2

Fulltone OCD V2

Opiniones de usuario (1)
  • rgadicto
    5
    Opinión de rgadicto el 24/12/2019

    Lo mejor: Calidad de sonido y versatilidad, sonido muy transparente a 18 voltios, desde booster limpio a sonidos de rock

    Lo peor: Cambiar la pila es incómodo

    El OCD de Fulltone es un overdrive que ha conseguido hacerse un hueco entre los pedales de mejor reputación de su categoría y está siempre en los listados de los mejores pedales de saturación. Se trata de un overdrive sencillo en cuanto al número de controles, pero muy versátil gracias a que tiene dos modos de funcionamiento: un modo que llama clásico o vintage y otro de corte más moderno, y que puede funcionar con una pila de 9 V y con un adaptador de corriente de 9 a 18 voltios, siendo este último modo el que permite un mayor rango de boost transparente o volumen y en general un sonido también más transparente. Para usarlo a 18 voltios puedes usar un alimentador de dicho voltaje o, si tienes un alimentador de varias salidas, combinando dos salidas con un cable especial que duplica el voltaje.

    El pedal es completamente metálico y de tipo true bypass, y está construido como una roca aunque es para poner la pila, al menos en la mayoría de los modelos, tienes que desatornillar la base de la carcasa (algunos modelos nuevos se abren más fácil ya que los tornillos se pueden aflojar con la mano). En cuanto a controles, tienes volumen, control de tono y un control de ganancia, más el mencionado switch para conmutar entre el modo moderno y clásico.

    Sonidos

    En el modo clásico, el sonido se da un aire a un tubescreamer, pero más transparente y con menos medios, algo menos nasal. En este modo tienes menos volumen que en el modo moderno, en el que el sonido es más transparente y el grano de la saturación es algo más “duro”. El rango de saturación va desde un boost limpio hasta casi una distorsión, de manera que lo puedes usar como primer pedal de saturación u overdrive para empujar al ampli, o incluso usarlo como distorsión principal, que además puedes combinar con otros pedales como un booster limpio antes si quieres o, como hacen muchos guitarristas, con otro segundo OCD igual para tener dos ajustes y combinarlos.

    El sonido del pedal es muy limpio, introduce muy poco ruido, y es de esos overdrives que respeta el sonido de la guitarra, te deja distinguir todas las cuerdas sin emborronar el sonido y sin hacerlo nasal o medioso. Tienes mucho rango de ganancia y de manera muy progresiva sin un salto brusco entre los ajustes de baja y media ganancia. Lo que sí tienes que tener cuidado es con el control de tono porque se puede hacer un poco estridente en agudos, pero recortando con el tono no se queda ahogado como algunos pedales sino que mantiene bien los medios.

    Como decíamos, el modo vintage tiene menos volumen y la saturación es un poco más emborronada, al estilo de los overdrive clásicos como los tubescreamer y similares. Personalmente el modo que más me gusta es el moderno, ya que es muy transparente y más con el funcionamiento a 18 V, con el que ganas más volumen y transparencia. Yo lo uso fundamentalmente para añadir un poco de ganancia al canal saturado del ampli o para añadirlo a un pedal de distorsión de válvulas, pero lo he usado en ocasiones como distorsión principal e iba también muy bien.

    Conclusión

    En definitiva, se trata de un overdrive de muy buena calidad y versátil a un precio que se puede considerar alto pero todavía razonable: no es muy barato, pero no llega a los precios de Perales de boutique, que personalmente me parece tienen poco sentido salvo que tu presupuesto sea elevado y tengas el capricho de tener un pedal muy concreto porque lo usa tu artista favorito.