Sonido en vivo

¡Si es sólo para niños! 

Simplicissimus, de Cía Roberto G. Alonso
Simplicissimus, de Cía Roberto G. Alonso

Un compañero de trabajo publica en su muro de Facebook: “A partir de ahora, se ha acabado: espectáculo de pago mal sonorizado o mal iluminado, hoja de reclamaciones al canto. Espectáculos infantiles, estáis avisados: los niños no son tontos y los padres tampoco”. Me gustan este tipo de sentencias porque en apenas un parágrafo hay muchísima información (y, en este caso, razón). 

Hace poco ya escribí sobre la necesidad de empezar a ser críticos con la calidad de los conciertos y otros actos culturales a los que vamos, como técnicos y como público. Dos atrás reflejaba el dato que más del 60 % del público que asiste a conciertos considera que el sonido es malo. Pero ¿es peor que ocurra en eventos y actos infantiles o, mejor definido, familiares? A diferencia de un concierto convencional, justamente en estas actuaciones se está educando. No únicamente a través del guión, sino en el sentido real de lo que concierne a un espectáculo, sea del tipo que sea. Hay espectáculos familiares que son conciertos, otros que son obras de teatro, danza, etc. (e incluyo la Noche de Reyes, carnaval...). Pero el hecho que haya entre el público un numeroso grupo de menores de edad implica que necesariamente se está sentando precedente, se está educando a los más peques sobre lo que es este tipo de arte y expresión, a la vez que se reafirma esta educación a los mayores. El sólo hecho de entrar en silencio en un teatro y prepararse para lo que pueda ocurrir es ya motivo de respeto. Mir, el compañero, lo define muy bien en su sentencia: “los niños no son tontos”. Claro que no. Son ignorantes; y su ignorancia les hace más felices. No saben qué son los transductores, qué implicación tiene la arquitectura con la acústica, no entienden ni quieren entender qué supone un patrón polar cardioide o hipercardioide… Son tan ignorantes que únicamente aspiran a una cosa: emocionarse. Para ello recurren a lo que tienen en su mano: oídos, vista, sentidos. Todo lo que reciben supone, además, la base de su formación, tanto personal, como social. Y hacerlo en condiciones paupérrimas implica que aceptarán como estándar esas mismas condiciones a la larga.

Cuando esta compañía a la que Mir hace referencia eligió dos cajas Fender como sistema de PA principal y las colocó encima de una silla, cualquiera decidió que todo lo que tenían que decir y reproducir no tenía sentido. Decidieron que su producto, el que estaban vendiendo, no merecía atención alguna. Que ni el público merecía el respeto necesario aún sabiendo que su sueldo provenía de los bolsillos de todos y cada uno de los que tenían delante (él pagó 13 €) y de los que no, puesto que seguramente parte de su caché estaría subvencionado por alguna entidad pública. 

Los espectáculos familiares y/o infantiles deben ser exquisitos en todo su sentido técnico y artístico. He colaborado en varios de ellos, con compañías que se toman my en serio todos los aspectos que incluyen su producto. Algunas miman con mero exceso des del guión pasando por cómo sonará, el nivel de presión sonora, la iluminación, la capacidad de buscar dinámicas que consigan emocionar a pequeños y grandes. Pero parece ser que son las pocas. Curiosamente, los cachés suelen ser el mismo.

Mir añade el concepto “de pago”. Es de justicia. Hay un producto a ofrecer y una clientela potencial. Además, en este tipo de espectáculos la entrada suele ser doble: el padre y el niño, cuando no la familia entera. Quizá el padre no tiene ganas de escuchar ese guión, pero lo hace para educar al pequeño, para llevarle a un mundo de emociones. Para esta compañía en concreto, el hecho que entre el público hubiera un técnico de sonido les ha conseguido la crítica. Mir también es consciente de lo difícil que es mantener una compañía de este carácter (colabora con algunas), pero no por ello reduce a la mínima y estúpida expresión el espectáculo, más bien al contrario.

Lo que estamos haciendo hoy será estándar para una generación entera. Si nuestro objetivo es potenciar y mejorar nuestro sector debemos cuidar las nuevas generaciones que serán la base de nuestro futuro. Sí, tenemos que conseguir que ese 60% de espectadores que hoy se quejan de la calidad de los conciertos tengan motivación para hacerlo mejor, para demandar lo que saben que se puede conseguir.

Debo terminar poniendo el acento en otro actor principal: quien contrata. Seguramente fue alguien del ayuntamiento quien programó ese espectáculo. Si a la compañía le daba igual su producto, al del ayuntamiento parece que también. En un momento en que la cultura, que es uno de los pilares fundamentales del estado del bienestar, está en entredicho, son las administraciones públicas las que deben tomarse más en serio sus objetivos, entre ellos la educación y cultura. Aquella persona que aceptó esa compañía para las coordenadas aquí explicadas debería dejar su puesto a alguien con carácter, con formación, con responsabilidad. Seguramente, años atrás esta persona vio estrenar esas cajas Fender, quizá encima del suelo… y esta vez tenía suficiente con alzarlas con un par de sillas. Es momento de empezar a denunciar.

R. Sendra
EL AUTOR

Con más de 20 años de experiencia en los escenarios, es técnico de sonido especializado en FOH. Trabaja para bandas nacionales e internacionales como técnico de mesa, y es productor técnico para diferentes festivales y grandes eventos. Kinosonik es su estudio de sonido basado en plataforma digital. Le gusta compartir y le encanta aprender.

¿Te gustó este artículo?
11
Comentarios
  • #1 por Max el 16/03/2016
    ...uf !!, eso es taaaaaan subjetivo, que, desgraciadamente, ocurre cada vez con más frecuencia y se la suda tanto al que contrata (que siempre quiere lo más barato) como al artista que ofrece sus servicios que, sabiendo que cobra barato, no se esmera en hacerlo con un equipo decente.

    ...y claro, "como es para niñooooos", pues resulta que los mismos tienen que sufrir a un mago con una mierda de equipo portátil y un micro mal ecualizado y que no se entiende ni papa de lo que dice, frente a un grupo de escolares que a los 2 minutos pasan del propio espectáculo del mago, principalmente por no tener la atención necesaria por culpa de esa mierda de equipo.

    ...yo hago bolos todos los años en fiestas de fin de curso en colegios con niños de edades comprendidas entre 7 y 12 años y además de la "discomóvil" pequeña que llevo (2 Turbosound + 2 etapas de 1.000 W. que suenan excelentemente), muchas veces tengo que "prestar o ceder" el mismo para la típica actuación del mago de turno o guiñol o cualquier otra actuación que, aunque están contratados con su propio equipo, da pena y muchas veces vergüenza de los mismos. Me llevo una par de micros inalámbricos y al final sale bien la actuación porque el equipo es el que ha hecho que la actuación al menos se oiga adecuadamente.

    ...y no sólo es por la potencia. También por adecuar tanto el volumen como su ecualización para que no sea agresiva a los oídos de los pequeños y con toda la nitidez necesaria para que se enteren de lo que están hablando los actores en cuestión.

    ...el resultado final de muchas de las actuaciones de estos magos, titiriteros, animadores....etc., depende en gran medida del equipo que llevan.

    ...pero claro, los hay profesionales de verdad que invierten en equipo "digno" para su actuación y su espectáculo y no es casualidad que los peores espectáculos tengan relación directa con el tipo de equipo que llevan.

    ...si el que contrata es alguien que le suda la propia actuación, pues irá a lo barato y si tiene la suerte de dar con profesionales, pues vale. Pero también suele ser directa la relación calidad/precio generalmente y con lo barato lo normal es que sea con aficionados y una mierda de equipo.

    ...pero Raúl, esto no es "cosa nueva", esto ha sido así por los siglos de los siglos y con actuaciones para niños.....y para mayores.

    ...y seguirá siendo así. Si tu amigo denuncia por eso, pues lo único que puede suceder es que le pinten la cara cuando el juez de turno le diga que si pone en el contrato el tipo de equipo concreto, vale. Pero si no se especifica, da lo mismo lleves lo que lleves que será "legal", desgraciadamente. Otra cosa es reclamar a quien ha contratado el evento y ver si es un incompetente por no saber lo que ha contratado o por ahorrarse la pasta y llevarse su comisión lo ha hecho a conciencia....y más si es de un organismo público como un Ayuntamiento....así lo mismo le tiran de las orejas para la próxima vez o directamente le despiden por espabilado.

    ...y lo que queda.
    3
  • #2 por SG-Bass el 16/03/2016
    Bravo Ramon!
  • #3 por Fanosanchez el 17/03/2016
    Hay que partir de la base que en determinadas ocasiones los que contratan los espectáculos no tienen ni idea de si un equipo es bueno o malo, es decir, un trabajador de una Concejalía de Festejos generalmente no sabe interpretar un rider por ejemplo.

    Que debería tener unas nociones básicas, por supuesto, directa o indirectamente es parte de su trabajo. Porque al final como bien ha dicho Max, el éxito del espectáculo recae en buena parte en el tipo de equipamiento que se utilice. Pero la realidad se impone y desgraciadamente entre la mayoría de los programadores impera el absoluto desconocimiento en esta materia.

    Lo que sí se puede hacer cuando no se tiene ni idea es desconfiar de presupuestos poco realistas, demasiado bajos o que directamente parezcan un chollo. En esta como en cualquier otra industria nadie regala nada.

    Por otra parte, no hay que ser un genio para saber si un equipo suena mal o no, si la escena está bien iluminada o no. Un poco de sentido común y algo de lógica puede alertar a más de uno de que lo que se ha contratado es un bodrio o un auténtico espectáculo.
  • #4 por PHONORAMIKA el 17/03/2016
    Estoy de acuerdo con el método reclamación... Si el espectàculo no es de calidad mínima, se debe reclamar honestamente. No vale dejar de ir y que engañen a otros... Así, de eso... Viven empresas y compañías enteras.

    Si todo espectador, reclamara cuanco toca y no por estupideces, sino por motivos reales, a todos los tecnicos y compañías que tratamos con cariño la profesion nos iría mejor... Pues el publico sabría a donde ir sin que se la claven, y los empresarios solo contratarian profesionales, para evitar esas reclamaciones.

    No todo vale, en ninguna profesión. O te comerias un pan duro con moho, pues "lo venden como pan". Reclamacióóóóón!
  • #5 por Powlow el 17/03/2016
    Muy bien dicho y totalmente de acuerdo. Es cierto que nos cuesta a la hora de denunciar de verdad las cosas, para que quede constancia. También creo que es un tema cultural y de educación y que con los peques haces la base para lo que viene sin duda, y de ahí que es aún mas importante todo este tema en espectáculos infantiles : no me lo había planteado así pero clarissimo queda. Me parece muy importante también el doble hilo de las subvenciones : sin duda ayudan y en muchos casos son imprescindibles pero también distorsionan las cosas. A ver si educamos a los peques a no hablar a toda hostia con las espaldas hacia los que dan el espectáculo : eso seria otro gran avance. :D
  • #6 por tonoalba el 17/03/2016
    con perdón de la expresión, están acoj****nados... uf... una hoja de reclamaciones...

    No quiero decir que no sea justa la reivindicación, pero por esa vía, poco se conseguirá.
  • #7 por CLP el 17/03/2016
    lo que esta claro que ofrecen un producto, y le ponen un precio...pero en la contraprestación esta implícita que si el espectáculo no cumple, voy a pedirte la hoja de reclamaciones.Hay gente que lo sabe, que en estos espectáculos se sacan mucha pasta invirtiendo relativamente poco y van a saco, les da igual 8 que 80.

    Ya esta bien de las compañías por llamarles algo a veces,que aprovechan el tirón que ha tenido cantajuegos para hacer de todo con nombre de obra infantil:frozen,dora la exploradora, teltubiies,etc,etc,....he visto de todo las obras buenas y las copias cutres...pero sobre todo espectáculos que imitan a a personajes con mucho tirón...y desgraciadamente intentan colarlas con unas deficiencias brutales técnicas, de guión, de calidad,etc....son niños ,pero la entrada cuesta el doble que un concierto, a veces y es 2 entradas mínimo.
    También he visto a órganos públicos competentes, ver la barbaridad de producción , y decirles, aquí no vais a volver mas y me encargare de que la gente sepa que sois una estafa.
    Y es q es normal, lo ponen a huevo. Pero aun así falta gente capacitada en los puestos de responsabilidad para valorar la calidad de una producción al contratarla, no todo vale, ni siquiera mira hacia otro lado. Y en ese fallo o laguna pagamos todos: asistentes, técnicos, contratadores, y las productoras que de verdad hacen bien las cosas y se generaliza por culpa de unos pocos.
  • #8 por drsound el 17/03/2016
    Que buen post! Por Dios!

    Podríamos ahora abrir el debate de las "orquestas" secuenciadas.
    Aunque no tiene nada que ver con la calidad del sonido, no dejan de ser otra estafa que, encima, nos hace bajar precio a los que tocamos de verdad
  • #9 por Raygun el 17/03/2016
    jojojo... ¿solo pa niños? y los que los cuidan que somos sus padres tampoco dejaremos que nos ofrezcan espectaculos que estropeen la cultura y el entretenimiento de nuestros hij@s por que la educacion extreescolar es responsavilidad de los padres, 24 horas educandolos y esneñandoles...

    cuando se hagan mayores de edad que hagan los que les de la gana, mientras mi hija y mi hijo esten bajo mi responsavilidad, tengo la obligacion de dar la mejor educacion anuestros hij@s hasta su mayoria de edad por que quiero lo mejor para ellos, y pobrecito aquel que ofrezca un espectaculo pobre y de pesima calidad...

    simplemente los padres nos encargamos de asegurarnos si merece la pena llevar a nuestros hij@s a ese lugar o ese evento de espectaculo...

    los padres queremos disfrutar viendo como nuestros hijos se lo pasan en grande, no hay nada mas grande que ver a tu hijos viendolos disfrutar y verlos que estan cansaos por pasarlo en grande...

    por que son ¨niños¨ y yo como padre disfruto mucho viendolos felices con mi mujer. soy padre de 2 niñas y un niño
  • #10 por mrichin el 17/03/2016
    Hola

    Ya debido a algunos comentarios me siento aludido:

    "un mago con una mierda de equipo portátil y un micro mal ecualizado"

    "la típica actuación del mago de turno"

    Voy a comentar mi experiencia personal como mago.

    Es cierto que hay mucha gente que lleva esos equipos portátiles de mejor o peor calidad.

    La verdad es que con los presupuestos que se trabaja no se pueden llevar grandes montajes.

    Bien es cierto que se ha avanzado mucho en cuanto a equipos de sonido y equipamientos. Actualmente yo antes de ir a un bolo pregunto si tienen equipo de sonido e intento averiguar como es. Afortunadamente tengo la suerte de tener conocimientos para manejar cualquier equipo de sonido y si el que esta allí es aceptable lo uso. En muchos casos el equipo no esta ajustado correctamente y hace falta ponerlo en su punto.
    Esto en el caso de colegios y casa de cultura, siempre en interiores.
    Yo siempre llevo conmigo un par de cajas mackie srm150 por lo que pueda pasar, ya que son pequeñas y con una calidad aceptable. Sorprendentemente suenan mejor que algunos equipos instalados en este tipo de recintos.

    En en exterior claramente te tienes que llevar un equipo mayor y ahí no te la puedes jugar a ver lo que te ponen es mejor levar el tuyo propio y adecuado.
    En el caso de teatros , por lo menos aquí en Galicia , muchos ya tienen equipo de calidad y tecnico a tu disposición , que claro, es la mejor situación.

    Pero ciertamente si los que contratan solo buscan el precio, en ese caso se puede encontrar de todo.

    En fin espero haber aportado algo

    magorichard

    http://www.magorichard.com
    2
  • #11 por Max el 18/03/2016
    #10 a mrichin

    ...cuando he dicho "el mago de turno" o "el guiñol de turno" me refería concretamente a la actuación "de turno".

    ...evidentemente no entro a valorar la calidad de dichas actuaciones porque en las reacciones de los críos está el resultado.

    ...y créeme que muchas veces el espectáculo no es apreciado por no llevar el equipo adecuado tanto de sonido como de iluminación. He visto magos y artistas infantiles espectaculares y por culpa del equipo se han menospreciado y al revés: artistas infantiles "del montón" con una actuación impecable donde el equipo ha contribuido en un gran porcentaje a su éxito. (Sobre todo si son guiñoles y se escuchan bien los diálogos de los mismos)

    ...y voy más lejos: hay incluso artistas que llevan un gran equipo y no saben ni ecualizar un micro y también sale mal la actuación. Aunque son excepciones, pero se dan casos.

    ...en fin, que hay de todo y si resulta que por desgracia prima la economía (cosa comprensible), al menos que las contrataciones sean con un mínimo de calidad contrastada. Porque no se pueden justificar las mismas por el hecho de ser "baratas".

    :cool:
    3
  • #12 por Housesion el 18/03/2016
    Creo que también los de "Guia Michelin" van hacer lo mismo.

    Van a exigir a los Magdonals etc, que den comida molecular

    por que van mucho niños y no solo es comida, es educación gastronómica.



    P.D. El mercado se regula solo, lo demás creo que es buscar fantasmas

    .
  • #13 por Max el 20/03/2016
    #12

    ...no sé lo que harán los de la "Guía Michelín" que mencionas, pero ellos no pueden exigir a nadie nada, quizás los clientes de los restaurantes de su guía, imagino que podrán quejarse si piden un entrecot "al punto", y luego resulta que está frito y requemado....amén de cobrarle al cliente por se restaurante 3 estrellas...50 € por el filete. Creo que no sería "de recibo".

    ...mientras los Mc Donalds cumplan las leyes sanitarias y alimentarias, a mi me vale. Luego seré yo quien elija ir a comer a un restaurante de 3 estrellas Michelín o al Mc Donalds.

    ...aquí de lo que se trata es que, independientemente de que contrates una actuación "Mc Donlads" (por lo barato que pueda ser), es que cumplan un mínimo de calidad.

    ...y si a eso sumamos que quien paga son los Ayuntamientos, pues la cosa se agrava, porque en muchas ocasiones se contrata menús "Mc Donalds" a precio de 3 estrellas Michelín. Y eso, no lo regula el mercado.....lo regulan los chorizos y los que tiran el mercado intentando ofrecer un menú medianamente aceptable, pero con hamburguesas de un euro.

    ...el equipo hace mucho. Se cocinen hamburguesas de un euro o entrecots de 50 €.

    ...la hamburguesa de un euro puede salir perfectamente cocinada....en su punto. (Como una actuación sin ser la hostia, pero medianamente aceptable por su equipo)

    ...y un entrecot puede cocerse si lo haces en una cazuela. (Como muchas buenas actuaciones con equipos "de pilas")

    ...pues lo mismo.
    4
  • #14 por pepehouse el 22/03/2016
    Se menciona la hoja de reclamaciones en el artículo como si fuese la sentencia de muerte y fuese a acabar con el asqueroso modo de trabajar y hacer las cosas que impera en España, precisamente porque en este país lo que se cuenta en este artículo es extensible a absolutamente todos los campos y departamentos y ya he tenido que poner unas cuantas tengo que decir, por si hay alguien que no lo sabe, que las hojas de reclamaciones son incluso voluntarias, dichas hojas por sí mismas no obligan a subsanar nada ni indemnizar a nadie, así que si no es por vergüenza (lease mala imagen) la mayoría de los impresentables e incompetentes ni siquiera contestan algo a lo que tampoco están obligados si no les llevas a juicio, algo de lo que son sabedores de que la mayoría de veces (otra vez por el cómo se hacen las cosas aquí) no compensa, así que siguen timando al personal mientras no les conozcan.
  • #15 por Rafa Cama el 24/03/2016
    Lo de que el mercado se regula solo... En fin... te diré que, en el caso de los magos (que es el que más conozco por ser yo uno) hay un problema añadido: El intrusismo de aficionados que, llevando un par de juegos comprados y sin equipo digno de ese nombre (y por suuesto, sin suficiente experiencia como para cobrar por lo que hacen), venden su espectáculo, por supuesto a unos precios que los que vivimos de esto e invertimos no podemos igualar.

    El resultado: Que eventos privados (que en este caso se cobran mejor) se los llevan magos baratos que son... pues eso... baratos.