Sintetizadores

Rob Papen Predator 2, un sinte monstruo que va a por más

Con casi diez años a sus espaldas, Predator ha conocido ya algún que otro ‘upgrade’, pero en esta ocasión se trata de una nueva versión del monstruo 'depredador' de Rob Papen con paso a un 2.0 que implica 50€ para los usuarios registrados de la anterior y que cuesta 150€ para nuevos usuarios. Teniendo en cuenta que media un decenio desde la primera, tampoco es algo que podamos criticar en exceso, especialmente ante el importante calado de las reformas. Se trata de un monstruo que encierra en su estómago una amplia colección de recursos enfocados a esa versión de lo sustractivo que en realizaciones digitales puede adornarse con la riqueza de las wavetables y los osciladores personalizables, más amplias dimensiones en número de filtros, envolventes, y otros recursos. 

Predator 2
robpapen.com

Sigue siendo un sintetizador centrado en una única pantalla, y por ello ‘denso’ en controles en su interfaz, correspondiendo a las muchas funciones que aporta. Por cierto la posibilidad de usar una ‘easy page’ con sólo una selección de los principales controles es una de las novedades de la versión 2.

'Easy Page' de Predator 2
robpapen.com

Un vistazo a la pantalla completa rápidamente revela los grandes bloques de su arquitectura, con tres osciladores y con envolventes dotadas de un sustain de caída regulable para permitir resultados de tipo ‘doble decay’. Pero entrando en profundidades hay mucho más de lo que aparenta, con envolventes y lfos adicionales (ahora son 4 frente a los 2 anteriores), y rutas de modulación ampliamente configurables relativas al control. Sus dos filtros por voz, además de un tercer HPF adicional, han sido mejorados y cuentan con más parámetros.

Centrándonos en las novedades, son muchas y de cierto calado, especialmente el que los filtros y osciladores han pasado a ser estéreo, o las que afectan al apartado de las ondas producidas por los osciladores, con varias funciones nuevas como ‘waveform morphing’ y ‘waveform drawing’. También destacaría la presencia, siempre interesante, de un elemento de distorsión a nivel de cada voz y no sobre la salida final polifónica. Nuevos igualmente el pad XY omnipresente a día de hoy, o un EQ.

El ‘waveform morphing’ es resultado de que ahora cada oscilador usa dos formas de onda, con diferentes funciones para combinarlas y pasar gradualmente de una a otra.

En cada sonido se pueden guardar 8 formas de onda definidas por el usuario ya sea mediante un dibujo del ciclo en el tiempo o por la especificación de hasta 256 parciales. Además las formas de onda de todo tipo pueden combinarse en juegos que reúnen varias para poder realizar tratamientos de tipo ‘wavetable’ recorriéndolas con todo tipo de controles.

Las mejoras afectan también a la gestión y catalogación/búsqueda de presets, algo bien necesario teniendo en cuenta que ronda los 6000.

A la postre un sintetizador con el sello Rob Papen, que quiere revitalizarse en bastantes frentes para poder seguir resultando atractivo.

 

Más información | Rob Papen

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
8
Comentarios
  • #1 por Mister Carrington hace 2 semanas
    Creo que sólo por meter mano a los 6.000 presets ya vale la pena.

    Jejejejeeee.
  • #2 por Inopia hace 2 semanas
    ya te digo
  • #3 por hace 2 semanas
    6000 ÷ 365= 16.43 presets al dia.


    Bromas aparte, nunca entendi la diferencia entre Predator, Blade o Blue.
    2
  • #4 por Julius@Wikter hace 1 semana
    Con 5000 menos bastaría...
    Lo de las preset boxes da que pensar, volvemos a los 90
  • #5 por S.Durán hace 1 semana
    #3 Diferencias dos principalmente, Blade es hortera de cojones (Predator no lo es tanto) y Blue, si no recuerdo mal, es FM.
    1
  • #6 por Triames hace 1 semana
    #1

    http://www.image-line.com/plugins/Synths/Autogun/

    Toma, uno con 4000 millones.
    1
  • #7 por hace 1 semana
    Interesante...


    "But wait! If you listen to 1 preset, every second, 24 hours a day, it will take you over 136 years to complete this task"


    Aplicando el teorema...

    4.294.967.296 millones de presets ÷ 365 días del año= sale a 11.767.033 presets al día.



    Ahora ya nadie puede decir que se le queda corto.
    2
  • #8 por Playtagain hace 1 semana
    #5 cierto jajajaja! Tan hortera como la película que le dio nombre.... Si mal no recuerdo, Blade fue creado cuando el boom del Dubstep, y recreaba esos bajos parlanchines y leads crujientes.
  • #9 por Mister Carrington hace 1 semana
    #8 Pues con los generadores de síntesis que lleva creo que da para bastante más que "bajos parlanchines y leads crujientes".
  • #10 por Playtagain hace 1 semana
    #9 Si echas un vistazo a la mayoría de sus presets verás que la tarjeta de presentación no son pads cristalinos precisamente, cosa que sí sucede con el Vecto. Eso marca bastante la orientación que quiere darle el creador, al margen de las posibilidades creativas que ofrezca su síntesis.
  • #11 por Fran Caste hace 1 semana
    En mi caso adquirí Predator hace menos de medio año, pero caerá la actualización! :D