Sintetizadores

Síntesis (22): Wavetables, del PPG al Nave

Acceso al curso sobre síntesis en hispasonic al completo. Información sobre cursos presenciales por pablofcid en cicloquintas.es

La década de 1980 fue pródiga en alumbrar familias de productos comerciales que aprovecharon el impulso de la tecnología digital para concebir nuevas formas de realizar síntesis. Muchas de las estrategias aparecidas entonces, como FM, granular, o wavetable, entre otras, siguen presentes por sí mismas o combinadas con otras en productos actuales.

Hoy visitamos la síntesis por wavetables. Desde sus orígenes en los PPG hardware, a las nuevas versiones ‘plug-in’ de Waldorf  o incluso la increíblemente barata y capaz versión disponible para iPad como ‘Nave’.

PPG Wave

Wolfgang Palm y la batalla de los sintes en los 80

De sus trabajos durante la década de 1970, Wolfgang Palm acabó generando el concepto ‘wavetable’ y la empresa PPG. Las versiones iniciales de sus Wave están entre los primeros sintes digitales comerciales, y eran quizá un tanto ‘crudas’, exponiendo de forma evidente sus genes digitales.

El propio Wolfgang Palm escribió en 2008 sus memorias sobre la creación, desarrollo y desaparición de la compañía PPG, y pueden aún leerse desde su página web actual. Una historia contada en primera persona que os recomiendo, especialmente a los que tenéis un perfil más técnico/desarrollador. Sitúa magníficamente cómo fue la evolución del mercado de sintes en esos agitados años. Cómo llegaban los productos siendo aún prototipos al Musik Messe o incluso a la distribución y venta. Los problemas de la comercialización y la competencia. La presión de nuevas ideas y marcas que iban apareciendo elevando el listón con cada producto.

Es una descripción muy personal y sincera de cómo se vivieron esos años de tan intensa actividad por los fabricantes de sintes.

Centrándonos en el nacimiento del concepto Wavetable hay que situarse en el final de los 70. Una época pre-MIDI, en la que los microprocesadores empezaban a aparecer, eso sí, todavía de 8 bits y con muy pequeña capacidad de cómputo. Y una época en la que los desarrolladores de sintes analógicos como el propio W. Palm se enfrentaban a irrupción exitosa de la competencia japonesa (Roland, Korg, Yamaha…), y a la generalización de la polifonía por fabricantes americanos (Sequential, Oberheim…).

Para poder diferenciarse en ese entorno, W. Palm necesitaba salir de la rutina de los sintes analógicos que había ido creando hasta entonces de una forma prácticamente artesanal. Aprovechando sus primeras experiencias con secuenciadores implementados en digital y la llegada de los microprocesadores, concibió un sistema en el que la polifonía proviniese de una solución digital basada en microprocesador. Nació la primera versión de la serie PPG Wave allá por 1978: el PPG Wave Computer 360. Una máquina que pocos más allá de él mismo llegaron a conocer (afortunadamente, cabría decir) pero que inició la saga.

 

360 Wavecomputer

Pensamos desde la mentalidad sustractiva en un oscilador como algo que produce repetitivamente una misma forma de onda, para ser luego filtrada dando así variedad al desarrollo del sonido en cada nota mediante alguna envolvente, etc.

En los osciladores look-up table es un D/A alimentado con las sucesivas muestras de un ciclo de la señal deseada la forma en la que generamos esa oscilación repetitiva, ya sea rectangular, diente… Pero si podemos extraer de una memoria la ‘forma’ de la señal que ha de producir el oscilador… ¿porqué no hacer que en lugar de una forma fija haya un pequeño juego de formas, y que la variedad tímbrica se consiga visitando esa colección de formas almacenadas, pasando de unas a otras? Estamos ante una ‘wavetable’.

La intención de W. Palm era evitar la solución típica para la creación de un polifónico que implicaba reunir N sintes monofónicos (uno por cada voz) en un único chasis y que disparaba el coste al exigir N filtros, osciladores, etc.

El 360 Wavecomputer es la realización más descarnada de su idea (fotos: http://theppgs.com/360wavecomputer.html). Expande el concepto del oscilador look-up para intentar realizar directamente en digital no sólo la generación de la oscilación básica, sino también la variación tímbrica.  Si en esencia un filtro LPF ‘retira’ armónicos superiores, puede pensarse en conservar internamente en memoria un juego de formas que correspondan a una onda básica sin filtrar y con diferentes grados de filtrado (retirando cada vez más armónicos superiores). Eso permitiría crear algo parecido a un barrido de filtro recorriendo las distintas formas de onda presentes en la tabla.

 

El concepto ‘wavetable’

De la propia página de esa ‘biografía’ de PPG narrada por Wolfgang Palm tomo esta figura que aparecía en el manual del Wavecomputer, en la que veis ilustrada la idea de una wavetable (en este caso la que corresponde a un diente de sierra y varias versiones filtradas).

Por cierto: no sólo el dibujo del manual estaba hecho a mano, también las propias formas de onda fueron definidas de una forma bastante intervenida manualmente. No había entonces las facilidades de edición y análisis que son comunes hoy y W. Palm estuvo midiendo con regla las distribuciones espectrales que ofrecían algunos libros de acústica para varios instrumentos.

En el Wavecomputer cada wavetable contiene 64 ciclos diferentes (ordenados de 0 a 63), cada uno de ellos de 128 muestras de longitud. Típicamente, como en la figura, los ciclos de número bajo son versiones muy filtradas que evolucionan en los números altos a versiones más generosas en ancho de banda. Usando una envolvente, como esa rampa de ataque que aparece en la figura, se recorren a lo largo del tiempo las distintas formas y por tanto se obtiene una variación tímbrica semejante a la apertura del filtro. La envolvente ya no es una señal analógica: basta tener una rampa numérica(de 0 a 63) a la velocidad deseada para realizar el ataque desde filtro cerrado a máxima apertura, y así con las demás fases del clásico APDSR (un ADSR en el que el nivel del pico inicial tras el ataque es ajustable, no tiene porqué ser del 100%). Las variaciones cíclicas: más de lo mismo. Basta subir y bajar el número del índice que apunta al ciclo en uso dentro de la wavetable. Y todo resuelto en una solución digital de muy bajo cómputo.

Podéis ver muy bien ilustrado el resultado en este vídeo que ilustra perfectamente las características de la síntesis con wavetables

Suena bien en el papel, pero no tanto como se podía esperar al oído. Esa realización estrictamente digital y con las limitaciones tecnológicas de aquellos años no permitía en absoluto una recreación de los típicos sonidos analógicos. Pero quizá precisamente por salirse de lo esperado y convencional, sí capturó cierto interés.

Las grabaciones eran a 8 bits, el estiramiento de esos ciclos para cubrir todo el rango musical era excesivo, no había una especial defensa frente a un aliasing que llegaba a ser gravísimo, los saltos entre distintas formas de onda pueden ser demasiado notables (especialmente con barridos lentos) y dar una sensación escalonada en lugar de una sensación de barrido continuo... sólo algunos de sus muchos ‘déficits’. Está también la cuestión de que esa tabla es unidimensional: recorre la apertura/cierre del filtro, pero no representa esa otra dimensión (la resonancia) tan propia de los analógicos. Pero hacer virtud del defecto es algo muy propio de cualquier ámbito creativo, como lo es la música. Esos ruidos y distorsiones, ese carácter ‘a saltos’ de la variación del timbre, etc. encontraron su utilidad musical, claramente contrastantes con la síntesis sustractiva que era estándar entonces.

 

Los PPG Wave 2, 2.2 y 2.3

El Wavecomputer dejó claro que había que dar algún paso más. El Wave 2 (1981) mantenía los 8 bits pero añadía un filtro analógico (CEM 3320, de 24dB/oct) a cada una de sus 8 voces. Mantenía también un único oscilador de tipo wavetable por voz, pero ampliaba el número de wavetables. Había un hibridaje por tanto entre lo digital y lo analógico, con esos osciladores basados en wavetables sometidos luego a un conjunto VCF, VCA, ENV analógico, para así ofrecer también algo del carácter de los sintetizadores más tradicionales sustractivos y complementar las nuevas vitaminas digitales.

Poco después el Wave 2.2 (1982) incorpora dos osciladores tipo wavetable para cada voz, lo que supone un salto importante en calidad por el juego de esa dualidad dentro de la voz, con dos wavetables funcionando a la vez y todo el enriquecimiento que posibilita esa dualidad de fuentes. Los VCF CEM se cambian por otros SSM 2044. La interfaz de uso ofrece una zona para el control de la parte analógica basada en pots, y otra para la parte digital con pantalla LCD y botones. Además se introduce un secuenciador que registra tanto las notas como las modificaciones del sonido en tiempo real a través de los controles (antes incluso de la llegada del MIDI).

Dentro sigue existiendo un microprocesador de 8 bits de la familia Motorola 68xx (concretamente un 6809) como cerebro principal. Es un procesador muy básico frente a los de hoy, del tipo que podíamos encontrar en un Commodore 64. En 1984 se incorporó al 360 funcionalidad MIDI, lógicamente con las UART de la propia Motorola (6850) presente en muchísimos interfaces MIDI de entonces (de hecho la misma que usé para diseñar mi primer interfaz MIDI).

Este vídeo sobre la construcción de los PPG 2.x en la sede de PPG es un documento muy curioso, que incluso al final muestra a W. Palm en plena ‘demo’:

Si queréis cotillear el contenido de las wavetables, están disponibles para descarga en muchos sitios de Internet, o podéis verlas representadas en un espectrograma 3D en http://www.unofficial.waldorf-wave.de

En estos PPG existían una treintena de wavetables, cada una (como ya pasaba en el Wavecomputer) con 64 ciclos individuales, cada uno con 128 muestras de 8 bits. No es casual: entraban en 64Kbytes de ROM, un tamaño generoso en aquel momento pese a que hoy nos hace reír. Algunas wavetables se destinaban a recrear ondas clásicas filtradas tal como ya hemos mencionado, pero otras se adentraban en recrear la evolución del sonido de las notas de algunos instrumentos reales (la wavetable recorre el desarrollo temporal de la nota, no imita un filtrado), y finalmente las había también mucho más ‘esotéricas’, como por ejemplo wavetables que recorrían el sonido de las distintas vocales, u otras que combinaban un conjunto aleatoriamente escogido de ciclos con lo que ofrecían resultados disparatados y no oídos con anterioridad llenos de saltos tímbricos amplios.

También había tablas que recorrían 64 instantáneas de un barrido de PWM o de una señal sometida a ‘oscillator sync’, pero lógicamente el carácter escalonado de los cambios se deja notar.

Es el Wave 2.3 (1984-87) el que se hace más popular. Aporta mejora a 12 bits en las muestras, multitimbralidad, y otras cuantas funciones más para competir en un mercado ya muy cargado de novedades aquellos años. Basta recordar que incluía cosas como los DX, D50, Fairlight, Synclavier, Emulator, S900/S1000, Mirage,...

Para completar un PPG System más ambicioso existían complementos como módulos de ampliación de polifonía, y sobre todo el ‘Waveterm’ que permitía realizar sampling, editar las muestras, crear wavetables propias analizando sonidos grabados o definiéndolas espectralmente, etc. haciéndolo más cercano a alguno de sus competidores (incluyendo una pantalla de visualización a lo ‘Fairlight’ imprescindible para tanta edición profunda).

 

Wavetables en manos de Waldorf

La evolución del mercado acabó por matar la empresa PPG en 1987. Otros muchos productos, con precios más asequibles, junto con el agotamiento de la ‘novedad’ que en su día supuso la estrategia wavetable, desbancaron a PPG del puesto que tenía en la lista de los más sintes codiciados. Desecha la empresa PPG y adquirida su ‘inteligencia’ por Waldorf, las ideas de las ‘wavetables’ conocieron otra fase de desarrollo y productos, en la que aparecen cosas como MicroWave (1989) que lleva a formato rack las wavetables y posibilidades del PPG 2.3 pero combinadas ahora con filtros Waldorf.  En 1993 aparece el enorme Waldorf Wave que abandona el formato rack y recupera controles dedicados para muchas funciones.

Waldorf Wave

Más adelante surgen implementaciones programadas basadas en DSPs (circuitos específicos para procesado digital de señal) como el rack MicroWave II (1997) o las versiones con controles Wave XT en rack y XTk con teclado (1998-99).

Waldorf XTk

En estos equipos Waldorf, gracias al avance tecnológico, puede perfeccionar algunas de las ideas originales, obteniendo una mayor suavidad en el recorrido por las tablas, menor aliasing, etc. Aunque lo cierto es que en muchos casos los usuarios buscan precisamente el carácter peculiar que esos defectos aportaban a los PPG originales y que estas mejoras esconden.

 

Wavetables en software

La cantidad de cómputo necesario para reemplazar la parte analógica hizo a Waldorf preferir en los 90 la implementación en circuitos específicos para DSP, pero ya en los 2000 los ordenadores personales habían crecido hasta permitir la existencia de versiones en plug-in de los Wave. En el año 2000 aparece el Waldorf Wave 2.V, y para la version Wave 3.V de 2011 Waldorf invoca la colaboración del propio Wolfgang Palm para restablecer el sonido original de los PPG originales recuperando sus defectos de aliasing y otras lindezas. En el video a continuación escucháis varias generaciones de PPGs hard y soft:

No sólo la posibilidad de seleccionar entre el comportamiento ‘puro y vintage’ de los PPG o la realización más elaborada ‘a lo Waldorf’, la versión 3 tiene otra amplia serie de añadidos y mejoras que podéis encontrar descritas en la página de Waldorf.

Incluso podéis descargar una versión demo que es usable durante 100 horas dentro de un plazo de 100 días desde la instalación (http://www.waldorf-music.info/ppg-3-evaluation)

 

Síntesis Wavetable para tiempos de crisis: Nave

Aunque seguramente los compañeros hispasónicos más conocedores del mundo freeware nos podrán recomendar otras alternativas, este recorrido por la síntesis wavetable lo cerraré hoy con una referencia a una app de la propia Waldorf que traslada al iPad una buena y muy versátil representación de los Wave. Con el nombre Nave (www.waldorf-music.info/nave-overview) ofrece dos osciladores wavetables por voz que disponen de las wavetables clásicas y otras nuevas, más oscilador ‘tradicional’ para diente, rectangular PWM, triangular y ruido, filtros Waldorf, … pero lo que me decidió a comprarlo es que puede usarse incluso para escribir una palabra o frase y construir automáticamente una wavetable que la lea, o incluso para analizar un sonido real (grabado) y generar una wavetable que lo recree y permita su manipulación. Un buen resumen por tanto de las posibilidades de los sintes wavetables y asequible para quienes cuentan con un iPad (https://itunes.apple.com/es/app/nave/id596036905?mt=8) y que quizá os muestre de forma más detallada en otra ocasión.

Etiquetas: Curso de síntesis
Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
20
Comentarios
  • 1
  • 2
  • #1 por Mister Carrington el 26/06/2014
    Ánimo con la serie. Estaba acabando de releer tu capítulo anterior... Como siempre instructivo y clarito.

    Gracias por el trabajazo y por ilustrarnos.
  • #2 por pablofcid el 26/06/2014
    Gracias a tí.Lo de la Linn LM-1, si este tipo de artículos gusta, lo dejo en la lista para un posible futuro cercano.

    Y un sonoro aplauso para Soyuz, que con mucho acierto ha cambiado algunas de las fotos más sosas que había puesto yo por otras mucho más lustrosas. Así da gusto.
  • MOD
    #3 por Soyuz el 26/06/2014
    #2 Ya ves tú, mi gran aportación :D De nada absolutamente.
  • #4 por Mister Carrington el 26/06/2014
    Respecto de NAVE para iPad es muy interesante tímbricamente hablando. De hecho, la propia textura te obliga a componer de una manera determinada. Como bien dices: "tabla de ondas para tiempos de crisis".

    Gracias por el trabajazo y por ilustrarnos.
  • #5 por ivoR el 26/06/2014
    Muy instructivo, tb me gusta el nave para ipad. En general, me gustan todos los sistemas de síntesis, pero especialmente los que no se basan en un método sustractivo únicamente. Esperando la FM!
  • #6 por Mister Carrington el 26/06/2014
    (Por favor, señor moderador, borre mi primera intervención porque se duplica parte del contenido). Gracias.
  • #7 por pablofcid el 26/06/2014
    Por cierto. Que no os llame a engaño: si buscais en Internet en plan 'wavetable freeware', la mayor parte de las cosas que aparecen son sencillamente romplers, sintes reproductores de muestras que no tienen nada que ver con esto.
    El término wavetable que muchos preferimos reservar para la estrategia originalmente presentada en los PPG, también ha sido aplicado en algunos casos a las tarjetas de sonido, o incluso sintes hard y soft que hacían uso de grabaciones muestreadas. Especialmente en el mundo de ordenadores personales se hablaba mucho de las tarjetas con 'wavetables' en vez de basadas en sonido FM que había sido lo tradicional antes de que Creative adquiriera a Emu.
    1
  • #8 por pablofcid el 26/06/2014
    #5
    Con la FM me une un cariño muy especial. Yo también tengo muchas ganas de contarla. Llevo meses dándole vueltas a cómo atacarlo mejor para que se entienda bien por todos. Pero creo que porfin queda poco para que me meta con ella. Uno de mis 'amores' en síntesis, sin duda, y un complemento magnífico para suplementar cualquier otro sinte.
  • #9 por tonovox el 26/06/2014
    Me ha extrañado que no se haya incluido a Ensoniq.
    Genial artículo.
    1
  • #10 por Replicante el 26/06/2014
    Buen artículo, Pablo. Lo bueno de las síntesis por tabla de ondas es la buena combinación que hace entre el mundo digital y lo analógico. Palm se dio cuenta de que un filtro digital no podría darle "musicalidad" a sus sintes de una forma convincente. Adoptó las primeras ideas con el PPG 1020. Un sintetizador monofónico con DCO´s y filtro analógico en 1976. Luego empezaría a trabajar con esos procesadores de 8 Bits más a fondo hasta llegar al Wave 2.3...

    Nunca he visto ni tocado un PPG. Me tengo que conformar con Waldorf. Y la verdad es que si se quiere un sinte con carácter y sonido diferente, Waldorf tiene mucho que ofrecer en ese aspecto.
    1
  • #11 por pablofcid el 26/06/2014
    #9
    Gracias por mencionarlo, tonovox. Tienes razón.
    En su día tuve un Ensoniq Mirage (el sampler), pero no probé los sintes: ESQ-1, SQ-80, VFX, SD-1, Fizmo...

    Por lo que tengo entendido, al menos los primeros eran en la línea ya comentada de los DW (look up table con contenido derivado de algunos sonidos de instrumentos acústicos) pero no había capacidad de esta cuestión del movimiento entre diferentes ciclos de la tabla al estilo PPG. Creo recordar que en los últimos (del VFX en adelante) sí había lo que llamaban transwave, que es precísamente algo del tipo wavetable: una colección de ciclos individuales que se usan en el oscilador y entre los que puede irse variando en caliente con algún elemento de control.

    Pero si tú mismo o alguien que tenga un mejor conocimiento de los Ensoniq quiere comentar algo al respecto o corregirme en esa mención hecha de memoria, bienvenido.
    2
  • #12 por tonovox el 26/06/2014
    Recientemente cayó en mis manos un VFX, pero la falta de tiempo y de espacio no han permitido que me meta a fondo con él aún. ](*,)
    Si quieres probarlo, te lo presto el tiempo que precises.
  • #13 por JLC el 26/06/2014
    muy bueno y muy interesante.

    todos estos artículos son para hacer ya un
    libro.
    1
  • #14 por morelius21 el 26/06/2014
    Muchas gracias por esta información, espero que nunca se acabe.

    Gracias
  • #15 por Soundprogramer el 26/06/2014
    Las Transwaves de los sintes ensoniq no tienen el mismo grado de manipulación y control que los PPG o Waldorf. Digamos que son una versión abreviada que se valen de fuentes de modulación para dotarlas de moviento o complejidad, aunque a su favor los ensonq del tipo VFX, TS o Fizmo incluyen estructuras multi oscilador con transwaves independientes, que si no recuerdo mal te permitían 4 o 6 osciladores por patch y un mayor número de formas de ondas por wavetable (128).

    Esto en los Waldorf y PPG no era posible porque si bien podías tener ondas diferentes en los osciladores y ajutes de modulación individuales para barrer esas ondas no era posible tener más de un Wavetable seleccionado por programa en los dos osciladores posibles.

    En los posteriores Waldorf Microwave XT esta limitación seguía activa pero hay que recordar este sinte cocreto no está limitado a contenidos ROM preajustados de tablas sino que te permite crear hasta 32 tablas complétamente nuevas de usuario. Luego venía con otras 32 tablas reservadas en ROM, aunque estas nunca fueron desarrolladas.
    Por tanto te permite añadir un total de 1952 ondas de usuario, dibujadas a mano o importadas usando software dedicado para este menester.


    También recuerdo que uno de los sintes más interesantes de ensoniq para las transwaves (aparte del Fizmo) fueron las series TS. Es posible incluso fabricar e importar transwaves a sus memorias usando software específico para tal menester. También es posible crear "Hyperwaves" que viene a ser algo asi como wavesequences tipo Wavestation.

    Aquí podeis leer un poco sobre los TS y sus posibilidades con las transwaves: http://electronica.hr/reviews/ensoniq-ts-10
    2
  • #16 por BlahBlah el 26/06/2014
    "Es el Wave 2.3 (1984-87) el que se hace más popular. Aporta mejora a 12 bits en las muestras, multitimbralidad, y otras cuantas funciones más para competir en un mercado ya muy cargado de novedades aquellos años. Basta recordar que incluía cosas como los DX, D50, M1, Fairlight, Synclavier, Emulator, S900/S1000, Mirage,..."

    Norlll.... el M1 no existía aún por entonces. Tardó 1 o 2 años más en salir (si la memoria no me folla es de 1989).
    1
  • #17 por autoy el 26/06/2014
    Después de todos estos años todavía no entiendo muy bien la diferencia entre la síntesis vectorial de un Wavestation o Prophet VS y la Wavetable de Waldorf/PPG. Yo encuentro bastantes similitudes aunque se suelen considerar diferentes.
  • #18 por Astropop el 26/06/2014
    #17

    Basicamente el Wavestation opera mediante mezcla de osciladores (vectorial) y secuencia de samples (wavesecuences) pudiendo fundir los pasos de esa secuencia, basado principalmente en mezcla, control de niveles, vamos, que en esencia es muy simple. Vemos que los sintes Wavetable son diferentes.

    Muy buen articulo Pablo :D . Como ejemplos de sonidos que puede entregar un PPG siempre pongo los ejemplos de trabajos de Tangerine Dream como Exit o
    Hyperborea, de hecho parece ser que Edgar Froese y Chris Franke fueron socios de Mr Palm.

    Espero ansioso el articulo dedicado a la FM.

    Saludos.
    1
  • #19 por MartinSpangle el 26/06/2014
    Soy uno de tantos felices poseedores de un Waldorf Blofeld. Una reencarnación a la vez cruda, cutre, pero sólida y super potente de la síntesis tipo Wavetable. Este episodio de tu serie de artículos sobre síntesis me ha tocado de cerca por este motivo.

    No hay mucho que agregar a tus explicaciones, muy claras por cierto. Este tipo de síntesis suena agresivamente digital, es uno de los dos únicos tipos de síntesis digital (el otro sería FM) que suena muy digital y eso puede ser algo bueno.

    Sigue adelante! Seguro que tu artículo sobre síntesis FM será mi preferido en la materia. Es una síntesis especialmente difícil de entender, pero tu lo bordarás, estoy seguro.

    Salu2.
  • #20 por autoy el 26/06/2014
    #17 Eso es, me refería a la parte de wavesequences más que a la mezcla vectorial, gracias por el apunte.
  • #21 por pablofcid el 26/06/2014
    #16
    Tienes toda la razón. Buen ojo y buena memoria.
    El M1 salió por el 88 (ahí se fué todo el dinero de mi primer trabajo de verano siendo aún estudiante).
    Cada vez que uno escribe DX y D50 casi se van los dedos solos a esribir también M1, pese a que como sinte personalmente y tras haber tenido los tres, es el que menos me motiva de lejos. Pero con él y otros cuantos trastos alrededor hice un buen porrón de temas.

    Saludos y gracias por apuntar el error histórico, para ese futuro libro lo corrijo.
    1
  • #22 por pablofcid el 26/06/2014
    Alguien escribió:
    parece ser que Edgar Froese y Chris Franke fueron socios de Mr Palm.


    Es un bulo muy oído, pero el propio W. Palm en su historia dice que no fué así. Sí eran clientes de Palm. Antes de pegar el bombazo de éxito lo de T. Dream visitaron a Palm porque alguien les comentó que tenía un secuenciador basado en digital para controlar analógicos que estaba muy bien.
    Así que se conocieron y empezaron a comprarle cosas y a reunirse, etc.

    De verdad la bio es buenísima. Hasta cuenta que se fué con Robert Palmer al Caribe porque le invitó a ir con toda su familia. Por su historia desfilan un montón de equipos y un montón de nombres de los que llenaron los 80.

    Me entran ganas de proponerle que se la traduzco a castellano si nos deja ponerla aquí en hispa, porque es buenísima. Si sabéis inglés a por ella.
    Tenéis el enlace en el artículo.
    1
  • #23 por RaulMX el 27/06/2014
    Otra entrega de una de las mejores series de tutoriales de :hispasonic: gracias por compartir tu conocimiento pablofcid, siempre es un verdadero placer leerte y ahora con videos es mucho mas entretenido, aun que se lleva mas tiempo terminar de ver el tutorial, ahora hay que hacerlo en varias sesiones. :ook:
  • avatar
    #24 por --375040-- el 27/06/2014
    Excelente articulo Pablo... Tengo un PPG Wave 2.2 y he tenido prestado el Waldorf XT, ambos son aparatos con mucho potencial y personalidad propia, con el XT suples bastante bien la carencia de un PPG 2.2. Pero el sonido "guarro" del PPG Wave 2.2 y sus estupendos filtros SSM 2044 lo hacen insustituible para mi... Por eso no tengo aun un XT, seria tener una redundancia de aparatos muy similares (aunque salga perdiendo yo en prestaciones con el PPG).
  • #25 por Astropop el 27/06/2014
    #22

    Ok, desmentido queda entonces :D

    Supongo que Palm y Robert Palmer dejarian luego a la familia en casa, me los imagino en una playa rodeados de cachondas :oops:

    Estaria bien el tema de la traduccion, algunos nos apañamos bien con los manuales pero una biografia ya es otra historia.

    Saludos.
  • 1
  • 2