Sintetizadores

Elektron Analog Four (II): analógico e integrador

Tras haber revisado al A4 como sinte, descubrimos hoy su verdadera personalidad al estudiar el secuenciador y sus amplias posibilidades de control, los arpegiadores (en plural), controles CV/Gate, entrada externa y alcance MIDI.

Parte I: http://www.hispasonic.com/reviews/elektron-analog-four-i-analogico-cuatro-costados/38021

Foro usuarios Elektron Analog Four en hispasonic: http://www.hispasonic.com/foros/elektron-analog-four/428604

Secuenciador y ajuste de parámetros paso a paso

Todo en el A4 gira alrededor de su secuenciador (de tipo ‘patrones’, no lineal). Como ya dijimos (revisad la parte I) es esencial el concepto de Kit asociado a un patrón (mucho más que el concepto de ‘Sound Bank’). No hay que olvidar tampoco que sus cuatro voces son monofónicas (no hay un modo polifónico de uso -aunque llegará en el futuro-).

La singularidad de la filosofía del A4 está en que cada paso (cada nota) de una pista de un patrón puede ver modificados totalmente sus ajustes. Ese es el terreno ‘propio’ del Analog Four.

Analog Four permite modificar dentro de cada patrón hasta 128 parámetros (cada uno tantas ocasiones como queramos) que pueden ser elegidos entre todos los que existen en el sintetizador, en los efectos, en el control CV/Gate, en los arpegiadores, o en los parámetros esenciales de las notas. Es como tener 128 manos dispuestas moviendo controles en cada uno de los ‘steps’ de un patrón. En terminología Elektron, esta posibilidad se denomina ‘parameter locks’. No hace falta para ello configurar nada especial, está resuelto de una forma muy amigable.

Aquí tenéis un patrón simple de 3 pistas. Primero suena un bombo con una cola ‘ultralow’ (en atención a los que me habéis pedido que hiciera alguna prueba de supergraves -necesitaréis unas pantallas o cascos decentes-). Es más que nada para comparar con cómo se anima el siguiente patrón (este es por comparación 'paradito', 'convencional').

En Analog Four patrones con sonido ‘cambiante’ son fáciles de crear. Wendy Carlos, cuando grabó ‘Switched on Bach’, tenía que parar la cinta tras grabar cada nota, reprogramar sus sintes ajustando diversos potenciómetros, y sólo después avanzar con la siguiente nota.

Escuchad este otro ejemplo. Decidí ‘arriesgarme’ a crear un patrón desde cero y colgarlo saliera lo que saliera. Llegar desde la nada al patrón que escucháis al final llevó literalmente 6 minutos, aquí resumidos menos de 3 para no aburriros. Nace con un patrón y un sonido muy simple en una pista. Voy modificando el sonido y añadiendo efectos y panorámica a algunas notas escogidas. A partir de ahí, como ya estaba razonablemente feliz con lo que sonaba cara a una demo, comienzo en otra pista a añadir un bombo. Y en esa misma pista luego retoco en algunos pasos el sonido del bombo tanto que en realidad estoy sustituyéndolo por otros timbres, que era mi objetivo. Para ello no reclamo ningún sonido del ‘sound bank’. Hay un único sonido dentro de la pista y lo que sucede es que diversos parámetros (especialmente notable en la pista de bombo y percusiones) son modificados entre un paso y el siguiente.

No hace falta que os ayude a imaginar las posibilidades, las tenéis todos en la cabeza. Yo sin una herramienta dedicada como esta hubiera tardado mucho más en realizar este patrón final (y seguramente hubiera perdido el ‘empuje’ de seguir adelante).

Otra forma de combinar varios sonidos dentro de un único patrón pasa por lo que Elektron denomina ‘sound locks’: podemos reclamar que un determinado paso de una pista use un sonido del ‘sound bank’. Es una forma rápida de combinar varios sonidos (bombo, caja, charles, por ejemplo) tomados de la colección que hayamos construido en el ‘sound bank’.
Personalmente, prefiero (mientras sea posible) usar la opción de modificar parámetros (tantos como sea necesario), sin necesidad de reclamar sonidos del sound bank. Básicamente porque de esa forma elimino la dependencia del ‘sound bank’, y con salvar/cargar el kit y el patrón correspondiente sé que va a sonar como lo diseñé (sin tener que además recordar cargar un determinado banco de sonidos). Además, al abandonar la comodidad de los sonidos ‘de biblioteca’ seguro que me preocuparé más por unos ajustes más adecuados al caso concreto de ese patrón.

Opciones de los patrones

Hay un total de 128 patrones disponibles, organizados en 8 bancos de 16. Los patrones pueden ajustarse a cualquier longitud hasta 64 pasos, siendo seleccionable el tipo de compás y el valor del paso (a negras, a corcheas, tresillos, etc. o cualquier otra cosa).

Cada patrón usa 6 pistas: 4 de sintetizador, una dedicada para el control de los efectos, y otra para CV/Gate. Aunque en principio aplicarán todas las pistas el mismo número de pasos, aquellos más experimentadores pueden usar un modo avanzado (en aquellos patrones que lo requieran) que permite aplicar una longitud diferente en cada pista. ¿Os suena de algo el término ‘polirritmia’?

Como es una máquina muy pensada para la ejecución ‘en vivo’ la conmutación de un patrón a otro admite varias opciones que contemplan el inicio instantáneo del nuevo patrón, el salto a la posición equivalente del nuevo patrón, o bien esperar a la conclusión de un patrón antes de pasar al nuevo.

Las opciones clásicas de máquinas por patrones, y que tanto agradecerán quienes quieran hacer los típicos fraseos de ‘bassline’ y ‘groove machines’, también están ahí (y pueden activarse y desactivarse de forma sencilla sobre cada paso, para realizar pruebas):

  • Glides: Si, por supuesto, pero no sólo glides ‘clásicos’ de tono, para hacer un barrido de ‘pitch’ desde una nota a la siguiente, sino que podemos solicitar que todos los parámetros que se modifican de un paso al siguiente hagan igualmente ‘barrido’ de forma que tengamos una especie de ‘morphing’ entre el sonido origen y el sonido final. Contamos para ello (diferenciados) con ‘note slide’ y ‘parameter slide’.
  • Acentos: Yo prefiero conectar un teclado estándar, tocar sobre teclas reales en una extensión de varias octavas, y usar la ‘velocidad’ de toque; pero quien quiera programar desde el teclado botonera en el A4 tendrá la facilidad de poder incorporar/retirar acentos con facilidad. Además, la posibilidad de cambiar a posteriori  ‘acentos’ a veces descubre improvisando/jugando sonoridades y formas de frasear que uno no hubiera realizado por sí mismo tocando.
  • Desplazar paso a paso: También factible. Un patrón puede ‘rotar’ sobre sí mismo, podemos desplazar cada pista uno o más pasos en cualquier dirección (nuevamente para indagar posibilidades no sospechadas de nuestros patrones).
  • Transposición: Sí, ya sea guardando una versión con transposición como nuevo patrón (para seguir modificándola al margen) o sencillamente sobre la marcha (según está sonando un patrón y sólo como efecto a la hora de reproducirlo, sin alterar su definición conservada en memoria). La transposición puede venir comandada desde el propio teclado botonera (lo hacía yo mismo en la demo vídeo que preparé para la primera parte). Puede o no activarse para cada pista (para evitarla en aquellas que aportan percusión o efectos en vez de notas), y además puede ser una transposición ‘cromática’ convencional o puede estar condicionada a un tipo de escala (mayor o menor) y su correspondiente tónica. En definitiva, podemos garantizar que un patrón (incluso sometido a transposición) permanezca en la escala de cierta tonalidad mayor o menor.
  • ’Mute’ de pistas, ’mute’ de pasos: No podían faltar. Podemos silenciar con facilidad las pistas deseadas sobre la marcha y también podemos activar y desactivar pasos dentro de una secuencia.
  • Swing y posicionamiento de notas ‘off beat’: La opción ‘swing’ es ajustable en %. Pero además cualquiera de los pasos del secuenciador puede ser desplazado hacia delante/atrás de forma personalizada en relación a la que debería ser su posición ‘natural’. No hay pues objeción para crear patrones con un ‘groove’ particular.

Vamos a ‘despertarnos’ tras tanta lectura con algo para las orejas. Y nada mejor para ello que una 'mascletá' (este año estuve en las fallas valencianas, aquí tenéis algo que grabé ayer recordándolas con el A4). Como son sonidos muy impulsivos os permite apreciar bien la cola de la reverb. Está tocado desde un teclado MIDI controlando una única pista monofónica del A4.

Paso a paso vs. tiempo real (y opciones de cuantización)

La grabación de los patrones puede hacerse al estilo paso a paso (o ‘TR’) ya habitual de máquinas por patrones (usando los 16 botones inferiores para actuar sobre otros tantos pasos). Patrones mayores de 16 pasos usan hasta 4 páginas sucesivas para completar los 64 posibles como máximo (el avance entre páginas a la hora de programar se realiza con un pulsador). Un modo clásico y bien conocido en otras máquinas.

Pero también puede grabarse en tiempo real: conectando un teclado (o desde la botonera) es posible tocar y grabar en vivo. Al grabar en vivo, el valor del desplazamiento de la posición de las notas respecto a la retícula definida por los pasos del patrón se ajusta automáticamente. Es decir, se retiene el ‘feeling’ de la ejecución, se graba ‘sin cuantización’. Cuando sea necesario, puede corregirse retocando esos valores a mano o bien usando las opciones de cuantización (tanto destructivas como no destructivas, y que admiten la definición de un % de acercamiento sin obligatoriamente llevar las notas exactamente a rejilla).

Parte de lo que suena aquí está grabado paso a paso y otra parte en tiempo real (seguro que se podía hacer mejor, pero anoche ya era tarde):

Más allá de los patrones: cadenas y canciones

Aunque por su propia esencia y usabilidad, A4 se presta mucho a la improvisación en vivo y al uso ‘sobre la marcha’ de los patrones, mutes, transposiciones, etc. pueden definirse cadenas de varios patrones (hasta 64 cadenas que en total reclamen no más de 256 usos de patrones) y construir canciones como una lista de patrones y/o cadenas.

Es importante recalcar que las canciones son puras listas de patrones/cadenas: pueden incluir en cada uso de un patrón la especificación de una transposición y el estado de los mutes de las pistas, pero no las actuaciones sobre los controles rotatorios en el propio A4 y en paralelo con el avance de los patrones (sólo actúan ‘en vivo’ o registrados en los propios patrones). En caso necesario habrá que acudir a guardar versiones de los patrones con las modificaciones pertinentes, o al apoyo de un secuenciador convencional de forma que los patrones estén sonando gobernados desde el A4 y podamos registrar fuera esas actuaciones de modificación ‘en caliente’ (que sí son emitidas vía MIDI y pueden grabarse).

Arpegiador(es)

Los arpegiadores (uno por cada una de las 6 pistas) son generosos en posibilidades. La frase (notas elegidas sobre un registro íntegro de octavas) es programable hasta 16 pasos y cuenta con diversos modos de funcionamiento (arriba, abajo, arriba/abajo, aleatorio por octavas, y aleatorio general). Una vez más, cada arpegiador podría tener una longitud diferente. Es posible con todo ello la creación veloz de texturas y ‘drones’ que inspiran de inmediato hacia el desarrollo de música o pasajes modales y planeadores.

Hay parámetros para la velocidad (sí, cada pista podría evolucionar a una velocidad diferente), rango (octavas), longitud de las notas individuales, uso de legato o no entre notas. El teclado botonera permite tocar varias notas simultáneas para que las aplique el arpegiador.

Aquí tenéis un ejemplo simple, con un único arpegiador y una única voz sonando (si queréis un vídeo con polirritmia tenéis uno muy ‘Tangerine’ en los ejemplos de cierre de la primera parte). En la primera parte del ejemplo estoy probando un idea de 8 notas desde un teclado (aprovechando el delay), en la segunda he registrado esa idea en el arpegiador. Lo que oís en la segunda mitad (salvo al final) es una única nota pulsada de forma mantenida, toda la variación la están dando el arpegiador y el delay.

Y ahora un ejemplo activando un arpegiador sobre una pista integrada dentro de un patrón y aprovechando ese arpegiador para improvisar (sin mucha cabeza, todo sea dicho: es un ejemplo muy malo, pero al menos resulta entretenido oír algo acompañando tanto texto). Más que nada para que veáis que los arpegiadores pueden funcionar simultáneamente con un patrón (o incluso aplicados sobre las notas del propio patrón).

¿Y si no me gustan los patrones?

Teniendo en cuenta las capacidades del Analog Four, muchos, incluso no interesados por el tema del ‘patroneo’ pueden tener interés por él.

En atención a los menos ‘patroneros’, el siguiente ejemplo (este sí me gusta más) lo grabé programando un sonido y una frase muy simple de arpegio y a partir de ahí tocando desde un teclado MIDI los acordes (sin la melodía) de un tema mío (aquí irreconocible, el original es una bossa nada electrónica). Una vez más es una única pista (monofónica, cómo no).

Quien quiera usar secuenciación lineal (como ya dijimos en la parte 1) puede gobernar vía MIDI al A4 y usarlo como mera fuente de sonidos. A la inversa no: A4 no va a gobernar con sus patrones sintes MIDI externos (aunque sí analógicos a través de las opciones CV/Gate) porque las notas de las pistas no salen emitidas por MIDI. En realidad toda la información de los patrones queda ‘encerrada’ en el A4. Hubiera sido recomendable al menos reproducir las notas (algunos pueden querer superponer sonidos externos como complemento o contraste con los internos).

En ese tipo de uso como módulo de sonido, que por tanto siempre abordaríamos desde un secuenciador externo, es factible (mediante mensajes NRPN o CC -más adelante-) seguir obteniendo el control de todos los parámetros, pero con prevención: habrá que modificar pocas cosas en cada momento. ¿Porqué? Debido a la baja velocidad de transmisión MIDI, si queremos en cada paso realizar la modificación de varios parámetros, tantos mensajes acumulados consumirán un tiempo significativo (de milisegundos) y desdibujarán (como si fuera un ‘jitter’) la posición temporal correcta de las notas. Nada que no pase igualmente con cualquier otro sintetizador (es como digo una limitación de MIDI y no del A4). La recomendación sería volver al uso de los patrones, que liberan a MIDI de tener que transmitir tanto control, realizando la programación dentro del propio A4.

Pero, rizando el rizo, habría una opción adicional: usando el interfaz MIDI USB del A4 se puede solicitar la transmisión a velocidades mayores que la estándar. Analog Four podría llegar a transmitir incluso a velocidad x10. Esta velocidad ampliada es útil lógicamente a la hora de gestionar volcados de memoria mediante SysEx, pero puede tener también uso y sentido en el caso que mencionábamos, porque aceleraría la transmisión de todos los mensajes. Eso sí: necesitaréis desactivar los puertos MIDI ‘convencionales’ (DIN de 5 puntas) para que no ‘frenen’ esa posibilidad de transmisión acelerada.

¿Aburridos de leer? ¿Algo para las orejas? No tiene que ver con lo que estamos hablando, pero van aquí un par de sonidos que programé con muchos graves (no me pidáis TB-303, que eso está ya disponible en la biblioteca de Elektron y hay varios vídeos en Internet). El primero es reminiscente de la sirena de un gran buque en un puerto.

Y el segundo es sólo para ver cómo llega muy abajo (pero todavía en registro que dé sensación de notas) pero con un sonido más musical que los efectos 'ultralow' que mostré en la primera parte.

Control CV/Gate

Analog Four cuenta con cuatro salidas (mediante dos jack estéreo) en las que podemos obtener señales Gate o CV con las que controlar sintetizadores analógicos.

Cada una de estas salidas puede ser individualmente configurada (desde una de las páginas accesibles con el botón ‘Global’) para funcionar como control CV o Gate, en cualquiera de los modos habituales de control:

  • Pitch V/oct y Pitch Hz/V: control de tono por V/oct o por V/Hz, plenamente configurables en niveles, pendientes, etc.
  • Value lin: generación de una tensión de control genérica (no gobernada por las notas, sino especificada individualmente en cada paso del secuenciador).
  • Trig: impulsos breves de ‘Trig’ (tanto S-Trig como V-Trig) con polaridad, tensión y duración seleccionables.
  • Gate: señal ‘Gate’ durante el desarrollo de la nota, nuevamente con polaridad y tensión seleccionables.

De hecho, y con muy poca electrónica adicional (a fin de proteger las salidas del Analog Four y conseguir una generación de corriente suficiente, cuando la aportada por el A4 no lo sea) podrían fácilmente configurarse para gobernar incluso relés, dimmers de control analógico, y casi cualquier cosa gobernable por voltaje continuo entre -10 y +10 V. No son usos corrientes, pero a veces puede ayudar a rescatarnos frente a una necesidad. (Ojo con los aventurados: ya sabéis que no es bueno jugar con el propio cuerpo, así que ¡nada de usar el A4 para los típicos tratamientos de musculatura por descargas de tensión sincronizando música machacona con unos buenos calambrazos!).

Una vez configurado el tipo de señal deseada, y contando con cables (no incluidos) que separen las dos señales que ofrece cada jack estéreo, podemos conectar nuestro sinte analógico y usarlo desde el secuenciador, que ofrece una pista dedicada en la que podemos registrar notas, como en cualquier otra.

Ya en el secuenciador, la pista CV aporta control de los parámetros de cada una de las salidas, lo cual es especialmente útil para el caso de haber elegido el tipo ‘value lin’ (cuyo uso típico es el de contar con una tensión de control que podamos usar para gobernar el filtro del sinte externo o cualquier otro parámetro ‘patcheable’ y que por tanto necesitará visitar diferentes valores durante los pasos del patrón). Si se trata de salidas para pitch o para trig/gate automáticamente vendrán gobernadas en función de las notas registradas en el secuenciador, pudiendo cada una elegir las que existan en la propia CV o en FX o en cualquiera de las cuatro de sinte.

Dado que para gobernar un sinte normalmente necesitaremos tanto una señal de pitch como una de disparo, las salidas A/B/C/D podrían configurarse para atacar dos sintes monofónicos, y en ese caso uno podría usar las notas secuenciadas en la pista CV y otro las secuenciadas en la pista FX. La otra opción más habitual será la de controlar (A y B) las notas de un sinte y a la vez (C y D, en modo ‘Value lin’) algún parámetro, como el corte de un filtro o la resonancia.

Incluso, aunque el manual actual no lo cita (porque se ha añadido en revisiones posteriores del ‘firmware’), hay control de ‘bend depth’ y ‘slide time’ en cada una de las cuatro señales cuando operan en alguno de los modos ‘pitch’ (y como siempre pueden controlarse como un parámetro más desde el secuenciador, para irlos modificando sobre la marcha en cada paso).

La pista CV cuenta con su propio arpegiador (idéntico al de las demás) y  hay también dos ENV y dos LFO dedicados (que pueden cada uno comandar hasta dos destinos propios de las señales CV). Por tanto, podríamos usar las propias envolventes y LFOs del A4 en lugar de los del sinte exteno, ganando con ello el beneficio de su amplia programabilidad y su modificación paso a paso.

¿Es o no es un conversor MIDI a CV/Gate?

Puede servir como unidad para control en tiempo real de sintes analógicos externos vía MIDI? Aunque en algunos foros (e incluso reviews) se niega esta posibilidad, es factible usar las notas recibidas en tiempo real de un teclado (o secuenciador) para la generación de las señales CV/Gate. Por ejemplo para integrar en un escenario de secuenciación ‘lineal’ basada en MIDI no sólo su propio sonido, sino también aquellos sistemas analógicos conectados vía CV/Gate, es decir como un clásico conversor MIDI a CV/Gate.

Es más los mensajes NRPNs / CCs alcanzan también a los efectos y a la generación de señales CV/Gate, por lo que Analog Four es válido como un (o mejor dicho, cuatro) conversor MIDI a CV o Gate, con lo que podemos realizar también el control del arpegiador, las envolventes, los lfos, … todos los otros elementos de apoyo.

¿Y si tengo un equipo Sync24 o 48?

Los puertos MIDI Out y MIDI Thru pueden (independientemente) configurarse para que en vez de MIDI generen señales de sincronía analógica en los estándares DIN24 y DIN48.

Entrada externa

La entrada externa estéreo (aunque ya lo mencionamos en la primera parte) puede configurarse para mezclar su señal con la salida del sinte, e incluso hacer uso de los efectos. Realmente se trata como dos entradas monofónicas (cada canal tiene su propio juego de niveles y envíos). El uso principal que encuentro es el de dotar de efectos a los sintes analógicos que controlemos vía CV/Gate.
Pero además puede usarse cualquiera de los canales (L o R) en cualquiera de los osciladores de la parte de sintetizador (en cualquiera de las pistas), así que se abre la posibilidad de aplicar el tratamiento mediante los filtros y demás elementos del A4 a señales audio externas, o la realización de ‘gates’ sobre señales audio.

Implementación MIDI

Esencialmente cada pista (las 1-4 de sinte, y también la CV y la FX) responden a un canal MIDI configurable. Además (para simplificar el uso con teclados externos) un canal MIDI diferente puede ser designado como ‘auto’ para que sus notas gobiernen aquella pista que tengamos seleccionada en el propio A4 en cada momento (buena idea).

Como ya se ha dicho, es perfectamente factible usar el A4 como un módulo de voces analógicas y como conversor MIDI a CV/Gate, olvidando su secuenciador de patrones y gobernándolo desde un secuenciador / DAW externo.

La implementación MIDI contempla el uso de mensajes NRPN para poder gobernar cualquiera de los parámetros de cualquiera de las 16 pistas (con la salvedad ya realizada de que intentar mover demasiadas cosas a la vez ahoga al interfaz MIDI y puede provocar retardos en la ejecución de las notas). Quienes en lugar de NRPNs prefieran usar CCs, verán que es posible especificar esta preferencia (aunque lógicamente, el número reducido de CCs existen da lugar a que sólo una parte, aunque amplia, de los parámetros sean alcanzables con esos mensajes). Dado que los mensajes CC son más cortos que los NRPN puede ser una buena idea en el caso de que queramos mover muchos parámetros a la vez (siempre que no falte el deseado).


A la vista de que no está concebido para gobernar sintes MIDI externos y que tampoco reproduce vía MIDI sus patrones, es interesante saber que responde a los mensajes MIDI de ‘song pointer’ (además de a los de clock, play, stop, etc.). De forma que podría integrarse en un entorno con un secuenciador convencional y se colocaría siempre en el compás adecuado de su propia ‘canción’ interna, alineándose con lo registrado en el secuenciador.

Conservación ‘in situ’ y volcados

El espacio disponible en el ‘sound bank’ es escaso (128 sonidos) pero hay que recordar que cada Kit guarda sus propios 4 sonidos para cada una de las pistas.  En todo caso, es evidente que no podemos llevar ‘dentro’ una amplia biblioteca de timbres. Es cierto que se trata de una máquina que anima a programar sonidos propios para cada caso, a jugar y adaptar sonidos específicos y evitar ‘bibliotecas’, pero es importante recalcar ese límite. También son 128 los patterns y los Kits.
Lo que nos lleva a hablar de cómo conservar fuera del A4 las programaciones realizadas. La solución es la habitual: volcados con mensajes MIDI SysEx. Podemos salvar la memoria hacia cualquier grabador MIDI (un secuenciador, o un gestor sysex como el C6 que la propia Elektron regala desde su web). Tanto el estado completo de la máquina en un único fichero, como diversas opciones más fragmentadas que cualquiera puede imaginar (todos los kits, un kit concreto, y lo mismo con patrones, sonidos, canciones, ajustes globales,…). Una de las opciones es la de salvar un Kit+Pattern que tiene pleno sentido por la estrecha vinculación entre ambos conceptos.

Por cierto, no esperéis que ‘de fábrica’ os sorprenda por sonidos o demos espectaculares. Los deberéis hacer vosotros (de hecho muchas de las 128 posiciones del Sound Bank viene vacías). Hay otros sonidos disponibles en Elektron gratuitamente, pero no creo que nadie compre esta máquina pensando en tirar de biblioteca. Aun así, bajadlas y probarlas (antes de empezar a hacer nada propio) pues son siempre ejemplos sugerentes sobre posibilidades.

Valoración final: integral e integrador

Un aspecto distintivo del Analog Four es su doble ambición ‘integral’ e ‘integradora’: junto a lo mucho lo que ofrece en sí mismo hay que considerar lo que permite conectar y controlar desde él.
Si consideramos el potencial de la acumulación de elementos que ofrece, el precio debe valorarse en perspectiva. Las capacidades de síntesis analógica internas son buenas (exceden en mucho lo disponible en tantísimos sintes monofónicos analógicos populares y reverenciados), vienen combinadas con un magnífico secuenciador por pasos, cuenta con efectos, y además facilita (sin acudir a secuenciadores externos) cablear con control CV/Gate hacia otros sintes analógicos externos así como recibir y procesar audio externo.
A la inversa, puede ‘hacerse el tonto’ y aplicarse como un módulo más de síntesis analógica y de control MIDI a CV/Gate, gracias a su amplia implementación MIDI. Eso, sí, no es en absoluto un ‘secuenciador MIDI’, para ello necesitaremos esclavizar al A4 porque en ese terreno no puede ser el ‘jefe’ (ved pros/cons).
Sería injusto que pretendiera una valoración comparativa frente a otros equipos que no haya sometido a un test semejante. Pero en todo caso, aunque puedan existir otros módulos analógicos de cuatro voces (enseguida viene Tetra a la cabeza), el punto fuerte y claramente novedoso (salvo que me corrijáis con algo que desconozco en otros) es la íntima relación entre sinte y secuenciador en Analog Four y el cambio de ‘todo’ en cada paso, sin compleja programación, de forma muy natural y musical. La ausencia de polifonía no la añoro (aunque será bienvenida cuando se cumpla la promesa de incluirla).
Permite una riqueza de resultados amplísima sin abandonar la comodidad de realizar toda esa labor integrada en un único dispositivo bien concebido para un uso ágil y simple. Elektron sin duda obligará a mover ficha a otros fabricantes con el concepto que ofrece en el Analog Four.

Pros

  • Salidas balanceadas (no lo había mencionado antes)
  • 4 voces analógicas con arquitectura muy (¡muy!) completa
  • Secuenciador capaz de retocar cualquier parámetro en cada paso
  • La facilidad para programar tanta potencia es alta, desarrollo rápido de patrones
  • Efectos integrados y automatizables con su propia pista en el secuenciador
  • Tratamiento de señales externas (hacia efectos o incluso hacia sinte)
  • 4 CV o Gate con pista independiente, y con DIN Sync 24/48
  • Útil como conversor MIDI a CV/Gate en tiempo real
  • Generoso control en tiempo real, muy pensado para uso en directo / improvisación
  • Buena implementación de recepción MIDI (y con la opción de velocidad x10 vía USB)
  • Las nuevas versiones firmware principalmente han aportado novedades que se añaden a la funcionalidad original, y no he encontrado bugs reseñables.

Cons

  • Manual en inglés (para muchos puede ser un obstáculo, es esencial leer el manual)
  • Pantalla muy pequeña y de baja resolución (hay que tenerlo cerca)
  • El secuenciador carece de salida MIDI (MIDI OUT sólo refleja datos de controladores en tiempo real y de sincro MIDI, pero nada sobre lo que existe en los patrones)
  • No hay salidas individuales (los manitas que lo necesiten podrán resolverlo, los demás no)
  • Las canciones son lista de patrones, pero no pueden retener la ejecución ‘en vivo’ sobre los controles o teclado (salvo que esté programada en patrones), por tanto OK para improvisación en vivo o para grabar ‘en directo’, pero necesitaréis un secuenciador convencional en paralelo para otros usos más de producción.
Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
16

Productos relacionados

Comentarios
  • 1
  • 2
  • 3
  • #1 por JLC el 15/04/2013
    pablo, muchas gracias por tu explicación.
  • #2 por pablofcid el 15/04/2013
    Sobre creación de patrones, podéis ver también estos dos vídeos.

    http://youtu.be/6MTrEybVi4E

    http://youtu.be/Mm0WuPltadM
  • #3 por Triames el 15/04/2013
    Muchísimas gracias Pablo! =D>
    En cuanto llegue a casa la leo otra vez con los monitores delante (ya por los auriculares suena genial, especialmente los graves - gracias por incluirlos por cierto!)
  • #4 por Montmarek el 15/04/2013
    No tiene modo arranger como la Octatrack? Podía seguir el modo arranger que le envío desde la Octatrack? Se complementaran bien? No quisiera tener que perder pistas midi de la Octatrack para programar la Analog.
    Gran articulo!! Gracias!
  • #5 por BlahBlah el 15/04/2013
    Pero qué bestialidad.

    En el MS2000, Radias y compañía si no recuerdo mal son tres los parámetros que puedes secuenciar. ¡Aquí son 128!
  • #6 por pablofcid el 15/04/2013
    #4
    Cuéntame algo del modo 'arranger' y te digo (no he usado octatrack).
    En todo caso, bastaría sincronizarlos (sin gastar pistas MIDI, eso sólo usa MIDI CLocks/Start/Stop... y si acaso MIDI Song Position Pointer). El A4 puede contener autónomamente todos sus patrones.

    Lo que no podrías grabar en el A4 (sin usar algo externo) es una 'improvisación' más allá de los patrones.
    Por ejemplo: el vídeo mío con el que concluía la primera parte
    http://www.hispasonic.com/videos/ralf-florianalog-four/10840
    El patrón (la canción usa un único patrón todo el tiempo, que es un patrón con tres pistas) está grabado en A4, pero la melodía que toco (también producida por el A4, en la 'otra' pista/sinte de los cuatro que hay) si quisiera grabarla tal como la toco (muy 'libre', sin patrones, etc.) tendría que guardarla en un secuenciador externo.
    Lo mismo digo de los retoques que hago sobre la marcha en filtros, etc. Tendría que grabarlos fuera.

    Sí admite (cuando creas una canción como lista de patrones) el que cada vez que aparece un patrón tenga especificada una transposición y unos mutes diferentes.

    Si quieres algo más, dame alguna pista (lo del 'arranger' mode de octatrack).
  • #7 por pablofcid el 15/04/2013
    #5
    Esta es la gracia del trasto, efectivamente. Y sí, es una barbaridad.
    Eso sí, esto es analógico, así que algunos cambios de parámetros 'instantáneos' pueden tener consecuencias...
    Lógicamente no es que se vaya a romper nada, sino que puede haber resultados chocantes. Por ejemplo, un filtro analógico tiene su 'memoria' en forma de carga en los condensadores, y bobinas, etc. y no puede 'conmutar' instantáneamente (modificar esa carga lleva cierto tiempo, mayor o menor en función de cómo de resonante esté ajustado, en qué frecuencia y otras cuestiones), con lo que a veces los resultados tienen las 'extravagancias' propias de lo analógico.
    1
  • #8 por Mister Carrington el 15/04/2013
    Coincido con #5 plenamente: una bestialidad.

    Vamos, que me está haciendo replantearme por enésima vez la configuración actual del estudio para dar paso a este cacharro. Que por cierto, programado en directo me parece muy digno de tomar en cuenta y sustituir a alguno de los ordenadores que llevo...

    Y gracias por el trabajo, claro.
  • #9 por Montmarek el 15/04/2013
    #7 El modo arranger en octatrack no es sino el conjunto de patrones y bancos secuenciados de una manera determinada para crear una canción, cambiando automaticamente según lo tengas programado. El modo arranger es el que uso para crear un tema entero (toco más instrumentos, con lo que necesito que la octatrack me haga todos los cambios en cada parte del tema, incluyendo cambios dede programa en sintes externos, bancos y demas, sin tener que tocar ninguna tecla). Para ello necesito una pista midi dedicada a cada sinte. Mi pregunta es si es posible sincronizar la analog con la octatrack sin tener que gastarme pistas midi de esta, para no tener que cambiar los bancos manualmente en la analog. No se si me he explicado bien...
  • #10 por pablofcid el 15/04/2013
    #7
    Te has explicado magníficamente.
    Sí, el A4 tiene las funciones que he contado en el apartado 'Cadenas y Canciones' del artículo y que son precísamente la forma de establecer una lista de patrones que en sucesión deben ser reclamados automáticamente uno tras otro. Así, el A4 sería autónomo para controlar sus propios cambios de pátrón, y lo único que nececitarías es sincronizarlos (salvo que te dé por hacer música en plan Terry Riley, claro ;->). Y la sincronía no gasta ninguna pista MIDI. Sencillamente uno será 'maestro' de sincro otro 'esclavo' y cuando pulses play en uno arrancan los dos, etc.

    Lo que digo que no puedes hacer en el A4 es grabar internamente algo que no sean los propios patrones. No es un secuenciador 'lineal'. Vaya, que si quisieras grabar una Invención de Bach, tendrías que hacerla por trocitos de 2 o 4 compases metidos cada trozo en un patrón y luego crear la lista necesaria como 'song', porque no hay algo de tipo 'graba hasta que yo acabe'.

    ¿Me explico?
    1
  • #11 por critical el 15/04/2013
    Cómo me gusta este "chisme"... esa forma de interactuar de los secuenciadores por pasos con cambios de control-programación ágiles y directos siempre me han parecido de lo más inspirador. Será que mi primer sinte fue una Yamaha RM1X (con su magnífico secuenciador) pero hacía mucho tiempo que un "aparato" hardware no me provocaba tanto GAS.

    Deseando llegar a casa, poner el volumen de los monitores bien alto y escuchar las bajas frecuencias junto a ese sonido tan cálido que proporciona el A4.

    Lástima lo de no poder secuenciar sintes externos (para mí no supone ningún problema pero habrá gente que lo eche en falta). Lástima lo de no llevar salidas independientes para las voces (aunque sea "tuneable"). Y lástima que no pueda manejarse como plug-in VST/AU (que sería la repera, la guinda del pastel).

    Magnífica la personalidad de su sonido. Magnífica la fluidez de trabajo. Magnífico el arpegiador y sus "parameter locks". Magnífico su diseño, aspecto robusto y dimensiones.

    Gracias Pablo, por estas dos reviews.
    ¡Buen trabajo!
  • #12 por pablofcid el 15/04/2013
    #5
    Creo que ya lo mencioné en algún comentario, pero con otros sintes como esos que dices lo que se puede hacer es usar lo que lleven (normalmente SysEx o NPRNs) para poder modificar parámetros vía MIDI.
    Si usas control SysEx / NRPN podrías controlar (si la implementación MIDI es completa a ese respecto) cualquier parámetro (ved la serie de 5 artículos sobre SysEx que publiqué) y esos mensajes grabados en un secuenciador te permiten un control semejante... Salvo porque la velocidad de MIDI es baja y cuando intentas modificar más de 2 o 3 parámetros justo cuando va a sonar una nota empiezas a notar que la nota se retrasa (tanto como tarden en salir esos mensajes que la preceden).

    En definitiva, MIDI está OK para los parámetros que típicamente manejaría una persona (dos manos y un par de piés) pero no para los parámetros que manejaría un pulpo con 128 brazos.
    Así las cosas, lo más razonable para hacer estas 'barbaridades' es que el registro sea dentro del propio equipo (sin estar sometido a los 'límites' de velocidad en MIDI) y eso es lo que hace el A4.

    Y han sido capaces de hacerlo en una forma que no es compleja de manejar. Básicamente te dejas llevar: según está pulsado 'record' en un patrón, si quieres modificar un parámetro de un 'paso' pulsas el botón de ese paso y mueves el parámetro que quieras modificar. Ya está.
  • #13 por Montmarek el 15/04/2013
    #10 Magníficamente. Rompiendo el cerdito hucha...;-)
    1
  • #14 por Noiz_COntrol el 15/04/2013
    Gran review, muchas gracias.
  • #15 por Lisboetas el 15/04/2013
    Buenisimo el articulo, como nos vienes (mal) acostumbrando

    Una de las mejores cosas de eleKtron es que conservan (en lo posbile) la misma filosofia en todos sus Sistemas operativos (aunque no se si es aplicable en el Octatrack)
    El caso es que cualquiera que haya manejado una MAchine drum, tiene la mitad del camino hecho, porque parece ser que todo el asunto de los pLocks sigue la misma linea....Incluso el accesos a los diferentes parametros parece seguir tambien el mismo modo de operacion

    Sin embargo en este caso parece que han mejorado unas cuantas cosillas.....las lineas de secuencia de diferente duracion, mutes de pasos, sound locks......y sobre todo el 'salto' entre patrones

    Se descolgara elektron con un nuevo OS para las machindrums con esas features??? [-o<

    Hay una cosa que me ha extrannado de tu articulo...y es cuando hablas del modo SONG
    Cuando dices 'Es importante recalcar que las canciones son puras listas de patrones/cadenas'
    Es realmente asi???

    En la MAchinedrum el modo Song es super potente ya que te permite combinar los patrones y, sobre todo, partes de los mismos como quieras (con sus mutes, offsets y loops).......de manera que es muy facil crear un tema entero basado en un unico patron de 64 pasos p.e
    1
  • #16 por pablofcid el 15/04/2013
    #15 : Lo tienes en el artículo y comentado de nuevo en

    #6 y #10

    El modo song recopila patrones y permite en el arranque de cada uno definir mutes de pistas y transposición. No es tan salvaje (eso de usar los 'trozos' de los patrones) como el Machine Drum.

    Lo de la mención a 'pura lista de patrones/cadenas' era para recalcar a continuación que no hay una pista 'lineal'.
    Por ejemplo, la canción de mi vídeo, no podría estar registrada tal cual en el A4 (lo cuento en #6 ), porque estoy haciendo una melodía que se desarrolla a lo largo de toda la canción (no es un patrón, es un fraseo mucho más extenso) y además estoy toqueteando filtros y otras cosas sobre la marcha (de nuevo extendiendo ese toqueteo por espacio de un buen número de compases y repeticiones del patrón único que subyace en toda la canción).
    Para grabar eso hará falta el apoyo de un secuenciador 'convencional' lineal.
    1
  • #17 por Lisboetas el 15/04/2013
    #16
    Gracias de nuevo!
    (por cierto, que no era una critica al articulo, sino que me extrannaba que se hubiesen perdido features)

    Lo de la transposicion es un puntazo!....lastima que se hayan dejado atras lo de los 'trozos' ..da muchisimo juego para hacer 'fills' a base de loopear una pequenna porcion del patron, por ejemplo

    Saludos


    Saludos!!
  • #18 por pablofcid el 15/04/2013
    Tranquilo, no lo entendí como crítica. Era por si habías hecho lectura 'rápida' para que lo volvieras a mirar.
    Lo que sí he visto es vídeos con los dos (A4 y MachineDrum) unidos y sincronizados y aparentemente esos fills y loops realizados sobre el MD se replican en A4. No he hecho pruebas al respecto (no tengo MD) pero sí es cierto que el A4 responde a Song Position Pointer, así que quizá haya terreno para investigar al respecto.
  • #19 por BlahBlah el 15/04/2013
    #12
    Ya, pero aparte de que te ventilas el throughput del MIDI en un abrir y cerrar de ojos, necesitas un cacharro externo.

    La gracia de este tipo de sintes es que la secuencia de modulación de parámetros forme parte del preset.
  • #20 por dawson el 15/04/2013
    buen artículo, gracias por el esfuerzo y la explicación
  • #21 por Danbeg el 15/04/2013
    Me parece un sinte espectacular. Me encanta como se generan los patrones y le veo unas posibilidades infinitas. A ahorrar se ha dicho!
  • #22 por Juan Ramos el 15/04/2013
    Lo compré hace una semana, llevo tanto lio en mi vida que aún no lo he podido desembalar :( , pero sí, todo lo que ha hecho elektron hasta ahora tiene una calidad altísima. Otra cosa es que sea el concepto que uno busque.
  • #23 por Danbeg el 15/04/2013
    Pásamelo que ya te lo desembalo yo !
    1
  • #24 por critical el 15/04/2013
    #22 ¡Increíble! ¿Y duermes bien por las noches? Tus líos deben ser más complicados de desliar que los míos ;)
    1
  • #25 por xfeten el 15/04/2013
    Gran artículo, muy ilustrativo y muy buenos ejemplos, bien elaborados. Dan ganas de comprarse uno. Luego pasa uno al youtube y solo encuentras demos o jams de ruiditos inconexos. Es como todo, depende quien le ponga las manos encima.
  • 1
  • 2
  • 3