yoshi
Antonio Escobar
Madrid, España
Biografía: Copiado de mi web:

Antonio Escobar es un músico español que compagina su labor como productor musical, diseñador de sonido y compositor para publicidad, cine, TV y artistas.

Su bobina publicitaria contiene muchas grandes marcas, incluyendo Coca-Cola, Pepsi, Renault, Peugeot, Ford, Mercedes Benz, Mini, PlayStation, Movistar, Amena, entre otras.

En 2004 estableció su propia compañía, Antipop, para maximizar su productividad dentro de las industrias del cine y la publicidad y producir discos para nuevos artistas.

La creatividad de Antonio ha sido reconocida mundialmente con premios como los Premios Goya, Medina del Campo, El Sol, APPE y los New York Festival, entre otros.

Algunas de sus características más destacables son la habilidad para abarcar cualquier estilo, una aproximación imaginativa a la producción, su atención por el detalle y su capacidad para permanecer conectado con las últimas tendencias musicales.
Artistas favoritos: Todos los buenos, y alguno mediocre.
Discografía: Puff, mucha.

Opiniones de productos
6

Mackie HR 824mk2 el 18/01/2013
5

Lo mejor: Calidad precio inmejorable. Buena respuesta.

Lo peor: El nuevo acabado es delicado.

Cuando tuve que elegir qué monitores profesionales de estudio, probé todo lo que había en su rango de precio y me parecieron los más equilibrados.

Además, el uso del radiador pasivo para los graves, mejora su respuesta en cualquier colocación.

10 años más tarde, y con la nueva versión, aún siguen siendo una gran opción y más aún con su nuevo precio, la mitad de lo que pagué por ellos.
Steinberg Nuendo 5 el 28/05/2012
5

Lo mejor: Estable y completo. Tiene el mejor flujo de trabajo disponible.

Lo peor: La política de actualizaciones de Steinberg lo mantiene un paso por detrás de Cubase, a pesar de costar 3 veces más.

Hablar de Nuendo es inabarcable, pero por situarnos, es un programa que combina Pro Tools y Logic de forma magistral y los mejora. Tanto es así, que Pro Tools ha empezado a copiar características que ya estaban presentes en su versión 2 y Logic, a su lado, parece un vestigio de otro siglo.

El flujo de trabajo es sencillamente es inmejorable: todo está organizado y a mano.

Las características para trabajar con imagen son espectaculares y los efectos e instrumentos virtuales incluidos, sin ser tan extensos como los de Logic, cubren todos los ángulos habituales con buena calidad.

Durante los primeros años de vida, Nuendo pecó de inestable con razón, aunque era un mal que ensombrecía casi todos los desarrollos de Steinberg. A raíz de Nuendo 3, y muy especialmente con Cubase 5/Nuendo 4, la estabilidad de todos los productos de Steinberg es a prueba de bombas, a pesar de la complejidad de un programa así.

El motor de audio es 100% nativo y actualmente el programa corre tanto en 32 como en 64 bits.

Quizás el precio sea un poco alto, pero sus características extras lo justifican.
M-Audio Delta 44 el 28/05/2012
4

Lo mejor: Drivers. Sonido muy aceptable.

Lo peor: Los conversores podrían ser mejores.

Para mí la Delta-44 fue una tarjeta de transición entre la Pulsar y un sistema plenamente nativo basado en ESI Pro. El funcionamiento fue muy estable desde el primer día por lo que nunca tuve ninguna queja.

La latencia no era demasiado baja y yo tenía otras necesidades, así que al poco tiempo la cambié, pero nunca me arrepentí de comprarla.

Comparado con los estándares actuales, los conversores son mejorables.
3

Lo mejor: Sampler + tarjeta con 8 entradas a precio "popular"

Lo peor: Software inacabado. Falta de soporte.

Cuando llegó fue una revolución por méritos propios: entradas y salidas de sobra para la mayoría de los casos, un sampler bastante potente y a un precio "popular" para la época.

El software era bastante deficiente. Yo en esa época tuve mucho trato con Guillemot y las quejas les llegaban de todos lados. Basada en un chip DSP para karaokes del fabricante Dream, los drivers eran muy justos y el SDK que tenían era insuficiente. De todas formas, la tarjeta funcionaba razonablemente bien y yo la disfruté muchos años hasta que me pasé a Creamware. Durante una época la usaba en paralelo a una SoundBlaster Live, que hacía de sampler, conectadas por digital. Todo ello en Windows 98 y forzando los drivers a tope.

Los conversores eran suficientemente buenos para casi todo: ruidosos, no demasiado lineales, pero mejor que la media (a años luz que los de la competencia).

Años más tarde salió una versión del editor de samples más bonita, pero con opciones recortadas que tampoco contentó a nadie. El dueño de Guillemot, aparte de criar ganado y tener una empresa de hardware informático, era amante de la música, y quería sacar una tarjeta incluso mejor que la Isis, pero los productos chinos apretaban, Creative había comprado a EMU y Ensoniq, y su producto estaba entre dos aguas: cara para ser amateur, insuficiente para ser profesional. Con este panorama, Guillemot, compró a Hercules y cerró su división de productos domésticos, mandando al garete a toda su gama de tarjetas de sonido y joysticks. Poco después, desapareció bajo el peso de uno de sus retoños, Gameloft, y con ello las esperanzas de nuevos drivers.
3

Lo mejor: Lo que prometía

Lo peor: Que no lo cumplía

No voy a repetir todo lo que se ha dicho. Era un gran sistema, un gran concepto, pero lo cierto es que era complejo de echar a andar y que a veces no funcionaba bien. Requería de integración por parte del software y algunos programas no lo hacían bien o no en su totalidad.

En el primer estudio donde trabajé monté el sistema e iba tan mal que al final lo cambiamos por una Pulsar + 03D, pero me hubiera encantado que funcionara.
Yamaha HS50M el 04/05/2012
4

Lo mejor: Pueden sonar "prácticamente" como los extintos NS10m.

Lo peor: Los HS50 y los NS10m, aparte de ser un estándar, no tienen mucho valor para mezclar casi nada moderno hoy en día, por lo que no sirven como referencia principal.

La gama HS de Yamaha vienen a sustituir los archifamosos NS10m, desaparecidos con la falta de la materia prima del cono y añadiendo opciones de EQ y amplificador interno. Los HS50 son la versión con cono de graves de 5".

A priori, el sonido es similar a los NS10m: medioso, definido, duro, ligero y cortísimo en graves. Los ajustes traseros no ayudan demasiado a equilibrarlo: los cortes de EQ sólo sirven para acomodarlos en distintas circunstancias, pero nada muy emocionante. Analizándolos y comparando las gráficas de respuesta en frecuencia se ve que son casi un calco de los altavoces que referencia, salvo por una caída abrupta de los graves y los medios más moderados. Es curioso que el manual no documente que la posición de la EQ en MED +2 es la apropiada si se quiere imitar el sonido NS10m al 100%.

La calidad de construcción es como casi todo lo moderno: "made in China". El precio no engaña a nadie y no tiene la calidad de los originales (como ningún altavoz moderno de ese rango de precios)

Cuando empecé a producir música en serio en la tierra de mi ciudad me recomendaron los Yamaha NS10m como "altavoces planos". Obviamente, no tenían ni idea de lo que hacían. Los NS10m han sido un estándar en todos los estudios del mundo pero, desde luego, no son de respuesta en frecuencia plana.

Los HS50 demuestran lo obvio: no sirven como primera referencia. Su falta de graves los hace inútiles en casi nada moderno (electrónica, Hip-Hop o Rock y Pop moderno) y son MUY fatigosos. Yo los tengo y los uso como se usaban los NS10m, para chequear mezclas y los tengo como segunda referencia (tengo 4 diferentes).