DJ

Review de Allen & Heath Xone:K1

Allen&Heath despertó muchas dudas entre los DJs a finales del año pasado con el lanzamiento del Xone:K1. Mucha gente directamente no entendió el producto ya que se trataba de un nuevo modelo de la serie “K” iniciada por el exitoso Xone:K2, pero con algunas características menos, lo cual aunque parecía que supondría un precio inferior, finalmente acabó resultando en un precio más elevado. Y no sólo tenía menos funciones el aparato, de hecho incluso venía acompañado por menos accesorios. ¿A qué estaba jugando Allen&Heath? Pasados ahora unos meses, habiendo podido probar un Xone:K1 y aclaradas algunas dudas sobre cómo está ahora el mercado de equipamiento para DJs, te ofrecemos esta review en la que trataremos de aclarar estas y otras dudas sobre el producto, además de por supuesto transmitirte nuestras impresiones acerca del mismo.

Presentación y construcción

El K1 es un controlador accesorio para DJs. Consta de seis encoders pulsables -cuatro en la parte superior alineados con el resto de controles del aparato y dos en la parte inferior-, doce potenciómetros en tres filas de cuatro, cuatro faders, 28 botones multicolor, dos botones de función de mayor tamaño en la parte inferior (que además envían mensajes MIDI) y cuatro indicadores luminosos. Los potenciómetros, aunque emplea los típicos de perfil bajo de A&H que no son enteramente de mi gusto, tienen un recubrimiento de goma muy agradable al tacto. Los faders son muy suaves, y aunque no llegan al nivel de suavidad de los de la Xone:92, me atrevería a decir que son como los que montan en la DB2 y DB4. Los botones que emplea A&H para la serie “K” tienen bastante peor aspecto en las fotos, ya que aunque todas las imágenes parece que van a ser de plástico barato, tienen un recubrimiento de goma bastante agradable y una iluminación bastante decente en tres colores: amarillo, rojo y verde. Los que hayan probado un K2 estarán viendo que por ahora a nivel de controles, no hay ninguna diferencia ni en la cantidad ni en el acabado. Bueno sí, una, y es que el botón de función Layers aquí aparece rotulado como Shift. Luego explicaré por qué.

En la construcción sí que hay diferencias con su compañero de la gama “K”. En el K2 todo el cuerpo del aparato es de plástico con gran parte de los laterales recubiertos de goma, teniendo las partes sin el recubrimiento de goma una pintura metálica de acabado cromada-pulida. En el K1 la parte superior no es se plástico, es una plancha de acero, algo que satisfará bastante a todos los que se quejaron del K2 por ser un aparato de A&H fabricado totalmente en plástico. Las partes laterales que no tienen recubrimiento de goma están pintadas en el K1 con una pintura metálica oscura. El detalle del acero y la pintura oscura le dan un toque de mayor solidez al aparato por una parte y algo más de sobriedad por otra. El tamaño de la unidad es idéntico al del K2, 358mm de largo –como un mixer estandard– y 135mm de ancho. Es inevitable hacer una comparación con los controladores modulares X1 o F1 de Native Instruments, y aclarar que si los pones al lado de un K1 –o un K2– parecen algo enanos; si añadimos el factor de la construcción del K1 con la plancha superior de acero y los laterales de goma, tenemos una impresión más profesional por parte del dispositivo de A&H.

Las únicas conexiones que incorpora el K1 son el puerto USB en la parte trasera y dos puertos X:Link justo al lado –son dos conectores LAN–, a diferencia del K2 no hay salida RCA en la parte posterior ni salida minijack en el frontal porque no hay interfaz de audio en este modelo, se trata de un dispositivo que sirve exclusivamente para controlar.

¿Más diferencias con el K2? Cuando lo sacas de la caja el controlador viene sólo acompañado por un cable USB y un cable LAN para los puertos X:Link. No viene incluido el estuche que sirve también como elevador que viene con el K2. Aquellos que adquieran un K1 e igualmente quieran el estuche elevador lo pueden adquirirlo por separado.

Instalación y configuración

El Xone:K1 es un dispositivo class compliant y no necesita drivers ni en OSX ni en Windows, con la excepción de que si en Windows quieres emplear más de un K1 a la vez, sí que necesitarás instalar un driver que puedes descargar de la web de A&H. La instalación de este driver es bastante normal, se nos pedirá que conectemos por USB el dispositivo durante la instalación y poco más. Si vamos a usar más de un K1 –o también K2– podemos ahorrarnos un puerto USB en el ordenador conectando sólo un dispositivo al ordenador y el otro conectándolo al primero a través de los puertos X:Link. Esto también podemos hacerlo si planeamos usar el K1 como complemento a un mixer DB4, DB2 o 43C, que disponen también de puertos X:Link para este mismo fin, con lo que sólo emplearemos un USB para conectar el mixer al ordenador, y el K1 al mixer mediante el X:Link.

El K1 envía y recibe mensajes MIDI estándar. Sus encoders, faders y potenciómetros envían mensajes CC, mientras que al pulsar los encoders o los botones envía mensajes de nota. Para controlar la iluminación multicolor de los botones el K1 puede recibir mensajes de nota, el mismo mensaje de nota que envía al pulsar el botón es el que debe recibir para iluminar el botón en rojo, mientras que para el verde y el amarillo debe recibir mensajes de nota alternativos que vienen perfectamente especificados en un esquema y en una tabla de implementación MIDI que tenemos en el manual. La verdad es que pocos fabricantes lo documentan tan claro y lo hacen fácil para el tema de mensajes MIDI, especialmente para la iluminación. El MIDI puede ser complejo para novatos, pero si los fabricantes ayudan mucho mejor. Un 10 en este aspecto para Allen&Heath. Los mensajes se envían y reciben todos por el mismo canal, por defecto es el canal 15, pero esto puede cambiarse mediante un procedimiento consistente en arrancar –conectar– el controlador mientras pulsas uno de los encoders, con lo que entras en un modo especial de configuración para cambiar el canal MIDI encendiendo o apagando las lucecitas de la botonera inferior; si enciendes 10 luces usas el canal 10, si enciendes 8 usas el canal 8… ¿fácil, no? Cuando acabas de elegir el canal que quieres pulsas el botón Exit Setup –el botón grande abajo a la derecha– y listo.

A diferencia del K2, el K1 no cuenta con el sistema de capas que permitía enviar diferentes mensajes con los mismos controles dependiendo de la capa seleccionada. Cada control en el K1 envía únicamente un control, a excepción de Serato DJ, donde el aparato tiene la certificación de controlador oficial y sí que existe una segunda capa de control para la botonera inferior, aunque eso lo detallaré después cuando explique el funcionamiento del aparato con Serato DJ.

¿Para qué hay entonces un botón Shift? Realmente el botón Shift no activa el envío de mensajes secundarios per se en los controles, simplemente envía un mensaje de nota MIDI normal que puedes emplear como modificador a la hora de crearte un mapeo en tu software favorito y así obtener funciones secundarias que supongan el usó combinado de ese botón. Al botón Exit Setup que hay al otro lado del controlador se le puede dar el mismo uso. ¿Asustado por tener que crear mapeos? Bueno, no es tan difícil, y hasta en el propio manual del controlador vienen unas sencillas instrucciones sobre cómo crear mapeos en Traktor y Ableton Live –y en Hispasonic tenemos tutoriales sobre cómo mapear controladores, como este–, pero si crees que es una tarea titánica para ti puedes descargar directamente mapeos para Ableton Live y Traktor –hay mapeos para usarlo como controlador de decks y efectos o remix decks– ya listos para que puedas usar el K1 sin tener que aprender nada nuevo. Aunque recuerda que el saber no ocupa lugar y aprender a mapear un controlador como el K1 no te costará mucho y expandirá sus posibilidades de uso.

Respecto a los mapeos para Traktor, el destinado a convertir el K1 en controlador para Remix Decks aprovecha lasl similitudes de parte del aparato con el layout F1 para ofrecer un control bastante similar al que nos daría el aparato de Native Instruments. Luego tenemos dos mapeos más destinados al control del transporte de decks y efectos, en estos mapeos la botonera inferior queda destinada en ambos casos a los controles de Play, Cue y Pitchbend de los cuatro decks, estando cada columna de botones asignada a un deck distinto. En un mapeo las columnas controlan de izquierda a derecha los decks CABD y en el otro los decks ABCD; por lo demás son iguales. Dos de los faders se emplean para el control Dry/Wet de dos bancos de efectos, mientras que los potenciómetros y botones que hay bajo ellos son para activar y controlar los diferentes parámetros de los efectos. La primera fila de botones son los controles de Sync y los encoders son para los loops automáticos. Si usas los encoders pulsando el botón Exit Setup haces búsqueda rápida por la pista. Cuatro potenciómetros, dos faders y el botón Shift quedan desaprovechados, y apenas se han mapeado funciones secundarias en los que sí. Es un mapeo bastante pobre, y con algo de maña cualquier usuario puede sacar cosas mejores.

Con Serato DJ

El K1 tiene certificación de accesorio oficial en Serato DJ. Eso quiere decir que el controlador al conectarse con Serato DJ en uso, queda mapeado automáticamente sin necesidad de cargar ningún archivo de configuración ni de pasar por ningún proceso manual de asignación de controles. Esto es algo que por una parte facilita las cosas, especialmente a gente con perfil menos técnico que simplemente quiere conectar las cosas y ponerse a pinchar, pero por otra parte en Serato DJ con los controladores que tienen esta certificación no se permite que puedas cambiar la asignación de los controles. Así que si no te gusta como están asignados… te aguantas. La única excepción son los faders, que no están asignados y pueden ser asignados por el usuario a cualquier control. Entre las posibles funciones para asignarles pueden servir para controlar el volumen de muestras del sampler o asignarse a controles de funciones del plugin de vídeo, por poner algunos ejemplos.

Por lo demás, los controles quedan asignados de la siguiente manera:

  • Los encoders superiores para loops automáticos en cada deck. Usados pulsando shift sirven para hace beat jump y para desplazar los loops.
  • Las dos primeras filas de potenciómetros y las dos primeras filas de botones sirven para la activación, asignación, control de los parámetros y selección de los dos bancos de FX.
  • La tercera fila de potenciómetros es para el control del filtro de cada canal. Los botones de debajo son para activar y desactivar el Sync de cada deck.
  • En la botonera de abajo, cada columna son los controles de Play, Cue y Pitchbend de cada deck. Pulsando Exit Setup se activa una segunda capa en la botonera que es para controlar los hotcues. En esta capa, cada columna son los 4 primeros hotcues de cada deck, se crean y activan pulsando cada botón y se borran con Shift + botón.

El mapeo es en esencia similar al de Traktor aunque algo más completo. 

Por otra parte, es importante decir que A&H ha hecho una jugada maestra certificando el K1 para Serato DJ justo ahora que tres de sus mixers acaban de ser certificados para su uso como sistemas DVS en dicho programa. El K1 se convierte en el accesorio perfecto para los que quieran usar sus mixers con Serato, y la cosa de paso se simplifica con el puerto X:Link que tienen todos estos aparatos.

El polémico precio de la serie K

El K1 llegó al mercado a un precio de 230€, aproximadamente el mismo precio que tenía antes el K2. Esto ha causado bastantes debates en foros y redes sociales, ya que aunque el producto tiene una mejora en la construcción como el frontal de acero, a fin de cuentas es sólo un controlador y no incorpora interfaz de audio como el K2, ni tampoco trae el estuche elevador. Es decir, la gente cuestionaba que el precio del producto fuera el  mismo que el de otro supuestamente superior. Sin embargo, poco tiempo después el K2 ha subido su precio hasta casi alcanzar los 300€. ¿Se han revalorizado los productos de Allen&Heath? No, más bien ha perdido valor nuestra moneda, y por ello muchas marcas están reajustando sus precios, llegando algunas a aplicar el mismo precio en dólares y euros. El K1 llegó al mercado con el precio ya ajustado al nuevo valor de la moneda, pero el K2 todavía tardó un poco y por eso se produjo ese pequeño revuelo. Actualmente el precio del K1 es inferior al del K2, como producto inferior que realmente es.

Conclusiones

El Xone:K1 es un controlador MIDI de construcción más sólida de lo esperado por el precio y bastante generoso en controles. Como controlador auxiliar da mucho juego, especialmente en Serato DJ, donde el mapeo nativo es bastante completo. Su sencilla implementación MIDI y lo bien documentada que está hace que mapear sus controles y luces  para realizar una tarea en cualquier software sea un proceso sin complicaciones. Combinado con un sencillo interfaz de audio adicional puede servir también como sistema integral portable y completo, a muchos DJs les bastaría con los controles del K1 para tomar el control de una buena sesión. El puerto X:Link da además bastante juego permitiendo enlazar varias unidades, pudiendo crear un dispositivo de control de gran tamaño empleando un único puerto USB. 

Lo mejor:

  • Muy buena construcción. Fácil de usar y configurar, conectar al USB y listo.
  • Gran cantidad de controles.
  • Certificación de accesorio oficial en Serato DJ con un mapeo nativo adecuado.

Lo peor:

  • Los mapeos para Traktor que ofrece Allen & Heath son algo pobres.
  • Que no disponga del sistema de capas del K2.
Teo Tormo
EL AUTOR

He trabajado como productor musical y discjockey. Desde hace años investigo y analizo la tecnología musical aplicada al DJ, buscando siempre las herramientas más innovadoras y observando su impacto en la industria musical.

¿Te gustó este artículo?
4
Comentarios
  • #1 por pesga steven el 05/05/2015
    Una cosa... la parte superior de la k2 es de metal también.

    :ook:
  • #2 por Traster_M el 05/05/2015
    Esperando a una posible K3....

    :comer:
    1
  • MOD
    #3 por Teo Tormo el 05/05/2015
    #1 Es curioso, he tenido el K2 en las manos y si era metal lo de arriba no lo parecía, al menos no como en el K1.
  • #4 por Al Berto el 07/05/2015
    No soy un experto en materiales pero, a mi también me parece que el frontal de la Xone K2 es de plástico.
  • #5 por pesga steven el 07/05/2015
    NO! q es de metal, que la he desmotado para rotularlas y para reparar un botón que no me respondía bien; lo que la pintura es muy rugosa y gruesa, y no da la sensación de frio del metal.

    Y acabo se pegarle un iman, y es de acero, por lo tanto tampoco es aluminio, ni magnesio.

    Me apostaría algo a que usan la misma placa base, pero sin los componentes de audio,,,, :-k
  • avatar
    #6 por --599491-- el 17/11/2015
    los mapeos no funcionan... solo funciona el remix deck...
  • #7 por frank1975 el 02/11/2016
    Hola. Tengo un k1 y estoy pensando en comprarme otro para poder controlar mejor serato. Esto, me crea una duda, ya que no sé si podré trabajar con un k1, una capa (play, cue, pitch bend) y el otro k1, para utilizar la otra capa (los cues). Me da la sensación que los dos se pondrán en la misma capa, con lo cual no sé si comprármelo.
    Agradecería como poder configurarlo para poder trabajar como quiero si es que se puede claro. Gracias
  • #8 por infinity hace 3 semanas
    #7
    trabajas con dvs o controladora en serato? yo quiero pillar una k1 pero para el tema de efectos