122
3

Boss DS-1 Distortion

Opiniones de usuario (7)
  • Paco
    4
    Opinión de Paco el 20/04/2018

    Lo mejor: Económico, buenos sonido si se sabe utilizar

    Lo peor: Su mala fama. Como distorisión por sí sólo no da buen resultado.

    Este pedal no sirve para usarlo como distorsión tal cual, sobre un ampli limpio... hay que llevar el ampli a un punto "crunch" y entonces poner este pedal saturando ligeramente. Entonces se alcanzan distorsiones excelentes.

    Otra opción es usarlo con el tono cerrado del todo y el gain casi al máximo. Da un tono solista buenísimo, típico de Eric Johnson o Vai, un sonido muy de los 90, clásico. Yo lo empleo muy a menudo de esta forma.

    Creo que existe cierta confusión sobre como debe usarse. Si tienes un ampli de 20W de transistores y quieres usar ésto en lugar de la distorsión de tu ampli que sepas que no es para lo que se pensó este pedal. Ese sonido sería un poco regular, de ahí su mala fama, del mal uso que todos hemos hecho en nuestros comienzos, pero este pedal maravilla en cuanto se emplea como he indicado más arriba.
  • Raul Cabezali
    5
    Opinión de Raul Cabezali el 06/08/2017

    Lo mejor: Versatilidad

    Lo peor: Su (inmerecida) mala fama

    Lo mío ha sido una historia de amor-odio-amor con este pedal, hasta que finalmente estoy en la fase de "amor", que creo que va a ser definitiva.
    Lo compré por primera vez nuevo de tienda en Alemania en el año 87 u 88. Me costó 125 marcos, si no recuerdo mal, en una tienda de Göttingen.
    Me lo traje "de estrangis" por la frontera, porque entonces aún no estaba Schengen y había que pasar fronteras y esas cosas tan desagradables. De hecho nos sacaron a todos los payos del autobús en Bruselas cuando veníamos de vuelta y nos ficharon en la comisaría - vendrían buscando a algún narcotraficante o algo - y yo estaba acojonao de que me localizaran el pedalico en la maleta y me lo confiscaran (cosas de la edad). En alguna ficha policial belga deben tener mi foto de niñato imberbe.

    Por aquel entonces yo tenía una distorsión Coron y un ampli Solec de 20 watios de transistores. El Boss suponía una gran mejora con respecto al Coron, por lo que estaba encantado de la vida.
    Hete aquí que me compro un Fender "Eighty-five" - transis con botones rojos - y el pedal en combinación con el ampli era como una pelea de gatos: chillón, sin armónicos, sin graves, feo... un desastre. Le saqué algún sonido medio potable usándolo con el canal saturado, pero sin convencerme de ninguna forma.
    El caso es que me presenté en Musical Ortiz con el, lo entregué a cuenta y me saqué un Turbo Overdrive, también de Boss. Ese fue el final de mi historia con el DS-1.

    Pasan los años, pasan los amplis, pasan los grupos, llegan las canas y me meto en otro grupillo, ya con la madurez en todos los sentidos - también en el oído -. Mi compi de grupo tiene un DS-1 y se lo pido para recordar viejos tiempos. Con mis guitarras actuales y mi Fender The Twin compruebo que suena del carajo y medio, justo el sonido que tengo en la cabeza. Claro está que ya he aprendido a buscar el sonido, a huir del estereotipo "de todo al 10, especialmente la ganancia", y con este bagaje le puedo sacar el sonido que quiero. Me encapricho, y a la primera que veo uno a tiro en los foros me compro uno.
    Ahora mismo es parte inseparable de mi sonido, y de hecho lo tengo siempre encendido. Consigo el sonido limpio bajando el volumen de la guitarra y soleo simplemente subiendo la guitarra. El limpio así es muy "gordo" y potente, y para los solos salen armónicos por todos lados.
    Lo uso con el tono casi a cero y el gain a las 12:00 o la 13:00 - así le quito todo el chicharreo y con la ganancia justa.
  • Micky Vega
    MOD
    3
    Opinión de Micky Vega el 08/02/2017

    Lo mejor: Combinado con el ampli correcto, ofrece sonidos carismáticos por un precio razonable

    Lo peor: Cuando no se encuentra en combinación con el ampli idóneo (cosa que pasa a menudo) puede ser tremendamente difícil conseguir un buen sonido.

    El Boss DS-1 fue uno de mis primeros pedales de distorsión. Recuerdo que en casa no logré hacerlo sonar como en la tienda, lo cual fue una primera decepción. Claro que, estaba intentando hacerlo sonar bien en un amplificador de prácticas a transistores.

    Al usarlo en diferentes amplificadores en conciertos, salas de ensayo y similares, observé que los resultados podían oscilar desde excelente a inaceptable. Normalmente los amplificadores a transistores tenían más problemas para manejar correctamente el DS-1 que os que suelen encontrar con otros pedales, llegando a veces a lo inusable. Los amplis a válvulas normalmente solían tolerarlo mejor y, en ocasiones, sacar lo mejor del pedal.

    Por esta razón, terminé no usándolo, pero cuando el pedal se encuentra en combinación con el amplificador adecuado, puede dar unos tonos potentes y con encanto. También es muy útil para añadir saturación a un ampli ya distorsionado y obtener sonidos solistas. incluso lo he llegado a usar como booster en el bucle de efectos (extraño, lo reconozco), ofreciendo resultados sorprendentemente satisfactorios.

    En resumen un pedal que da resultados inciertos si variamos mucho de equipo, pero que merece la pena si estamos seguros de poderlo usar siempre en una configuración fija, en la que funcione bien de forma confirmada.
  • antonio
    5
    Opinión de antonio el 16/10/2014

    Lo mejor: el cuerpo que da al sonido,el sustain

    Lo peor: pues no se que decir...que por si mismo se queda 1 poco corto,tiene que ser para añadirlo a 1 ampli

    yo tengo la version mejorada,el ds1 ultra mod de robert keeley,que es el que sacaban vai y satriani.
    le da mas graves y mas cuerpo.1 gran pedal.lo uso en casa junto al roland micro cube y mezcla genial,lo puedes poner a cualquier ampli y te va a mejorar el sonido.he tenido 20 mil pedales de disto y este es el que mas me ha gustado.he tenido el dod 250,el dod 308,el rat,el zakk wylde,el mxr dist...y he probao muchos mas,y me quedo con este.para mi es 1 icono
  • terriblefunk
    3
    Opinión de terriblefunk el 12/11/2013

    Lo mejor: Es de calidad

    Lo peor: No da el ancho

    Es una buena distorsión, pero la verdad es que por lo que vale decidí usar otros pedales. La distorsión que ofrece parece algo limitada y muchas veces opacada según el amplificador que uses. Aunque ya sea uno de los más clásicos pedales considero que ha sido rebasado por otros como el OCD, o el últimate drive que dan un sonido con más cuerpo.
  • pipe2401
    4
    Opinión de pipe2401 el 17/06/2013

    Lo mejor: keeley mod

    Lo peor: muchos graves

    excelente pedal y con la keeley mod suena de miedo!!!...combina de manera excelente con otros pedales de distor. como el nano muff.. una pasada para dar tralla XD. da muy buena prescencia en amplis a transistor aunque aun no lo he podido probar en un ampli a valvulas. la mod da mucha prescencia, y con se llev bien con mas pedales sin perder el tono, da un sonido digamos bastante "fat distortion" no se cual es el termino correcto.

    da mucho cuerpo al sonido. es muy robusto y bien hecho,
  • Twelve BC
    3
    Opinión de Twelve BC el 20/11/2012

    Lo mejor: Sólido

    Lo peor: Ruido

    Es la mítica "distorsión naranja", no negaré que es un encantador pedal que incluyo en la clasificación de "Decentes" que me ha salvado en repetidas veces, pero apartando la solidez de su construcción, podría ofrecer un mejor sonido.