Armas sónicas: el lado oscuro del sonido

Aunque la mayoría de nosotros asocia el sonido y la música con experiencias positivas, también pueden utilizarse como armas peligrosas. Repasemos algunos ejemplos.

El cañón sónico de los nazis

La historia militar nazi está repleta de episodios extraños relacionados con el desarrollo de armas alternativas. A principios de los años 40, cuando Hitler llevaba la iniciativa en el teatro de operaciones europeo, sus ingenieros se sacaron de la manga nada menos que un cañón sónico.

Este cañón contaba con una cámara de combustión de gas metano y dos grandes reflectores parabólicos que detonaban pulsos sónicos a una frecuencia de unos 44 Hz. Todo aquel situado a unos 200-400 metros del cañón sentía náuseas y vértigo, debido a la vibración de los huesos del oído medio y el fluido coclear en el oído interno. A distancias menores (50-200 metros) las ondas sonoras podían provocar daños más serios, comprimiendo y liberando repetidamente órganos resistentes a la compresión, como los riñones, el bazo o el hígado.

Por suerte, el cañón sónico no pasó de ser un experimento extravagante. En situaciones de combate resultaba poco efectivo, ya que no era fácil ocultar sus reflectores, que quedaban inutilizados con cualquier impacto de mortero, bazuca o incluso disparos de rifle.

Como podréis comprobar en este vídeo, el popular documental Weird Axis Weapons del History Channel le dedicó un merecido espacio (a partir del minuto 15:17):

Operación Wandering Soul

Los vietnamitas creen que los muertos deben ser apropiadamente enterrados en su tierra natal, ya que si no, vagarán sin rumbo como almas en pena. Los americanos intentaron aprovechar esta circunstancia durante la Guerra de Vietnam: con el objetivo de causar confusión y pánico en las líneas enemigas, grabaron voces alteradas y sonidos horripilantes para luego reproducirlos a todo volumen en el campo de batalla —incluso con la ayuda de helicópteros—, como si esos muertos hablaran a los soldados del Vietcong.

Se desconoce el alcance y resultados de esta operación, pero parte de esas grabaciones se conservan en la llamada "Ghost Tape Number 10":

Música para torturar

Ahorrémonos cualquier mal chiste sobre géneros musicales de dudoso gusto, porque esto es de verdad. En los últimos tiempos del mandato presidencial de George W. Bush, en plena Guerra contra el Terror, se supo que los militares de la base naval de Guantánamo interrogaban a ciertos prisioneros en condiciones de tortura. Entre otras tácticas vejatorias para obtener información y confesiones —como la privación de sueño y comida—, se utilizaba la música a muy alto volumen y sin pausas, durante largos períodos de tiempo.

Un teniente coronel retirado de la US Air Force daba una justificación bíblica: "el ejército de Josué utilizó el sonido de las trompetas para llevar el miedo a los corazones de la gente de Jericó". Pero las asociaciones de artistas no estuvieron muy de acuerdo, ya que han insistido repetidas veces en conocer la lista de canciones utilizadas, con la que se ha especulado mucho, y que aún no ha sido desclasificada.

LRAD, arma sonora antidisturbios

LRAD es el acrónimo de Long Range Acoustic Device. Se trata de un dispositivo capaz de emitir a larga distancia un haz de sonido muy direccional, concentrado en un arco de 30-60º. Se basa en un array de múltiples transductores piezoeléctricos, cuyas ondas emitidas se combinan para generar un sonido de gran potencia. Aunque inicialmente su propósito no era militar, sino de notificación en masa para situaciones de emergencia, no tardó en ser utilizado con intenciones disuasorias, ya que es capaz de alcanzar presiones sonoras insoportables para los humanos (algo poderosamente efectivo para disolver manifestaciones o repeler ataques de piratas en el mar). Para muestra, un botón: el modelo 2000X tiene un alcance de 8.900 metros y una presión sonora de hasta 162 dB —un avión a reacción a 50 metros de distancia se queda en 140 dB; el umbral del dolor humano está en 130 dB—.

A diferencia de los ejemplos anteriores, traídos de la historia castrense o de turbios asuntos en cárceles inaccesibles, el LRAD es una arma sonora no letal que se utiliza abiertamente, y podrías encontrártela algún día por la calle. La usan los policías de Nueva York, Nueva Orleans o Santiago de Chile, y se ha visto en grandes eventos, como los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

La nota marrón

Acabemos buscando una sonrisa entre tantos conceptos inquietantes. La nota marrón es una hipotética frecuencia infrasónica —situada en algún punto entre los 5 y 9 Hz— que supuestamente causaría en los humanos la pérdida del control de las tripas —náuseas, vómitos y cosas peores—, debido a la resonancia. 

Pero afortunadamente, dicha hipótesis nunca ha sido demostrada. El aire es un medio muy ineficiente para transferir vibraciones de baja frecuencia al cuerpo humano; otra cosa muy distinta sería unir físicamente la fuente de esa vibración al cuerpo, una situación peligrosa que fue estudiada por el programa espacial americano cuando diseñó sus cohetes —quizá dando fundamento a esta leyenda urbana—.

La idea fue desmentida de forma elocuente en un episodio de MythBusters, y los guionistas de South Park la aprovecharon con fines relativamente pacíficos: en el episodio World Wide Recorder Concert, el "ruido marrón" provoca una total incontinencia fecal en todo el que lo oye:

Gracias a Alexmx03 por inspirar este artículo.

¿Te gustó este artículo?
9
Comentarios
  • #2 por Miguel A.F: el 23/07/2016
    La "Ghost tape nº 10" da para hacer un buen tema techno. :twisted: :twisted:
  • #3 por lunetico el 23/07/2016
    Con arma sónica veo más los discos de kiko Rivera, Melendi o Jesulín, pero esto también tiene pinta de hacer pupita.
    5
  • #4 por Chasy el 23/07/2016
    Yo llego a ser vietnamita y me falta selva Pa correr jaja
  • #5 por BlahBlah el 23/07/2016
    Madre mía.... qué destructor llega a ser el hombre.
  • #6 por Jovihu el 23/07/2016
    Pues lo de Guantánamo es cierto. Recuerdo haber leído hace años una entrevista de Trent Reznor en que se quejaba de que él ponía todo su amor en su música y que no se podía creer que la usaran en Guantánamo para torturar a los presos, que era el la peor ofensa.
    1
  • #7 por exabyte el 23/07/2016
    Si me interrogan con regueton les digo todo lo que quieren saber.
    2
  • #8 por Max el 23/07/2016
    ...recuerdo una anécdota cuando echaban a las 15:30 de la tarde hace muchos años, la telenovela "Cristal" en TV1

    ...todas las marujas con la TV al máximo mientras duraba la telenovela.....eso sí, cuando acababa.....todas a dormir la siesta.

    ...yo me levantaba a ciertas horas por el curro....y me despertaba la maldita sintonía (que además tengo hasta el vinilo...ironías...)....pero claro, cuando yo me duchaba eran las 16:30 y yo tenía un casette doble y con la música a "cierto volumen".

    ...se me quejó el presidente de la comunidad porque decía que no podía poner música a esas horas por la siesta.

    ...estuve 3 días con la misma canción en modo "autoreverse" desde las 16:30 y hasta las 22:00...hasta que entraron en razón.

    ...mano de santo, oiga !! Todos tuvimos que ajustarnos y convivir después de que le dijeran al presidente la policía....que lo que yo hacía era legal.

    ...historias... :comer:
    2
  • #9 por Doodisaster el 24/07/2016
    ¿Música para torturar? La música es para todo lo contrario. Bush, Blair y Aznar al gulag!
  • #10 por Alexmx03 el 24/07/2016
    No en todas las culturas la musica es arte, entrenimiento y todas esas cosas buenas a las que te refieres.
    Buen articulo Soyuz, no conocía la operación Wandering Soul
  • #11 por djalvarolago el 24/07/2016
    Comentar también que los Stukas nazis llevaban instaladas unas sirenas que activaban cuando atacaban en picados.Les llamaban "las trompetas de Jericó" y su función era acojonar mas si cabe a la población que iban a bombardear.
  • #12 por pablofcid el 24/07/2016
    Muy curioso el tema.

    Más simple y bien anterior a todo esto lo de la leyenda del tamborilero del Bruch, que siendo único pero potenciado por la combinación de ecos en las montañas, consiguió hacer creer que venía un pobladísimo ejército a punto de rebasar los picos, poniendo con pies en polvorosa al enemigo.
    Un contraste en el que el sonido, dentro de una guerra, evita la sangría que se avecina.
    2
  • #13 por Mingo Rijo el 24/07/2016
    Oye, pues el LRAD no está mal para despejar la zona de maraña policiaca, voy a investigar un poco a ver si lo venden en un kit DIY.

    :satan:
  • #14 por Optimuff Prime el 24/07/2016
    Por lo que tengo entendido, la tortura a base de música a muy altos niveles de SPL no es de manera continua, pues de esta manera el cerebro se acostumbra al estímulo y puedes llegar más o menos a tolerar la agresión.

    Los hijoputas torturadores ponen la música de manera intermitente.
    De manera que cuando te acostumbras al ruido infernal, lo apagan, dejan unos minutos de silencio y vuelta a empezar.

    Esto debe de ser cierto porque yo recuerdo haberme dormido hace años en un pub, sentado en un subwoofer.
    El SPL era alto de cojones, pero entre lo ciego que estaba y -sobre todo- lo acostumbrado que acababa tras estar allí tirado más de 15 minutos, pude dormir sin demasiada incomodidad (más por la postura que por el ruido).

    En "LA NOCHE MÁS OSCURA" (película basada en la supuesta captura de Bin Laden) se puede observar como se practicaba esta tortura tan terrible a soldados entrenados para aguantar torturas.
    Y al cabo de un cierto tiempo terminaban realmente desquiciados...

    Parece mentira que el sonido pueda llegar a ser algo tan atroz, pero la tecnología militar (especialmente la de EEUU) siempre es capaz de soprendernos para mal.
    Podrá parecer exagerado, pero tardé semanas en quitarme de la cabeza las horrendas imágenes de la peli en la que se tortura a la peña de esta manera.
    Hay que verlo para hacerse una idea. Y aunque sea una peli, está bastante basada en hechos reales.
    Y probablemente la realidad supere a la ficción... :oops:

    Gracias por el artículo!
    1
  • #15 por Capità enciam el 25/07/2016
    Ya me parecía a mi que ese ruido que hacen los aparatos Behringer de directo no podía ser casual.
  • #16 por Carmen A el 26/07/2016
    Hay montones de armas en fase más que experimental que se valen de las ondas sonoras para causar bajas al enemigo; aunque suelen estar previstas como armas que causen bajas temporales, no daños irreparables; así que visto desde el ese punto, son más civilizadas que la mayoría.

    Nada civilizado y con daños irreparables suele ser el abuso de la música, la de ambiente y megafonía (lo peor las locutoras, con esa habla canturreada y raspa, diciendo caballero, recepcionar e incidencia) en las grandes superficies; la ausencia de quietud, si quiebras el silencio, que sea para algo que merezca la pena.
  • #17 por T el 26/07/2016
    Lo que hace la tecnología en avances de la reproducción, emisión, y creación del sonido... Lejos quedan ya los tiempos en los que el clero usaba el cuento Chino de los acordes tritonos como la armonía de Pedro Botero y su tenedor king size para acojonar a las pobres gentes.
  • #18 por lpla el 27/07/2016
    Gavreau tambien hizo de las suyas:

    https://en.wikipedia.org/wiki/Vladimir_Gavreau