B.C.Rich Assassin PX3T

Opiniones de usuario (2)
  • elperz
    5
    Opinión de elperz el 08/01/2020

    Lo mejor: Todo... de verdad

    Lo peor: No está hecha para quienes se les atraganta el trémolo

    Cuando la guitarra llegó a mis manos pensé: muy bonita, lástima del inlay. He de ser así de sincero. Pero luego la enchufas, le das un buen meneo al floyd y el extraño inlay pasa a ser la anécdota. Porque de eso se debe de tratar; de un instrumento bien hecho. Y esta B.c rich lo está.
    Yo tengo las manos pequeñas -sólo las manos- , y debo decir que el mástil es crema fina para ellas. Está pensada para fraseos, de arriba a abajo sin tener que pagar un fisioterapeuta después de una hora de trote. El diapasón, de ébano. Negro. Tan negro que llegas a preguntarte si es madera real. Y luego el inlay, raro, pero que después de unos días, hasta le ves la gracia.
    El cuerpo es más estilizado que el de las ibanez o schecter. El nato resulta muy resonante y con un peso equilibrado. Me gusta mucho cómo se adapta al cuerpo sin el cabeceo al que algunas nos tienen acostumbrados. La pala, muy chula. Remata perfectamente la guitarra; y enfundada con clavijeros groover, creo. En todo caso, muy estables.
    Las pastillas Rockfield mafia suenan geniales. De verdad. Toco mucho metal y en ningún momento he notado que me falte empuje. No son chillons como las seymour duncan y su cubierta plateada le da un rollo diferente.
    Los potes son otra anécdota. Tienen forma de cargadores de tambor de revólver. De verdad. Y sube uno de ellos para convertir en singles las humbuckers. Cuestión de gustos. Supongo.

    Una guitarra que duró poco en el mercado, no sé por qué, pero que tiene músculo para años y años.
    Muy muy recomendable.
  • Sore03
    4
    Opinión de Sore03 el 27/12/2019

    Lo mejor: Versatilidad en el sonido.

    Lo peor: Está descatalogada

    La verdad es que hace años que tengo esta guitarra y estoy muy contento con ella. Lo que más me ha satisfecho es la gran variedad de sonidos que se le puede sacar, lo que da una gran versatilidad a la hora de tocar diferentes estilos. Las pastillas Rockfiel Mafia hacen su cometido pero especialmente me gusta el sonido cremoso de la pastilla del mastil.

    En la construcción, como viene siendo habitual en las guitarras B.C. Rich su mastil es Neck-Thru, lo que es cierto que proporciona, por lo menos a mi juicio, un gran sustain. El inlay del mastil personalmente no me emociona pero entiendo que eso es cuestión de gustos, eso sí, el acabado es perfecto.

    La guitarra tiene unos buenos acabados, aunque no obstante tuve que llevarla según vino al luthier para que ajustase el Floyd Rose.

    Quizás es aspecto más negativo que le veo es el sonido de la pastilla del puente que puede resultar un poco chillona, aunque he de decir que con el tiempo me he acostumbrado a ella y ahora la encuentro con cierta personalidad.

    Algunas características:

    -Madera del cuerpo: Nato (caoba oriental)
    -Madera de mastil: Arce
    -Pastillas: Rockfield mafia humbuckers X2 con push-pull
    -Puente: Floyd Rose Original.
    -Diapasón: Ébano.
    -Trastes: 24
    -Clavijas: Grover Roromatic
    -Controles: Volumen (push-pull), Tono y Selector de 3 posiciones
    -Dos anclajes en la parte baja de la guitarra.

    Los mejores aspectos de la guitarra son los siguientes:

    -Floyd Rose Original.
    -Push-Pull para convertir de humbuckers a single coils.
    -Potenciómetros con forma de tambor de revolver.

    Conclusiones:

    Es una guitarra de gama media que salió a la venta rondando los 800€. Es cierto que cuando se quisieron deshacer de ella al descatalogarla bajó hasta unos 500€. Yo personalmente estoy muy contento ella por la versatilidad que me aporta pudiendo tocar desde rock hasta metal pesado. Quizás lo más característico de esta B.C. Rich es lo alejado que está de los típicos diseños de sus hermanas, siendo una superstrato al uso y alejándose de los modelos puntiagudos a los que nos tiene acostubrados la marca.