4

Fractal Audio Systems Axe-Fx III

Reviews
  • Review de Axe-Fx III de Fractal Audio Systems

    El Axe-Fx III es el nuevo rack de emulación de Fractal Audio Systems, y supera por mucho la potencia de las unidades anteriores de la marca. En Guitarristas hemos tenido tiempo para profundizar con él y contaros sus puntos fuertes y sus desventajas.

    el 21/11/2018 [Guitarristas]
Opiniones de usuario (2)
  • Xaverius Textor
    5
    Opinión de Xaverius Textor el 11/09/2019

    Lo mejor: Toda la versatilidad del universo en tus manos.

    Lo peor: Su elevado precio.

    Pues tras muchos años siendo usuario del primer Axe-FX Standard decidí invertir este año en comprar el último modelo de Fractal y actualizar el equipo, sobre todo motivado por la infinidad de vídeos y comentarios positivos que había leído me motivaron bastante sobre la versatilidad que ofrece el Axe-FX III y también porque bandas como Metallica o Def Leppard estaban usándolo ya al 100% tanto en estudio como en directo.

    En cuanto a las posibilidades del aparato, son miles, el ToneMatch es increíble, la variedad de efectos y simulaciones de amplificadores, gabinetes, micrófonos, etc es espectacular y la facilidad de modelar el sonido a través del Axe-Edit es una maravilla, eso sí, si quieres sacar un sonidazo, tienes que currártelo bastante o comprar paquetes profesionales de terceros, yo personalmente soy mas de jugar con el aparato y tras invertirle bastantes horas he conseguido perfilar sonidos muy buenos.

    En cuanto a la calidad del sonido, digan lo que digan es increíble, he hecho múltiples comparativas con mis amplificadores valvulares y el sonido es calcado, los que digan que el sonido de las válvulas no se puede replicar, se equivocan (yo antes era de esos y de hecho usaba el Standard junto a una etapa valvular y mi gabinete 4x12 y tengo que decir que, a día de hoy, con el Axe-FX III directamente en línea o en digital obtengo un sonido mil veces mejor con menos complicaciones.

    Además hay que añadir la comodidad que ofrece el llegar a un bolo, enchufar el equipo a la mesa y sonar igual que en el estudio sin alteraciones de tu sonido y sobre todo sin ir cargado como una mula.

    Diría que lo peor es el precio, es carísimo, pero... vale cada céntimo invertido en el.
  • Micky Vega
    MOD
    5
    Opinión de Micky Vega el 30/10/2018

    Lo mejor: Las mejoras de manejo y pantalla respecto al Axe-Fx, potencia suficiente para tener 8 amplis y efectos precargados en un preset.

    Lo peor: El precio, como interface algunos echarán en falta previo de micro y phantom.

    Aunque es una unidad de efectos carísima, es una pieza de equipo que puede igualar e incluso superar en calidad de sonido a cualquier otro efecto digital de alta gama que haya en el momento en que escribo esto (2018), tanto emuladores como racks de efectos. Además es un disfrute si se es un amante de la guitarra eléctrica. Las horas de recreo y entretenimiento posible con una maquina como esta no se acaban nunca. El uso de la unidad y la experimentación con ella ya es un placer en sí mismo.

    Iba a hacerme con un Axe FX II, pero tras probar la pantalla, la interfaz y la potencia de este, decidí hacer el esfuerzo económico, ya que vi que era una inversión que podía resultar en un aparato excelente para trabajar más rápido durante los próximos años (que espero que sean muchísimos, para amortizarlo).

    Las emulaciones de ampli son de calidad más que demostrada, y los efectos son de primera calidad: conecté mi Eventide H9 para evaluar la calidad de los presets de pitch shifting, y los de Axe son más claros, y tienen mejor tracking. Los delays y modulaciones, fantásticos.

    En Home Studio es comodísimo, ya que es posible grabar via USB la señal seca al mismo tiempo que dos o tres señales más, lo cual me viene de perlas cuando necesito acumular muchas capas de guitarra en pistas diferentes. Y si cambio de opinión, hago reamp con el propio USB. Eso sí, no hace todo lo que hace una interface de audio multipropósito, ya que no tiene previo analógico de micro ni phantom, pero sí tiene entradas balanceadas combo jack/XLR.

    En directo, me permite resumir algunas de mis cadenas de efectos favoritas que, por desgracia son muy complejas, y muy propensas a fallos de cables, volúmenes, conexiones tierra. Con el Axe-Fx III me olvido de todo eso, y puedo hacer backups y cargarlo donde y cuando sea. He configurado los bloques de ampli de modo que sean como dos amplificadores de cuatro canales, seleccionando cada canal por separado, de mis previos favoritos (ENGL, Hiwatt, Mesa Boogie y otros, un bloque es más moderno, el otro lo he hecho algo más clásico).

    En definitiva, una máquina fascinante para los que amen la tecnología de guitarra. Sigue siendo un poco problemático hacer ajustes al vuelo de último momento entre canción y canción cuando se toca en directo, ya que sigue siendo un aparato complejo, pero el workflow ha mejorado mucho.