DJ

Review del Akiyama Ttwo

Akiyama es una empresa barcelonesa que se hizo realmente popular entre los DJs hace algo más de 6 años gracias al Akiyama DJ4000, más conocido como Acura, uno de esos giradiscos OEM con potentísimo motor de tracción directa y precio para todos los bolsillos que demostró que se le podía plantar cara a Technics y salir mucho más que airoso de la contienda. El tiempo pasa y Akiyama ha ido lanzando nuevos productos y adaptándose a las necesidades actuales de los DJs, prueba de ello es que ahora dispone en su catálogo de una completa gama de controladores MIDI para todos los bolsillos y necesidades, algo esencial para cualquier marca que pretenda ser tenida en cuenta por los DJs de hoy en día, centrados mayoritariamente en el uso de software y medios digitales.

Hoy probamos y analizamos uno de los controladores más básicos y asequibles de su catálogo, el Ttwo, controlador de 2 canales (y capaz de manejar 4) con interfaz de audio que sirve de plataforma de acceso al mundo de los DJs por 200€ y que incluye el software Virtual DJ LE.

Primeras impresiones

Al sacar el Ttwo de su elegante packaging de color negro y sostenerlo en las manos, uno se da cuenta por la ligereza y tacto del aparato que está construido en plástico (grueso), aunque a la vista y gracias a un buen trabajo de pintura, da la sensación de estar hecho de metal. Su  diseño es bastante compacto, viene a ser tan ancho como el Vestax Typhoon aunque con más profundidad (y controles). El color negro mate con serigrafías en gris y blanco junto al aluminio pulido de la superficie de los jogs rematan un aspecto de sobriedad. Los botones tienen una tenue retroiluminación roja, al accionar los botones o activar algunas funciones esta iluminación aumenta, el toque de color es bastante apropiado.

El tacto de los controles es adecuado, el crossfader (50mm) tiene un movimiento suave y más firme de lo esperado en una unidad de este precio, los line faders (50mm) se notan algo más sueltos pero lejos de dar el repelús que dan otras unidades de este rango, los jogs (12,5cm) y knobs giran suavemente y los pitch faders (60mm) ofrecen la resistencia justa, quizá un poco más de la necesaria al pasar por el click central. Los botones son de plástico duro, tienen el habitual mecanismo de los controladores de gama económica que aunque no falla requiere que hagas un poco más de fuerza de la habitual para pulsarlos y emiten un click bastante ruidoso.

A destacar el CD de instalación que viene con la unidad, con autoarranque al insertarlo y que mediante sencillos menús en castellano nos permite instalar los drivers Asio, el software Virtual DJ LE, leer los manuales y la guía rápida, así como también mostrarnos la ubicación del TSI que Akiyama ha incluido para Traktor Pro por si queremos importarlo a nuestro equipo. Aunque no viene incluido en el CD, en la web de Akiyama se puede descargar el mapa para Mixvibes Cross, también en la web de Akiyama hay una versión más actualizada del mapa para Traktor. La guía rápida, que es una infografía de los controles de la unidad junto a sus funciones,  viene impresa en la caja a tamaño A3 en papel de buena calidad, los principiantes lo pueden usar como póster en la pared de su habitación para pegarle un vistazo rápido por si olvidan alguna función. También viene incluido un cable USB y uno RCA (a nadie le amargan cables gratis). Una vez instalado drivers y software el ordenador reconoce a la primera y sin problemas la unidad.

Distribución de los controles

En la parte central de la unidad contamos con los controles de mezcla, cada canal dispone de controles de ganancia, 3 bandas de EQ y filtro (normalmente no hay tanto knob en estos precios), bajo estos controles los botones de preescucha y después los line faders. Entre estas dos hileras de controles tenemos los controles de volumen master, de auriculares y mezcla de auriculares, debajo el encoder pulsable para movernos por el browser y los botones de carga. Debajo, el tan habitual botón Shift para emplear las funciones secundarias de los controles.

Cada deck cuenta en la parte superior con dos knobs y un encoder pulsable, que en el caso de Virtual DJ servirán para los efectos y como función secundaria para el sampler (apretar el encoder dispara la muestra), cuatro botones para los hot cues, controles manuales de loop con controles para dividirlo o multiplicarlo, los ya nombrados pitch fader con pequeños botones de pitch bend sobre ellos. Los jogs como ya he dicho están recubiertos de aluminio, tienen alrededor un aro de plástico negro. Son capacitivos y su sensibilidad al tacto puede ajustarse con unos controles independientes ubicados en la parte trasera de la unidad, algo poco habitual en este rango de precios. Cada jog tiene en su parte inferior un botón para activar o desactivar el “modo vinilo”. Sobre cada knob hay un botón, en el lado izquierdo rotulado como C, en el derecho como D, sirven para que el deck pase a controlar esos decks virtuales tanto en Virtual DJ LE como en Traktor Pro gracias al mapeo incluido. En la parte inferior de cada conjunto de controles, tenemos tres grandes botones, Sync, Cue y Play.

En general, la ubicación de los controles por toda la unidad es bastante buena, están bien elegidas sus posiciones y aunque se han hecho algunos sacrificios como faders de corto recorrido y algunos botones de tamaño algo reducido, se han conseguido ubicar en poco espacio muchos controles y de una manera adecuada ya que unos controles no molestan a otros, además el tamaño de los jogs es ideal. Por poner un ejemplo comparativo concreto, pocos controladores por este precio incluyen en cada canal 3 controles de EQ, control de ganancia, filtro y 4 botones para cues por deck. Todo estas cuestiones de diseño del controlador las agradecerán los DJs principiantes a los que va dirigido este producto.

En la parte frontal disponemos de una entrada de micro con control de volumen y la salida de auriculares. En la parte trasera además de los ya citados controles de ajuste táctil tenemos también una salida master no balanceada (RCA), otra balanceada (jack TRS) y la conexión USB. El aparato se alimenta completamente por el puerto USB y no utiliza fuente de alimentación externa.

Nos ponemos a usarlo

Virtual DJ LE, el software incluido, proporciona 4 decks de reproducción así como mezcla de video. Su integración con el controlador es bastante buena gracias a que de serie se instala con un skin personalizado para el Ttwo, así que todas las funciones serigrafiadas en la carcasa del aparato coinciden con las funciones que encontraremos en el software. La unidad funcionó correctamente sin interrupciones en el sonido con el driver Asio configurado a 256kb, que daba una latencia de unos 9ms, y empleando un ordenador de gama media. La latencia mínima a la que se puede configurar la unidad son 5ms, aunque con ese ajuste todo eran ruidos y crujidos. La latencia mínima con rendimiento y sonido aceptables fueron 7ms.

Como ya he dicho, aunque el controlador es físicamente de 2 canales, puede controlar 4 gracias a que en cada deck dispone de un control para cambiar “virtualmente” al otro par de decks. Es bastante ingenioso el método empleado para que a pesar de usar tener solo 2 decks físicos se puedan controlar 4 y no haya conflictos entre las posiciones de los controles, para explicar esto pondré un ejemplo: supongamos que empleando el deck A bajas el volumen al 75% del fader, cambias al deck C y ahí sitúas el volumen al 100% y vuelves a cambiar al deck A. Lo lógico sería pensar que ahora un simple movimiento del fader haría saltar el volumen del deck A, pero tranquilo porque no es así, ya que hasta que no desciendas el fader a la posición de 75% el control virtual de el fader no comenzará a responder, y así con todos los controles compartidos. De esa manera se pueden controlar tranquilamente los 4 decks sin sobresaltos en las mezclas.

La única pega a la integración con Virtual DJ LE es la configuración de los jogs. A pesar de que tienen una buena respuesta, la manera en que han sido mapeados hace que para conseguir movimientos relativamente pequeños en modo vinilo haya que moverlos bastante, al menos desde mi apreciación sobre lo que debe ser cómodo pinchando. En Virtual DJ LE los mapeos no son modificables, hay que activar la versión de prueba de 20 días de la versión PRO y pelearse con el lenguaje de scripting de VDJ para cambiarlo. En el mapa que se incluye para Traktor el ajuste es mejor, además de que en Traktor es bastante más sencillo cambiar este ajuste.

Otra pega que le encontré a la unidad en el aspecto de los controles fue un tipo de respuesta que no esperaba en todos los faders (line, cross y pitch). Estos elementos en su parte central tienen aproximadamente medio centímetro de recorrido en el que no envían señal MIDI alguna. Es habitual encontrar algo así en los extremos de este tipo de controles, algunos milímetros sin respuesta, pero no es frecuente encontrar esto en la parte central. Debo decir que esto no produce saltos en el recorrido del homólogo “virtual” del control, es decir, el control transmite adecuadamente su posición desde el inicio de su recorrido en un extremo, antes de llegar al centro físico, el control virtual ya ha llegado al centro, luego llega el medio centímetro sin respuesta y posteriormente el control sigue transmitiendo su posición, lo cual hace que el control virtual siga avanzando sin saltos. No entiendo la finalidad de esto si es que la tiene, a pesar de que parece algo intencionado ya que ocurre en todos los faders. 

Respecto al sonido de la unidad diré que es correcto para su rango de precios, definición de graves y agudos aceptable, con algunas carencias en medios. La amplitud estéreo es justita. La interfaz de audio saca un poco de sonido de estática, así como algunos ruiditos que parecen parasitarios y que aparecen aleatoriamente incluso cuando la unidad no está en uso, no obstante queda enmascarado con el sonido de la música. El volumen máximo de auriculares es justito, algo habitual en unidades que funcionan sin fuente de alimentación externa, lo cual hace que en entornos de elevada presión sonora la monitorización se vuelva algo dificultosa. De todos modos hay que tener en cuenta que estas carencias en el audio están directamente relacionadas con la categoría y precio de la unidad, una interfaz de audio medianamente decente ya cuesta más de la mitad de lo que cuesta este controlador, así que no podemos esperar algo por lo que no hemos pagado.

Probando el controlador con Traktor Pro vemos que el mapa incluido sirve para controlar 4 decks correctamente, así como dos unidades de efectos efectos. Se echa un  poco de menos que no hayan mapeado loops automáticos directos, aunque una vez creado un loop manualmente se puede aumentar y disminuir de manera automática. No obstante en Traktor es bastante sencillo modificar los mapeos y tampoco supone un problema en caso de que no guste esta solución para los loops.

La solución de los 4 decks

La inteligente solución para evitar conflictos en controles compartidos que habíamos visto en Virtual DJ también funciona en Traktor Pro, así que ¿forma parte esa función del firmware de la unidad? La respuesta es afirmativa. No solo eso, la función de manejo de dos decks virtuales con cada deck físico no es algo logrado mediante un mapeo inteligente, es algo integrado en el diseño del equipo, ya que el botón de cambio de deck virtual no acciona un simple modificador como hacen otros controladores, hace en realidad que la unidad envíe las señales MIDI de cada deck por un canal MIDI distinto, los canales A y B envían por el canal 2, mientras que C y D por el canal 4. La programación interna de la unidad también es lo que logra que no se envíe la señal midi por el otro canal  hasta que los controles lineales o giratorios compartidos no alcanzan la posición que tenían antes del cambio de deck virtual, logrando así la inteligente función que hace posible poder compartir los controles sin conflictos. Si un controlador económico ha incluído esta solución, ¿acaso no podrían incluirla todos los controladores de 2 canales?

Conclusiones

Lo que nos ha gustado: diseño compacto y elegante. Ligero. Ajuste táctil para los jogs, buena cantidad de controles. Solución inteligente para el control de 4 decks. Buena integración con Virtual DJ. Bajo precio.

Lo que no nos ha gustado: algunas carencias en el sonido (volumen de auriculares, algo de ruido, definición en medios), respuesta inusual de algunos controles.

Aplicaciones: gente que desee iniciarse pinchando y no quiera invertir mucho dinero. Ambientación musical para lugares de ocio pequeños o con sistemas de sonido que requieran pocas exigencias.

Alternativas: en 200€ es muy complicado encontrar algo similar, la Numark Mixtrack Pro es parecida, con una cantidad de controles pareja, aunque los acabados no son tan elegantes y abulta más. La Vestax Typhoon/Spin tiene casi el mismo precio y un diseño compacto, aunque con muchos menos controles.

Comentario final: aquellos que busquen iniciarse pinchando y no quieran gastar elevadas sumas de dinero en probar algo que quizá luego dejen de hacer o para lo que no encuentren tiempo, pueden empezar con este controlador. Es un buen punto de acceso al mundillo y no tiene muchos rivales posibles, los que lo elijan encontrarán algunas características poco habituales en este precio, aunque también deben resignarse con carencias propias de estos precios. Además de para principiantes también puede servir para noches en locales pequeños en los que no suele haber DJ pero disponen de ordenador para la música, el controlador puede ser un buen complemento para quien se encarga de la música y para algún DJ invitado ocasional. 

Más información | Akiyama Ttwo

Teo Tormo
EL AUTOR

He trabajado como productor musical y discjockey. Desde hace años investigo y analizo la tecnología musical aplicada al DJ, buscando siempre las herramientas más innovadoras y observando su impacto en la industria musical.

¿Te gustó este artículo?
3
Comentarios
  • #1 por Spyn el 01/03/2013
    En la linea de la marca. Gacias!
  • #2 por Cata el 01/03/2013
    En alternativas se dejaron la Reloop Beatmix.
  • avatar
    #3 por --101232-- el 01/03/2013
    ttwdo
  • #4 por cefesky el 01/03/2013
    Buen análisis!
    Akiyama no defrauda.
    Fantastico el embutido Akiyama, los refrescos Akiyama muy frescos.
    Lo único, lo veo un poco subido de precio como para regalárselo al sobrino de 9 años...
    1
  • #5 por michelldj2013 el 04/03/2013
    MUY BASICO CREO YOP ...Y LA MARCA NO LA CONOCIA ... :grupo: =D>
  • #6 por Rowf The Beat Bender el 04/03/2013
    Pues la marca fabrica hace lo menos veinte años! Aunque he tenido mesas suyas,la primera con equalizador de 5 bandas en el master, la segunda con contador de bpms inutil, y platos de correa malisimos y de traccion directa horribles... Siempre han durado mucho y sido baratos, con sonido malo, tacto malo, pero duraderos...
    Y me acabo de enterar que es española, ahora entiendo algunas cosas...
  • #8 por periferico el 06/03/2013
    Me quedo con la Mixtrack Pro que trae Serato, VDJ y Traktor.
  • #9 por nma12 el 06/03/2013
    Como dice Rowf The Beat Bender, yo también he tenido algo de akiyama, y aquí lo sigo teniendo pero sin usarlo y sin venderlo porque nadie lo compraría, la calidad es bastante mala pero si que ha durado.
  • #10 por Dlg el 16/03/2013
    yo la tengo y la verdad que el sonido si que es patatilla hace algunos ruidos de fondo cuando no tienes puesta ninguna cancion y no saca mucha amplificacion de sonido...nada que no se haya podido solucionar con una audio 2 dj jajaja de material y tacto de faders botones y jog bastante pasable
  • #11 por TAGONDRY el 18/03/2013
    muy pequeña no? Los botones muy juntos para mim sin estética, ya no sabem que hacer e como hay tanta competencia las fabricam como churros jejeje!!!
    me llegó mi pioneer ddj sx ha 3 dias e flipé no pense que era tan tan no tengo palavras. Esperando 3 meses agotada en todo el mundo será possivel?
  • #12 por Dlg el 18/03/2013
    Jeje claro a parte de ser muy solicitada al Ser tan cara habrán fabricado menos cantidad de
    Unidades y las montaran sobre pedido