DJ

One DJ 1.6 ¿Qué hay de nuevo?

En Agosto del año pasado os ofrecimos la review de One DJ. En aquel momento tuve un sabor agridulce con el programa, ya que tenía propuestas muy interesantes y originales, pero por otro lado tenía un funcionamiento terrible, especialmente la versión para OSX. Probablemente fue la review en la que más defectos había detectado en un producto hasta el momento. Y me supo francamente mal, ya que en general muchos especialistas esperábamos (tras una buena campaña que reconozco elevó bien el hype del programa) algo fresco y nuevo al panorama. Efectivamente las ideas frescas llegaron, pero el programa iba fatal.

Pero en Audio Artery no han tirado la toalla. A lo largo de estos 10 meses han ido sacando actualizaciones y realizando alianzas con otras empresas (con Vestax por ejemplo), y los desarrolladores prometen haber enmendado muchos de sus errores. Así pues, vamos a darle un vistazo a la última versión de One DJ, la 1.6, para ver si realmente el programa se parece un poco más a lo que se esperaba de él la primera vez.

One DJ

 

Para los que no lo conozcan

Para los que no leyeran la anterior review, o sencillamente no sepan nada del programa, explicaré brevemente el concepto del mismo. One DJ es un software para DJs que en lugar de tener un número fijo de características funcionales, es modular, personalizable y permite añadir tantos dispositivos de reproducción y efectos como sea capaz tu ordenador de soportar.

Los reproductores virtuales, efectos y mixers que se pueden insertar, pueden ubicarse en cualquier parte de la interfaz y adoptar el tamaño que se desee, así como su color. Los diversos dispositivos pueden interconectarse entre sí para rutear el audio de la manera deseada desde un modo en el que se pueden ver de manera esquemática todos los elementos, y conectarlos entre sí uniendo entradas y salidas con clicks de ratón (muy similar a programas que simulan sintetizadores modulares).

Por otra parte, los reproductores virtuales tienen un modo Edit que los convierte en pequeños DAWs. En este modo se puede editar la canción, eliminando fragmentos, cortando y repitiendo partes, añadir otros fragmentos de audio o aplicar efectos controlados por envolventes. Estas ediciones (denominadas por el programa como Timelines) pueden exportarse para tener creada una nueva pista de audio, o pueden guardarse como tales, para ser modificadas más tarde o reproducirse en su conjunto. Realmente incluso puedes realizar modificaciones al mismo tiempo que reproduces (un atrevimiento que no aconsejo hacer en directo).

Como otros programas para DJs, permite asignar sus controles a controladores MIDI externos, ofrece compatibilidad con la librería de iTunes y tiene un sistema de sincronía automática basado en un rejilla de tempo (igual que Traktor o Serato).

One DJ

 

Funciona en OSX, que no es poco

Uno de los principales problemas con las primeras versiones de One DJ fue su nefasto funcionamiento con OSX. De hecho la versión para OSX fue lanzada después de la de Windows, y aún así era prácticamente inusable. El programa iba a trompicones y los cuelgues y cierres inesperados eran constantes, y tenía muchos problemas con algunos dispositivos de audio externos.

Por suerte, en este aspecto el programa ha mejorado notablemente. El programa es bastante estable en OSX, se me ha colgado una única vez, y reconozco que fue presionándole “a ver que pasaba”  (estuve un rato cambiando bastante rápido entre varios interfaces de audio que tenía conectados a la vez y seleccionando diferentes frecuencias de muestreo), pero en líneas generales el programa es estable en un Mac. El rendimiento también ha mejorado bastante en Mac, aunque probando con Macs y PCs con hardware similar, los PCs rinden mejor con One DJ que los Macs. Puedes tener 4 reproductores con unos seis efectos sonando a la vez en Mac, con una latencia medianamente baja, unos 7-8ms, y no hay cortes ni ruidos en el audio, pero se nota como a la interfaz le cuesta moverse un poco. Ves como claramente las formas de onda pierden suavidad al hacer scroll y como los vúmetros no reaccionan de forma suave, aunque el audio es correcto en todo momento. Lo único que he percibido que produce pequeños micro cortes en el audio es activar o desactivar el Keylock, deberían revisarlo.

One DJ

 

iTunes recupera su utilidad

La compatibilidad con iTunes es otra cosa prometida desde la primera versión y que no terminaba de cuajar. Por fin parece que está arreglado, el programa lee bien los tags de los temas en la librería iTunes y reconoce todos los playlists, incluso los smart playlists. Quizá el único defecto sea que los playlists agrupados en carpetas aparecen desagrupados, pero no es el único programa al que le ocurre. También ignora el cover art de iTunes, pero en general el programa ignora el cover art de cualquier archivo musical, y es cierto que otros programas dan la opción de no sacar el cover art de iTunes porque se sabe que es algo que suele dar problemas (por culpa de Apple). La librería iTunes la lee rápido, que es lo que importa, y los temas son importados a la librería del programa sin problema.

Por cierto, se ha añadido una función bastante interesante, y es que desde el propio browser del programa se pueden editar los tags ID3 de los archivos musicales. En otros programas esa edición no es efectiva, y los cambios sólo permanecen en la librería del programa, con One DJ puedes cambiar los tags del propio archivo.

One DJ

 

El mapeo MIDI ya no es doloroso, es genial

El tema de mapeo de controladores ha sido bastante renovado. El sistema actualmente se asemeja muchísimo a como se hace en Serato DJ, solo que es más completo. Al activar el modo MIDI Learn, los controles en pantallas aparecen en gris o verde según hayan sido ya mapeados o no, tras pinchar sobre cualquier control, la siguiente señal MIDI que enviemos del controlador quedará asignada al control. En ocasiones hay que hacer varios movimientos con el controlador, o apretar varias veces el botón, pero acaba reconociendo todo y configurándolo la mayoría de las veces con un comportamiento óptimo. Clickando con el botón derecho del ratón sobre el control ya mapeado se despliega un menú emergente donde realizar ajustes de respuesta del control, y por supuesto se pueden además mapear varios controles virtuales a un mismo controls físico.

Podemos también mapear diversas capas de control creando modificadores, aunque esto último es más complejo y menos intuitivo. Por una parte se accede a estas funciones desde otra parte que no tiene nada que ver con el modo normal de mapeo MIDI, y por otra parte no hay absolutamente ni una explicación en el manual online sobre como hacerlo, tan sólo un vídeo no muy completo. Audio Artery debería plantearse proveer de mejor documentación al programa, mejorar las funciones sirve de poco si la gente no tiene forma de aprender cómo emplearlas.

Por otro lado, el programa actualmente viene de serie con mapeos para 45 controladores de diversas marcas, incluyendo todo tipo de marcas como Vestax, Numark, Pioneer o Native Instruments. No obstante, dado el cariz modular y personalizable del programa, lo interesante es crear tu propio mapeo.

One DJ

 

Otras pequeñas novedades

Tenemos ahora disponible una nueva forma de onda, y es la multicolor estilo Serato (otros programas la han adoptado pero la de Serato es la original). Y el programa ahora además puede realizar grabaciones de las sesiones, el punto de grabación en el sistema modular es la salida Master del mezclador. Por increíble que parezca, la primera versión no permitía grabar sesiones. Un detalle que durante mucho tiempo llamaba la atención era no poder ver cambiar en los reproductores la visualización entre tiempo transcurrido y restante, ahora por fin se puede.

Se pueden usar combinaciones de diferentes interfaces de audio para salida maestra, preescucha y auxiliar (puedes rutear audio fuera para pasarlo por efectos), aunque es algo que personalmente no recomiendo, ni para One DJ ni para ningún otro software, ya que se producen descompensaciones de latencia, y es mejor idea usar un único interfaz. También puedes rutear de manera directa los reproductores a las salidas del interfaz de audio, y conectarlas a un mixer externo para realizar toda la mezcla fuera del software. Ya que hablamos de los reproductores, comentar que se puede configurar de manera individualizada la sensibilidad y respuesta del scratch de cada reproductor con varios parámetros.

One DJ

 

Pero algunas cosas siguen igual

Hay cosas que no han cambiado lo más mínimo y deberían mejorarse. Por una parte no hay un modo flux o slip como en todos los otros programas para DJs profesionales, es decir, una función en la que mientras alteramos la reproducción jugando con loops, scratcheando o saltando con cues, al termina nos lleva al punto de reproducción en el que estaríamos si no hubiéramos hecho nada. Lo más parecido es la activación de la función loop roll, que aplica esto únicamente para los loops, y que para activarla hay que abrir un menú de configuración del reproductor.

No se han añadido efectos nuevos, y los que tiene el programa de serie son bastante simplones. Se pueden conseguir cosas interesantes con elloso, pero a base de combinarlos y experimentar mucho. Los novatos que busquen cosas sorprendentes con girar un potenciómetro, se sentirán un poco defraudados al principio.

Los hot cues siguen estando escondidos. Se pueden poner hot cues y se pueden seleccionar (hasta 8 por canción), pero no hay controles en pantalla para ello. Debes mapearlos obligatoriamente a un controlador externo, y nuevamente es otra de esas cosas que no detalla el manual y que debes averiguar por ti mismo. Y bueno, ya que he mencionado otra vez el manual, en líneas generales la documentación del software, que sólo puede consultarse online, es realmente pobre en muchos aspectos. No detalla muchas funciones y otras las explica muy por encima, además de estar exclusivamente en inglés. La curva de aprendizaje del programa es un poco más escarpada que la de otros programas debido a sus funciones únicas entre los programas para DJs, y el que la documentación sea tan pobre no ayuda nada. Los novatos nuevamente lo van a pasar mal si el primer programa que prueban para pinchar es One DJ.

El control MIDI ha mejorado mucho pero, ¿qué hay del timecode? Cuando hablé con Audio Artery me aseguraron que introducirlo estaba en sus planes, y un año después ni rastro. Tampoco hay noticias de integración HID con aparatos como los de Pioneer (tan solo un triste mapeo MIDI de serie para el CDJ-2000), ni tampoco compatibilidad con OSC. Un software que trata de distinguirse de los demás por su nivel de apertura debería plantearse introducir elementos así. Los planes de Audio Artery también eran introducir más módulos interconectables a One DJ, con más efectos y funciones, y tampoco sabemos nada de ello.

Conclusiones

Probablemente la versión 1.6 actual de One DJ es lo que debería haber sido la versión 1.0 hace un año. El programa funciona bien en las dos plataformas para las que se comercializa (con Windows mejor), y es totalmente usable, y ha mejorado enormemente todo el proceso de asignación MIDI. Así como la anterior vez dije claramente que desaconsejaba su uso en directo, ahora digo que la actual versión es apta para utilizarse, pero ojo los novatos, hay programas más sencillos y mejor documentados por los que empezar.

El planteamiento modular y el modo de edición de los reproductores siguen siendo su mayor atractivo, al que ahora se añaden las completísimas posibilidades de control MIDI. Aunque Audio Artery debería añadir más opciones de control, como timecode, HID y OSC. A pesar de todo, su precio de 60€ es lo bastante bajo como para que uno se plantee comprar la licencia y observar pacientemente si el programa mejora. Por el momento sigue siendo uno de los planteamientos más frescos de todo el mercado de software para DJs.

Si quieres más información de One DJ puedes dirigirte a su web oficial.

 

Etiquetas: modular, remix, software
Teo Tormo
EL AUTOR

He trabajado como productor musical y discjockey. Desde hace años investigo y analizo la tecnología musical aplicada al DJ, buscando siempre las herramientas más innovadoras y observando su impacto en la industria musical.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
No hay comentarios todavía. Se el primero en escribir uno.