Todas las categorías
  • Todas las categorías
  • Equipo de estudio y grabación

Apogee PSX-100

Por Rod el 21/02/2020 en Tarragona
Expiración: 06/09/2020 | Visto 1237 veces
499 €
Apogee PSX-100
  • Apogee PSX-100
  • Apogee PSX-100
  • Apogee PSX-100
Por alguna razón, hoy en día se pueden encontrar convertidores AD-DA viejecitos por cuatro duros. Son cacharros que hace 15 años costaban 3000 o 4000 euros y hoy los puedes comprar de segunda mano por cifras ridículas.

Por alguna razón los micros antiguos, igual que los compresores antiguos o los previos antiguos, cuestan actualmente un dineral. No es raro, por ejemplo, que te pidan por un U87 vintage de hace 30 años el mismo precio que cuesta nuevo el nuevo U87AI, con su garantía y a estrenar.

No siempre fue así. Cuando llegó el digital todo el mundo vendió sus equipos de siempre para sustituirlos por los nuevos y modernos. Cacharros que ahora cuestan una fortuna se vendían, durante unos años, a precio de chatarra.

Pero por cuestiones que se me escapan, la mayoría de gente considera que la electrónica de ciertos aparatos aguanta mejor el paso del tiempo y la de otros menos.

En el caso de los convertidores sucede que las empresas siguen sacando nuevos productos y los antiguos quedan como relegados, como superados en calidad.

Sin embargo solo hay que mirar las especificaciones de los convertidores de hace 15 o 20 años y compararlas con las de los actuales para darse cuenta que los de ahora no son mejores que los de antes. Los equipos buenos son equipos buenos, da igual que sean viejos o nuevos. Un viejo Prism o Lavry sigue siendo una máquina de primer nivel, sin importar los años que lleve en el mercado. Lo mismo pasa con otras marcas, como es el caso de Apogee.

Uno puede pensar que en 20 años seguramente la tecnología se habrá desarrollado lo suficiente como para que los nuevos productos superen claramente a los anteriores. Es de lógica. Lógica que, por cierto, no aplicamos a los micros, los previos, compresores, Eqs o reverbs.

Si nos paramos a pensarlo, ¿porqué un convertidor nuevo podría ser mejor que uno antiguo?

Un convertidor no deja de ser un equipo analógico, con su fuente de alimentación, sus operacionales, su circuitería, etc. Quizá los chips actuales sean mejores, seguramente, pero los chips en sí mismos no influyen de forma determinante. Si fuera así podría llegar Behringer y poner los mejores chips en su ADA8000 y podrían vender por 200 euros un convertidor tan bueno como los mejores Burl, Universal audio, Crane Song, Apogee o Lynx, que cuestan una fortuna. Y al fin y al cabo, un chip cuesta un par de euros, así que…

Pero resulta que cuando un cacharro cuesta 3000 euros no es porque calce mejores chips, sino por el resto de componentes y diseño. Y sí, puede que Apogee haya mejorado sus diseños y estos sean mejores que los antiguos. Pero si en los previos o los micros damos por hecho que hace años se tocó techo… ¿porqué los convertidores de ahora deberían ser mejores o sonar mejor que los de antes?

Así que entiendo que un buen diseño con buenos componentes de hace 15 años sigue siendo un buen diseño con buenos componentes hoy en día. El cacharro tiene una edad, sí, pero si un Neumann U47 puede durar 50 años y lo vemos como lo más normal, o un Neve vintage de hace 30 años creemos que suena mejor que los previos modernos… No parece tanto problema. Recordad que hace 15 o 20 años los cacharros se construían para los estudios profesionales, no era electrónica de consumo, eran pequeñas empresas que fabricaban bien y con buenos componentes para que duraran toda la vida.

Total, que así dando un rápido vistazo a las especificaciones del viejo PSX-100 de 1999, vemos que tiene 119dB de rango dinámico, un nivel máximo de entrada de+27dbu y un Thd+n de -112 db. El modelo siguiente de APogee, el Rosetta 200 y 800 tienen 114 dB de rango dinámico, +24 de nivel de entrada y -105 de Thd+n. El modelo actual, el Symphony, tiene 120 dB de rango dinámico, +28 de nivel de entrada y -113 de Thd+n.

¿estoy diciendo que son igual de buenos el viejo Psx-100 que el nuevo Symphony? Pues no. El nuevo seguramente debe ser mejor. Digo seguramente porque no lo he probado, pero es lógico pensar que sí. También podemos ver que la diferencia es poca, y que al margen de comparativas, el PSX sigue siendo un pepinaco 17 años después. Sus especificaciones siguen superando o están parejas con los actuales Lynx Aurora, Mytek y compañía.

Lógicamente hay más aspectos a considerar. Los viejos convertidores en muchos casos no pasan de 96k, son más grandotes y pesados en algunos casos, y pijadas varias que tendrá cada modelo. Aun así, y dejando de lado comparaciones, que al final son lo de menos, a lo que voy es que los convertidores viejecitos, algunos al menos, siguen siendo cacharrazos a día de hoy y se están vendiendo por miserias. Otros ejemplos son los Rosetta de Apogee, o los HD192 de Motu, equipos muy buenos que se pueden encontrar por precios irrisorios.

No sé si en el futuro se revalorizarán o no, pero creo que es buen momento para hacerse con un pepino de cacharro a precio de Behringer practicamente.


Además, como comentaba antes, un convertidor no deja de ser un equipo analógico con su circuitería, fuente, etc, que en todos los casos va a aportar su propio color al sonido. No hay cacharros hardware completamente transparentes, siempre dejan su huella, unos más que otros.

Durante años he usado convertidores RME, y siempre he tenido la sensación de que sonaban ásperos, chillones, brillantes. Ya tuve un Apogee Rosetta 200 y la sensación que me dió fue la de sonido dulce. Lo mismo me pasa con el PSX-100, y la sensación aun se acentúa más que en el caso del Rosetta. Suena definido pero cálido, y mira que odio esa palabra, pero es lo que escucho, agudos nada estridentes, suaves y agradables.

Obviamente podría vivir con los RME, y esa es la razón de que en su día, en el decimotercero o decimocuarto ataque de remordimientos decidí vender el Rosetta. Siempre me quedó el AY. Sonaba mejor, más agradable. No del cielo a la tierra ni del blanco al negro, pero se notaba claramente. Será por eso que se me cruzó el PSX y fui a por él.

Además, como comentaba antes, un convertidor no deja de ser un equipo analógico con su circuitería, fuente, etc, que en todos los casos va a aportar su propio color al sonido. No hay cacharros hardware completamente transparentes, siempre dejan su huella, unos más que otros.

Durante años he usado convertidores RME, y siempre he tenido la sensación de que sonaban ásperos, chillones, brillantes. Ya tuve un Apogee Rosetta 200 y la sensación que me dió fue la de sonido dulce. Lo mismo me pasa con el PSX-100, y la sensación aun se acentúa más que en el caso del Rosetta. Suena definido pero cálido, y mira que odio esa palabra, pero es lo que escucho, agudos nada estridentes, suaves y agradables.

Obviamente podría vivir con los RME, y esa es la razón de que en su día, en el decimotercero o decimocuarto ataque de remordimientos decidí vender el Rosetta. Siempre me quedó el AY. Sonaba mejor, más agradable. No del cielo a la tierra ni del blanco al negro, pero se notaba claramente. Será por eso que se me cruzó el PSX y fui a por él.

Y hoy por hoy por circunstancias de la vida lo pongo en venta.
Comentarios

Regístrate o para poder comentar