Grabación

Recomendaciones de equipo para comenzar en la grabación de campo

Ya desde tiempos antiguos, cuando apenas se perfilaba lo que sería el homo sapiens, el entorno sonoro jugaba un rol fundamental y, según han mostrado numerosos estudios, nuestra relación con los sonidos que nos rodean y constituyen, han dado bases para el desarrollo de lenguajes, instrumentos y formas de expresión. Bien sea por la caza, por imitar los sonidos de los animales, por cortejo, supervivencia, exploración geográfica, organización social, entre tantos otros factores, sabemos que el ser humano viene explorando el entorno sonoro.

A ratos es llamado sonido del entorno, pero no es solo esto, dado que no es únicamente el sonido del mundo, sino también el mundo (propio) del sonido. Esto es, no sólo vale la pena considerar los sonidos como generados en los contextos que habitamos visual, conceptual y tangiblemente, sino también reconocer que el sonido que deambula en el ambiente donde vivimos, condensa una dimensión en sí misma, cargada de señales invisibles, solo disponibles al oído.

Esta fijación hacia el ambiente sonoro podríamos sintetizarla en el ejercicio de abrir el oído  la música del mundo, de asumir la escucha como un elemento fundamental para la edificación de la vida, teniendo una consecuencia radical en la manera como creamos. La música, con sus lenguajes, instrumentos y vertientes, es un gran ejemplo de este diálogo constante con la naturaleza que se revela en la escucha y cómo los instrumentos que suenan, en muchas cosas fueron inspirados por la música que naturalmente habita en el mundo, el denominado paisaje sonoro.

Abrir el oído a la música del mundo

Aunque no es un territorio netamente nuevo, es en los últimos años donde la grabación de campo ha ido ganando popularidad, quizás motivada por muchos factores que incluyen, por supuesto, la democratización de las herramientas y lo asequible que ahora son este tipo de aparatos con respecto a lo que hace unos años. Sin embargo, creería que el interés por la grabación de campo radica en las diversas posibilidades que implica esta práctica en términos de lo que obtiene para fines creativos y de exploración: sonido del entorno, sonidos fuera del estudio, de cualquier tipo, en diversos ámbitos y bajo una gran diversidad de situaciones.

Esta posibilidad de grabar afuera implica una amplia variedad de rutas de exploración del sonido y trabajo con el mismo, incluyendo (aunque no limitándose a) la ecología acústica, el diseño sonoro (para cine y videojuegos), la música, el arte sonoro, la investigación psicoacústica, biología, sonido directo contextos socio-políticos, entre otros, incluyendo también el simple hecho de grabar sin pretensión ni necesidad, solo por el amor a lo escuchado, por esa tentación extraña de plasmar en señales de audio, aquello que rodea nuestro paisaje sonoro.

La grabación de campo es ante todo esto último: una exploración personal, un adherido a los oídos, un aliado, una forma de integrarnos al mundo y reflexionar sobre este, de paso también recolectando un poco de su materia sonora, bien sea para guardarla por su valor sentimental y personal o por su potencial para una composición, proyecto o investigación. En este sentido la práctica de la grabación de campo abre incontables posibilidades, no solo porque sus aplicaciones son muchas, sino porque los sonidos del entorno son realmente diversos y la complejidad de timbres y formas sonoras que podemos conocer en el entorno es impresionante. Por ello la invitación sería a que nos abramos al mundo de los sonidos en su apertura, que los integremos al tiempo que nos integramos a estos; porque la grabación de campo abre los oídos.

Comenzando a grabar

Ahora bien, habiendo recibido la invitación, fácilmente surge la pregunta: ¿Cómo comenzar? ¿Qué equipo es mejor? ¿Cual grabadora o micrófono? Y aun que esto puede parecer relativamente fácil de responder, variará muchísimo según las necesidades de cada persona. Por ende la primera cuestión, más que buscar entre uno u otro aparato, se trata de preguntarse ¿Qué busco?, y de acuerdo a lo que más o menos se proyecte, comenzar a decidir.

Ejemplifico esto con un caso personal: cuando comencé en la grabación de campo, adquirí varios micrófonos, una grabadora grabadora de buen tamaño y toda una serie de artilugios necesarios para este kit, como baterías USB, cables de diversos tipos, maletas, protectores de viento, entre otros. Con el paso de los años, la propia exploración de los territorios acústicos, el conocimiento que se va adquiriendo de la librería personal y los usos que se le da a los sonidos, me dieron una lección: no necesitaba casi nada de lo que creía necesitar, y hoy en día simplemente cargo conmigo una Sony PCM-D50 con unos cuantos micrófonos pequeños (hidrófono, de contacto y antena de campos electromagnéticos). Todo cabe en un pequeña bolsa, no se necesitan muchos artilugios ni cables... Así que bueno, es pertinente no asustarse por no poder adquirir muchas veces la más costosa grabadora o el micrófono más famoso, lo importante termina siendo la captura y la experiencia que vivamos oi busquemos con ello.

Por ello más que dar varias ideas kits posibles, y aunque ya hemos explorado antes recomendaciones equipo de grabación, presentamos ahora esta introducción, más actual y referenciada, con la idea de generar una guía más amplia que permita explorar opciones, de diferentes precios y especificaciones, organizadas en varios grupos y todas influenciadas por información recopilada de experiencias personales además de recomendaciones, comparaciones y entrevistas recopiladas en la red. 

La idea es proveer opciones que puedan combinarse, de tal manera que cada quien pueda armar su propio kit. Por ello las recomendaciones de equipo las dividimos en siete grupos: grabadoras de mano (sin previos), grabadoras todo-en-uno, grabadoras con previos, micrófonos tradicionales, micrófonos experimentales y accesorios. Y no sobra recordar nuestra reciente introducción a la grabación binaural.

Accesorios

Comenzamos con los accesorios dado que son excesivamente importantes; en muchos casos su carencia implicando un total desastre a la hora de grabar. Entre los accesorios recomendados están una buena maleta (tipo Pelican, Gator Bags o Portabrace), cinta, buenos cables, baterías y quizás lo más importante: la protección contra el viento, disponible en muchos tipos de estilos y para todo tipo de configuraciones.

La marca más reconocida en esto es Rycote, aunque existen alternativas. Conocidos como windjammers, estos protectores de viento son un elemento esencial, tan importante como la grabadora misma. Para grabadoras portátiles, se tienen varias opciones como los mini-windjammer. Para micros shotgun, se requiere ya un protector más dedicado, entre los cuales el más popular es sin duda el Blimp de Rode, cuyo precio está en $300. Otras opciones, un poco más costosas serían ya los kits de Rycote, que pasan por los $400.

Grabadoras de mano

Quizás es esta la opción más económica y práctica par quien apenas comienza o simplemente busca explorar de forma básica la grabación de campo. En este grupo se incluyen grabadoras que presentan por lo general dos micros con posibilidad de modo XY y ORTF para grabación estéreo, no necesitando ningún tipo de micrófono agregado y por lo general siendo opciones bastante compactas.

Sin pensarlo dos veces, la mejor opción es probablemente la Sony PCM-M10, una compacta grabadora que oscila entre los $250 y cuenta con una calidad inigualable, no solo por sus micrófonos sino por su construcción. Las grabadoras Sony están construidas para las peripecias de quien se aventura a grabar en el salvaje mundo. Son resistentes, sólidas y con calidad que, según varias opiniones, es más óptima y limpia que otras opciones como Zoom o Tascam.

Sin embargo, si buscamos algo más económico, una opción muy popular hoy en día es adquirir un micrófono para nuestro teléfono. Para iOS, por ejemplo, hay muy buenas opciones, como el Rode iXY que alcanza los $199, aunque limitado a un único modo estéreo y supeditado a las posibilidades del equipo. Sin embargo, esta opción es interesante dadas las apps y procesos que se permiten en un iPhone. Hay que tener en cuenta que por el mismo precio puede adquirirse una Zoom H4n, que en muchos casos será mejor dadas las opciones que presenta, las cuales evaluaremos más adelante. Otras opciones para iOS son la línea Zoom iQ o ya extramademente económica, el Tascam iM2.

Otras opciones a considerar, más económicas que la PCM-M10 y quizás con menor calidad, pero recomendadas por su relación precio-resultados: Roland R-05, Tascam DR-05, o Zoom H2n . Por varios años anduve con una Zoom H2, y si no fuera porque la perdí, aún la llevaría a todo lado. Tuve una Zoom H1 y no la recomiendo: es frágil, micros baratos y muy débil ante el viento.

Grabadoras todo-en-uno

En este grupo se incluyen grabadoras combo, es decir, que incluyen posibilidad de grabar, integran micrófonos y además ofrecen preamplificadores para integrar micros externos.

Las dos opciones más económicas en este sentido son la Tascam DR-40, la Marantz PMD661MkII o la mencionada Zoom H4n, todas entre $160 y $400. La ventaja de estas herramientas es que ofrecen una variedad de opciones muy completa para su precio, por lo que pueden ser la opción a seguir para aquellos interesados en una opción todo-en-uno en bajo presupuesto. Claro está, hay que tener en cuenta que no podemos esperar previos excesivamente limpios, con una respuesta de primera clase. Sin embargo, grabadoras como la Zoom H4n se ven por doquier, desde procesos musicales hasta rodajes de cine o TV, dependiendo del caso, claro está.

Otra opción en este grupo es la Roland R26, la cual soporta hasta 6 canales o la Zoom H6 que permite una flexibilidad de micrófonos y conexiones más que interesante. Y para quienes cuenten con más presupuesto, quizás podrían considerar la Sony PCM-D100, que aunque su precio pasa por los $800, representa de todos modos un aumento notable en la calidad del material grabado, expandido además con algún previo externo.

Grabadoras con previos

Ahora bien, para muchos dedicados a la grabación de campo, es esencial una grabadora dedicada, dado que utilizan micrófonos más especializados y con diferentes métodos de grabación. Por lo general estos modelos de grabadoras son utilizados en situaciones profesionales y ocasiones donde es necesario grabar en múltiples canales simultáneamente, con determinada calidad o con posibilidad de integrarse a procesos de rodaje audiovisual donde se necesita por ejemplo soporte Timecode o algún tipo de conexión con el sistema central de grabación de rodaje.

La opción más popular es sin duda una de las varias grabadoras de Sound Devices (702, 722, 744T o T88T), famosas por su solidez y calidad. El primer modelo graba en memoria compacta y los demás graban en disco duro. Ofrecen de 2 a 8 pistas según la referencia, pero su precio va entre $2.000 y casi $7.000. Quienes cuenten con el presupuesto, sería un modelo a seguir, avalado ya por muchos quienes utilizan esta marca.

¿Opciones más económicas? Las hay, por supuesto, y algunas de ellas muy populares: La Zoom F8 es sin duda la más completa en su relación precio-opciones, dado que permite grabación a 10 pistas y una completa variedad de funciones de última generación que por $999, no está para nada mal y de hecho ha recibido muy buenas críticas. Si se busca una opción con menos funciones o un precio más bajo, una opción similar a la F8 es la Tascam DR-680 que llega a casi $500 y ofrece también 10 pistas. Otra recomendación muy popular es la Roland R-44 que graba a 4 pistas en disco de estado sólido y cuyo precio no pasa de $800, o ya otras buenas máquinas como las hoy clásicas Fostex FR-2LE o Tascam HDP2, ambas con buenas opciones para sonido directo y flujos de trabajo de lo audiovisual.

Previos independientes

Algunas personas, dada la flexibilidad que permite en muchos casos, preferimos la opción de contar con los previos separados a la grabadora, de tal manera que sólo se utilicen cuando sea necesario, no ocupando espacio cuando no se requiera su uso, además de ofrecer en algunos casos mejor calidad que los micros mismos de la grabadora.

En este caso, por experiencia personal, recomiendo Sound Devices USBpre2, que es el modelo que utilizo, aunque su versión previa es también muy buena alternativa. Es un dispositivo construido con la calidad reconocida de Sound Devices, con excelentes previos y el agregado de poderse utilizar como interfaz USB. El previo se conecta por línea directa a una dispositivo (en caso personal una Sony PCM-D50) donde se graba, o si se cuenta con ordenador, también lo permite. Otras opciones recomendadas son los mezcladores Mix-Pre D o SD 302.

Micrófonos tradicionales

En este terreno ya se abren las opciones de muchas maneras, dado que los fabricantes y tipos de micrófonos son abundantes. Sin embargo, por lo general se buscan dos opciones: grabación directa (mono, con shotgun) o grabación panorámica (estéreo, en configuración XY, ORTF o MS). De acuerdo a esto se perfilan diversos tipos de micro, algunos con mejor respuesta que otros, con calidad variable según la marca.

Las opciones económicas más populares, suelen provenir de Rode o Audio Technica y las más costosas, aunque famosas por su calidad, suelen estar en marcas como Senneheiser, Shoeps, DPA o Neumann. Dada la variedad de precios y características, en este punto nos limitaremos a dar algunas opciones populares en los dos grupos mencionados:

Directa/shotgun – El estándar de la industria es quizás el Sennheiser MKH416, reconocido por su respuesta en frecuencia y su doble modo supercardioide/hipercardioide. Su precio oscila entre $1.000. Una opcióin más económica es el NTG-3 de Rode (alrededor de $700), llamado por muchos como "el Sennheiser MKH416 económico", aunque para algunos, no tienen nada que envidiarle. Otras opciones de shotgun, con características diferentes entre sí y diversos precios serían el Shoeps CMIT 5UNeumann KMR 81i o el Sanken CS-3e, cuyos precios alcanzan (y sobrepasan) ya los $2.000. Algunas opciones económicas podrían ser el NTG-2 de Rode o el Audio Technica AT897.

Opción estéreo – A la hora de grabar en estéreo se pueden adquirir dos micros que se ubien en la configuración deseada, en XY, ORTF y MS. Algunas opciones muy populares en XY son el Rode XY y el Audio Technica AT2022 o BP4025, $250 y $750 respectivamente. Para ORTF se puede comenzar con una configuración básica como un par de Rode NT5 o dos Oktava MK-012-01, oscilando entre $400 y $600 el par.

Micrófonos experimentales

Otras opciones de micrófonos altamente recomendadas, y en muchos casos más interesantes –en términos exploratorios–, que los micros tradicionales, son los diversos dispositivos de captura experimental, cuyas recomendaciones las haremos brevemente, según marcas conocidas. Algunos de ellos pueden incluso construirse fácilmente, con elementos de muy bajo costo, sin embargo, nos limitaremos a las opciones ya existentes, incluyendo micrófonos grabar dentro de líquidos (hidrófono), registrar vibraciones en sólidos (micrófonos de contacto), capturar emisiones electromagnéticas (antenas DIY o pickup coil) o registrar sonidos de muy baja amplitud.

JrF microphones – Marca personal de artista sonoro inglés Jez-Riley French, quien ofrece varios tipos de hidrófonos, micros de contacto y herramientas para captura de campos electromagnéticos. Sus precios son modestos y la calidad es muy buena. Utilizo uno de sus Hidrófonos de serie C, tanto para grabar en líquidos como para sólidos (los hidrófonos y micros de contacto se basan en el mismo principio).

Cold Gold Mics – Otra marca reconocida en este tipo de opciones, ofreciendo principalmente micros de contacto, incluyendo varios modelos, partes e incluso curiosas opciones como cintas, hidrófonos, cables, etc.

Audiotalaia Microphones – Derivado del sello español Audiotalaia comandado por Edu comelles, se encuentra este proyecto de creación de micrófonos de bajo costo, algunos de ellos disponibles para la venta, incluyendo un micrófono de contacto y un par de lavalier estéreo pensados especialmente para la grabación de campo.

Usi | LOM – Ofrecen una serie de dispositivos de extrema experimentación, algunos orientados a grabar sonidos de muy bajo nivel, otros para capturar campos electromagnéticos, entre otras aplicaciones interesantes.

Quien esté buscando hidrófonos de alta calidad, no dude en darle un vistazo al DPA 8011, reconocido por su respuesta en frecuencia-amplitud. Una alternativa económica a este sería el Aquarian Audio H1A, al cual puede también agregarse un accesorio que lo convierte en micrófono de contacto.

Dada la multiplicidad de usos que pueden darse a estos equipos, y la gran diferencia de precios que representa, nos abstendremos de dar veredictos radicales acerca de qué es mejor. Todas las herramientas mencionadas, son utilizadas por muchos artistas, diseñadores, músicos e investigadores. Los ejemplos y comparaciones abundan en Internet, así que solo queda esparar que esta breve introducción sirva como un buen punto de partida.

Enlaces

Gear for starting out field recording de Tim Prebble

Field recording buyers guide de Paul Virostek

Comparación de grabadoras de mano por René Coronado

Comparación de Tramson

Comparación en Avisoft

Miguel Isaza
EL AUTOR

Miguel se define como un oyente e investigador que relaciona la filosofía, el arte, el diseño y la tecnología del sonido. Vive en Medellín (Colombia) y es el fundador de varios proyectos relacionados con el diseño sonoro, como Infinite Grain, ÉTER, Designing Sound y Sonic Terrain.

¿Te gustó este artículo?
11
Comentarios
  • #1 por microchyps el 25/03/2016
    =D> ¡Gracias!
  • #2 por mampy el 25/03/2016
    Muy bueno. Muchas gracias por compartir.
  • #3 por Gustavo Eduardo SoMaR el 25/03/2016
    Un Completo informe gracias por compartir.
    Un pequeño aporte creado con una grabadora Tascam DR-05 todos sonidos de campo ;=)
    https://hearthis.at/cggm7lrf/un-paseo-por-el-ri-main/
    1
  • #4 por BlahBlah el 25/03/2016
    Excelente. Era un tema sobre el que tengo curiosidad pero requería conocer algunas nociones básicas.Y este artículo me las ha dado, pero con creces.
  • #5 por NoRobot Audio el 25/03/2016
    Genial la lista de micrófonos experimentales!!

    gracias!
  • #6 por FRNGuitars el 25/03/2016
    Buen artículo, enhorabuena. Llevo casi 15 años en esto del sonido y hasta ahora no me había metido demasiado en la grabación binaural por desprecio mío hacia ella por puro desconocimiento. He quedado gratamente sorprendido de los resultados conseguidos con muchos de estos micrófonos que, con un precio de risa, consiguen un resultado asombroso.

    Me reitero, bravo por el artículo.
  • #7 por decoupaud el 25/03/2016
    Gracias por esta buena guía.
    Mi Zoom H2 me sigue proporcionando sorprendentes resultados y, por lo general, muchas alegrías.
  • #8 por FRED el 26/03/2016
    Donde se puede comprar la Sony PCM-M10??
  • #9 por marcos_prosound10 el 26/03/2016
    Buen artículo Miguel! ;) quizás habría estado más completo comentando brevemente tus experiencias con micrófonos lavalier y sistemas UHF wireless ya que pienso que son una parte muy importante y donde hay una extensa gama de marcas y tipos de lavalier que nos ahorran muchos problemas a la hora de realizar una buena grabación de campo.
    Lo dicho, muy buen artículo!
    1
  • #10 por lorem-ipsum el 29/03/2016
    Gracias, un gran trabajo!
  • #11 por Magluss el 30/03/2016
    Muchas Gracias Misazan por la actualización tan detallada y buena que haces en este atículo. Yo utilizo H4n y micros,pero voy a incorporar algunos de los hidrófonos que sugieres en el artículo.
    y lo he recomendado en facebook, pues estos artículos son "joyitas" que merece compartir... de ti he leído muchas y escuchado unas cuantas en tus blogs...
    Así que un lujo por tus aportaciones.
    Un saludo Musical
  • #12 por Asnósis el 07/06/2016
    Hola, para un desinformado:
    ¿Antenas de campo electromagnético?