Informática musical

Revoice Pro 4, manipulación de tono y tiempo desde Synchro Arts

Conocidos por VocAlign para postproducción audiovisual, la propuesta de Synchro Arts para corrección y alineamiento tono/tiempo de tomas vocales e instrumentos solistas no es menos importante. Llega a su cuarta versión.

VocAlign tiene la capacidad de alinear varias tomas de voz, automatizando en buena medida esta tarea que puede consumir mucho tiempo en caso de una gestión más manual. Acelera así la sustitución de diálogos, reemplazando el audio capturado en grabación de cine o TV en las duras y ruidosas condiciones de escenario o plató, con un audio mejor registrado con posterioridad con las excelencias de un estudio.

Revoice siempre ha buscado trasladar esos méritos al terreno de la producción musical y es con la versión 3 de hace tres años con la que llega a competir con firmeza en el terreno de la corrección de tiempo y tono que siempre pensamos dominado por Antares Auto-tune y Celemony Melodyne. La versión 3 de Revoice añadió la gestión de la información de tono a la anterior gestión centrada en el 'timing' que era propia de VocAlign. Hay también gestión del 'nivel' o sonoridad, completando el juego de transformaciones posibles. Es capaz de gestionar varias tomas audio frente a una toma 'principal', representándolas simultáneamente y permitiendo la edición del conjunto comparando lo que se está realizando sobre cada pista.

En aquellas ocasiones, para nada extrañas, en las que el aspecto tiempo y sincronía es esencial, Revoice Pro puede aportar un extra en los resultados sobre herramientas nacidas más bajo el enfoque de la corrección y el juego sobre el tono, como el propio Melodyne, o no digamos ya Auto-Tune.

Esencial a Revoice es el concepto 'APT' (Audio Performance Transfer) de Synchro Arts, que no es sino la capacidad de tomar las referencias de tiempo, tono y nivel de una grabación que actúa como referencia para trasladarlas a otra que no esté perfectamente ajustada con aquella. Ya sea para empastar un coro con un solista, para adecentar una grabación de tipo 'doubled track' como sucede en tantísimas ocasiones de rap o hip hop y estilos afines, sin ir más lejos, pero que es igualmente frecuente en casi cualquier estilo para hacer más densa una línea vocal.

Revoice Pro 4, función APT music
Revoice Pro 4, función APT music
synchroarts.com

A la inversa, cuenta también con una herramienta para generar dos líneas de voz a partir de una. Se evita así la necesidad de registrar una segunda toma, aportando la sensación final de un 'doubled track' creíble.

Revoice Pro 4, función doubler
Revoice Pro 4, función doubler
synchroarts.com

Por supuesto es también factible trabajar en una modificación creativa y muy intervencionista, centrada en reubicar tono y tiempo sin especial referencia a ninguna toma guía, usando la función 'warp'.

Revoice Pro 4, función warp
Revoice Pro 4, función warp
synchroarts.com

La versión 4 madura en este tipo de orientación musical con modos de APT que tratan mejor la información de significado musical. Correcciones a escala, tratamiento de vibratos, segmentación en notas... reciben mejoras que diferencias más al modo APT 'music' del más tradicional APT 'dialog'. Hay también mejoras amplias de presentación visual y ergonomía. El uso de tecnología ARA2 para la integración con DAWs también promete mejoras de rendimiento, de momento en Studio One y más adelante en Logic Pro X, Reaper y otros DAW que implementen ese tipo de interfaz avanzado.

En todo caso, y por el propio tipo de herramienta del que hablamos, profuso en intervención manual y 'offline', no se trata del típico plugin sino de una aplicación autónoma, con diferentes soluciones (unas más integradas que otras) para compartir los ficheros fuente y los resultados con los propios DAW.

Importante para usuarios de la versión 3 saber que los proyectos de la v3 no se abren con la v4 debido a las fuertes diferencias tecnológicas entre ambas.

El precio de lanzamiento para adquirir la nueva versión 4 es de 367,20€ (459 a partir de mitad de octubre) a los que hay que sumar impuestos. La posibilidad de una actualización desde la versión anterior debe consultarse en la web de Synchro Arts.

Más información | synchroarts.com

 

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
1
Comentarios

Regístrate o para poder comentar