Informática musical

BassySM-J: el sonido del MusicMan Stingray

Bassysm-J

BassySM-J de Acousticsamples está creado con muestras del famoso bajo de cuatro cuerdas MusicMan Stingray, ejecutado utilizando cuerdas de tipo roundwound.

El sonido de las muestras – de primer nivel – fue tomado directamente desde la salida de un preamplificador de bulbos (valvular). Los samples fueron capturados con una resolución de 24 bits y con una frecuencia de 44.1kHz, más que suficiente para grabar sonidos de bajo.

En su conjunto, el grupo de samples posee un tamaño de 1.42 GB, y está integrado por muestras que capturan 11 niveles de intensidad para las notas ejecutadas con sostenimiento; muestras de 15 capas de intensidad para los sonidos release – en palabras sencillas, aquellos que se reproducen en la parte final de cada nota –; muestras de ruidos provocados con las cuerdas, de notas “Ghost” y de armónicos.

BassySM-J es un instrumento creado para ser utilizado, exclusivamente, dentro del entorno Kontakt 2. Gracias a la programación incluida con el instrumento, el usuario puede reproducir desde el teclado, notas ejecutadas de manera normal, con técnica Hammer, Slide, o emplear cuerdas abiertas, entre otras posibilidades.

Está claro que el trabajo de programación ya fue realizado por el desarrollador, y que el usuario sólo debe aprovechar el resultado de esa tarea.

Lamentablemente, el instrumento no se puede utilizar con Kontakt Player, viendo así acotadas sus posibilidades de aplicación, sólo para usuarios propietarios de la versión mayor del famoso sampler.

Presentación

Luego de descomprimir los archivos dentro de la carpeta que contiene los sonidos de Kontakt, el usuario está en condiciones de comenzar; sólo resta recordar que BassySM-J no es un instrumento standalone sino que se trata de un instrumento creado para Kontakt 2, por lo tanto, luego de la instalación el primer paso consistirá en insertar una instancia de Kontatk 2 para posteriormente, cargar el instrumento.

La ventana de BassySM-J es muy fácil de comprender y utilizar. Basta mencionar que el manual del usuario sólo posee una hoja, espacio suficiente para explicar el propósito de cada elemento.

Además de los clásicos parámetros de los instrumentos Kontakt 2 (volumen, tono, panorama, canal MIDI, etc.), el usuario encuentra cinco perillas y dos botones/listas que permiten cambiar la modalidad de funcionamiento del bajo.

En Play Mode el usuario encuentra cuatro modalidades de reproducción: normal, legato, hammer y slide. Estos modos también se pueden seleccionar directamente desde la primera octava del teclado controlador (Do0; Do#0; Re0 y Re#0).

En el modo legato el bajo se comporta de la siguiente manera: cuando el usuario presiona una nota, y antes de soltar esa nota presiona otra que se encuentra a +/- 3 semitonos de distancia, el instrumento anulará automáticamente el sonido de la primera nota, evitando la superposición de sonidos.

El modo hammer posee este comportamiento: cuando el usuario presiona una nota, y antes de soltar esa nota presiona otra que se encuentra a +/- 3 semitonos de distancia, el instrumento anulará automáticamente el sonido de la primera nota, y la segunda nota se ejecuta con la técnica hammer.

El modo slide es similar al anterior, pero ahora la nueva nota se ejecuta con la técnica slide, aunque el slide se realiza bastante rápido.

Como se aprecia, los tres modos tienen un mismo disparador: se aplican únicamente cuando se superponen sonidos. El objetivo es conseguir mayor realismo disminuyendo el típico fenómeno que se produce cuando se ejecutan líneas de bajo desde teclados.

String mode activa la utilización del sonido de las cuerdas al aire, por supuesto, solamente para las notas Mi, La, Re y Sol.

Las tres perillas de la derecha se utilizan para ajustar el volumen de los sonidos o ruidos producidos por las manos y las cuerdas, y el volumen de las muestras que se reproducen al liberar una nota (los samples conocidos como release samples). Los “release samples” son muy importantes, ya que representan lo último de que se escucha de una nota, constituyendo uno de los elementos distintivos del sonido.

Difiero un tanto con la denominación utilizada en las perillas que ajustan los niveles de ruido. La primera de ellas está rotulada como fretnoise, sin embargo, al llevar su posición al máximo valor, se escuchan con claridad los sonidos producidos por el roce de la mano contra las cuerdas, que deberían corresponder a la segunda perilla.

Al modificar la posición de la segunda perilla, rotulada handnoise, no encontré grandes cambios.

Con respecto a los denominados “release samples”, la mejor manera de comprender qué aportan al sonido, consiste en reducir totalmente el volumen del control Release y tocar. De esa manera, el usuario podrá apreciar cómo se escuchan las notas cuando no se utilizan muestras finales o release samples.

Por último, BassySM-J posee controles de ajuste de graves y agudos.

A diferencia de otros bajos virtuales, BassySM-J posee una distribución de sonidos en el teclado, muy sencilla.

El rango Mi0 a La#2 contiene las notas normales. No obstante, de acuerdo al modo de ejecución elegido (hammer o slide) el bajo cambia las muestras para responder al modo elegido.

La tecla Si2 dispara una amplia colección de ruidos de trastes. El instrumento posee 61 ruidos diferentes que se disparan al azar, con volumen modulado a partir de la intensidad de toque. El nivel general de estos sonidos se ajusta con la perilla fretnoise.

Do3 a Re#3 contienen notas fantasmas; Fa3 dispara ruidos producidos con la mano que ejecutaría las cuerdas (mano derecha, para un bajista diestro). Finalmente, nueve armónicos de los más sencillos de obtener en el bajo, ubicados en las notas Mi3, La3, Si3, Re4, Mi4, Sol4, La4, Re5 y Sol5.

Haciendo base

BassySM-J es un instrumento de manejo directo que ofrece el distintivo sonido de bajo del Musicman Stingray sin la necesidad de hacer un curso intensivo para aprender a utilizar el teclado para extraer todas las características que ofrece.

Con el objetivo de aprovechar la mayor cantidad de características cambié la distribución de octavas original de mi teclado controlador.

En un teclado de 5 octavas, generalmente la primera octava de teclado se inicia con la nota Do1. Esta disposición dejaba fuera del alcance directo las teclas de control Do0 – Re#0, y las primeras notas del bajo, por esa razón mi primer ajuste fue desplazar las octavas del controlador con el objetivo de ubicar en la primera tecla a la nota Do0. Lamentablemente, esta modificación no permite acceder a los dos últimos armónicos.

Luego de ese ajuste activé el modo slide para obtener un sonido más dinámico y para eliminar la antinatural superposición de sonidos cercanos, y comencé a tocar.

BassySM-J permite conseguir bases sólidas, dinámicas, de buen sonido, con excelente respuesta al ejecutar saltos de octava y notas cortas dentro del estilo staccato.

Utilicé el modo normal para crear líneas de bajo combinadas con notas de base acompañadas de díadas en armónicos, con resultados interesantes. Sin embargo debo mencionar que extrañé la no inclusión de mayor cantidad de armónicos, especialmente aquellos ubicados en las octavas más altas del bajo, que permitirían estirar el registro, contando con más posibilidades para construir acordes.

Para apreciar el comportamiento de este bajo virtual, comparé una típica línea de bajo construida en corcheas, reproduciéndola con BassySM-J y con un famoso bajo virtual. La idea era utilizar ambos instrumentos directamente, sin agregar eventos adicionales como podrían ser arrastres, ruidos, notas fantasmas, etc. La base de BassySM-J sonó ajustada y viva, por sobre todo muy musical. El hermoso sonido del Stingray llena el registro bajo con su estupendo timbre.

Comentarios finales

Se habrá notado, que no se menciona la utilización de muestras o samples alternativos, generalmente capturados para brindar mayor cantidad de elementos para evitar el clásico efecto metralla cuando se ejecutan pasajes con notas repetitivas.

Aunque BassySM-J no cuenta con samples alternativos (localizados en octavas alternativas del teclado), el sonido de las bases ejecutadas con el instrumento se escucha muy natural. La razón es la cantidad de capas o layers de intensidad disponibles para cada nota: 11 capas.

sta variedad hace que, virtualmente, sea imposible disparar el mismo sample cuando se presiona dos veces la misma nota. Además, el bajo ofrece 15 capas de intensidad para las muestras finales o samples release, que permiten sumar mayor variedad.

Esta flexibilidad que responde de manera activa a la intensidad que utiliza el músico cuando presiona las teclas es la verdadera responsable del muy buen sonido de este instrumento.
Me gustaría que bajo ofreciese la posibilidad de obtener también la técnica pull-off. Por ejemplo, cuando se presiona una tecla y luego otra para obtener una nota con la técnica hammer, sería muy bueno que al soltar la segunda tecla se obtenga la nota anterior con sonido de la técnica pull-off.

Creo que el usuario ganaría en posibilidades de expresión si una última capa de intensidad ofreciese el sonido de la nota presionada obtenida con un slide de un tono.

Su más que atractivo precio lo hace una verdadera opción a considerar cuando el usuario se encuentre a la búsqueda de nuevos sonidos para sus líneas de bajo.

Demos de sonido

BassySM-J | Acousticsamples

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
  • #1 por Mekone el 07/07/2009
    Preamplificador de bulbos?
    Madre mía...
  • MOD
    #2 por Soyuz el 07/07/2009
    Hombre, se aclara que bulbos es "valvular". Ten en cuenta que Fabio es argentino y no todo se dice igual en todas partes ;-) Creo que nos entendemos todos.
  • #3 por Mekone el 08/07/2009
    No, si se veía que era algún dialecto, pero no imagino a nadie diciendo
    "tengo Twin Reverb de bulbos"
    xD
  • #4 por Rubinetto (aka Klóniko) el 08/07/2009
    "Si se veía que era algún dialecto"

    Ya estamos con la prepotencia hispana... XDD (perdón por el offtopic)