Sonido e imagen

Brave Wave, el sello de los músicos de los videojuegos clásicos

Brave Wave se autodefine como un sello enfocado a explorar la interrelación entre videojuegos, música y nostalgia. Y la verdad es que no podrían haber elegido una definición mejor, ya que si además de ser un amante de la música electrónica te gusta el mundo de los videojuegos desde hace bastantes años, escuchar cualquiera de los lanzamientos de Brave Wave te hace sentir auténtica nostalgia y te transporta unos años atrás, a un tiempo en el que estabas con un amigo sentado frente a un televisor sujetando un mando para controlar tu aeronave en U.N Squadron, intentando conseguir el siguiente “power-up” que te diera más potencia de fuego para acabar con el “jefe” del final del nivel, o de pie frente a una máquina arcade en un bar o un salón recreativo, retorciendo el joystick mientras apretabas botones para que Ryu lanzara su bola de energía “ha-do-ken” y venciera el combate contra Ken en Street Fighter II.  

Nombres como Yoko Shimomura, Kaori Nakabai, Keiji Yamagishi o Harumi Fujita quizá no sean muy populares, pero son los músicos detrás de las bandas sonoras de juegos como Street Fighter II, Ninja Gaiden, Dynasty Warriors, Tecmo Bowl, Final Fight o Gargoyle’s Quest. Estos compositores han trabajado para empresas como Sega, Nintendo, Capcom, Namco, Konami… y no sólo en juegos clásicos, llevan bastantes años en el sector y eso se puede apreciar en sus currículums. Yoko Shimomura, sin ir más lejos, ha trabajado también en la banda sonora de la saga Kingdom Hearts y también en Final Fantasy XV. Takajiro Izutani, otro de los músicos de Brave Wave ha trabajado en Metal Gear Solid 4 y en Shinobi 3D.

No sólo hay compositores japoneses en Brave Wave, aunque esa parte de su roster sea la más llamativa e icónica, también hay un buen número de compositores occidentales. Tenemos a gente como Alex Mauer, compositor para Starr Mazer, a Grant Henry que hizo música para el juego Katamari Damacy, o a Chipzel, famosa por la música de juegos indie como Super Hexagon o Interstellaria.

Los lanzamientos musicales de Brave Wave hasta ahora se han realizado en su gran mayoría en formato digital y se han distribuido mediante iTunes, Amazon y Bandcamp. Algunos de los lanzamientos son piezas de inspiración original; otros lanzamientos, como por ejemplo “Journey” de Akane —duo formado Saori Kobayashi y Yumiko Takahashi— están inspirados en juegos en los que anteriormente trabajaron —en el caso de “Journey” se inspiran en Panzer Dragoon—. También han tenido un par de lanzamientos que son las bandas sonoras de juegos actuales en los que han participado estos compositores, como “Shovel Knight” y “Rain Blocks”.

Tres de sus lanzamientos han visto también la luz en formato CD —los distribuyen a través de Bandcamp—, aunque ahora tienen un proyecto bastante más ambicioso: lanzar en formato físico las bandas sonoras remasterizadas de videojuegos clásicos bajo el nombre Generation Series, y ello incluye tanto el CD como el vinilo. El objetivo de Brave Wave con su subsello Generation Series es lanzar ediciones de bandas sonoras de juegos que nunca han sido lanzadas, o que fueron lanzadas de manera incompleta o con muy poca tirada.

El primer juego que formará parte de la Generation Series será nada menos que Street Fighter II, para lo que han tenido que colaborar con la popular empresa de videojuegos Capcom. La banda sonora estará formada por versiones remasterizadas de las canciones de las versiones arcade CPS-1 y CPS-2, extraídas directamente de las placas de juego originales y supervisadas por Yoko Shimomura, la compositora original. Se comercializará en un doble álbum en CD que tendrá una edición limitada en vinilo traslúcido coloreado, con artwork extraído de los archivos originales de Capcom.

Todavía no hay fecha de lanzamiento ni precio para este primer disco de la Generation Series, aunque anteriores lanzamientos de Brave Wave en formato CD han rondado los 16$.

Más información | Web Oficial de Brave Wave | Minisite de Generation Series

Teo Tormo
EL AUTOR

He trabajado como productor musical y discjockey. Desde hace años investigo y analizo la tecnología musical aplicada al DJ, buscando siempre las herramientas más innovadoras y observando su impacto en la industria musical.

¿Te gustó este artículo?
9
Comentarios
  • #1 por Jovihu el 06/08/2015
    Excelente post Teo!
  • #2 por undercore el 07/08/2015
    Brutalérrimo...Street Fighter 2...mamma mía
  • #3 por mikrokosmiko el 07/08/2015
    genial!
  • #4 por Raygun el 07/08/2015
    pues para hacer unos scratch vinilo naranja y con unos ¨ayuken¨
  • #5 por Guti el 07/08/2015
    Esta noticia me hace recordar que en España también hemos tenido buenos compositores de música para videojuegos como Alberto José Gonzalez, con una extensa obra y de calidad. Aprovecho para saludarle puesto que es miembro de Hispasonic ;)
    3
  • #6 por denisboidi el 07/08/2015
    Que bien. Aunque ya que se toman el trabajo de re-grabar todo, podrían ofrecer lo a mayor calidad que un CD :-)
    Es hora de dejar el CD atrás....
  • #7 por dorremifasol el 07/08/2015
    Gracias Guti :) Un abrazo!
  • #8 por Jovihu el 07/08/2015
    Añado otro de aquí, Óscar Araujo
    1
  • #9 por vestax005 el 07/08/2015
    BRUTAL POST!
  • #10 por MSXsounds el 08/08/2015
    Bueno, yo me sé de alguno de por aquí que ha hecho músicas para juegos de MSX. Alguno, reciente y tal... Le cedo la palabra al respecto, sr. BlahBlah...
  • #11 por Sulfurico el 08/08/2015
    Tremendo post
  • #12 por mesmer_son el 08/08/2015
    Siento no ser el sr. Blah Blah...

    Pero quería agradecer este tipo de artículos. Grande el link a Video Game Music.

    Os invito a visitarla a los que no lo hagáis hecho. Para los que jugábamos y alucinábamos con Arcades en los 80´s, es una auténtica mina de oro.

    En caso, viví esos días con intensa felicidad, hasta el punto de que forman parte de mi imaginario particular, hasta me esmeraba a dibujar a lápiz de colores escenas de mis juegos favoritos, con variaciones que colmaban el misterio y la atracción por tan entrañables diseños y bandas sonoras.
    2