesto los diccionarios


Yo no, los encuentro de gran ayuda.

Alguien escribió:
Quien coño es la RAE para dar significado a lo que yo digo?


La RAE no da significado a lo que tú dices. La RAE no hace más que recoger el significado que millones de hispanohablantes otorgan a una palabra, de manera que estos miles de personas compartan un significado común y puedan entenderse. La RAE (y sus Academias asociadas en América, Asia…) manejan un corpus de conocimiento, semántico, de uso del español… que, perdóname, creo que sí son alguien (ahora bien, quizá tú atesores más conocimiento que el conjunto de todos los que hablamos español –recogido por las muchas academias-) y puedas preguntarte “quién coño es la RAE”.

Alguien escribió:
La RAE, simplemente, se la dejo a ustedes: Los españoles.


¿Es que tú no hablas español? La RAE (y la Academia de la Lengua que también hay en Venezuela) nos puede servir de gran ayuda a todos los que compartimos idioma. Ahora bien, como pareces “pasar” de ella, comprendo que no hayas entendido nada de lo que expuse en mi anterior post. También puede ocurrir que, como amante declarado de la polémica, hayas entendido lo que te dio la gana (opción ésta bastante plausible).


Alguien escribió:
Ahora bien, un ejemplo clásico es la famosísima chacona de Bach, de su partita Nº para violín.

Esta obra es tan, pero tan compleja, que los grandes concertistas del violín no se atreven a tocarla en público. Y pueden preguntarle a cualquier violinista! Esta obra es tan arrecha, que no importa como se toque, siempre, siempre es posible tocarla mejor! Los concertistas prefieren, aunque ustedes no lo crean, tocar 24 caprichos de paganini, 24 de Wieniawski, o el concierto que sea, antes de tocar la condenada chacona de Bach, por una razón muy simple: Basta que un crítico la escuche, y le parezca que no suena como debiera, y este publicará una cuartilla en un diario… El concertista se puede ir despidiendo de su carrera porque ninguna orquesta lo invitará.


o_O Vas a permitirme la expresión: ni pajolera idea, macho…, pero ni pajolera idea.

Vamos por partes.

Alguien escribió:
Esta obra es tan, pero tan compleja, que los grandes concertistas del violín no se atreven a tocarla en público.


o_O o_O Anonadado me hallo…”Los grandes concertistas del violín no se atreven a tocarla en público” Pues me temo que tus grandes no deben serlo cuando tanto miedo tienen a tocar una obra que forma parte del gran repertorio. Obra difícil pero, mucho me temo, ningún grande del violín tendrá miedo a meterle mano (ni a ésta ni a ninguna otra).

Alguien escribió:
Y pueden preguntarle a cualquier violinista


Preguntado. Todos me confirman que no necesitan usar dodotis.

Alguien escribió:
por una razón muy simple: Basta que un crítico la escuche, y le parezca que no suena como debiera, y este publicará una cuartilla en un diario…


Caray…, yo pensé que la razón más sustanciosa para no acometer una obra sería su dificultad, pero resulta que es el “qué dirán”. Me desencajo con tus razonamientos, que hacen más importante lo que piensen lo demás que las razones que de verdad importan.

Alguien escribió:
El concertista se puede ir despidiendo de su carrera porque ninguna orquesta lo invitará.


:lol: Me parto…¿Cuántas orquestas crees que basan la contratación en lo que diga una crítica? Te lo digo yo: NINGUNA. Sólo faltaba que un crítico (el ignorante por antonomasia –salvo honrosas excepciones-) se creyera que puede quitar o poner intérpretes…

Alguien escribió:
Es muy difícil realmente, conseguir a un Perlman o un Vengerov que se atreva a tocar y hacer una grabación de la chacona


o_O Repito: anonadado me hallo.

Alguien escribió:
Han escuchado acaso la chacona?


Sí. Muchas veces. Aunque ahora dudo, pues parece ser que nadie se atreve a tocarla.

Alguien escribió:
Han visto la partitura?


Sí. Toco una versión (propia) para marimba.

Alguien escribió:
Algún violinista acá ha intentado tocarla? Llevo ya dos años en ese plan, y aun siento que no la toco como debiera sonar…


Pues nada, a seguir estudiando :-({|= .

Alguien escribió:
Vas a decirme, davidvaldes, que la chacona de Bach, es “tal truño que, aún tocándose, no merece la pena musicalmente el esfuerzo”?


¿He dicho yo eso? Cuando hablé de “truños”, me refería a malas obras (muy habituales hoy en día) que, además, son endiabladamente difíciles y no llevan a ninguna parte musicalmente hablando: eso son “truños”, no la Chacona de Bach, hermoso…

Alguien escribió:
Vas a decirme, que Bach, no era un virtuoso de la composición?


Que me aspen si tal cosa salió de mi boca.

Alguien escribió:
O acaso vas a decirme, que los grandes concertistas, en realidad son unos pésimos concertistas, solo por que no se atreven a tocar todo lo que les echen, Incluyendo la chacona de Bach?


:D A ver, hombre…¡que ningún concertista se “raja” para tocar nada! Si los que tú conoces lo hacen, ¡valientes solistas…! Una cosa es tener respeto por una partitura, diferentes enfoques…pero “no atreverse”…te digo yo que no, hombre... (si hablamos de concertistas decentes, no de rasca-tripas).

Alguien escribió:
Mucho cuidado con tus respuestas…


Mucho cuidado con tu desenfadado desparpajo.

Alguien escribió:
Pues bien, hay que tener en cuenta todo lo que dices que es un virtuoso. Si! Es completamente cierto… Virtuoso es aquel que

“agarre a la audiencia por el cuello de la camisa y te diga ¡escúchame!, ser capaz de tener un piano sublime en una nota larga y todavía poder bajar más para cerrar la frase, poder hacer música con dos miserables notas, expresar algo con “un cacho de hierro” doblado en triángulo, tener una afinación sólida como un muro, tener un piano que se oiga en la última butaca del Albert Hall, poseer un rango dinámico tan amplio, que la expresión sea pan comido, conseguir un sol grave en un violín y que no suene como si estuvieran de matanza, cambiar de arco en una nota sin que se note (y que encima suene a gloria), tener un vibrato en el oboe que te haga aguantar…”, etc, etc, etc…

Es cierto todo esto, pero la pregunta es: Hasta que punto es conveniente componer para que tus interpretes cumplan todas estas exigencias???


Es que el compositor no tiene que pensar en eso, porque es tarea del intérprete. Cualquier buen músico (=virtuoso) sabe que es eso lo que tiene que hacer para ganarse los garbanzos, ¿ok?

Alguien escribió:
Haz escuchado la Consagración de la Primavera de Stravinsky???


Bueno…alguna vez…, así, como de pasada…

Alguien escribió:
alguna vez te haz preguntado como sería tocarla?


No. Lo que me pregunto es: “ojalá no pase mucho tiempo hasta volver a tocarla” :wink: .

Alguien escribió:
Alguna vez haz visto la partitura?


Naaaa…sólo un par de veces.

Alguien escribió:
Te invito, si no lo haz hecho, a leer esa partitura


Aquí delante la tengo.

Alguien escribió:
Cómprala, y escucha la música mientras lees la partitura.


¿Vale si la toco?

Alguien escribió:
Hay partes, en donde simplemente, no seguirás en la partitura la música que escuchas, porque es algo tan complejo, pero tan complejo, que simplemente lo que escuchas se te escapará de las manos y llegaras a un momento donde repetirás el track del cd porque ni idea de donde iba la música en la partitura.


Te puedo asegurar que me sitúo bastante bien con esa obra :wink: .
Alguien escribió:

Después de haberla escuchado y leido (si es que pudiste seguirla del todo),


Puedo, puedo…tú tranquilo.

Alguien escribió:
imagínate por un momento tocarla


Puedo, puedo…tú tranquilo.

Alguien escribió:
Stravinsky, en esta pieza, logró componer algo que causara un efecto esperado sobre el público. Cuando se ensayaba para su estreno, todo el mundo se quejaba de lo horriblemente difícil que era tocarla... Pero se estrenó, y aunque a la gente no le gustó en esa época, esa obra se ha convertido en una de los más grandes trabajos orquestales que ha dado el siglo XX.


¿Esto me lo dices, o me lo cuentas?

Alguien escribió:
Ahora bien, la pregunta del millón de euros: Cuantas orquestas en el mundo han tocado y/o grabado la Consagración de la Primavera? Dime cuantas? Por favor…


#-o Tú no estás a lo que se celebra, ¿eh? Grabaciones de esta obra hay para parar dos docenas de trenes.

Alguien escribió:
Puedo contarlas con los dedos de mis manos, y de seguro me sobraran dedos…


Coño…¡menudas manos debes de tener, todas llenas de dedos…!

Alguien escribió:
Vas a decirme, davidvaldes, que la Consagración de la Primavera de Stravinsky, es “tal truño que, aún tocándose, no merece la pena musicalmente el esfuerzo”?


Remitirse a mi anterior explicación respecto a “truño”.

Alguien escribió:
Vas a decirme, que Stravinsky, no era un virtuoso de la composición?


Remitirse a mi anterior explicación respecto a “virtuoso compositivo”.

Alguien escribió:
O acaso vas a decirme, que las grandes orquestas, en realidad son pésimas orquestas, solo por que no se atreven a tocar todo lo que les echen, Incluyendo la Consagración de la Primavera de Stravinsky?


o_O Pero…chaval. ¿Qué “gran orquesta” no se atreve a hacer La Consagración”? Vaya “gran orquesta” de mierda. ¿Tú sabes de lo que estás hablando?

Alguien escribió:
De nuevo, cuidado con tus respuestas…


De nuevo, cuidado con tu desenfadado desparpajo.

Alguien escribió:
si no un recurso del compositor para decirle al público: “Soy el mejor, y mira como hago que te babees ante mi música con esto tan sencillo que he escrito”.


:lol: Me descojono. ¿De verdad crees que Ravel quería que el público babeara? Creo sinceramente que tienes un problema de aceptación. Pareces querer a toda costa causar una fuerte impresión en un público ciertamente débil (al menos así parece ser el que quieres para ti).

Que sepas que Ravel compuso el Bolero pensando que se tocaría la noche del estreno y se olvidaría. Fue un experimento (bendito experimento) cuyo éxito sorprendió al propio Maurice.

Alguien escribió:
Vas a decirme, davidvaldes, que a Maurice Ravel se lo comió el tiempo o la historia??? O vas a decirme que Ravel no era virtuoso componiendo???


Bla bla blá, bla bla blá...remitirse a anteriores citas.

Alguien escribió:
¿COMPONEN VIRTUOSISTICAMENTE (Y POR ENDE, USANDO EL MAXIMO NUMERO DE LEMENTOS DISPONIBLES), O SON DE LOS QUE TRATAN DE EXPRIMIR AL MAXIMO LAS POCAS Y PEQEUÑAS COSAS?


Es que ese planteamiento ya es falaz desde el principio. ¿Por qué asocias a virtuosismo componer con todos los elementos disponibles? Tu concepto de virtuosismo es erróneo. Partiendo de ahí, toda tu exposición se desmorona ](*,) .

Alguien escribió:
Hasta ahora he logrado lo que quiero del público, así que estoy satisfecho.


¿Ves cómo tienes un problema de aceptación?
¿Qué pasará cuando no logres lo que quieres del público?

Alguien escribió:
Ha de ser que estas rodeado de Paus Casales, Rachmaninoves, o Jeudies Menuines,


Y vuelta la burra al trigo...¿Ves cómo no entiendes lo que es un virtuoso? Confundes virtuoso con estrella. Como algo tan simple no está claro, todo tu planteamiento se cae abajo.

Alguien escribió:
y a demás, tienes todos lo millones para pagarles a estos monstruos de la interpretación…


Te aseguro que los músicos de las orquestas españolas (=virtuosos, pues dominan su instrumento), tienen suelditos de unos 2000 Euros.

Alguien escribió:
Si a mi público le gusta lo que hago, yo, como compositor, he de sentirme feliz. Si no le gusta, tengo que ver como hago para que le guste


Sigo pensando que hay un problema por querer ser aceptado.

Alguien escribió:
Pero YO quiero que las orquestas toquen mis obras.


Pues para eso déjate de zarandajas e historias para no dormir (que si virtuosismo, que si efectismo…). Lo único que hay que hacer (como si fuera fácil), es componer BIEN. Es decir, lo que tú más arriba decías de Bach y Ravel: ser virtuosos (=dominar las técnicas compositivas).

Alguien escribió:
pero puedes estar completamente seguro de que nada, absolutamente nada, se compara al sonido de una orquesta real.


Sí…creo que puedo creérmelo :manso: .

Alguien escribió:
No se tu, pero me gustaría que la gente le fascine escuchar mi música, y que los músicos les agrade tocar lo que compongo, y nunca se quejen de mis locuras y por supuesto, que no me trague la historia ni el tiempo, y para esto, procuro que mi música no sea “mierda pinchada con un palo”. Trato de que sea fácilmente interpretable, y que a la gente le guste.


Nuevamente, el querer agradar a toda costa. ¿Problema serio?

Alguien escribió:
Si a ti te encanta componer truños ultravirtuosisticos porque prefieres “el virtuosismo a todas horas”, realmente es tu problema


Todavía no has entendido lo que significa ser virtuoso, ¿verdad? Quizá tenga algo que ver tu alergia a la RAE.

Alguien escribió:
Con respecto a lo de masoquismo, se que sonará extraño, pero todo músico, guarda dentro de sí, un masoquista y un loco. Y piénsalo bien! Cuando uno esta comenzando el violín, lo primero que le enseñan a uno es -aparte de los nombres de las partes del violín-, es la forma con la que el mentón debe sostener el violín sin que la mano izquierda ayude al sustento. Esto, aunque parezca mentira (y puedes confirmarlo con cualquier violinista), es muy doloroso, y lo peor, es que muchos profesores dicen: Si no duele, no lo estas haciendo bien! Sabes que también es muy doloroso? Pulsar por primera vez esas cuerdas de metal que destrozan los dedos y duele horriblemente hasta que por fin salgan los cayos a las yemas de los dedos.. y también duele cuando los trompetistas, trombonistas y etc, tienen que cuadrar la boca y soplar por horas hasta que por fin aprendan a “colocar la nota en su punto”, y aun los profesionales sangran por los labios después de largas jornadas de estudio dedicado a su instrumento… También es fastidiosísimo el mareo perpetuo al que están sujetas aquellas personas que se decidieron a aprender a tocar un instrumento de viento, y aún, después de profesionales, hay técnicas (grandiosas por demás) que demandan un gran esfuerzo físico e incluso, riesgos para la salud (amenaza con destrozar el corazón), para lograr ese sonido largísimo, que parece que el instrumentista nunca toma aire… Y ni hablar de los que son alérgicos a aquellos materiales de los que están hechos los instrumentos, o los que están propensos a tendinitis…


:shock: Cambia de profesores, muchacho. Tienes un problema muy gordo si semejantes patanes te están enseñando.

Alguien escribió:
Nadie, absolutamente nadie puede negarme que el que se dedica en serio a ser bueno con un instrumento, tiene que sufrir esta clase de dolencias.


¡La madre que me parió...Te has quedado ancho con la burrada!

Alguien escribió:
Pero el dolor está intrínsecamente ligado a la buena práctica del instrumento, sea cual sea el instrumento, y sea cual sea la técnica. Y si a esto le sumamos las cosas fastidiosas y difíciles que puede haber en una partitura, pues, a sufrir se ha dicho!


Sin palabras, brother :machaca:

Alguien escribió:
y si un músico puede ser capaz de levantar públicos y hacerse respetar con “falsedades o sinsustanciadas”, pues lo que toca no son precisamente “falsedades o sinsustanciadas”, verdad???


Y si el partido nacional–socialista gana las elecciones del 33, los votantes no tienen porqué ser nazis ¿verdad?

Betances, hay errores de bulto en tus afirmaciones (pero errores gordos como sapos, ¿eh?). El principal, es no entender qué significa ser virtuoso (y eso que lo expliqué en mi primera intervención). El diccionario (sí, ya sé que "quién coño son esos") dice que es "aquel que domina de manera extraordinaria la técnica de su instrumento". "Dícese también del que obra con virtud". No confundir con estrella mediática.

Un saludo.

...et in Arcadia ego.

http://www.david-valdes.com

http://www.davidvaldespercusion.blogspot.com

Subir
#10 por Paraab el 29/05/2007
De acuerdo contigo, davidvaldes.
Subir
#11 por TeleFuNkeN el 29/05/2007
Que ladrillos :lol:, para mi la cosa esta clara, virtuosismo; Satriani o Petrucci, efectismo; Santana o David Gilmour.

Me quedo con el efectismo.

Sldos
Subir
#12 por Metalchus el 29/05/2007
!!!¿Qué es mejor, el virtuosismo o el efectismo?!!!

Este titulo me recuerda a otro post "Sentimiento (feling) ó tecnica"

Yo creo que es algo que va unido, el virtuosismo y el efectismo, el sentimiento y la tecnica.
No hay sentimiento sin tecnica, ni virtuosismo sin efecto.
Ni tecnica sin ningun tipo de setimiento, como tampoco carece de virtud algo simple que impacte en el publico.

Saludos

El Mundo está en las manos de aquellos que tienen el coraje de soñar y correr el riesgo de vivir sus sueños.

Subir
#13 por Robakun el 29/05/2007
Cuando uno se sienta delante del piano las primeras veces, les encanta hacer sus cositas rápidas, con cara de estar al volante de un F1. En general fascina hacer cosas difíciles.

Pero ¿verdad que es realmente difícil tocar bien muchas obras muy lentas?.

¿Quién toca mejor? este:








o esta:

Subir
#14 por jBetances el 01/06/2007
Es ridiculo pensar que nos pondremos deacuerdo...

Sin firma, por ahora...

Subir
mod
#15 por Ludwigvan el 10/02/2012
Igual la pregunta tiene otros matices...

Yo entiendo que se habla del vituosismo efectista. Demostración pura y dura de técnica, lo que se ve bastante a menudo. En el mundo de la guitarra eléctrica es casi una obsesión.

Ese tipo de intérpretes intentan estar por encima de la propia música, demostrando sus habilidades siempre que sea posible.

Para mí el verdadero virtuoso es el que le da más importancia a la música que a sí mismo. El que tiene técnica para interpretar cualquier pieza, pero es capaz de transmitir tanto en pasajes difíciles como en pasajes insultantemente fáciles para su capacidad.
Subir
Respuesta rápida

Regístrate o para poder postear en este hilo