Informática musical

Native Instruments Reaktor 4

Reaktor fue y es el espejo donde el resto de los instrumentos virtuales se comparan, de manera que una actualización que ha llevado tanto tiempo debía introducir algo mas que simples mejoras.

En un principio se pensó que la denominación 3.3 sería la adecuada para la actualización pero los cambios han sido tan numerosos finalmente que se pasó directamente a la versión 4, con un código base y un motor de audio totalmente nuevos, lo que retrasó el desarrollo levantando las iras de muchos usuarios.

Finalmente ya está con nosotros Reaktor 4 desde hace ya un par de meses a lo largo de los cuales ha recibido un par de actualizaciones menores pero urgentes, dado que las primeras versiones sufrían de constantes cuelgues y fallos evidentes, más propios de una versión en fase beta que de un programa dirigido a profesionales del audio, nos imaginamos que por una presentación prematura del programa forzada por las presiones.

Hoy por hoy podemos afirmar que la reciente actualización 4.03 es suficientemente estable (aunque permanecen algunos fallos, sobre todo en la versión mac) y tras trabajar con él durante unos días, se puede afirmar que es suficientemente fiable como para un directo. Es por tanto el momento de hacer una revisión a fondo.

Un vistazo a la actualización

Los puntos clave presentes en el nuevo Reaktor se pueden resumir en los siguientes puntos:

  • Nueva Interfaz gráfica: totalmente revisada, facilita enormemente la fluidez de trabajo con nuevas ventanas flotantes para propiedades de módulos, macros, ensembles otros objetos.
    Los nuevos paneles de interfaz de instrumentos soportan multi-bitmaps mediante los cuales podremos crear animaciones o controles personalizados (para muestra podéis probar el juego de carreras para Reaktor ?city racing? disponible en la web de NI).
    Otras ventanas flotantes consisten en un navegador de archivos (que también nos permite realizar cableados entre módulos o analizar su estructura sin salir de dicha ventana), una interfaz de mapeado gráfico de muestras y edición de bucles (muy similar a la de kontakt) y un gestor de presets con funciones de morphing y soporte para bancos de programas, con lo que se acabaron las limitaciones de 128 presets por ensemble.

  • Nuevos módulos: enfatizan en gran parte el punto anterior cuando nos referimos a mejoras en la interfaz gráfica de los instrumentos creados, ya que List, RGB Lamp, Multi Picture y Module-Text flexibilizan enormemente los resultados.
    Otros nuevos módulos se centran en el sampling: grain cloud delay es un sampler grain cloud que puede ser usado a tiempo real.
    El event iteration facilita procesos iterativos sin necesidad de hacer bucles con los datos de control.
    Finalmente, el módulo snapshot permite manejar y automatizar presets desde la estructura del propio instrumento (para automatizar o secuenciar cambios de presets o el morphing por ejemplo).
    También ha cambiado la forma en que se usan los módulos: los híbridos se reconfiguran en función de si se usan para audio o para datos, mientras que los módulos dinámicos aumentan o reducen sus entradas y salidas automáticamente a medida que aumentamos o reducimos sus conexiones. Todos estos pequeños pero bien pensados detalles van a facilitar mucho las tareas de creación con Reaktor.

  • Actualización de OSC: Una de las funciones mas innovadoras, potentes y menos conocidas de Reaktor es el sistema OSC de comunicación interna. Permite interconectar módulos situados en distintas partes de la estructura, así como conectar redes de ordenadores para trabajar conjuntamente a modo de protocolo de red para procesamiento paralelo. Ahora es mucho mas flexible gracias a los módulos OSC dedicados para ser usados en cualquier parte de la estructura de un ensemble.

  • Nueva protección anticopia: Uno de los detalles mas polémicos de Reaktor 4 ha sido la nueva protección anticopia. Se ha abandonado la llave USB (posiblemente porque sale muy cara y no es especialmente eficaz contra el pirateo) en favor de una variante de challenge/ response cuyo objetivo es sobre todo controlar el número de licencias que se otorgan a través de una copia de Reaktor para evitar el abuso de instalaciones a través de la misma. El proceso de registro ha sido enormemente facilitado por una aplicación dedicada: Registration Tool se encarga de enviar los datos a NI para que nos envíen el código de desbloqueo, ya sea usando un ordenador conectado a Internet o no, ya que se contemplan todas las posibles situaciones que se nos puedan ocurrir.

    El programa funciona sin autorización durante 30 días, algo que se agradece en el caso de que tengamos que cambiar algún componente de la máquina durante una actuación en directo. Sólo se permiten dos instalaciones por licencia (para el sobremesa y el portátil por ejemplo). Y si cambias algún componente como procesador o disco duro tendrás que ponerte en contacto con NI parta que te manden nuevos códigos. Esto ha disgustado a muchos usuarios, temerosos de quedarse sin software si por algún motivo NI desaparece. Tranquilos, en ese caso NI proveería a todos sus usuarios de un código de desbloqueo permanente.

    Quizás el mayor inconveniente es la imposibilidad de abrir ficheros de Reaktor 3. Se pensó primero en una utilidad que convirtiera ensembles, idea que se abandonó a última hora (según nos comentaron por motivos de copyright de la empresa que fabricaba el dongle) para pasar a convertir la librería online y las antiguas librerías que venían con Reaktor 3 (descargables desde el sitio de NI para usuarios registrados) al nuevo formato, con lo que el inconveniente queda en parte mitigado a día de hoy.

    Conocemos muchos métodos de challenge / response, entre ellos el del propio Windows XP, sin embargo nunca hemos visto uno tan convenientemente implementado. En apenas 5 minutos teníamos Reaktor registrado y listo para ser usado.

  • Nueva librería: Uno de los mayores atractivos de Reaktor 4 es sin duda su librería. Tanto la que viene de serie como la enorme librería online ha sido y es la razón por la que muchos usuarios compran el programa ya que, admitámoslo, no todo el mundo está dispuesto a aprender a construir sus propios ensembles.
    Los nuevos ensembles incluidos en Reaktor (analizados mas adelante), sin ser excesivos en número, son los mejores y mas complejos que hemos probado hasta la fecha y cubren un amplio rango de aplicaciones.
    La librería online, parte integral de Reaktor, ha sido también mejorada con una mejor clasificación y motor de búsqueda, algo que muchos agradecerán.

  • Mejor funcionamiento como plugin: La versión plugin de Reaktor, ya sea en VST, DX, RTAS o Audiounit ha sido totalmente reescrita. Permite el acceso simplificado a las nuevas ventanas flotantes, mejor sincronización con el host, automatización de parámetros y adaptación de la ventana al tamaño de la interfaz del ensemble usado en cada ocasión, algo que solía hacer Reaktor incómodo como plugin. Sin embargo esta adaptación no es automática (como ocurre en Kontakt o Vokator) sino que tendremos que pinchar el botón resize cada vez que queramos ajustarla, algo no tan elegante como esperábamos.
La librería en detalle

Las nuevas funciones gráficas otorgan a Reaktor 4 un aire de renovación, gracias a los magníficos nuevos interfaces que podemos admirar en la nueva librería. Aunque no sólo es atractivo visualmente, sino que filtros y osciladores suenan mucho mejor que en las versiones anteriores. Un breve repaso por los ensembles de la librería confirma este hecho:

1. Sintetizadores

Carbon: Se trata de un polisinte substactivo complejo con mas de 100 presets y abundantes opciones de modulación. Se basa en un generador de cuatro osciladores y un filtro a escoger entre once tipos y diseños. NI está orgullosa al proclamar dicho filtro como ?el mejor filtro digital que hemos oído?. No tenemos experiencia suficiente para corroborar una afirmación de tal calibre pero si podemos decir que posiblemente sea el mas flexible, versátil y sofisticado que hemos probado, con rangos que van desde el filtrado suave y detallado hasta el agresivo y súbito. Asimismo, los LFO disponen de un grado de sofisticación asombroso, permitiendo variaciones de frecuencia para cada voz por ejemplo. El conjunto se completa con dos envolventes, una sección de EQ, distorsión, chorus y delay. El resultado es un rango de sonidos y atmósferas con mucho movimiento, similares a los que se pueden conseguir con Absynth, aunque también sabe de bajos y leads con pegada analógica clásica. El interface es claro, dividido en secciones, aunque algunos rótulos resultan algo crípticos y obligarán a echar mano del botón Show Hints para obtener mas información. Por supuesto todos los ensembles de la librería vienen bien documentados en este sentido.

Kaleidon: Es un sintetizador monstruoso, posiblemente el mas grande (tanto en sonido como en tamaño) que se haya creado con Reaktor. Basado en la estructura de Carbon consiste a grandes rasgos en un generador de seis osciladores mas ruido y un suboscilador que disponen de sync, FM y modulación en anillo; dos filtros multimodo gemelos; tres LFO (uno de los cuales permite dibujar la forma de onda); seguimiento de teclado gráfico, tres envolventes, un complejo sistema de ruteado pre y post-filtro, un modulador de panorama y dos envíos a una impresionante sección de efectos con los típicos reverb y chorus pero también líneas de delay secuenciadas o moduladores en anillo cuádruples.

Con todo este tinglado pensarás que el interface es inabarcable, pero aquí se aprovecha una de las novedades gráficas de Reaktor 4, las vistas A y B y la ocultación de módulos. Mientras en la vista B tenemos los parámetros mas habituales en la A se encuentra la estructura completa, mientras que los módulos de efectos permanecen minimizados hasta que los necesitemos.
El sonido de Kaleidon se puede calificar como poco de exuberante. Algunos de los magníficamente programados presets podrían ser la base de un tema al instante. La colección de presets abarca desde convincentes sonidos de saxo hasta acordes secuenciados de electrónica IDM y atmósferas imaginativas e inspiradoras, aunque su interfaz también invita a probar y experimentar para crear tus propios sonidos. Posiblemente aquí se encuentra una de las mayores virtudes de estos ensembles: casi te obligan a crear cosas con ellos de forma inmediata ya que son instrumentos extremadamente musicales donde todo parece encajar perfectamente.


Green Matrix

Green Matrix: Otra gran bestia de la síntesis analógica. En este caso disponemos de los clásicos módulos entrelazados con una poderosa matriz de modulación. Sus tres osciladores son automatizables, consiguiendo efectivamente una forma de síntesis vectorial de curiosos resultados. Disponemos de dos portentosos filtros en serie o paralelo balanceables, dos LFO, tres envolventes, delay sicronizable/chorus y distorsión en los efectos y un singular panel x/y para automatizar parámetros.
Todos los controles disponibles están dirigidos a la matriz de modulación situada en la vista B, a la que llegan también todas las fuentes de modulación. Gracias al efectivo diseño del panel se hace mucho más comprensible la matriz, a diferencia de las ininteligibles matrices de los ensembles en la versión 3.

Los sonidos son enormes, destacando sobre todo sus profundos bajos y los leads con movimiento propios de la síntesis vectorial. Aunque toda la complejidad de Green Matrix se deja notar en su consumo de recursos, siendo con creces el ensemble más pesado de la colección.Junatik: El clásico emulador de Juno que hizo famoso a Reaktor ha sido mejorado y ampliado. Su sencilla estructura hace que sea fácil de manejar pero su sonido simplemente convence a cualquier reacio a la síntesis virtual. La clave está en su filtro y su chorus fieles al insigne original. Sin embargo la sección de oscilador ha sido mejorada con desafinación y Junatik posee sensibilidad a la velocidad opcional. También se ha añadido una sección de EQ a tres bandas, una unidad de distorsión y delay sincronizado al tempo, los cuales se complementan perfectamente con los típicos sonidos Juno.

Nanowave: Un emulador de sinte de tabla de ondas al más puro estilo PPG. Su arquitectura usa métodos de síntesis analógica para modelar el sonido que proviene de sus Wavesets o tablas de onda, consistentes en conjuntos de muestras por los que se puede mover el sonido en cada instante, generando timbres evolutivos y cambiantes. Nanowave dispone de 43 tablas o conjuntos de este tipo por los que desplazamos el sonido usando diversos moduladores. También ofrece opciones de FM y modulación en anillo entre los dos osciladores wavetable, un oscilador de onda senoidal simple y un generador de ruido. La señal pasa luego por un filtro multimodo de 12 db que puede ser modulado de distintas maneras. Las envolventes son sensibles a la velocidad, con lo que se consiguen sonidos de gran expresividad, sobre todo usando las curvas exponenciales en sonidos percusivos. El sonido de Nanowave es muy característico, con un cierto aire digital que puede no gustar a algunos pero de inconfundible originalidad que satisfará a los fans del sonido Waldorf.

P- Bass: Una de las novedades de esta nueva librería es el empleo de tecnologías de modelado físico. En este caso tenemos un híbrido entre bajo eléctrico y sintetizado que emplea la resonancia de una cuerda modelada para generar sus timbres. Los parámetros de modelado se pueden modificar, teniendo acceso a las características de sostenido, amortiguación y resonancia de la cuerda y a un filtrado especial en la macro ?body?. Una tradicional envolvente ADSR y una eficaz sección de vibrato y trémolo completan el conjunto. Esta última aporta un especial toque de naturalidad al redondo sonido de bajo eléctrico.


Steam Pipe

Steam Pipe: Otro instrumento de modelado físico, esta vez aplicado a instrumentos de viento y cuerda golpeada. Utiliza un resonador entonado para crear timbres de vientos y cuerdas increíblemente realistas, además de sonidos híbridos como cuerdas sopladas (por extraño que parezca). Los parámetros pueden alterar la forma del tubo usado para el sonido de viento y la rueda de modulación controla los parámetros de amortiguación para crear efectos naturales de soplido por ejemplo. También existe una unidad de reverb de excelente respuesta que complementa a Steampipe a la perfección. Solo desentona el diseño de la oscura interfaz, donde apenas se distinguen las secciones.

Se trata de un instrumento muy expresivo, lleno de presets realistas programados a conciencia y otros más extraños y originales. Sin duda, una de las sorpresas de la librería y uno de los más serios acercamientos al modelado físico que puedes escuchar en un ordenador, algo que da fe de la versatilidad de Reaktor.

Sum Synth: Un cambio de repertorio usando otro método de síntesis, esta vez la aditiva. En apariencia sencillo, Sum Synth consta de una única sección de oscilador para controlar fácilmente las frecuencias de los generadores que son mostradas gráficamente a tiempo real. El número de osciladores se puede variar cambiando la polifonía del instrumento. Existen controles para los armónicos y el tono del timbre, una ADSR de amplitud, un filtro paso bajo perteneciente al pro-52 con su propia envolvente, una compleja sección de chorus y otra de panorama/distorsión.

Los sonidos resultantes son de gran riqueza y alto contenido armónico, con un cierto toque metálico, capaz de crear bajos, campanas o pads pero apenas dispone de 24 presets programados. Sin embargo es lo suficientemente sencillo como para crear nuestros propios timbres en poco tiempo.

Uranus: Volvemos a los sintes de modelado analógico de corte clásico con el ejemplo perfecto del sinte todoterreno. Uranus ofrece una arquitectura bastante amplia con tres osciladores con FM y sync, dos filtros multimodo, dos LFO, dos envolventes, una unidad de distorsión y un sofisticado chorus. Bajos, solos, efectos analógicos y especialmente pads no suponen ningún problema para este sinte versátil de sonido grueso y calidez analógica.2.Sintetizadores secuenciados

Blue Matrix: Se trata de una versión secuenciada de Green Matrix pensada para el directo, con su misma arquitectura de síntesis y su mismo poderoso sonido al que se le ha añadido tres sofisticados secuenciadores de pitch, gate y modulación para cuatro parámetros. Los secuenciadores tienen funciones para manipular notas y eventos con copy/paste, insert, random, quantize, smooth o ramp, semejantes a los de otros programas dedicados. Por supuesto está presente la matriz de modulación que permite enrutar cualquier fuente y los secuenciadores a cualquier destino que se nos ocurra. Los presets son verdaderamente inspiradores y variando cosas aquí y allá será fácil encontrar las bases para crear un tema.

DSQ-32: Muy similar a la versión que encontramos en Reaktor 3, aunque con un bonito lavado de cara y mejor disposición de los controles. DSQ es una caja de ritmos secuenciada de carácter profundamente analógico compuesta de siete instrumentos: bombo, caja, charles cerrado y abierto, dos toms y un cimbal. La secuenciación es la típica en rejilla, intuitiva y eficaz para composicion de ritmos. Disponemos como máximo de 32 pasos y una octava pista se encarga de los acentos. Una función única de DSQ es la capacidad de morphing de parámetros en cada uno de los pasos del secuenciador. El resultado es una caja de ritmos muy agresiva y de sonidos analógicos crudos, especialmente indicada para techno minimal, electro y electrónica guarrindonga en general.

Vierring: Es un compositor de texturas y ritmos muy creativo a través del cual podemos procesar audio en tiempo real o muestras y obtener automáticamente sonidos percusivos secuenciados. Para ello se sirve de un divisor de frecuencias de audio, un filtro de cuatro bandas cada una de las cuales se secuencia por separado en amplitud y modulación en anillo. Parece complicado y un tanto aleatorio, pero los resultados quedan en perfecto orden, secuenciados al tempo de tu host con un precioso filtrado en movimiento acompañado de un delay modulado. Uno de los generadores de sonido más atractivos de la librería por sus excelentes resultados y muy útil para reciclar nuestros desechos de audio digital y para su empleo en remezclas.

WaveWeaver: Aplicación secuenciada de la síntesis de tablas de ondas. Se trata de un ensemble que produce tonos sutiles o agresivos, así como pads rítmicos a través de unas tablas de ondas en loop que pueden mezclarse entre sí mediante un pad x/y para realizar morphing entre ondas, así como modificar su punto de inicio de loop. Un secuenciador integrado permite crear timbres evolutivos bastante únicos, rematados con un par de unidades de delay. Puede ser tocado desde el teclado o secuenciado con el reloj de Reaktor. El panel esta muy bien diseñado, con un aspecto ordenado y estético que facilita la comprensión.

3.Samplers


Beatslizer 2: La primera versión de este reciclador de loops estuvo disponible como ampliación gratuita de Reaktor 3 y ahora se nos presenta en un desarrollo ampliado muy mejorado. Beatslicer realiza automáticamente el proceso de cortar muestras en sus golpes y componentes esenciales para su procesamiento individual de tono, envolvente y un conjunto de efectos con distorsión, filtro y compresión, además de dos envíos a efectos auxiliares. Naturalmente, el tamaño y comienzo de cada corte se puede manipular pero también podemos modular varios de estos parámetros con múltiples fuentes como velocidad, pitch bend o rueda de modulación.

Beatslizer se complementa con un secuenciador de 16 canales para disparar los cortes y una unidad de delay. Recomendamos la actualización a la última versión disponible en la web de NI (donde podemos encontrar otras actualizaciones de ensembles de la librería) para su correcto funcionamiento, ya que el que venía de serie daba muchos problemas e imposibilitaba su uso.


Memory Drum

Memory Drum: Es un extenso y complejo sampler de percusión, en muchos aspectos superior al propio Battery de NI, que permite la configuración independiente de hasta 60 muestras. Por cada muestra disponemos de una envolvente AHD, otra ADBD, dos LFO, compresor, distorsión, filtro multimodo, dos envíos y una completa matriz de modulación. Con todo esto el interface resulta bastante sencillo para todo lo que ofrece, facilitando mucho el manejo y construcción de los sets de percusión. Podemos dar un nuevo aire a nuestros propios sets gracias a todas la opciones de síntesis que ofrece y recordamos que, como todos los samplers de Reaktor, permite cargar muestras en formato Akai, para lo que disponemos de un explorador dedicado.

Igual que ocurre en Beatslizer tenemos un secuenciador de 16 canales y un delay conectado a los auxiliares para su uso independiente de un host para componer. Si nos descuidamos al usar muchas muestras simultaneas con la opción ?alta calidad? de los filtros y no desactivamos los módulos no usados podemos acabar fácilmente con la potencia de procesado disponible.

El compresor y la distorsión son idóneos para la obtención de percusiones gruesas y densas. Asignando los LFO al panorama, tono o frecuencia de corte podemos convertir un kit aburrido en algo más experimental y creativo.

Travelizer III: Tercera revisión del clásico sampler granular, uno de los más bizarros y divertidos que encontrábamos en Reaktor 3. Indicado para obtener extrañas texturas a partir de las muestras más insulsas, aparece ahora con un panel mucho más atractivo dividido por secciones y con muchas funciones nuevas. Travelizer viaja por las muestras cargadas utilizando un sampler de tipo granular: divide a tiempo real el audio en muestras muy pequeñas cuyas características como longitud y cantidad podemos variar. Puede ser tocado vía MIDI y ahora el grano puede ser cuantizado a 16 notas, permitiendo una perfecta sincronización con un host VST para unos resultados menos caóticos generando texturas y ritmos granulares al tempo.

4.Herramientas de directo

Dos son las utilidades que tenemos en este apartado: Gobox es un sampler monofónico con un montón de controles para variar patrones y sonidos al vuelo, a la vez que una gran cantidad de gráficos nos muestran en todo momento lo que sucede. Un módulo especial llamado Sync-ro-nizer permite disparar pequeños loops al tempo metronómicamente. Podemos realizar todo tipo de ediciones a tiempo real y morphing entre escenas para efectos más dramáticos. Gobox es divertido como pocos y una vuelta por sus presets invita a interactuar e improvisar.


Scenario

Por su parte Scenario es un completo entorno para actuaciones en directo con timestretch a tiempo real de las muestras, efectos orientados a su uso en vivo y memorias para almacenar cientos de escenas. Diseñado para la improvisación, permite el acceso a múltiples parámetros de cada una de las cuatro muestras que podemos cargar en sus reproductores, las cuales se ajustarán automáticamente al tempo, como longitud de la muestra y su comienzo, tono y un filtro dinámico. Luego la señal pasa por una sección de efectos muy ingeniosa con la que podemos desordenar la música, reproducirla hacia atrás, aplicarle patrones rítmicos de puerta de ruido al tempo, resampleo interno del audio para volverlo a disparar en loop o aplicarle un delay dinámico... todo al vuelo y a tiempo real mientras va sonando la música. Cualquier manipulación está sincronizada, con lo que todo lo que hagamos (por mucho que metamos la pata) entrará al tempo. Aunque quizás lo mejor de todo es el sistema de almacenamiento de los parámetros por escenas con el que podemos rellamar a mas 16000 (!) las cuales van entrando al tempo, con lo que podríamos tocar todo un concierto sin problemas con sólo este instrumento. Scenario es la groovebox perfecta para el directo y los momentos en que falla la inspiración.5.Efectos

Los efectos en Reaktor 4 son totalmente nuevos y de una calidad que iguala o en muchos casos mejora la calidad de plugins dedicados.


Analogic Filter Box

Analogic Filter Box es un banco de filtros con un sonido magnífico y una cálida distorsión. Son dos filtros gemelos de tipo analógico con múltiples posibilidades de modulación: LFO, envolvente o seguimiento de envolvente para generar wahs o sonidos extravagantes.

Banaan es un simulador de amplificador de guitarra y bajo con efectos integrados que persigue un sonido ?vintage?. Puedes conectar tu guitarra directamente o usarlo para triturar samples, en cualquiera de los casos realiza su trabajo perfectamente con sus agresivas distorsiones.

Classic Vocoder emula los antiguos vocoders de manera fidedigna, combinando un motor de vocoding, una fuente de síntesis y un procesador de dinámica de cuatro bandas para un sonido más cálido y preciso.

Echomania es un procesador de delay de sonido espectacular, idóneo para ritmos y patrones sincronizados. Posee dos LFO que modulan el tiempo de delay y el EQ. Un efecto de drive y ruido combinados con el feedback offset permiten la emulación de sonidos de delay de cinta y efectos estilo dub.

Flatblaster es una excelente unidad de finalización y mastering con un compresor de cuatro bandas y limitador de picos. Al no introducir retardos en la señal puede ser usado en tiempo real mientras se mezcla. Cada uno de los compresores ofrece saturación individual, con lo que se pueden distorsionar frecuencias aisladas. También se puede usar este efecto como deeser y reducción de sibilantes.

Fusion Reflections es un efecto basado en delays para crear reflexiones cortas y efectos tipo chorus, así como reverbs ambientales. Se compone de dos difusores enlazados entre sí para crear un amplio abanico de ambientes. Cada difusor son cuatro delays modulados dinámicamente cuyo tempo vamos observando en una gráfica.

SpaceMaster representa el mejor modelado de reverberación realizado con Reaktor hasta la fecha con el cual se consiguen reverbs extremadamente convincentes. Se nos ofrecen varias versiones según la aplicación que necesitemos: Stereo, Quad (para sistemas de cuatro altavoces) y 5.1 surround.

Spring Tank es otro emulador de reverbs, esta vez tipo muelle. Al contrario que en SpaceMaster la finalidad aquí es conseguir reverbs sucias y artificiales, con un decaimiento no lineal y resonante. A pesar de no ser un modelo físico de un muelle si que suena francamente similar.


Two Knees Compressor

Two Knees Compressor es un compresor sencillo con una característica especial: la posibilidad de ajustar dos controles independientes de ratio y threshold. Es capaz de realizar compresión, limitación, distorsión o modificación de transitorios, lo que da cuenta de su versatilidad.

Conclusiones

Como vemos la librería cubre un rango de aplicaciones enorme, abarcando casi todos los métodos de síntesis conocidos y de atractivo para muchos usuarios con intereses distintos, lo que contradice la tradicional idea de Reaktor como herramienta de experimentación (que también lo es) pura y dura. Vemos incluso ensembles que se acercan a ámbitos externos a la electrónica (Bannaan o Steampipe) y efectos de alta calidad para aplicaciones generales (compresores y reverbs). De esta forma, muchos usuarios se verán tentados a compara Reaktor por su magnífica librería aunque no atraídos por sus posibilidades de creación de herramientas virtuales, para los cuales recomendamos la adquisición del mas barato Reaktor Sessions, que permite acceso a la librería (de serie y online) y combinar distintos instrumentos y efectos en un ensemble, aunque no la construcción con módulos y macros.

Si tenemos en cuenta que la actualización desde la versión 3 es gratuita y que sólo pagaremos por el CD que incluye la librería y por el manual en papel unos míseros 99€ Reaktor 4 se convierte en una ganga que no hay que dejar escapar si ya eres propietario de la anterior versión.

Hablando del manual podemos afirmar que es el primer manual de NI que realmente nos ha gustado. En realidad tenemos dos manuales, uno para Reaktor en si y otro para la librería, perfectamente desarrollados con ejemplos, tutoriales y consejos, muy descriptivos y relativamente fáciles de comprender, posiblemente imprescindibles para sacar todo el provecho del programa y los instrumentos. Eso sí, esta vez no hay traducción al español.

Reaktor es software en estado de gracia, uno de esos programas de los que no te cansas con facilidad, por su profundidad y calidad. Nos gusta mucho Reaktor y la 4 es su actualización más sorprendente y versátil. Pocas pegas se le puede poner, si acaso comparándolo con otros entornos de creación virtual se echa en falta un lenguaje de scripts que permita crear módulos nuevos (nos viene a la cabeza MAX/MSP concretamente). A pesar de los pesares podemos afirmar sin rubor que de quedarnos con una sola aplicación de audio sería con esta.

Por Autoy

¿Te gustó este artículo?
2
Comentarios
No hay comentarios todavía. Se el primero en escribir uno.