Los sucesores legales de Napster no arrancan

4 de marzo, 2002 - MusicNet y Pressplay, las dos grandes plataformas legales y de pago auspiciadas por las discográficas para ocupar el lugar de Napster, tienen problemas para construir una nueva fórmula en el mercado de la distribución digital de música.

200_640.jpg
201_640.jpg

    Fuente: [La Vanguardia]
   Menos usuarios de los previstos, servicios restringidos que dificultan la compra real de las canciones para tenerlas en el ordenador, pasarlas a un reproductor portátil o almacenarlas en un CD y un funcionamiento acotado al ámbito de Estados Unidos son algunas de las limitaciones de las dos plataformas. Ambas están lejos de alcanzar el impacto universal y la aceptación masiva que tuvo Napster, y artistas como los Beatles o Madonna, por ejemplo, no están accesibles en ellas.

    En el momento álgido de su popularidad, Napster llegó a tener más de 50 millones de usuarios, pero fue perseguido y condenado porque quienes ofrecían gratuitamente las canciones no poseían sus derechos. Las plataformas que aspiran a sustituirlo no facilitan cifras de suscriptores, pero algunos cálculos extraoficiales estiman que ninguna ha alcanzado aún los 20.000 usuarios.

    Ahora, además, nombres importantes como Eminem, Offspring o Beck han anunciado que pueden abandonar las plataformas por lo poco que pagan a los artistas. Según sus cálculos, las discográficas se quedan con el 91% del nuevo negocio.

    Por otra parte, el sistema de intercambio libre de ficheros entre usuarios popularizado por Napster sigue vigente en la red. Pese a la batalla dada por las discográficas, funcionan cerca de un centenar de los llamados programas P2P. BearShare, Morpheus, eDonkey 2000, Grokster, Audiogalaxy, Xolox y Blubster son algunas de las direcciones de intercambio más populares.
 
¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
No hay comentarios todavía. Se el primero en escribir uno.