Informática musical

Clawtar, un controlador MIDI para iPad que se adapta a las manos

Bajo la idea de crear un controlador MIDI para iPad que “en vez de hacer al usuario adaptarse a una plantilla, se ofrezca ya adaptado a las manos”, llega Clawtar, la nueva app del desarrollador Dmitry Klochkov.

El concepto busca no solo adaptarse a las manos en términos de la posición, sino también permitirle al usuario cierto desprendimiento de lo visual y, según considera el programador de la app, es un concepto más relajado y menos distractor para quien controla el instrumento.

Como se observa en el vídeo, la interfaz se adapta a cada usuario mediante un proceso de calibración. Además ofrece la posibilidad de configuración en escala cromática, con hasta cuatro octavas de rango y el doble mediante botones de variación.

Además incluye opciones para controlar pitch-bend, modulación y volumen. También cuenta con un botón de repetición que permite tocar la misma nota más rápidamente, junto con un parámetro de transposición para variar la nota raíz de la escala.

Funciona por MIDI virtual pero también dispone de salida MIDI dedicada por Wi-Fi. Y aunque apunta a ser un controlador de otras apps e instrumentos, incluye nueve sonidos diferentes que operan desde la app misma.

Clawtar se encuentra disponible de inmediato desde la App Store a un precio de $5.99. Requiere iOS 8 o superior y es únicamente compatible con iPad.

Web oficial

Miguel Isaza
EL AUTOR

Miguel se define como un oyente e investigador que relaciona la filosofía, el arte, el diseño y la tecnología del sonido. Vive en Medellín (Colombia) y es el fundador de varios proyectos relacionados con el diseño sonoro, como Infinite Grain, ÉTER, Designing Sound y Sonic Terrain.

¿Te gustó este artículo?
3
Comentarios
  • #1 por Malve el 06/06/2016
    Yo lo siento, pero estas cosas no las veo. Cuando una tarea técnica se hace durante siglos de una manera, no es por capricho. Puede que las limitaciones técnicas de cada época influyan, claro, pero cuantos más años (y siglos) pasan, más se reafirma la idea de que el teclado (el piano) tiene el diseño más eficiente posible para esa tarea. O al menos yo cada vez lo tengo más claro.

    Lo que no quita para que estas cosas luego puedan ser útiles para otras tareas más experimentales o prácticas, como poder trabajar sin espacio o aprovechando otras cualidades del iPad. Son dos cosas diferentes.
    4
  • #2 por BlahBlah el 06/06/2016
    #1

    Yo también opino similar. Es otro de tantos inventos que seguramente no van a ningún lado.

    Sin embargo, creo que son intentos necesarios, ya que los verdaderos inventos y avances siempre provienen de 1.000 inventos fallidos y uno que da en el clavo.

    Hay, por tanto, que fomentar todos los "fails" si se quieren realmente tener avances útiles.
    4
  • #3 por Mister Carrington el 07/06/2016
    Comparto la opinión de #1 y #2 .
    Sin embargo, me gusta.
    EL principal problema que veo es ergonómico de tendinitis. Al ser una superficie plana las muñecas trabajan mal. Imgiad este invento sobre unaas superficies redondeadas, un par de semiesferas anatómicas. Eso parece más práctico.

    Como dice #2 , es un proceso de prueba y error.
  • #4 por Mister Carrington el 08/06/2016
    Esta demostración es más clarificadora: https://www.youtube.com/watch?v=Nz-YaO_RB80
  • #5 por jorioing-bor el 10/06/2016
    Totalmente de acuerdo con los primeros comentarios.
    A mi bicicleta no la cambio por ninguna segway o esas boludeces que andan circulando por la calle ahora. El placer de pedalear ya lo tengo instalado.
  • #6 por BlahBlah el 10/06/2016
    #5

    Bueno, el Segway da otros placeres ;-)