Sonido en vivo

Maui 5, un equipo portátil sin complicaciones

LD Systems MAUI 5

Vaya por delante una de mis conclusiones: este no es un equipo para técnicos. No será una opción que las empresas tendrán en sus almacenes y difícilmente podría entrar en el catálogo de una de ellas (o eso creo yo). No es así porque es un equipo pensado por y para el músico o para aquella gente que necesita un pequeño y efectivo equipo de refuerzo sonoro realmente plug-and-play, que no le dé quebraderos de cabeza, que suene relativamente bien, sin problemas, y que lo que necesitan saber para hacerlo funcionar no le tome más de un par de minutos; y que además sea ligero y discreto. Visto así, el MAUI5 es una opción válida, versátil y convincente para un sector claramente definido.

Piensen en un músico, cantautor o una pequeña banda musical que hoy toca aquí y mañana allá. Amenizan fiestas, cenas o tocan en bares pequeños para audiencias controladas. Tienen que ofrecer un “todo-en-uno” y eso implica llevar todo su material seguramente en un vehículo normal. Quizá es el pequeño local o bar el que necesita un equipo para poner música ambiente y de vez en cuando permitir alguna actuación pequeña, conscientes que lo que tiene son bármans y no técnicos de sonido. O grupos que tocan con los equipos que haya en los sitios (normalmente cadenas musicales mal instaladas, si es que las hay) o a viva voz. Esos que meten un micro en un ampli de guitarra para salir del paso. Pues aquí tienen el pequeño de la saga MAUI de LD Systems, un equipo portátil realmente sorprendente en muchísimos sentidos.

LD Systems MAUI 5

El benjamín de la familia MAUI se podría definir como una “columna de sonido”. Se compone de tres partes: un refuerzo de graves que a su vez incorpora la electrónica y amplificación y dos columnas, una de ellas un simple extensor (que pueden ser dos y elevar más la tercera) y la tercera parte la columna con los altavoces de medios/agudos integrados. Tres piezas que pueden transportarlas uno mismo desmontadas (el equipo entero sólo pesa 10,9 kg para unos 800 W anunciados de potencia) y que en apenas 30 segundos podemos armar sin problemas. No hay posibilidad de error: esta pieza aquí, esta acá y listos. La interconexión se realiza mediante un conector multipin integrado en las columnas que no da pie al error. Este diseño modular y de rápido armado se presenta con unos acabados muy acorde a la línea de precio y destino al que se presenta: aunque parece poco robusto pero tremendamente ligero, ofrece cierta seguridad: sí, aguantará.

En el refuerzo de graves encontramos un altavoz de 8 pulgadas instalado en un recinto bass reflex y un amplificador de Clase D de 200 W RMS (los 800, como ya se habrán dado cuenta, son de pico; el sistema informa de un consumo de hasta 300 W). El uso de la clase D permite una mejor eficiencia energética a la par que prescinde de los pesados (y todavía aún amados) transformadores toroidales aunque ello signifique un aumento de peso considerable. Según las especificaciones del fabricante el equipo es capaz de ofrecer 120 dB de presión sonora, aunque sólo de pico. Aquí un pequeño inciso: muchos todavía compran seducidos por los valores de presión y vataje, algo que saben los fabricantes y que por ello no todavía no renuncian desde una perspectiva comercial. No digo que LD Systems consiga con su MAUI5 esos valores de pico, pero la realidad apunta a valores muchísimo más bajos cuando hablamos de rendimiento, aunque no por ello desdeñables, ni mucho menos.

LD Systems MAUI 5

En la electrónica del equipo se anuncia un limitador basado en DSP (tecnología del procesado digital del audio) y la capacidad de conexión via Bluetooth de fuentes de audio. En la parte posterior del recinto de graves encontramos dos entradas de línea bífidas XLR/jack para una señal mono o estéreo. Encima de él existe un sencillísmo (y efectivo) mezclador donde, además, encontramos una entrada XLR para micro, una jack para señales de alta impedancia y una última mini-jack para señales de línea.

Ordenémosnos: las dos entradas XLR de la parte posterior serán las que nos permitirán entrar una señal de línea estéreo. Podría ser incluso para aquellos que quieran utilizar una pequeña mesa y atacar directamente las MAUI5 como si realmente fuera una PA. La XLR que encontramos en el propio mezclador es para un micrófono. LD Systems no incluye la alimentación fantasma (+48 V) en esta entrada, por un lado para abaratar costes pero también por lo raro que supondría tener este equipo y disfrutar de un micrófono de condensador (se supone, y estoy de acuerdo con ello, que no debe ser el caso). La entrada de jack de alta impedancia hace innecesario el concurso de una DI (podemos conectar cualquier instrumento) y la minijack para una fuente de audio estéreo doméstica cualquiera, como un teléfono móvil o un reproductor portátil. Además, existe la conexión vía Bluetooth, cuyo alcance comprobé que se acercaba fácilmente a los 3-4 m de distancia (más que suficientes) sin cortes de audio, llegando a los 10 con apenas algún corte muy de vez en cuando.

LD Systems MAUI 5

Todas las señales se pueden mezclar con los cuatro potenciómetros que presenta el pequeño mezclador, una mezcla a la que podremos añadirle o restarle agudos (alrededor de los 8 kHz) y controlar el nivel del sub. Un último potenciómetro regulará el nivel de salida general. Así de sencillo. Es que no necesita nada más. No sólo por el tipo de usuario al que va destinado (que realmente quiere un instalar y listos), sino también por los resultados que ofrece. Y aquí empieza la prueba.

Después de comprobar que montar el equipo apenas toma un minuto, lo siguiente también es realmente fácil. Aunque probé el equipo mediante el concurso de un iPhone entrando por línea, la opción del Bluetooth resultó rápida y efectiva desde el primer momento. El enlace es rápido y fácil (aunque no exista una contraseña y puede ser un pequeño problema si alguien quiere divertirse entre el público) y con ese alcance asegurado de 3-5 m, es suficiente para tener en la mano un reproductor de audio BT y cantar o tocar encima. Utilicé un micrófono D1SUB de LD Systems para la prueba, conectado vía XLR al panel del mezclador.

¿Cómo suena? Desde un punto de vista frío y técnico, sin duda no ofrece una respuesta plana. Y no es que sea algo malo, sino que simplemente aplica lo que todos sabemos pero nos cuesta reconocer: queremos más grave y agudos. Así las cosas, el concurso de ese altavoz de 8” como refuerzo de graves y los pequeños 4 x 3” para medios con 1 x 1” para agudos (instalados en la columna más alta del sistema) resuleve con eficiencia este reto. Un auténtico plug-and-play también en este sentido. Mi voz sonaba bien apenas conectando el XLR y aplicándole señal. ¡Incluso a centímetros de la columna y sin acoplar! Esto permite poder colocar las MAUI5 justo detrás del músico, convirtiéndose en PA principal y sistema de monitor a la vez (aunque para ello deberemos tener en cuenta que escucharemos algo más de grave de lo deseado). La dispersión horizontal del sistema es muy coherente, algo que realmente me sorpendió y facilita otra vez esta idea de una columna por detrás del músico (lo que hará todavía más invisible este ya de por si discreto sistema). En cuanto a la vertical la mejor respuesta se encuentra en el arco entre 1,5 y 5 m. A partir de esos 5 m los graves empiezan a decaer. Este tipo de sistema tampoco espera poder sonorizar un espacio más grande, seamos sinceros. A un volumen discreto la respuesta global ofrece un sonido adecuado y muy efectivo.

LD Systems MAUI 5

La banda media es la que sale perdiendo. Como equipo para música ambiente su discreción compensará la posible fatiga que pueda suponer una banda media poco resultona, pero si es para ambiente, esto tampoco será problema.

En conclusión: es un sistema muy ligero, rápido de trasladar e instalar. De apariencia robusta se presenta algo delicado, pero su resolución es parte de su éxito. Su sonido ajustado “de fábrica” con limitaciones que no restan, facilitan el trabajo a los que no quieren tener problemas de sonido, sino al contrario sin apenas saber nada. Una solución de calidad para un sector definido pero que seguro buscan una muy buena relación calidad/precio para sus actuaciones de pettite committé. Su actual precio es de 549 € en su versión básica y pronto estará disponible un modelo en acabado blanco, quizá más atractivo visualmente (por 100 € más). De esta manera podrás ofrecer un plus de calidad y diferenciación a tus actuaciones sin apenas esfuerzo.

Resumen de ficha técnica

  • Potencia de salida: 2 x 100 W RMS o 2 x 400 W de pico.
  • Altavovoces: 1 x 8” en recinto bass reflex, 4 x 3”, 1 x 1” de neodymio.
  • Máximo SPL: 120 dB.
  • Dispersión: 120º en horizontal y 20º en vertical.
  • Consumo de potencia máxima: 300 W
  • Dimensiones: sub 305 x 405 x 395 mm. Columnas (cada una): 82 x 535 x 105 mm.
  • Peso total: 10,9 kg

Más información | LD Systems MAUI 5

R. Sendra
EL AUTOR

Con más de 20 años de experiencia en los escenarios, es técnico de sonido especializado en FOH. Trabaja para bandas nacionales e internacionales como técnico de mesa, y es productor técnico para diferentes festivales y grandes eventos. Kinosonik es su estudio de sonido basado en plataforma digital. Le gusta compartir y le encanta aprender.

¿Te gustó este artículo?
8
Comentarios
  • #1 por Jamboneirus el 26/04/2016
    Siempre agradezco leer estas revisiones de producto de los profesionales, y aunque todos desearíamos algo asì por lo práctico y compacto para pequeñas actuaciones, siempre quedarà la duda si realmente reúne las necesidades que en teoría, se oyen muy bien. Si alguien ya lo ha probado en el diario trajín, que nos diga sus experiencias. Por que se ve de lujo.
  • #2 por lorafe el 26/04/2016
    Sonar, no sé cómo sonará pero el diseño es clavadito a de los ya veteranos bose......!!
  • #3 por Dolfo el 26/04/2016
    Yo hace poco sonoricé en una sala de 400 personas con 2 Bose L1 system II con sus correspondientes subgraves, a un grupo compuesto por piano de cola, saxo, cuarteto de cuerda, percusionista y electrónica. El resultado fue muy muy positivo, logrando un sonido muy hi-fi con poca presión, y una dispersión que podría calificar como perfecta.

    Veo un gran campo de usos para este tipo de sistemas. Habrá que ver el resultado de estas nuevas propuestas, porque quedan muy por debajo del precio de Bose, pero me temo que la calidad tiene su precio.
  • #4 por h_herrero el 26/04/2016
    Situaciones muy concretas pueden tener hueco para estos sistemas pero después de haberlos escuchado... No creo que sea la mejor opción a igualdad de precio. Además de lo complicado de sonorizar un bolo pequeño lo de conectar el micro y el instrumento es lo menos complicado pero si se requiere el vaso se puede ver medio lleno.
    Va patrocinada la prueba, no?
  • #5 por Belbo el 27/04/2016
    Yo usé las Bose...no me gustaron nada, soy pianista, y justamente los medios que se meriendan estos sitemas , ayudan a definir el sonido en los teclados, donde los graves lo envuelven todo, y los agudos parecen distantes. reconozco que son practicos y hasta bonitos, y para un uso de ..por ejemplo guitarra, voz, en mono, es muy resultón.
    Pero tocar cerca de ellos, usandolos de PA y monitor a la vez, es una experiencia poco satisfactoria, el sonido es difuso, nada que ver con un sistema frontal.
    vuelvo a aclarar que no probé este equipo sino las Bose de diseño identico.
  • #6 por lorafe el 27/04/2016
    A ver, utilizarlo como monitor y PA a la vez no es su uso más adecuado, yo tengo dos L1 compact y le pongo a parte monitores a los músicos !
  • #7 por Belbo el 27/04/2016
    La nota de la review, comenta esa posibilidad, por la dispersion , y la ausencia de acoples lograda por el equipo.

    Mi apunte comenta que eso es posible, pero no recomendable.

    yo usaría monitores también sin dudarlo.
  • #8 por heradius el 30/04/2016
    yo he probado los maui 28, y son una delicia, potencia y definición en una, para un local pequeño no hay nada mejor, eso no cabe duda. Anda que no he visto grupos decir que jamás habían sonado igual en un garito. Menos acoples, mas definición, empasta todo mucho mejor y el público escucha sin dolor de oidos.

    tambien he de decir que los 28 se quedan un poco cortos de potencia para mi gusto, siempre me hubiese gustado probar los maui 44.

    Son los line array para lugares pequeños, (salvando las distancias por supuesto). Pero es un avace igual de significativo, para estos sitios con presupuestos reducidos.