Informática musical

Klevgrand Korvpressor, la belleza de lo simple

Ya hemos visto a Levgrand en acción varias veces, tanto con su peculiar R0verb como con varios plugins gratuitos en los viernes freeware. Hoy traemos su nuevo Korvpressor, un compresor sumamente simple en su manejo por contar sólo con tres controles: nivel de entrada, grado de compresión y ganancia de salida. Sus autores indican que internamente usa diversos algoritmos para ofrecer una compresión natural y transparente ante diferentes tipos de material sonoro a pesar de esa simplicidad para el usuario. La complicación, supuestamente, ya la han digerido ellos.

Más allá de que efectivamente hayan logrado o no acertar con un compresor generalista y con capacidad de adaptación automática a las características del programa sonoro tratado (y que podréis valorar con la versión demo), me ha parecido interesante la representación de la compresión que ofrece. Para aquellos que estéis empezando a interesaros por entender la compresión, puede resultar bastante didáctica.

Muestra un único 'tubo' por el que viaja la señal. El primer control a la izquierda estira/encoge la entrada (ganancia de entrada), el central establece el punto (en referencia a esa entrada alterada) en el que la compresión empezará a tener lugar reduciendo el nivel de la señal que supere ese umbral, y el tercero permite ajustar la ganancia de salida para equilibrar el nivel final tras la compresión.

Cuenta con posibilidad de activar funcionamiento de tipo 'look ahead' para que el compresor actúe 'anticipando' los picos y asegurando que queden comprimidos incluso en sus ataques (para reducir transitorios) o bien un funcionamiento convencional.

Disponible por 8€ para iPad (compatible Inter App Audio y Audiobus), o por 40€ (actualmente en oferta de lanzamiento a 20€) para Mac (AU/VST) o Win (VST), podéis descargar también un AU/VST demo tanto si queréis jugar un poco con su interfaz y representación como si queréis valorar su calidad / utilidad como compresor automático (aunque en general yo suelo preferir tener más opciones de control personalizado a través de un mayor número de parámetros).

Más información | Web Kelvgrand

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
4
Comentarios
  • #1 por gheibiK el 16/06/2015
    Sin valores como ratio, attack y release lo veo algo rudimentario como para usarlo en mezcla..
  • #2 por DeLoreal el 16/06/2015
    Mola para enseñanza!
    2
  • #3 por Suvur el 16/06/2015
    Igual es el que me conviene, ya que yo soy un verdadero inepto en temas de compresión. :desdentado:
  • MOD
    #4 por euridia el 16/06/2015
    #1 Este tipo de compesores, más que para la mezcla, suelen ser útilies en compresión de voz, bajo, vientos.... señales con envolvente compleja, pero no excesivamente rápida.

    Gracias Mr Pablo! :-)
    1
  • #5 por Iernesto el 16/06/2015
    Me parece que hacen gala de un humor muy peculiar en este "Smart dynamic hotdog device" Korv significa salchica en sueco:) Una corección: en IOS esta a 4,99 hasta el 30 de junio.
    1
  • #6 por Suvur el 18/06/2015
    Me bajé la demo y en XP los daws no me lo reconocen, así que no he podido probarlo.
  • #7 por pablofcid el 18/06/2015
    Posiblemente por ser XP, no recuerdo el mínimo que exigía
  • #8 por husak el 18/06/2015
    El sonido es muy plano y reduce el ataque de los instrumentos mucho AR
    está muy pero que muy limitado y el EQ que lleva ,no me convence tiene un sonido muy plástico.
  • #9 por el 23/07/2016