Informática musical

USB 3 ¿algo más que ganas de vender equipos renovados?

1, 2, 3... USB otra vez

Hay que remontarse a mitad de los 90 para ser testigos del nacimiento de USB, entonces concebido con dos velocidades de 1,5Mbps y 12Mbps (Mbps = mega bits por segundo) con las que ofrecer un conexión simple y unificada en esas dos opciones. La una de muy bajo coste y velocidad adecuada para dispositivos como los ratones, y la otra algo más ágil para atender impresoras, discos externos, y otros dispositivos de mayores demandas. Frente a los interfaces entonces dominantes (serie, paralelo, SCSI…; o bien internos como PCI) resultaba enormemente simple.

La idea de conectar periféricos a un ordenador era central al concepto inicial USB y por ello se requería la presencia de un sistema inteligente (un host) que pudiera gobernar el bus y actuar como árbitro de la comunicación. Es labor del host, entre otras, ofrecer de vez en cuando una ronda de consulta por si alguien nuevo quiere conectarse, negociar con los nuevos periféricos la velocidad y otras condiciones a las que se conectarán y un largo etc. También ir asignando el turno en el uso del bus compartido por todos los sistemas a él conectados. La coexistencia de ambas velocidades sobre un mismo bus, obligaba a que esas labores de sondeo y mantenimiento que debe realizar el host no pudieran suceder siempre a alta velocidad. Entre unas y otras cosas, la capacidad de USB 1.0 para atender las necesidades de sistemas en tiempo real, como lo son MIDI y audio, que además requieren baja latencia y velocidad mantenida relativamente alta, dejaban en entredicho la viabilidad de USB 1.0 para esas tareas, al menos en interfaces multicanal.

A partir de 2001 USB 2.0 cuenta con un modo de alta velocidad que permite alcanzar los 480 Mbps. No es el único cambio que incluye en aras a dar mayor alcance a la ‘U’ en su nombre: universal. De hecho un vistazo a la oferta en el mercado basta para darse cuenta de su ubicuidad. USB 2.0 está presente en todo tipo de sistemas, y, en lo que más nos afecta, se ha convertido en un mecanismo robusto para conectar sistemas audio multicanal incluso en audio digital de alta velocidad y resolución.

Desde hace unos cuatro años la no tan nueva promesa, en color azul, se llama USB 3.0 o SS USB (por ‘super speed’, súper veloz), y eleva a 4.8Gbps teóricos (3.2 en términos más realistas) su cota de velocidad de transmisión, rivalizando con IEEE 1394 / FireWire y con la primera versión de Thunderbolt (no desde luego con las más recientes). Incluso, con una especificación USB 3.1 (SS+) aparecida en julio de 2013 se llega a unos encomiables 10Gbps que pese a todo permanecen muy por debajo de la capacidad de las redes cable Ethernet o de la revisión 2 de Thunderbolt.

¿Hace falta más velocidad?

Pero no sólo es velocidad lo que aporta USB 3. Teniendo en cuenta que USB 2 ya ofrecía una velocidad adecuada para muchas necesidades relacionadas con las labores audio / musicales, es en esas otras cuestiones en las que hay que valorar el posible interés de USB 3. Ciertamente se podrá sacar provecho de la mayor velocidad de USB 3 para algunos de los usos más demandantes de capacidad de transmisión, pero eso es algo que ocupa a una minoría en la comunidad audio. Para el grueso de los mortales, son otras las ventajas que podemos encontrar y que debemos considerar en el estudio comparativo de los nuevos (y de momento algo más caros) interfaces con USB 3.

Por situarnos un poco, existen interfaces audio en USB 2.0 capaces de gestionar 64 conexiones audio, pero en 44.1/48 KHz. Llegar a mayores tasas de muestreo reduce el nº de canales, y, sobre todo, en caso de querer contar con una latencia baja, nuevamente hay reducir algo las pretensiones. Por tomar un caso ilustrativo, esta gráfica, adaptada a partir de la web de Apogee, compara FM400, USB2 y USB3 y sitúa las necesidades de ocupación que su interfaz Quartet (12 in, 8 out) impone. Desde luego la gráfica deja claro el objetivo de Apogee: la defensa de la vigencia de USB 2 para un buen montón de interfaces cuyas dimensiones entrada/salida no sean excesivamente grandes.

Imagen comparativa a partir de http://www.apogeedigital.com/products/quartet

La velocidad en USB 3

Aunque el modo ‘SS’ de USB 3 permite transmitir a una velocidad 5 Gbps, realmente la velocidad de datos útil es de un máximo de 4 Gbps. Esto se debe a que cada byte (8 bits) se recodifica en un paquete de 10 bits que tiene determinadas ventajas para evitar errores y mejorar la defensa frente a ruido e interferencias a esas altísimas tasas. Es una técnica común en muchos sistemas de comunicación y almacenamiento (ya sucedía algo parecido por ejemplo en el propio CD y el DAT). Frente a esa velocidad ‘útil’ máxima de 4 Gbps, y en atención a la consideración de algunas actividades latentes que siempre hay en el bus, la propia norma USB 3 habla de que es razonable alcanzar unas velocidades prácticas útiles en torno a los 3.2 Gbps. Esa cifra corresponde a 400 Mbytes/s, haciendo claro el objetivo de ofrecer una alternativa USB con la que contrarrestar una posible extensión de la primera versión de Thunderbolt cuya velocidad era precisamente esa (400MBps -mega Bytes por segundo- = 3,2Gbps).

Con esa nueva velocidad la cardinalidad entrada/salida de los interfaces USB 3 puede crecer bastante más allá de lo que admite USB 2. Aun así, más que la velocidad, que para necesidades audio incluso multicanal no excesivamente altas podría ser suficiente ya en USB 2, hay otras características de USB 3 que pueden ofrecer algún interés y que impactan sobre aspectos que, incluso en un uso de pocos canales, desearíamos ver mejorar todo lo posible.

USB3 evita el modo consulta

No menos interesante para nuestros propósitos, en los que el tiempo real y la minimización de latencias y jitter son esenciales, es que por fin USB 3 abandona la forma en la que se gestionaba la atención a diversos periféricos en las anteriores. USB 1 y 2 usaban rondas de consulta para saber si había algún equipo recién conectado, o para saber si alguien quería transmitir, etc. Esas consultas debían además hacerse a la velocidad ‘lenta’ para no dejar fuera de juego a los dispositivos más elementales como ratones, etc. que siguen en su mayor parte aplicando la muy barata 1.0.

Así las cosas la aparición ocasional de rondas de consulta y las gestiones asociadas, suponían una carga habitual, repetitiva y de duración poco predecible sobre el bus que había que compensar con lo de siempre: más buffering y por tanto más latencia.

USB 3 permite un mecanismo gestionado por interrupciones. Los dispositivos, cuando necesiten algo, podrán enviar una petición de atención. Esa petición podrá gestionarse cuando mejor convenga. USB 3 tiene toda una gestión repensada desde cero, que puede aprovecharse en algunos casos para optimizar tanto los tiempos y momentos de atención como cuestiones relativas al consumo. Mientras que los dispositivos 1.0 y 2.0 permanentemente han de estar ‘alerta’, USB 3.0 prevé mejoras que admiten dispositivos hibernados, suspendidos, etc.

Una compatibilidad hacia atrás que no penaliza

Otra gracia de USB 3 es que pese a que garantiza la compatibilidad hacia atrás permitiendo conectar sistemas ‘antiguos’ USB 2 e incluso USB 1, lo hace por medios físicamente distintos. En USB 2 se necesita alternar el funcionamiento entre el modo 2 y el modo 1, porque todos los equipos están conectados a la misma línea de transmisión. Para dar opción a los lentos USB 1, el interfaz pasa a intervalos regulares a modo lento, incluso cuando no hay actividad, para poder preguntar si hay alguien nuevo que quiera conectarse.

USB 3 aplica un conector que aunque físicamente se asemeja al que se usan USB 1 y 2 incluye además de los 4 contactos ‘tradicionales’ (dos de alimentación y dos que forman el par diferencial para los datos) unos nuevos pares de hilos específicos para USB 3 (se añaden cinco contactos más). Es decir, la comunicación ‘a la antigua’ y la nueva ‘SS’ suceden por hilos diferentes, aunque reunidos en un mismo conector que tiene más contactos que el antiguo. Así las cosas el funcionamiento ‘SS’ no se ve afectado por la compatibilidad con los anteriores. Imprescindible para no arruinar las mejoras que podría darnos.

USB 3 es full dúplex

Con USB 1 y 2 tenemos la sensación de estar trabajando en dúplex real: podemos recibir y transmitir audio simultáneamente. Pero es sólo una sensación. Esa es la apariencia, pero en realidad el interfaz usa alternativamente el único bus disponible ora para transmitir, ora para recibir. Esa alternancia reduce la velocidad útil. Pero sobre todo la necesidad de realizarla y coordinarla implica latencia. Para poder acompasar el uso ‘a ráfagas’ del bus frente a la necesidad mantenida de la recepción/transmisión de audio no queda más remedio que realizar procesos de buffering. El audio hay que almacenarlo y transmitirlo en bloques, y eso conlleva latencia. Latencias que se suman a las que añaden por sí los procesamientos que se realizan en cada equipo, en el DAW, en los plugins… Cualquier ocasión de arañar milisegundos a la latencia total acumulada hemos de darla por muy bienvenida.

USB 3.0 usa un par de hilos del interfaz para la transmisión y otro para la recepción, abriendo así la posibilidad de una transmisión full-duplex real (hay quien prefiere llamarlo dual simplex, pero eso es un detalle menor) real, en la que ambos sentidos pueden coexistir físicamente. El impacto no es sólo sobre la velocidad de transmisión, sino también sobre la latencia. Al no alternar envío y recepción, no hace falta turnarse y los búferes pueden ser más cortos.

Más potencia de alimentación disponible

Otra cuestión que aborda USB 3.0 es la relativa a la capacidad del bus para alimentar a los sistemas que se conectan a él. En este caso sí podremos encontrar alguna ventaja. Al crecer la complejidad de los sistemas USB y su velocidad, también crecen sus demandas de corriente para poder funcionar. Muchos dispositivos USB 2 necesitan alimentación dedicada porque el bus no ofrece garantía para sus amplias necesidades. Consciente de ello, USB 3.0 eleva notablemente las especificaciones a este respecto. Un solo sistema USB 3 tiene permitido usar hasta 900mA. A través del cable USB 3 se pueden entregar 4.5W de potencia, con lo que podrán alimentarse directamente desde el bus sistemas que hasta ahora reclamaban un alimentador dedicado. Otra cosa es que eso contribuya a agotar la batería de un portátil antes, pero para instalaciones fijas simplifica las cosas, y en todo caso no empeora nada, sólo ofrece una opción adicional.

Más longitud de cable

Como una segunda derivada de todas estas cuestiones de potencia y de mejoras en la defensa frente a ruido e interferencias, USB 3 permite cables de hasta 8 metros, un extra frente a los aproximadamente 5 de USB 2 y IEEE 1394 / FireWire. Se sigue en realidad en unas dimensiones que son ‘internas’ a una oficina, pero que pueden con esos metros de más facilitarnos la vida a la hora de diseñar nuestros estudios.

Lo que no nos quita nadie es seguir lidiando con varios conectores: también en USB 3 hay versiones A, B y C (más variantes 'micro').

El resultado de tener que contentar a tantos fabricantes es que sólo con esa multiplicidad se puede retener a todos en el estándar. Puestos a opinar, la comodidad y el tamaño que ofrece la variante C, con un conector reversible y pequeño, capaz de reunir USB, alimentación y vídeo, y además el que sea el conector de referencia para la versión 3.1, hacen que sea previsible su adopción mayoritaria, como ya pasa en los nuevos portátiles Mac o incluso en dispositivos móviles y smartphones. Pero en todo caso desde el conector C un simple cable adaptador puede ofrecer las otras versiones.

La presión de la industria

La industria busca evitar que, para una mayoría de usuarios, USB se vea desbancado por la competencia de Thunderbolt. Thunderbolt sigue siendo un interfaz mucho más hábil para grandes demandas y para altas prestaciones (y con las versiones más recientes se sitúa de nuevo mucho más allá de lo que puede alcanzar USB 3), pero tiene unos condicionantes de precio de componentes y licencias mucho más altos que USB 3. Sin olvidar que el gusto, o quizá simplemente moda, por los equipos delgados y ultralivianos, ha acabado por forzar cosas como los nuevos Mac portátiles, en los que desaparece el conector Thunderbolt reemplazado con USB 3, cuyo factor de forma encaja mejor en esos nuevos y tan reducidos diseños.

Thunderbolt no termina de cuajar como interfaz de gran consumo, y, con su versión SS, USB 3 ofrece una alternativa que permite cubrir las necesidades más habituales. Si se extiende más allá de Apple la apuesta por retirar en nuevos diseños Thunderbolt y ofrecer sólo USB 3, la presión para que aparezcan interfaces en este formato crecerá. Y sin duda, en el entorno audio, el que los nuevos portátiles ‘asturianines’ (por aquello de la manzana) lancen ya ese mensaje hará mover más de una ficha.

Recapitulando

En definitiva, si bien es cierto y muchos lo estáis comentando, que parece a veces que la renovación hacia USB 3 es más un argumento de la industria para sugestionarnos hacia la compra de nuevos sistemas con los que reemplazar los que ya tenemos felizmente funcionando, no es menos cierto que USB 3 habrá de facilitar una cierta reducción de latencia, y algunas otras ventajas en términos de cableado (longitud y potencia suministrada a los periféricos sin necesidad de adaptadores de corriente) que mejorarán, sin revolucionar, las prestaciones tan excelentes que en nuestro entorno ya se obtienen con USB 2. La del número de canales es posiblemente la menos relevante de las ventajas posibles, salvo para aquellos que no tienen reparos en acudir al mayor precio que corresponde a sistemas Thunderbolt.

Al final, quedémonos con la idea de que, cuando USB 3 llegue finalmente a despegar (y creo que falta poco) y estar más presente en los ordenadores de los usuarios, la industria audio tiene una oportunidad para ofrecernos mejoras, desde luego en el número de canales, pero aún más interesantes en términos de latencia y facilidad de alimentación/interconexión, sin someternos al mayor coste de las soluciones Thunderbolt que posiblemente quedarán para un segmento de más alta gama que pueda aprovechar y pagar las ventajas que ofrece.

Quizá entonces podamos ganar un poquito más de comodidad, aún, en nuestras labores, pudiendo reducir el tamaño de los búferes que apliquen los interfaces. Los sistemas pensados de origen para USB 3 y sus drivers pueden darnos mejoras notables en esa parcela.

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
10
Comentarios
  • 1
  • 2
  • 3
  • #1 por Drumming Damian el 27/04/2015
    Aver para cuando USB4....
    Aunque a decir verdad conectar mi Ext.HHD usb3 da una sonrisa al ver lo rapido que se copian 4 gb de archivo porejemplo.
  • #2 por Amarit Simla el 27/04/2015
    Gracias!
  • avatar
    #3 por --107581-- el 27/04/2015
    ¿ y los interfaces mas populares....llevan conexión USB 3..?
    1
  • #4 por pablofcid el 27/04/2015
    #3
    Generalmente suelen llevar USB2. En el conector A lo distinguís por el color interior: azul para USB3. Además en el conector A tradicional (USB 1 y 2) sólo hay una fila de 4 contactos, mientras en el USB3 veréis por detrás de ellos otros 5 contactos más pequeños.

    Respecto a los otros conectores es menos complicado, porque los nuevos B de USB3 son como si al correspondiente USB1/2 se le hubiera pegado otro conector más pequeño (lo véis en las imábnes).

    Por otra parte el conector C es específico de USB 3 y es reversible, se parece mucho a los conectores display port o los de alimentación de alimentación en los Mac...

    La pferta en interfaces USB3 es aún escasa y generalmente en cierta gama ya un poco elevada. Mi esperanza es que cuando se extienda más aparezca USB3 también en sistemas más básicos y se aproveche para ofertar prestaciones de latencia mucho más baja.
  • #5 por Aviaco el 27/04/2015
    Sigo siendo de la opinión que el futuro si no el presente es la conexión via Ethernet en sus versiones Giga para arriba, luego se puede discutir si es mejor el protocolo de Dante ( creo que el más usado ), el AVB o el AES67 e incluso el Ravenna, pero cualquiera de ellos esta muuucho más depurado en todo lo que se comenta sobre latencias, full duplex, altas frecuencias de muestreo, longitud de cables, etc
    Vale que por ahora no ha llegado al gran público, pero marcas para mortales tipo MOTU por ejemplo estan acercando los protocolos de red al público. Otro recién incorporado a la fiesta es ESI con su Planet 88 bajo protocolo Dante, a un precio todavia por conocer pero por su trayectoria pienso que será muy competitivo...
    Y si, yo también creo como Pablo que el usb 3 para audio explotará este año....

    Saludos
  • #6 por carlitus el 27/04/2015
    latencia mucho más baja,Ethernet . Me gusta.
    USB3 es aún escasa ¿muy...?¿para cuando, de serie?
  • #7 por rsync el 27/04/2015
    Alguien escribió:
    aparecida en julio de 2013 se llega a unos encomiables 10Gbps que pese a todo permanecen muy por debajo de la capacidad de las redes cable Ethernet o de la revisión 2 de Thunderbolt.


    Por favor, los usuarios domesticos en redes ethernet actualmente es de 1Gbps, e incluso hay switches aún que van a 100 mbps.

    Ahora bien, en redes corporativas se extiende a redes con 10Gbps en LAN, eso de "que pese a todo permanecen muy por debajo de la capacidad de las redes cable Ethernet" No es así, no me puedo imaginar que sean 10Gbps a nivel teorico y quede en 1Gbps, 100 Mbps e incluso ethernet con 10 Mbps.
    1
  • #8 por Fernando Monreal el 27/04/2015
    Waves ya en Digigrid esta apostando por ethernet, creo que ahora es el mejor sistema de interface de audio del mercado, no en conversores obviamente pero si en DSP y gestión de datos ampliabilidad, y versatilidad, así como precios, un sistema para todos a un precio para todos, desde el mas grande al mas pequeño, desde al pequeño estudio en casa hasta el gran escenario... je je, a ver si prospera su protocolo, porque esto es la guerra, a Apple de momento no le hace gracia ni a UAD claro, aunque si los desarrolladores de plug ins dicen si, será muy bueno para el mercado y nuestros bolsillos, porque Waves son Judíos pero son los mejores en relación calidad precio, como todos esclavizan, pero son un poquito menos depravados de momento claro... miedo da que el Monopoly Apple Google Amazon se hagan con el sistema de pagos electrónicos... dios mío la que viene!! al final se ira la luz y adios
  • #9 por carlitus el 27/04/2015
    O sea que volvemos a nuestros viejos errores

    ej.
    VHS ó Superbetacamque nunca fué.
  • #10 por pablofcid el 28/04/2015
    #7
    Efectivamente me refería a las versiones rápidas de Ethernet. Pero es muy oportuno que lo hagas notar. Gracias.
    1
  • #11 por Julius@Wikter el 28/04/2015
    Interesante saber lo del Full duplex... y sobretodo que han solucionado la pesadilla del USB1.0 al adaptar. También alegra saber que vuelven a las interrupciones, que en su momento se eliminaron para no cargar la CPU, pero a ver... os imagináis un encargado persiguiendo a sus trabajadores para preguntarles si han acabado??
    Supongo que ahora las "interrupciones" las gestiona directamente USB y decide qué le pasa a la CPU y qué no, no?
  • avatar
    #12 por --574121-- el 28/04/2015
    Para los años que hace que salió el usb 3, demasiado han tardado empresas con capacidad de respuesta como Rme en sacar verdaderos dispositivos Usb 3, y, como mucho son compatibles con el puerto.El problema de los paquetes acelerados ( cuando no gestionados por un programa gestor del puerto), su asincronía, hace que este puerto serie para ratones e impresoras, como describe el autor del artículo, complique la vida a los programadores de controladores, puede que no haya otra alternativa práctica inmediata , de ser, serán los de Rme quienes lo presenten mejor dispuesto.
    Pero todo porque los produstorsitos se empeñan en pedir un portátil a los reyes o porque es hasta lo que están los papás dispuestos en comprar.
    Una Pcie y adiós problemas.
    Al Avb le falta y para que vaya bien necesita una controladora ethernet dedicada, Pcie...
  • #13 por pablofcid el 28/04/2015
    #11
    En todo caso lo de las interrupciones puede tener más impacto sobre el tema del consumo que sobre la cuestión latencia. Porque nuestras aplicaciones son de tipo 'tiempo real' y cuando alguien pide que se le atienda hay que atenderlo, no se puede demorar.

    Una solución curiosa esta que han adoptado. Realmente se han inventado un USB prácticamente nuevo (al menos en los niveles bajos físico/enlace) y sencillamente han 'pegado' el conector antiguo y el nuevo. En plan compre dos docenas de huevos y le regalamos un kilo de patatas. USB 1/2 y USB 3 tienen realmente muy poco que ver en cuanto a los mecanismos de comunicación que usan a niveles bajos, aunque se mantengan las estructuras de los paquetes, mensajes, etc. a niveles altos.

    Intentar hacer ver un poco esa cuestión, para que no recibamos USB3 con la inercia de las críticas que podíamos hacer sobre USB 2 era mi objetivo al escribir. Miremos con atención lo que venga próximamente por vía USB3, porque podremos encontrarnos sorpresas agradables con latencias bien bajas.
  • avatar
    #14 por --574121-- el 28/04/2015
    Ya, ya, si la intención impecable y la argumentación sólida, pero empiezo por tenerle manía al puerto, mira que hay que ser apasionado para tener filias o fobias por un puerto u otro.
    En cuanto pueda me paso a Serial attached Scsi, es cuestión de filias.
  • #15 por pablofcid el 28/04/2015
    #14
    Me encanta lo de la manía al puerto. Y tienes mucha razón. PCIe o Thunderbolt son sistemas pensados de origen para altas prestaciones, tiempo real, con opciones DMA... mientras lo de USB3 no deja de ser un 'pegote' especialmente evidente en el conector B donde se ve el 'pegado' tan evidente (feote de narices, como para no cogerle manía...).
    Pero si quieren tienen opción con USB3 a dejarnos disfrutar a precios gama baja de prestaciones en latencia que hasta ahora considerábamos imposibles en terreno USB. Pero está todo por ver, en función de lo que realmente llegue al mercado.
    Lo del portátil Mac con sólo USB3 me da que va a forzar cosas (ya lo habrán hablado antes con los desarrolladores hard, espero). La otra opción lleva al absurdo de usar un USB3 para conectar un adaptador externo a Thunderbolt u otros...
  • avatar
    #16 por --574121-- el 28/04/2015
    Eso es.
  • #17 por Julius@Wikter el 28/04/2015
    hombre, yo con lo que he leído y sabiendo lo que sabía del funcionamiento de USB1/2 ya me alegro mucho al saber que por fin hay algo que aunque incremente el consumo (Cualquier interfaz de más de 16 entradas se suele alimentar de fuentes externas y las "workstations" PC/Mac trabajan conectadas a red, por ende, no es problema) mejora tan notablemente el rendimiento.
    Sobretodo porque estoy ya de la clavija firewire un poco hasta el moño.
    Como dice Pablo, aquí tenemo un 2x1, USB1+USB3.
    Y por fin! porque la ñapa del 2.0 no era nada fiable para directos.
    A ver si por fin empiezan a salir "sólo" dispositivos USB3 que nos hagan la vida más fácil y no tengamos que ir husmeando en las especificaciones para mantenernos a salvo del USB1-2, ahora pasto de impresoras y multifunciones...
    Sólo falta que los que monten los USB 3 no vayan de listos y tiren de electrónicas chapuceras que trabajen sólo con la parte USB1... capaces son!
  • avatar
    #18 por --574121-- el 28/04/2015
    Muy capaces.
  • #19 por rsync el 28/04/2015
    #10 Gracias a ti.

    Saludos.
  • #20 por sonidoteatral el 28/04/2015
    Gran artículo Pablo, mi pregunta es si la apuesta de los Mac Pro claramente está en el conector Thunderbolt, especialmente en lo que ha señal de vídeo se refiere, lo van a erradicar de los nuevos Macbook Pro?
  • #21 por rsync el 28/04/2015
    Pues yo no sé, pero yo tengo una focusrite scarlett 18i20 y con USB 2.0 va muy bien. Creo que este tema de USB para el sonido y otras conexiones, en muchas ocasiones las compañias tienen que justificar sus versiones y sus avances, pero eso no significa que se saque todo el potencial a USB3 para sonido o para otro tipo de conexión.

    Si existen interfaces actualmente USB 2.0 por lo que veo, es que no hay mucha prisa en sacar otras para USB 3.0. Por algo será

    Tambien es cierto, que nos quejamos, pero también hay que saber optimizar el SO, cerrar procesos inadecuados, no compartir dispositivos en el mismo bus y un largo etc, que muchos nos quejamos y a saber como tenemos el ordenador, con un montón de aplicaciones en background corriendo, antivirus que consumen mucho, la memoria RAM, hardware, etc, etc.
  • #22 por Aviaco el 28/04/2015
    No es obligatorio usar una tarjeta PCIe especifica para poder disfrutar del audio en red. Por ejemplo, el creador del protocolo Dante, Audionate tiene en su web a un precio de unos pocos dolares el soft que convierte virtualmente cualquier tarjeta de red de PC o Mac en un host Dante, eso si, lo ideal GigaEthernet o superior. Y la versión Yosemite de OS X ya soporta nativamente el protocolo AVB. Incluso Ravenna puede usarse sin pegas, simplemente lo conectas a tu router de acceso internet y el software que usa para gestionar por ejemplo un Horus o un Hapi de Mergering lo reconoce sin pegas, via DHCP y tan fresco. Así lo hizo el que probó no hace mucho un Hapi en Sound on Sound.
    Otra cosa es que necesites 64 canales de audio a 192 Khz y claro, igual es conveniente una tarjeta dedicada para semejante flujo de datos arriba y abajo. Pero creo que igual hasta es capaz de mover semejante burrada sin despeinarse.
    Los precios suelen estar en el rango de una buena tarjeta MADI de calidad, como las que tiene RME, SSL, etc.
    Pero vamos, que para un uso " normal " no hay que invertir más dinero. Y ojo que yo soy de PCIe y mi tarjeta habitual es una Maxio032e de ESI que va a las mil maravillas y con latencias de hasta 32 samples, bajo Windows 8.1 64 bits.

    Saludos
  • #23 por rsync el 28/04/2015
    #22 Y aún así 192 khz no es necesario. Como me dijo un especialista en un tienda especializada en audio profesional, es más bien un producto de marketing y me dijo textualmente.

    "Existe un amplio debate en torno a la "utilidad sonora" de grabar a altas resoluciones; personalmente considero que se basa más en una estrategia de marketing por parte de las marcas que una característica realmente funcional."

    Todo son números, para justificar las empresas sus avances y precios. Pero hay que preguntarse uno ¿Realmente es util?
  • #24 por Aviaco el 28/04/2015
    Si, algo de marketing hay en eso de grabar a 192 Khz pero en ciertos estilos, por ejemplo música clásica, si que hay necesidad de ir a lo más de lo más, sobre todo cuando hablamos de cosas como el SuperAudioCD que utiliza una codificación diferente, la DSD frente a la más habitual PCM, la que creo que usamos todos a diario sea escuchando un CD o produciendo, da igual.
    Y si se nota, sobre todo al escucharlo en un equipo de audio adecuado, no en un movil con auriculares de boton comprados en un chino cualquiera.
    Que peligro tiene este tema, hay para aburrir a favor y en contra.
  • #25 por rsync el 28/04/2015
    #24
    En cierta manera tiene razón esa lógica que das, pero como bien dices, es un peligro ese tema, porque unos lo defienden y otros que no. Así que a ser felices y utilizar uno lo que sea más conveniente. :-)
  • 1
  • 2
  • 3